Para entender debidamente el funcionamiento y el alcance del mercado de divisas Forex, hay que conocer algo de sus orígenes y los motivos que llevaron a su existencia y a los activos con los que negocia, es decir las divisas. En un inicio, en los primeros mercados existía un sistema de canje o trueque que era utilizado para efectuar las negociaciones. Logicamente este método requería de largas horas de negociaciones antes de que el trato se pudiera llevar a cabo. Esto hizo que eventualmente, con el fin de facilitar el intercambio de bienes se empezara a adoptar el uso de metales preciosos como el oro y la plata como las medidas de canje más común. Al poco tiempo ganaron la aceptación de las personas gracias a las ventajas que ofrecen, como por ejemplo la posibilidad de almacenamiento, la durabilidad y la practicidad.

Ya a finales de la Edad Media se produjo un nuevo cambio con la aparición del papel moneda que empezó a circular. Debido a lo práctico que resultó su uso cada vez fue empleado por más personas y gobiernos hasta que finalmente se adoptó como medida corriente en la mayoría de los paises del mundo, cuyos gobiernos empezaron a respaldar el valor de esos billetes por medio de sus reservas de oro. Este sistema fue conocido como el patrón oro y se utilizó con bastante exito durante bastante tiempo hasta el año de 1944.

En ese año se suscribió el acuerdo Bretton-Woods que tenía como objetivo brindar a las naciones de una mayor estabilidad monetaria que evitara la fuga de capitales entre los países debido a la especulación monetaria. Anteriormente, el valor de las divisas era establecido de acuerdo a las reservas en oro que que tenía cada nación el cual demostró ser un sistema bastante inestable ya que provocaba ciclos de crecimiento y recesión muy extremos.

Cada vez que un país entraba en un periodo de crecimiento económico, empiezaba a importar una mayor cantidad de mercaderías las cuales pagaba con sus reservas de oro. Esto ocasionaba  logicamente que con el tiempo disminuyeran esas reservas, que eran el sustento de su moneda. Con esto se reducia la masa monetaria del país y se elevaban las tasas de interés, lo que tenía un efecto negativo sobre la actividad económica de la nación hasta llegar al punto de la recesión. La recesión hacía que cayera la demanda interna de los productos, por lo cual estos bajaban de precio lo que los hacía nuevamente competitivos en el exterior, por lo cual eran importados a otros países. De esta manera el país entraba en un periodo de crecimiento económico acelerado el cual traía como consecuencia directa un crecimiento en la masa monetaria del país y por consiguiente de sus reservas de oro.

or este motivo se hizo evidente la necesidad de buscar un nuevo modelo económico que evitara los ciclos de recesión y crecimientos tan bruscos y breves que ocasionaba el uso del patrón oro de tal manera que los países gozaran de economías más estables. Lo que se buscaba era lograr una mayor estabilidad monetaria que permitiera una sostenibilidad del crecimiento económico junto con una suavización de los ciclos de crecimiento y decrecimiento de la economía.

De esta forma se creó el acuerdo de Bretton Woods por medio del cual se fijó una tasa de cambio de todas las divisas con respecto al dólar y de este con respecto al oro el cual fue fijado en 35 dólares por onza del preciado metal. Los gobiernos de cada país acordaron mantener sus monedas dentro de un estrecho margen en relación al dólar. Así mismo se prohibió a los bancos centrales de cada país que realizaran devaluaciones arbitrarias de su moneda con el fin de conseguir una mayor competitividad de sus productos gracias a mejores precios con el fin de aumentar las exportaciones. El acuerdo Bretton Woods estableció que la máxima devaluación que sería tolerada era de un 10%.

Sin embargo las condiciones acordadas en el acuerdo no fueron cumplidas ya que en la decada de los 50 la gran actividad de reconstrucción que se llevó a cabo después de la II Guerra Mundial y la necesidad de más bienes y servicios por parte de una población que en ese momento pasaba por muchas carencias, ocasionó un considerable flujo de capitales a nivel internacional que causó una desestabilización de los tipos de cambios que habían sido acordados en Bretton Woods. Debido a la imposibilidad de su cumplimiento se abandonó el acuerdo en 1971 ya que no podía sersoportado el tipo de cambio en 35 dólares la onza de oro. A partir de ahí las divisas empezaron a fluctuar a la libre, con base en las leyes de la oferta y la demanda mientras las tasas de cambio eran calculadas libremente. A su vez el volumen de capitales en circulación empezó a aumentar al mismo tiempo que la volatilidad y la velocidad con que se llevaban a cabo las operaciones de intercambio de divisas.

Durante los años 80, gracias la introducción de nuevas tecnológías informáticas se propició la globalización del mercado de comercio de divisas, el cual desde entonces funciona si interrupción al pasar el mercado de América y Europa y de Europa a América a través de los husos horarios de forma contínua, gracias a lo cual está abierto las 24 horas del día, de lunes a viernes. Ya en los años 90 con la aparición y uso cada vez más extenso de Internet por todo el mundo, el mercado de comercio de divisas se hizo completamente global, accesible y continuo para cualquier inversionista. Y es este mercado, el que se conoce actualmente como FOREX (Foreing Exchange Currencies Market), el más grande mercado financiero en la actualidad y por mucho el más líquido.