Brokers de Opciones Binarias

Broker de opciones binarias Bloombex

Recibe nuevo contenido en tú correo

Señales de Trading

Señales de trading con Millenium Traders
Trade indices Online con XTrade

Técnicas de trading y gestión monetaria III

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail
En este tercer artículo sobre Sistemas de Trading y Gestión monetaria vamos a tratar el tema del  uso de los stop loss y la importancia que tienen estos dentro de todo sistema que deseemos implementar.

¿Qué son los Stop Loss o Stop de pérdidas?

Pueden definirse las órdenes stop loss como un tipo de orden condicionada que el operador le da a su broker y que introduce en el sistema informático de mercado con que este operando, quedando almacenada hasta que se cumpla la condición impuesta para su ejecución o sea cancelada por el operador. Debido a que en algunos mercados accionarios no se permiten las órdenes stop loss, también se habla del uso de stop de pérdidas cuando se emplean stops “mentales” que son ejecutados manualmente por el trader una vez que la cartera alcanza determinado precio. Por ejemplo, supongamos que compramos unas 1000 acciones a un precio de $10 por acción y definimos que no queremos perder más de $0.50 por acción. En este caso fijamos mentalmente un stop loss de $9.5 lo que significa que si el precio de la acción baja y llega a ese valor procedemos a indicarle al broker que venda las 1000 acciones a ese valor antes de que descienda aún más con el fin de cortar las pérdidas.

