triángulo asendente

El triángulo ascendente es un patrón gráfico de precios utilizado en el análisis técnico que se puede encontrar en todos los mercados y marcos de tiempo. Se forma mediante movimientos de precios que permiten trazar una línea horizontal a lo largo de los máximos del oscilación y trazar una línea de tendencia ascendente a lo largo de los mínimos de oscilación. Estas dos líneas convergen y forman un triángulo.

El triángulo ascendente es un patrón de precios alcista que generalmente se forma durante una tendencia alcista y actúa como una formación de continuación. Hay casos en que los triángulos ascendentes se forman como patrones de inversión al final de una tendencia bajista, pero generalmente son patrones de continuación. Independientemente de dónde se forman, los triángulos ascendentes son patrones alcistas que indican acumulación. Al igual que el triángulo simétrico es una figura bastante común y cuenta con una alta fiabilidad.

Sin embargo, como veremos más adelante, en ocasiones el precio también rompe el patrón a la baja, originando fuertes movimientos bajistas. No obstante, a nivel general el triángulo ascendente tiene un sesgo alcista definitivo. Aunque no podemos predecir con exactitud en qué dirección romperá el precio un triángulo ascendente, si podemos decir que en la mayoría de las ocasiones esa ruptura es alcista.

Triángulo ascendente

Ejemplo de triángulo ascendente con ruptura alcista

Los traders que operan con triángulos ascendentes y otras formaciones de precios similares buscan rupturas de los patrones triangulares encontrados. La ruptura puede ocurrir al alza o a la baja. Los triángulos ascendentes a menudo se se clasifican como patrones de continuación de la tendencia, ya que el precio generalmente romperá este patrón en la misma dirección que la tendencia que estaba en desarrollo justo antes de la formación del triángulo.

El triángulo ascendente proporciona un punto de entrada claro, un objetivo de ganancias y un nivel de stop loss.

Aspectos clave:

  • Esta formación se compone de una fase de zigzag donde se pueden localizar al menos dos máximos a un mismo nivel (resistencia) y dos mínimos de oscilación ascendentes, que corresponden a los puntos 2 y 4 en el gráfico, (por lo cual pasamos una línea de tendencia alcista).
  • El triángulo ascendente óptimo es aquel que consiste de tres puntos por arriba y tres por abajo siendo el último apoyo fallido, es decir, que no llega a tocar la línea de tendencia.
  • Los triángulos ascendentes se consideran patrones de continuación, ya que el precio generalmente romperá el triángulo en la dirección del movimiento general del precio que domina antes  de la formación del patrón, sobre todo si la tendencia previa es alcista. Aunque, esto no siempre ocurre así. La ruptura también puede ocurrir en la dirección opuesta.
  • Se puede realizar una operación de compra si el precio rompe por encima del máximo del patrón.
  • Se puede realizar una operación de venta si el precio rompe por debajo del mínimo del patrón.
  • El stop loss generalmente se coloca justo fuera del patrón en el lado opuesto de la ruptura.
  • El objetivo de beneficios se calcula tomando la altura del triángulo, en su punto más amplio, y sumando o restando este valor al/desde el punto de ruptura.

Características principales

Debido a su forma, el triángulo ascendente también se puede denominar triángulo rectángulo. Dos o más máximos de oscilación iguales forman una línea horizontal en la parte superior del triángulo. Dos o más máximos de oscilación ascendentes forman una línea de tendencia alcista que converge en la línea horizontal a medida que se eleva. Si ambas líneas se extendieran a la derecha, la línea de tendencia alcista  podría actuar como la hipotenusa de un triángulo rectángulo. Si se trazara  una línea perpendicular que se extienda hacia abajo desde el extremo izquierdo de la línea horizontal, se formaría un triángulo rectángulo.

A continuación vamos a examinar cada parte individual de este patrón de precios:

  • Tendencia: para que esta formación califique como un patrón de continuación, debe existir una tendencia establecida. Sin embargo, debido a que el triángulo ascendente es un patrón básicamente alcista, la longitud y la duración de la tendencia actual no es tan importante como la solidez de la formación, que es primordial.
  • Línea horizontal superior: se requieren al menos 2 máximos de oscilación para formar la línea horizontal superior. Los máximos no tienen que ser exactamente iguales, pero deben estar a una distancia razonable entre sí. Debe haber cierta distancia entre los máximos y un mínimo de oscilación entre ellos.
  • Línea de tendencia ascendente inferior: se requieren al menos dos mínimos de oscilación para formar la línea de tendencia ascendente inferior. Estos mínimos de oscilación deben ser sucesivamente más altos (bajos más altos), y debería haber cierta distancia entre estos. Si un mínimo de oscilación más reciente es igual o menor que el mínimo anterior, entonces el triángulo ascendente no es válido.
  • Duración: la duración del patrón depende del marco de tiempo en que se haya formado. Por ejemplo, en los marcos de tiempo de mediano y largo plazo la duración puede variar de unas pocas semanas a muchos meses, con un promedio de 1 a 3 meses.
  • Volumen: a medida que se desarrolla el patrón, el volumen de negociación generalmente se contrae. Cuando ocurre la ruptura del triángulo, debe haber una expansión del volumen para confirmar la ruptura. Si bien se prefiere la confirmación del volumen, no siempre es necesario.
  • Retorno del precio al nivel de ruptura: Un principio básico del análisis técnico es que una resistencia se convierte en soporte y viceversa. Cuando la línea de resistencia horizontal del triángulo ascendente se rompe, se convierte en soporte. A veces habrá un retorno a este nivel de soporte antes de que el movimiento en la dirección de la ruptura comience en serio.
  • Stop loss: Se coloca el stop loss más allá del lado opuesto del triángulo en que se produjo la ruptura de la formación.
  • Objetivo de beneficios: una vez que se produce la ruptura del triángulo, la proyección del precio se determina midiendo la altura del patrón en su punto de mayor amplitud y aplicándola al punto de ruptura de la formación.

