Broker de Opciones Binarias recomendado

broker de opciones binarias y de opciones sobre pares Stockpair

Recibe nuevo contenido en tú correo

Señales de Trading

Señales de trading con Millenium Traders
IronFX - Broker de Forex y CFD regulado

Riesgos del trading con CFD

 

Un análisis sobre la industria de los Contratos Por Diferencia, efectuado por la ASIC (Australian Securities and Investments Commission), el principal organismo de regulación financiera de Australia, puso de relieve con suma claridad los riesgos que caracterizan al trading con este derivado financiero, algo que ha sido señalado repetidamente por los expertos. A pesar de esto, los datos indican que la popularidad de los CFD se incrementa año con año, lo que asegura que van a estar presentes durante mucho tiempo entre las distintas opciones para invertir en los mercados financieros. Por esta razón, es importante que los inversores entiendan los beneficios y los riesgos de emplear los CFD para operar en el mercado

¿Cuan bien entienden los inversores los riesgos inherentes al trading con CFD?

Cierta preocupación se produjo en Australia cuando las autoridades descubrieron gracias a una encuesta, que un alto porcentaje de los inversores y traders menores que operan regularmente en el mercado de los CFD eran cuando menos descuidados y poco conscientes con respecto a los riesgos asociados con este producto financiero.

Gracias a la gran cantidad de publicidad creada por las compañías que operan con CFD y que ofrecen este servicio a los inversores, la mayor parte de las personas que tienen interés en los mercados financieros ha oido -aunque sea de manera superficial- acerca de las múltiples ventajas del uso de los Contratos Por Diferencia como medio para incrementar sus ganancias en comparación con otras opciones de inversión. Sin embargo, lo que muchas de estas empresas no dicen es que con estos beneficios, vienen una serie de riesgos implicitos que el trader debe conocer si quiere que sus operaciones con CFD tengan posibilidades de éxito.

Desafortunadamente, algunos operadores inescrupulosos y seminarios de inversión entre otros se dedican a promocionar los CFD como sinónimo de dinero fácil y rápido, en lugar de especificar su nivel de complejidad y riesgo. En algunos de los seminarios educacionales ofrecidos por brokers de CFD, los riesgos son minimizados en relación con los beneficios por lo cual estos seminarios en realidad constituyen herramientas para la promoción de los productos y servicios de los brokers. En las manos adecuadas, los Contratos Por Diferencia pueden brindar el tipo de beneficios con los cuáles la mayoría de los inversores solo puede soñar, es decir ganancias anuales de hasta el 150 por ciento e incluso mayores que han sido obtenidas por los traders que han tenido más éxito al operar con este producto.

Sin embargo, la mayoría de las personas que opera con productos financieros basados en margen lo hacen por las razones equivocadas. En primer lugar, normalmente se trata de individuos que cuentan con muy pocos fondos para invertir y/o odian sus empleos por lo cual quieren convertirse en sus propios jefes y ganar dinero con rapidez. Por supuesto que esto usualmente no sucede tal como lo planean estas personas de manera tan simple, sobre todo cuando realizan un cambio inmediato de su trabajo regular de 8-10 horas diarias a las inversiones con CFD o se retiran y se dedican a tiempo completo a esta actividad pensando que va a ser su vía rápida a la riqueza.

Este producto financiero le brinda la posibilidad al inversor de invertir en una gran variedad de instrumentos financieros (acciones, divisas, materias primas, etc) sin tener que poseer físicamente estos activos, sin embargo se ha visto rodeado de cierta controversia ya que los traders pueden pedir dinero prestado (apalancamiento) para realizar sus operaciones regulares con CFD, lo cual puede aumentar significativamente las pérdidas en caso de errar con respecto a su pronóstico del comportamiento del mercado. Los CFD permiten a los inversores abrir posiciones mucho mayores en un instrumento financiero de las que normalmente pueden permitirse el lujo de adquirir mediante opciones de inversión tradicionales.

Este es uno de los aspectos más importantes con respecto a los CFD, ya que el apalancamiento que ofrece este derivado permite multiplicar las ganancias más allá de lo que podría obtener un trader con formas de inversión en el mercado más tradicionales, como las operaciones directas con acciones por ejemplo. Pero, con la emoción de este descubrimiento, algunos traders ponen poca atención al hecho de que eventualmente tendrán operaciones perdedoras, y que las pérdidas producidas por esas transacciones también son multiplicadas por el apalancamiento.