De esta manera, la utilidad de los stop loss radica por supuesto en limitar las pérdidas de las operaciones mientras se dejan correr los beneficios en caso de que los hubiese. Para comprender mejor el uso de los stop loss podemos usar el siguiente ejemplo: Supongamos que un operador del mercado Forex considera que el EUR/USD va a subir, es decir que cree haber identificado una tendencia al alza, por lo cual decide hacer una compra a 1.2200 (precio de entrada). Con el fin de prevenir  una pérdida excesiva en caso de equivocarse, el operador fija un stop loss de venta a 1.2170 (es decir a 30 pips del punto de entrada). En caso de que el EUR/USD efectivamente suba sus cotizaciones, no habrá ningún problema y el trader estará ganando con su posición, pero si ocurre lo contrario, es decir que las cotizaciones empiezan a caer, la orden de stop loss cerraría la posición cuando el precio llega a 1.2171 con lo cual terminaría asumiéndose una pérdida de 30 pips.
Normalmente, los stop loss se colocan más o menos cerca del precio de entrada al que se abrió la posición aunque esto varía enormemente dependiendo del sistema de trading empleado por el inversor. Idealmente, el stop debe ser colocado en un punto tal que nos permita mantenernos en posición con un riesgo asumible y bien controlado de tal manera que no sea accionado con alguna de las correcciones aleatorias y fortuitas que suelen sufrir los mercados. Sin embargo, por lo general no es nada sencillo encontrar los puntos ideales en que los stop loss cumplan con estas condiciones.
Por ejemplo, si usamos stop loss muy cercanos al precio de entrada, las pérdidas que obtendremos en cada operación lógicamente serán mínimas. No obstante, con esta práctica a largo plazo la cuenta del inversor irá disminuyendo poco a poco ya que el mercado suele producir correcciones y movimientos aleatorios antes de seguir una tendencia definida. Debido a esto, un stop loss muy ajustado ocasionaría el cierre con pérdidas de una serie consecutiva de operaciones que hubiesen producido buenas ganancias de haber tenido un stop de pérdidas más holgado. Como cualquier operador sabe, no hay nada más frustrante en el ámbito del trading que cerrar con pérdidas o con una ganancia menor una operación que al final pudo haber resultado provechosa. Ahora, tratemos de imaginar el impacto psicológico para el operador de haber perdido dinero en múltiples operaciones que al final resultaron ganadoras.
Por otro lado si empleamos stops más alejados se pueden obtener mayores beneficios que con stops más ceñidos, ya que no cierran la posición ante cualquier corrección pequeña del mercado, sin embargo, esto expone al inversor a sufrir pérdidas más elevadas en caso de que el mercado se mueva en nuestra contra. Por esta razón, la colocación del stop loss resulta tan importante como determinar un buen punto de entrada al mercado.
Una variante de los stop de pérdidas son los stops dinámicos, cuya función principal consiste en proteger los beneficios acumulados en una operación mas que evitar las pérdidas excesivas. A continuación se explican las dos formas principales en que son usados los stops dinámicos:
  • Stop loss dinámicos en términos absolutos: Para explicar como son usados los stop dinámicos en términos absolutos vamos a continuar con el ejemplo anterior. Supongamos entonces que abrimos una posición de compra en el EUR/USD a 1.2200 fijando una pérdida máxima de 30 pìps, es decir un stop loss de 1.2170. Si el precio de ese par bajase hasta 1.2170 cerramos la posición de inmediato asumiendo las pérdidas. Pero, si el precio del EUR/USD sube por ejemplo, hasta 1.2250, lo más recomendable sería subir al mismo tiempo nuestro stop loss para proteger parte de nuestro beneficio. Podríamos colocar el nuevo stop loss en 1.2230 para asegurar una ganancia de 30 pips o lo que es lo mismo, una disminución de solo 20 pips con respecto a la ganancia hasta ahora acumulada. Ahora, supongamos que el valor del EUR/USD vuelve a subir y llega hasta 1.2290, en cuyo caso volveríamos a subir el stop hasta colocarlo a 1.2270 por ejemplo. Si después de haber subido 90 pips, el mercado vuelve a bajar y el EUR/USD llega hasta 1.2150, el uso de un stop loss estático habría hecho que cerráramos la posición a 1.2170, con lo cual no solo habríamos perdido la ganancia de 90 pips sino también los 30 pips del stop loss. Pero, con el uso de un stop loss dinámico colocado en 1.2270, nuestra posición se habría cerrado con una ganancia de 70 pips una vez que el mercado hubiese cambiado a una tendencia bajista, con lo cual se habría evitado cualquier pérdida y se habrían protegido las ganancias.
  • Stop loss dinámicos en términos relativos: Esta variante en el uso de stop dinámicos consiste en usar siempre el mismo stop loss en términos de porcentajes. con respecto al precio del activo.  Podemos comprender mejor el uso de esta variante de stop de pérdidas con el siguiente ejemplo: Primero supongamos que compramos en el mercado un activo a un precio de1000 y establecemos un stop de un 1% (en este caso equivaldría a 10 puntos), lo cual nos fijaría un stop en 990. En caso de que el activo suba a 1040, nuestro stop loss sería igual al 1% de dicho valor (10.4 puntos), es decir 1029.6. Si ahora el precio del activo vuelve a subir y su valor llega a 1100, nuestro stop loss será ahora el 1% de esa cantidad (11 puntos), por lo cual ahora colocamos el stop de protección en 1089. De esta forma, esta variante del stop dinámico hace posible que pueda haber una consolidación un poco más amplia de las cotizaciones, de tal forma que se eviten las señales falsas (en caso de que se produzcan) que ocasionen cierres prematuros de posiciones ganadoras. La mayor diferencia con la variante anterior es que conforme sube el valor del activo, la protección en contra de un retroceso se va haciendo más grande en términos absolutos (cantidad de puntos), pero igual en términos de porcentaje. Por el contrario, con la primera variante, la protección contra retrocesos es siempre igual en cantidad de puntos, pero se va haciendo cada vez menor en términos porcentuales al ir subiendo las cotizaciones.
Hay que destacar que también se pueden usar algunos indicadores técnicos como medios o subsistemas para producir stop loss dinámicos. De esta manera, se pueden utilizar con este fin promedios móviles como resistencias/soportes de los precios ascendentes y descendentes, el indicador SAR Parabólico y las Bandas de Bollinger  por ejemplo. No obstante, sea cual sea la metodología elegida para determinar los stop loss, lo más importante es ser disciplinado con la misma y ejecutar realmente la orden de cierre de la posición una vez que el precio alcance el stop.

¿Cómo se realiza la prueba de un sistema de trading?