A diferencia del triángulo simétrico, el triángulo ascendente tiene un sesgo alcista definitivo antes de la ruptura real. El triángulo simétrico es una formación de precios neutral que se basa en la ruptura inminente para dictar la dirección del siguiente movimiento. En el triángulo ascendente, la línea horizontal representa una zona de venta  que impide que el precio pase un cierto nivel. Es como si se hubiera colocado una gran orden de venta en este nivel la cual está tardando mucho tiempo en ejecutarse y termina absorbiendo las órdenes de compra, evitando así que el precio aumente aún más. Aunque el precio no puede subir más allá de este nivel, los mínimos de oscilación continúan aumentando. Son estos mínimos más altos los que indican una mayor presión de compra y le dan al triángulo ascendente su sesgo alcista.

Sin embargo, como ya indicamos antes y veremos en un ejemplo más adelante, la ruptura de un triángulo puede producirse hacia arriba o hacia abajo, aunque la mayoría de las veces ocurre al alza.

¿Qué nos dice el triángulo ascendente?

Un triángulo ascendente generalmente se considera un patrón de continuación de la tendencia, lo que significa que el patrón es más significativo si se forma dentro de una tendencia alcista. También puede formarse dentro de una tendencia bajista y marcar el inicio de un cambio de tendencia bajista a alcista, aunque estos casos ocurren con menos frecuencia. El patrón puede ser roto al alza o a la baja, siendo más probable que el precio rompa el triángulo al alza en una tendencia alcista (es una señal alcista de mayor probabilidad cuando el patrón se produce en una tendencia alcista).

 Una vez que se produce la ruptura del triángulo, los traders que operan con estas formaciones tienden a comprar o vender agresivamente, dependiendo de la dirección en que se produce la ruptura.

El aumento del volumen ayuda a confirmar la ruptura, ya que muestra un interés creciente a medida que el precio sale del patrón.

Se requieren un mínimo de dos máximos de oscilación y dos mínimos de oscilación para formar las líneas de tendencia del triángulo ascendente. Sin embargo, un mayor número de oscilaciones dentro de las líneas de tendencia donde el precio produzca más máximos y mínimos de oscilación que alcancen y reboten en estas líneas, tiende a producir resultados más confiables en las operaciones de rupturas de estas formaciones. Dado que las líneas de tendencia convergen entre sí, si el precio continúa moviéndose dentro de un triángulo y formando múltiples oscilaciones, la acción del precio se asemeja cada vez más a una espiral, lo que probablemente conduzca a una ruptura eventual más fuerte, ya que la cantidad de participantes del mercado que están ejerciendo presión dentro del patrón es más grande.

El volumen tiende a ser más fuerte durante los períodos de tendencia que durante los períodos de consolidación. Un triángulo es un tipo de consolidación y, por lo tanto, el volumen tiende a contraerse durante  la formación de un triángulo ascendente. Como se mencionó anteriormente, los operadores buscan que el volumen aumente en una ruptura de un triángulo ascendente, ya que esto ayuda a confirmar que es probable que el precio continúe en la dirección de la ruptura. Si el precio rompe el patrón con un volumen bajo, eso es una señal de advertencia de que la ruptura carece de fuerza. Esto podría significar que el precio volverá al patrón. Esto se conoce como una ruptura falsa.

Las entradas con el patrón de triángulo ascendente se producen cuando el precio rompe la formación. Se abre una posición de compra si la ruptura se produce alza, pero si la ruptura se produce a la baja se abre una posición de venta. Se coloca un stop loss justo fuera del lado opuesto en que ocurre el rompimiento del triángulo. Por ejemplo, si se realiza una operación de compra en una ruptura al alza, se coloca un stop loss justo debajo de la línea de tendencia más baja.

El objetivo de beneficio se puede estimar en función de la altura del triángulo, sumando o restando este valor al precio de ruptura. Se usa la parte más amplia del triángulo. Si el triángulo tiene una altura de $5, sumamos $5 al punto de ruptura al alza para obtener el precio objetivo. Si el objetivo del precio es a la baja, el objetivo de beneficio es el punto de ruptura menos $5.

