Brokers de Opciones Binarias

broker de opciones binarias regulado Optionfair

Recibe nuevo contenido en tú correo

Señales de Trading

señales de trading
Trade indices Online con XTrade

Reglas de las Tortugas de Richard Dennis Parte final

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail

Consideraciones finales para operar con las reglas de las tortugas

Seguidamente se ofrecen las consideraciones finales que deben ser tomadas en cuenta para operar exitosamente con las reglas de las tortugas. Son por así decirlo, esos pequeños detalles que pueden significar la diferencia entre el éxito y el fracaso al aplicar este sistema de trading. Con esto damos por finalizada la serie sobre las reglas de la tortugas de Richard Dennis, ojala les haya servido para aclarar cualquier duda al respecto.
 

¿Como introducir las órdenes al mercado?

En los artículos anteriores se mencionó que Richard Dennis le pedía a las tortugas que no utilizaran stops cuando introducían órdenes al mercado. En este caso, lo que hacían las tortugas era analizar el mercado y posteriormente metían las órdenes en el momentp en que el precio tocaba el nivel predeterminado como stop. Así mismo Dennis les indicó a las tortugas que lo más adecuado era efectuar la introducción de órdenes limitadas (limit orders) en vez de órdenes de mercado (market orders), esto se debe a que las órdenes limitadas brindan mayores posibilidades de ser activadas a un mejor precio y con un spread menor (menos horquilla) que las órdenes de mercado.
 
En el mercado, siempre hay un precio de demanda y un precio de oferta. El primero es el precio al cual los vendedores están dispuestos a vender y el segundo es el precio al cual los compradores están dispuestos a comprar. Por lo tanto, si en un momento dado el precio de oferta en el mercado se vuelve más alto que el precio de demanda la orden es ejecutada y la transacción es completada. En el caso de la orden de mercado, esta siempre se ejecuta al precio de demanda o al precio de oferta cuando existe suficiente volumen, por lo cual en ocasiones puede ser completada a precios muy malos cuando el tamaño de la orden es muy grande como en el caso de las transacciones efectuadas por las tortugas.
Generalmente, en el mercado se produce una gran fluctuación aleatoria en los precios que es conocida como “salto”. Por lo tanto, la idea de emplear órdenes limitadas es situar la operación precisamente en el límite inferior del salto en vez de introducir una orden de mercado. De esta manera, la orden limitada no moverá el mercado si es pequeña o la movera poco en caso de tratarse de una operación de mayor tamaño.
 
El trader requiere de habilidad y experiencia para poder establecer el mejor precio para colocar una orden limitada, sin embargo con la práctica y con el transcurso del tiempo debería de capaz de obtener mejores precios usando órdenes de mercado que empleando simplemente órdenes de mercado.
 

¿Qué hacer en los mercados volátiles?

En algunas ocasiones el mercado se mueve con suma rapidez por lo cual puede suceder que al introducir una orden limitada esta no sea ejecutada. De hecho, cuando el mercado se comporta con mucha volatilidad pueden efectuarse gran cantidad transacciones por miles y hasta millones de dólares en solo unos cuantos minutos.
 
Bajo esas condiciones, Dennis le pidió a las tortugas que conservaran la calma y esperaran sin hacer nada hasta que el mercado recuperase la estabilidad normal. A pesar de que esto suena sencilla, la realidad es que a la mayor parte de los principiantes esto ls resulta muy dificil. Llegan a sentir pánico y comienzan a introducir órdenes de mercado, lo cual hacen siempre al peor precio posible y los hace terminar al final del día entrando al mercado en el mínimo o en el máximo en la peor posición que se puedan imaginar.
 
Normalmente en mercados muy volátiles, la liquidez puede agotarse momentáneamente. Por ejemplo, en un mercado alcista muy volátil, los vendedores se detienen y dejan de vender y esperan a que el precio llegue a un nivel más alto, por lo cual no comenzarán a vender nuevamente hasta que el precio deje de subir. Bajo estas condiciones, la demanda sube con mucha rapidez, y el spread entre oferta y demanda se incrementa. Por esto, los compradores se ven obligados a pagar cotizaciones más altas mientras los vendedores continúan incrementando el precio de demanda, además las cotizaciones se mueven con tanta rapidez, que nuevos vendedores comienzan a sumarse al mercado lo que puede ocasionar que el precio se mantenga estable o incluso que revierta haciendo que retroceda parte del incremento.
 
Por este motivo, antes de introducir las órdenes, las tortugas aguardaban hasta que el mercado les diese algún indicio de que al menos una reversión temporal del precio había ocurrido. Operando de esta manera por lo general conseguían mejores precios que los que hubiesen obtenido empleando órdenes de mercado. Si ocurría que el mercado se estabilizaba pasado el precio del stop, entonces las tortugas se salían del mercado procurando actuar siempre con calma.

 

¿Cómo manejar las entradas simultáneas?

Los mercados también suelen pasar por periodos en  los cuales hay muy poco movimiento, por lo cual las tortugas podían pasar varios días sin realizar una sola transacción en el mercado. En otras ocasiones ocurría lo opuesto, las tortugas pasaban ocupadas analizando señales que ocurrían intermitentemente en periodos de unas pocas horas, las cuales constituían buenas oportunidades de entrar al mercado. Cuando esto sucedía las tortugas ejecutaban las órdenes conforme veían las señales hasta que alcanzaban la posición límite para los mercados en que estaban operando.
 