Es fundamental que entendamos que un sistema de trading nunca está realmente terminado ya que hay que comprobar constantemente su comportamiento y desempeño ante los escenarios distintos que se producen en el mercado. Seguidamente veremos como se realiza la prueba de un sistema de este tipo y cuales son los parámetros y aspectos a tomar en cuenta antes de aplicar ese sistema y ponerlo a operar con una cuenta de trading real.
Gracias al desarrollo de la tecnología de la computación y de los paquetes de software disponibles, es mucho más sencillo actualmente que cualquier sistema de trading pueda ser evaluado sin tener que arriegar dinero en el proceso. Por supuesto, estas pruebas únicamente garantizan o prueban la bondad del sistema hasta el momento presente ya que utilizan datos del pasado del mercado que en ocasiones se remontan a años atras (con el fin de evaluar el sistema bajo la mayor diversidad posible de condiciones), debido a que no es posible garantizar la eficacia de un sistema únicamente a partir de su uso en el mercado real. A pesar de esto, si un sistema de trading ha demostrado buen desempeño y solidez en diversas condiciones del mercado, seguramente le brindará resultados positivos al operador, si bien resulta bastante difícil diseñar un sistema que trabaje adecuadamente en cualquier condición del mercado. Normalmente un sistema que se comporta bien cuando el mercado está en una tendencia clara, no se desempeña muy bien en un mercado con tendencia lateral por mencionar un ejemplo.
Por lo general, un trader profesional no dispone de una única metodología para operar, sino que trabaja con varios métodos alternativos, en algunas ocasiones de manera simultánea, de manera tal que emplea aquel que tenga el mejor desempeño dadas las condiciones imperantes en el mercado en un momento dado.
Mediante una adecuada evaluación del sistema podemos establecer los periodos en que es realmente efectivo, cuales son los indicadores que funcionan e interactúan mejor en el mismo, la forma en que interactúan las diferentes variables relacionadas con el riesgo/beneficio y realizar un análisis de sensibilidad de las diferentes variables. Para este fin, nuestro sistema debe ser diseñado desde el inicio para brindar información clara en todos los aspectos, de tal modo que podamos evaluarla y compararla con el fin de poder concluir si nuestro sistema es no útil. La información que debe darnos nuestro sistema de trading debe ser al menos la siguiente:
  • Beneficio Neto: Se define como el resultado final obtenido durante las pruebas después de haber descontado todos los costos de transacción como las comisiones por ejemplo. Al calcular estos costos se debe tener en cuenta que en el mercado normalmente se abren posiciones a precios superiores en las compras o inferiores en las ventas que en muchas ocasiones no podemos evitar. Para tener un cálculo más exacto del beneficio neto debemos ponderar este último factor para incluirlo entre los costos de transacción.
  • Periodo empleado: Generalmente el periodo es de años, siendo lo más recomendable usar el máximo periodo posible de tal modo que abarque la mayor variedad posible de diferentes situaciones del mercado como movimientos al alza, a la baja y laterales (mercados sin tendencia). Si trabajamos con base en un marco de tiempo diario por ejemplo, se recomienda que el periodo mínimo de evaluación para el sistema sea de cinco años. Si contamos con información del mercado de más de cinco años, generalmente se empieza a probar el sistema de trading en un periodo intermedio. De esta manera, cuando ya se tienen los resultados que se desean, se debe efectuar la prueba sin ninguna variación en los parámetros usando el mismo periodo de tiempo, tanto con los datos anteriores y con los datos posteriores. En caso de que se sigan produciendo los mismo resultados, el sistema de trading estará mostrando signos de validez. También se aconseja realizar la prueba empleando el mismo periodo de datos pero iniciando en tantas fechas distintas como sea posible, con el fin de determinar si el sistema mantiene su consistencia sin importar las condiciones iniciales de la evaluación. Finalmente, se debe efectuar la prueba completa con el periodo total de datos. Una vez que finaliza esta serie de pruebas, si los resultados se mantienen con variaciones moderadas, se tiene una mayor garantía de que el sistema funcione adecuadamente en el futuro.
  • Cantidad de operaciones analizadas: Un sistema que está siendo evaluado debe generar para el periodo en estudio, una cantidad suficiente de operaciones que permitan validar su eficacia y rendimiento. Se recomienda que como mínimo, se tenga para el periodo analizado un total de cien operaciones, sean ganadoras o perdedoras, pero conservando siempre esa proporsión. Logicamente, un sistema que produzca pocas operaciones, aunque de buenos resultados iniciales en las pruebas, será poco fiable ya que no se tendrá una cantidad de datos suficiente como para efectuar un análisis exhaustivo y confiable.