El problema es que algunos traders principiantes que comienzan a operar con CFD piensan solamente en las ganancias que van a obtener y no consideran los riesgos que están tomando. Lo que resulta aún más sorprendente para el principiante es que, en algunas operaciones, una vez que se ha abierto la posición, puede ocurrir que el broker le solicite capital adicional para mantener la posición abierta si el mercado se mueve en contra, es decir que no entienden el concepto de margen ni apalancamiento. Tampoco comprenden que pueden perder más dinero del que arriesgaron inicialmente en la operación. Una manera de mitigar las pérdidas es colocando una orden stop loss con el broker en cada operación realizada, sin embargo, aún esta medida no garantiza que se produzcan pérdidas adicionales si el mercado se mueve con rapidez.


Ninguna persona debería invertir en CFD a menos que esté preparada para educarse profundamente con respecto a este tema antes de arriesgar un solo centavo con este producto financiero. Muchos expertos están de acuerdo con las conclusiones de la ASIC con respecto a que los CFD son adecuados únicamente para traders experimentados que poseen el conocimiento, control de riesgo y capacidad financiera para operar con este tipo de instrumentos.

 

No obstante, un aspecto que muchos traders no consideran inicialmente,  es que si el mercado se mueve en su contra, pero aún así están convencidos de que su análisis es correcto y que por lo tanto van a obtener las ganancias esperadas si mantienen sus posiciones perdedoras abiertas, deben contar con el suficiente capital adicional disponible que les permita contar con el margen necesario para que sus operaciones se mantengan abiertas mientras el mercado está momentáneamente en su contra antes de que empiece a moverse en la dirección predicha inicialmente. El broker tiene derecho a cerrar cualquier posición con el fin de limitar su pérdida potencial si el trader no es capaz de depositar el capital requerido en su cuenta con rapidez, y nada resulta más frustrante que esto ocurra precisamente poco antes de que el mercado cambie su tendencia y se mueva en la dirección anticipada por el trader. Si esto sucede, el inversor no puede hacer nada más que tomar las pérdidas.

Con la proliferación de compañías que ofrecen el servicio de trading con CFD debido a la popularidad de este instrumento, es importante que el inversor seleccione aquellas que ofrezcan los mejores servicios y se adapten mejor a sus necesidades. En este caso, estas compañías suelen ser las más grandes en el sector y deben ser la primera opción del trader. Algunos brokers de CFD relativamente pequeños, sobre todo los fundados recientemente, puede que tengan recursos insuficientes para asegurar que las operaciones de sus clientes están cubiertas si obtienen ganancias y si están ubicados en países que están fuera de la jurisdicción legal del país de residencia del cliente, la recuperación de fondos pendientes puede tornarse problemática.

Estos factores son riesgos que siempre están presentes aún si operamos adecuadamente y estamos obteniendo ganancias constantes en el mercado. Otros riesgos importantes incluyen los hábitos del trader al operar en el mercado. Por ejemplo, no es raro que un trader que ha tenido una serie de operaciones exitosas reaccione pensando que ahora es un genio de los mercados financieros y entiende a la perfección como se comportan, lo cual a su vez lo anima a arriesgar montos de capital más elevados. Desafortunadamente, los mercados suelen cobrar con dureza el exceso de confianza, y cuando esto ocurre, los inversores suelen descubrir que el apalancamiento de los CFD se convierten en su peor pesadilla en estas situaciones.

Otro error común de los inversores es tratar de compensar las pérdidas sufridas en una o varias operaciones, lo cual los lleva a arriesgar más de lo que es recomendable de acuerdo al capital total de su cuenta con el fin de dar un gran golpe que les permita no solo recuperar el monto perdido sino también obtener ganancias sustanciales. Obviamente, si analizamos objetivamente esta práctica, vamos a estar de acuerdo en que es una tontería, pero resulta sorprendente cuanta gente cae en esto error, incluyendo personas bastante inteligentes. La solución es ser totalmente disciplinados a la hora de operar con un sistema de trading que ha sido debidamente evaluado antes de ponerlo en práctica con dinero real.