Así mismo tambien ocurría que había sesiones en las que el mercado daba señales inequívocas de que algo iba a ocurrir por lo cual las tortugas pasaban de no tener ninguna posición abierta a tener abiertas la cantidad máxima de posiciones que la estrategia permitía. A veces se producían señales múltiples en mercados correlacionados por lo cual la actividad de las tortugas se incrementaba en respuesta a ello. Esto ocurría especialmente cuando las sesiones del mercado abrían con gaps a través de las señales de entrada de las tortugas en activos como el Gas, petroleo crudo y otros, todo durante la misma sesión. Al estar trabajando con Futuros, no era raro que se activaran todas las señales de entrada en el mismo mercado.

 

Comprar cuando el mercado está fuerte y vender cuando está debil

Si las tortugas observaban un grupo de señales de manera simultánea, lo que hacían era comprar en los mercados con mayor fortaleza y vender en los que mostraban mayor debilidad. En estos casos, solo introducían una sola Unidad en un mercado en cada vez. No introducían más de una Unidad en cada mercado con el fin de evitar un riesgo innecesario.
 
Dentro de un grupo de mercados correlacionados las posiciones long más productivas están en los mercados de mayor fortaleza, los cuales siempre se comportan mejor que los mercados débiles pertenecientes al mismo grupo. De la misma manera, las posiciones short más productivas están en los mercados de mayor debilidad de un grupo.
 
Con el fin de medir la fortaleza y debilidad de un mercado, las tortugas empleaban varios métodos. El más sencillo era observar el gráfico de precios y determinar cual parecía ser el mercado más fuerte o debil unicamente por análisis visual. Otro método consistía en mirar cuantos N había avanzado el precio a partir de la rotura, comprando en aquellos mercados en los que el precio se había movido más en terminos de la N.
 
Finalmente, el último método consistía en restar el precio del activo de hace tres meses al precio actual y luego dividir ese resultado entre el N actual con el fin de normalizar entre los distintos mercados. De esta manera los mercados más fuertes eran aquellos que tenían los valores más fuertes y los más débiles eran aquellos en que ocurría todo lo contrario.
 
Sea cual sea el método empleado, a las tortugas les iba bien con cualquiera de ellos. Al final lo importante era tener posiciones Long en los mercados más fuertes y posiciones short en los mercados que mostraban mayor debilidad.
 
 

El Rolling Over en los contratos de Futuros

Una vez que expiraban los contratos de Futuros, las tortugas debían considerar dos factores antes de aplicar el rolling over en esos contratos vencidos y rolarlos en nuevos contratos. Estos factores eran los siguientes:
  • En ocasiones los contratos de meses cercanos entre sí lograban capturar una buena tendencia pero los contratos de meses distantes no lograban capturar un movimiento de precios parecido. Por este motivo, no se aplicaba el rolling over y se rolaba a un nuevo contrato a menos que el movimiento del precio del mercado hubiese producido una salida de la posición.
  • El rolling over sería aplicado antes de que disminuyera significativamente el volumen del mercado y los intereses abiertos. En este caso, Dennis les pidió a las tortugas que la cantidad dependiera directamente del tamaño de la Unidad. Las reglas especificaban que las posiciones abiertas fueran roladas en un nuevo contrato unas cuantas semanas antes de la fechas de vencimiento, con la excepción de aquellos casos en que el mes de mayor cercanía al contrato actual se comportara mejor que aquellos contratos cuyo vencimiento era más lejano.
 

Conclusiones

Las reglas de las tortugas no son complicadas en realidad, sin embargo como ocurre con cualquier sistema de trading, todo depende en gran medida de la disciplina y la consistencia del trader a la hora de aplicarla. El problema es que la mayoría de las personas no aplican las reglas al pie de la letra y pierden la confianza cuando no obtienen los resultados deseados. No entienden que ningún sistema es infalible y que en algunas ocasiones fallará.

Por ejemplo, en el caso mismo de las tortugas, la realidad es que muchas de ellas no lograron obtener dinero, lo cual se debió a que no seguían las reglas por un motivo u otro. En algunos casos no les tenían plena confianza o en otros sencillamente no tenían la disciplina para aplicarlas tal como Dennis se las enseñó. La mayor dificultad es que las reglas de las tortugas eran difíciles de seguir para muchos debido a que se basan en la captura de tendencias que no son muy frecuentes. Debido a esto, podían transcurrir periodos de varios meses entre períodos de ganancia y en casos más extremos podía pasar incluso un año o más. Por esto, muchas tortugas llegaban a dudar del sistema, pensando cosas como que el sistema ya no funcionaba o simplemente que los mercados habían sufrido un cambio.

No obstante, invariablemente los malos resultados eran producto de las dudas e inseguridades de las tortugas que ocasionaban que no pudieran seguir las reglas de Dennis, por lo cual únicamente buscaban excusas para su pobre rendimiento, como que Dennis les ocultaba información y no les había enseñado correctamente.
 
Además, algunas tortugas tenían la tendencia a modificar las reglas. Con el fin de reducir el riesgo, muchas tortugas cambiaban las reglas de manera sutil lo cual a menudo producía un golpe contrario y acababan perdiendo dinero.
 
No importa la causa, el origen de la falta de disciplina que tuvieron muchas tortugas a la hora de seguir las reglas del sistema, es la falta de disciplina. No confiaban en la experiencia Richard Dennis y antes de juzgar subjetivamente, no hicieron un análisis histórico de la estrategia el cual les hubiera permitido ver que a largo plazo el sistema era bastante rentable. Los que así lo hacían y lo hacen actualmente con cualquier sistema de trading, podrán asumir con mayor facilidad un periodo de pérdidas, sabiendo que los periodos de ganancias compensan esas pérdidas y las superan.
 

Suscríbete sin costo alguno al boletín del sitio

Escribe tu e-mail para inscribirte en nuestro boletín:

Suscríbete ya sin costo alguno al boletín de Técnicas de Trading y recibe contenido actualizado del mismo, incluyendo análisis del mercado, estrategias de trading, promociones de brokers y mucho más

trade online

Deja un comentario