  • La operación con mayor ganancia: Cuando analicemos los resultados del análisis, es importante que la operación que produjo el mayor beneficio no represente un porcentaje demasiado alto del beneficio total producido por el sistama ya que puede conducir a conclusiones erróneas sobre el desempeño real del sistema y las condiciones que produjeron ese suceso pueden no repetirse nuevamente.
  • La operación de mayor pérdida: También es importante estudiar la posición que ocasionó la mayor pérdida de tal manera que no llegue a exceder el total del riesgo que podemos asumir.Sin embargo esto no significa que haya que modificar las reglas del sistema para evitar esta máxima pérdida, ya que en el futuro otras condiciones del mercado no previstas también pueden ocasionar una pérdida de este tipo. En este caso, lo mejor es corregir nuestro sistema de stop loss de tal manera que se prevenga la aparición de otra pérdida de este calibre.
  • Máximo número de operaciones con pérdidas: Este dato es sumamente importante ya que nos ayuda a determinar si seremos capaces de soportar la presión de perder de forma consecutiva un número determinado de veces durante nuestras operaciones, de tal manera que podamos continuar empleando las reglas del sistema sin llegar a desconfiar y con disciplina. Si bien este dato no es definitivo ya que puede incrementarse o reducirse en un futuro, puede resultar una buena aproximación. Este dato también puede ser útil para ayudarnos a determinar el capital necesario para operar el sistema con mayor garantía.
  • Máximo recorrido adverso por operación: Este valor nos indica la pérdida máxima no realizada en una posición durante el periodo en estudio. Básicamente nos indica cual fue la cantidad máxima que el sistema estuvo perdiendo en una posición antes de que el mercado revirtiera y la operación se convirtiera en ganadora. Este es un parámetro bastante importante para analizar, ya que está relacionado directamente con la disciplina psicológica del inversor. Nos permite determinar hasta que punto estamos dispuestos a utilizar un sistema que puede producir ganancias pero a la vez abre posiciones que en un inicio pueden irse bastante en nuestra contra.
  • Porcentaje de operaciones ganadoras:  Con respecto a este parámetro, debemos tener en cuenta que resulta bastante difícil encontrar sistemas de trading que tengan un porcentaje de operaciones ganadoras que supere el 60%. Por lo general, un trader puede estar satisfecho con un sistema que tenga un porcentaje de aciertos del 40% al 50%. Al evaluar un sistema se debe ser cuidadoso con el efecto que tienen los stop loss sobre este porcentaje. Lo más recomendable, es desconfiar de manera sistemática de los sistemas que inicialmente parezcan mostrar porcentajes elevados de operaciones ganadoras aunque esto nos parezca extraño. Esto se debe a que no representa la realidad y probablemente se trate de un sistema que ha operado únicamente bajo condiciones ideales (aquellas para las que fue específicamente diseñado) y que no ha sido usado en todas las condiciones del mercado.
  • La relación beneficio medio/pérdida media: Para que un sistema de trading sea beneficioso, esta relación debe ser siempre mayor a 1, sobre todo si el porcentaje de operaciones ganadoras es relativamente bajo. Podemos decir que contamos con un buen sistema, si tenemos un radio de beneficios/pérdida que esté entre 2,5 y 3,5 con un porcentaje de aciertos que esté entre el 40% aproximadamente.
  • La volatilidad: Este valor se calcula como la desviación típica (variación) de los resultados producidos en todas las operaciones y por supuesto debe ser lo más baja posible.
  • Probabilidad de ruina: Este parámetro permite por medio de una fórmula calcular la probabilidad que tiene el sistema de producir pérdida total, es decir de que se lleguen a conjuntar los peores resultados posibles de manera que al final se acabe perdiendo el capital invertido en la cuenta a pesar de contar con un sistema que es rentable a través del tiempo. Se calcula tomando en cuenta el capital inicial, el porcentaje de acierto del sistema y el radio beneficio medio/pérdida media.

Suscríbete sin costo alguno al boletín del sitio

Escribe tu e-mail para inscribirte en nuestro boletín:

Suscríbete ya sin costo alguno al boletín de Técnicas de Trading y recibe contenido actualizado del mismo, incluyendo análisis del mercado, estrategias de trading, promociones de brokers y mucho más

Señales de trading con CopyOp

Deja un comentario