 

Entendiendo los riesgos asociados al trading con CFD

El trading con CFD involucra riesgos considerablemente mayores en comparación con otras formas de inversión en los mercados como el trading con acciones por ejemplo y debido a esto no resulta adecuado para todos, sobre todo para aquellos inversores que no tienen experiencia en los mercados financieros y en los productos derivados como los CFD. Hoy en día, se ha producido un incremento sustancial en el interés productos financieros basados en margen debido al poco retorno ofrecido por otras formas de inversión, sin embargo, es importante es fundamental que el inversor esté consciente de los riesgos presentes en las operaciones con productos apalancados.

Aquellos que están considerando la apertura de una cuenta para operar con CFD, deben tener en mente de antemano los peligros potenciales, de los cuáles, el más significativo proviene precisamente del hecho de que las operaciones con CFD se basan en margen. Esto ocasiona que el inversor pueda llegar a perder más dinero del que depositó originalmente en la cuenta. Este capital inicial depositado conocido como margen, no es el monto total que el trader arriesga en sus operaciones. Por eso, los CFD son más adecuados para inversores que tienen el capital suficiente para arriesgar y que pueden darse el lujo de perder en caso de que las cosas salgan mal.

Las operaciones con instrumentos basados en margen tienen el efecto de multiplicar movimientos relativamente pequeños en el precio del activo subyacente lo que magnifica tanto las pérdidas como las ganancias. Por ejemplo, si operamos con un broker que requiere un balance de margen típico del 10%, entonces el efecto sobre los retornos de las operaciones ganadoras es que estos se multiplican por un factor de 10, por lo cual un movimiento adverso del 5% en el mercado subyacente nos haría perder la mitad de los fondos depositados en caso de que tengamos todo el capital arriesgado en una sola operación. No obstante, es importante recordar que el monto del margen utilizado depende enteramente del trader y cuando el apalancamiento es usado responsablemente, el riesgo es perfectamente manejable. Los problemas con frecuencia se producen por inversores que no saben lo que están haciendo.

El trading con CFD o con cualquier instrumento financiero en el mercado cuenta con una mecánica totalmente distinta a las apuestas, sin embargo, el problema es que muchos de traders principiantes que comienzan a operar con  CFD son en esencia jugadores. El reporte de la ASIC destacó los peligros que enfrentan estos inversores poco conscientes, los cuáles no solo carecen del conocimiento necesario, sino que además piden dinero prestado para operar con CFD como si se tratara de apuestas. Para estas personas todo marcha bien si el precio en el mercado subyacente se comporta tal como ha predicho, pero si ocurre lo contrario, el panorama puede resultar bastante desagradable.

 

Reporte de la ASIC sobre los CFD

Los Contratos Por Diferencia han estado bajo el cuidados escrutinio de la ASIC de Australia desde hace varios años, sin embargo, a pesar del recelo que generan en algunos sectores, constituyen una herramienta de inversión útil si el trader sabe lo que hace y opera con conocimiento. Durante una investigación, ASIC identificó específicamente algunos de los principales riesgos que enfrentan los inversores menores que operan con CFD en mercados OTC (Over The Counter), como por ejemplo un pobre entendimiento por parte del trader de conceptos como apalancamiento y volatilidad, margin calls pobremente manejados o imprevistos y la falta de comunicación de parte de los brokers de CFD acerca de la naturaleza riesgosa de este producto derivado.

La ASIC destaca sobre todo los riesgos asociados con el apalancamiento y pone como ejemplo el hecho de que los CFD permiten abrir posiciones por un valor de $100000 con una inversión de parte del trader de solo $5000 (suponiendo que se trate de un broker que permite operar con un margen del 5%). Incluso, en algunos casos dependiendo del activo subyacente del CFD, hay brokers que requieren margenes de operación menores que pueden llegar a solo el 1% con un apalancamiento de hasta 1:100, lo que significa que le prestan al trader hasta el 99% restante del total de la operación.

En muchos casos, los inversores no entienden lo que significa este nivel de margen y apalancamiento y creen que solo funcionan en su beneficio. Principalmente no comprenden hasta que es demasiado tarde que si las cosas salen mal y el mercado se mueve en contra de sus operaciones, pueden llegar a perder su capital de inversión en un parpadeo ya que el apalancamiento puede magnificar tanto sus pérdidas como sus ganancias, sobre todo durante un movimiento del precio que se extiende con rapidez. De hecho, no son raros los casos de inversores que pidieron dinero prestado para invertir en CFD u otros instrumentos similares poniendo a responder su patrimonio personal incluyendo sus casas o personas que utilizaron su tarjeta de crédito para abrir una cuenta de trading con un broker y depositar grandes sumas de dinero creyendo que era una inversión segura. Incluso se dio el caso de un inversor que imprudentemente invirtió todo su fondo de jubilación autogestionado en CFD solo para terminar perdiendolo todo al poco tiempo.

De hecho, las estadísticas independientes respaldan los temores de la ASIC. En una encuesta efectuada en el 2010 en la cual participaron 9644 traders que operan con CFD, los resultados indicaron que en un periodo de 12 meses, el 38% de esos inversores perdieron dinero con los CFD, incluyendo un 12% que perdió más del 50% de su inversión. El porcentaje promedio de operaciones ganadoras durante ese periodo fue del 44% con un 41% de operaciones perdedoras y un 15% que terminaron sin producir ni pérdidas ni ganancias (breakeven).

Los organismos de control financiero entienden que en realidad el problema no son los CFD, sino la manera en que son usados por los inversores. No obstante, organismos como la ASIC quieren que las firmas que ofrecen servicios de trading con CFD se hagan responsables de evaluar a los clientes potenciales con respecto a su idoneidad para operar con este producto.

 

Resumen sobre los riesgos asociados al trading con CFD

Existen riesgos reales a la hora de operar con CFD y algunos de estos son difíciles de evaluar. Estos riesgos no solo incluyen los riesgos asociados a las operaciones con apalancamiento, sino también otros peligros como el riesgo de la contraparte (es el peligro de que una de las partes del contrato no cumpla con sus obligaciones), el riesgo asociado con el dinero del cliente, el riesgo de deslizamiento en el precio (las operaciones no se ejecutan al precio deseado por el cliente debido a volatilidad en el mercado), riesgo de ejecución y riesgo de gaps (brechas) en el precio. Todas estas situaciones pueden ocasionare pérdidas que el trader no esperaba por lo cual es importante que tome en cuenta estos riesgos a la hora de elegir un broker para operar con CFD.

Los CFD no son un instrumento de inversión para todos y los inversores interesados en este producto deben contar con un buen entendimiento acerca de como trabaja y los riesgos asociados antes de arriesgar un solo centavo. Sin importar la razón por la cual un trader opera en el mercado, debe prestar atención en especial a la cantidad de dinero que deposita en su cuenta y que va a arriesgar en el mercado. En este caso debe analizar ¿Que va a ocurrir con su situación financiera si pierde todo ese capital?

Las operaciones con productos basados en margen requieren habilidades especiales junto con disciplina. Sin disciplina, es solo cuestión de tiempo antes de que el inversor pierda el dinero depositado en su cuenta de operaciones hasta que finalmente decide darse por vencido o adquirir la educación y preparación necesarias para invertir de forma exitosa en el mercado, algo que debió de haber hecho desde el comienzo antes de siquiera haber abierto la cuenta de trading con el broker.

El mayor riesgo proviene de no saber lo que se está haciendo. Los derivados fueron creados originalmente como un instrumento para limitar el riesgo, y los CFD son riesgosos solo si el trader hace un mal uso de ellos. Así mismo, como ocurre con cualquier otro producto financiero, los riesgos son significativamente mayores si el trader no se toma el tiempo requerido para entender el producto. Lo más recomendable para cualquier inversor es seguir disciplinadamente su estrategia, establecer algunos límites con respecto a la cantidad de tiempo que va a invertir en sus operaciones con CFD y el monto máximo de pérdidas que está dispuesto a tolerar, limitar las pérdidas en cada operación y dejar que las operaciones ganadoras desarrollen todo su potencial (dejar correr las ganancias).

 

 

Guía sobre Contratos Por Diferencia

 


broker Forex ECN Pepperstone

Leave a Reply