Ejemplo de la interpretación de un triángulo ascendente

Ejemplo de operación con triángulo ascendente

Triángulo ascendente roto a la baja. Después de la ruptura se abre una posición de venta

En la imagen anterior vemos un ejemplo de un triángulo ascendente formado durante una tendencia bajista, en donde el precio continúa bajando después de la ruptura del patrón. Una vez que se produjo la ruptura, el precio alcanzó el objetivo de ganancias. La señal de venta ocurrió cuando el precio rompió por debajo de la línea de tendencia inferior del triángulo. Se puede colocar un stop loss justo por encima de la línea de tendencia superior.

Patrones amplios como este presentan un mayor riesgo contra el beneficio potencial  que pueden producir en comparación con los patrones que se vuelven sustancialmente más estrechos a medida que pasa el tiempo. A medida que un patrón de triángulo ascendente se estrecha, el stop loss se vuelve más pequeño, ya que la distancia hasta el punto de ruptura es menor, pero el objetivo de ganancias todavía se basa en la parte más amplia del patrón.

Diferencia entre el triángulo ascendente y el triángulo descendente

Estos dos tipos de formaciones triangulares son patrones de continuación de la tendencia, excepto que tienen un aspecto diferente. El triángulo descendente presenta una línea inferior horizontal, mientras que la línea superior del patrón tiene una tendencia descendente. Por lo tanto, esta formación es el opuesto del triángulo ascendente que tiene una una línea inferior de tendencia alcista y una línea superior de tendencia horizontal.

¿Cómo operar con el triángulo ascendente?

Una de las formas más comunes de operar con el triángulo ascendente es esperar a que el precio atraviese al alza el nivel de resistencia (línea superior horizontal del patrón) y cierre arriba de este nivel, indicando una ruptura válida de la formación.Una vez que el precio cierra arriba del nivel de resistencia, se abre una posición de compra.

Después de la apertura de la posición, se puede colocar el stop loss debajo de la línea inferior de inclinación alcista del triángulo.

Para calcular el objetivo de beneficios, se mide la altura de la parte posterior del triángulo ascendente (la parte de mayor amplitud del patrón), es decir, la distancia vertical entre el punto donde inicia la línea superior del triángulo y el punto donde inicia la línea inferior,y se extiende esa distancia hacia arriba a partir del punto donde se produjo la ruptura del patrón.

El gráfico a continuación muestra los puntos donde se coloca la orden de entrada,el stop loss y el nivel de toma de beneficios cuando se aplica este método:

Método tradicional para operar con triángulo ascendente

En este ejemplo podemos observar lo siguiente:

  • Apertura de una posición de compra cuando se produce la ruptura alcista del triángulo ascendente y el precio cierra arriba de la línea de resistencia superior del patrón.
  • Se coloca un stop loss de protección justo debajo de la línea inferior de pendiente alcista del triángulo ascendente.
  • El nivel de toma de beneficios se determina proyectando la altura del tríangulo hacia arriba sobre el punto donde se produjo la ruptura del patrón.Esta altura se calcula midiendo la distancia entre el punto donde inicia la línea inferior de tendencia positiva y el punto donde comienza la línea superior horizontal del triángulo.

Como ya indicamos, esta es la técnica más común para operar con el triángulo ascendente. Sin embargo existen otras maneras para operar con este patrón de precios, que pueden variar en cuanto al nivel de complejidad, nivel de riesgo y pasos a seguir.

A continuación vamos a explicar una variación del método anterior que requiere una confirmación adicional después de la ruptura del triángulo antes de abrir la posición.

Método alternativo para operar con el triángulo ascendente

La segunda forma de operar con el triángulo ascendente consiste en esperar a que el precio rompa al alza la línea superior horizontal del patrón y luego retroceda y vuelva a probar a la baja el nivel atravesado que esta vez actuará como soporte y se opondrá a la continuación del movimiento bajista.

Una vez que el precio baja y alcanza la línea superior del triángulo, se abre la posición de compra. Idealmente se debe esperar a que el precio alcance este nivel, rebote y empiece a subir.

Después de la apertura de la posición, se coloca el stop loss debajo de la línea inferior de inclinación alcista del triángulo, tal como en el método anterior.Puede usarse un stop loss más ajustado, colocando la orden unos pips debajo de la línea superior del triángulo (nueva zona de soporte), aunque aquí es más fácil que el stop loss sea alcanzado por el precio.

De la misma manera, para determinar el objetivo de beneficios, se mide la altura de la parte posterior del triángulo ascendente (la parte de mayor amplitud del patrón) y se proyecta esa distancia hacia arriba a partir del punto donde se abre la operación de compra.

La justificación de este método es que en muchas ocasiones después de que el precio rompe un nivel de soporte o resistencia importante, retrocede hasta alcanzar el nivel atravesado, lo prueba y rebota con fuerza en la dirección original de la ruptura. Solo en los rompimientos más fuertes el precio continúa moviéndose en la misma dirección con poco o ningún retroceso. Al esperar el movimiento de corrección, el operador puede entrar en un punto más óptimo con un menor riesgo de quedar atrapado en un movimiento de retroceso después de la ruptura. En otras palabras, este método reduce el nivel de riesgo de la operación.

El gráfico a continuación muestra los niveles donde se coloca la orden de entrada, el stop loss y el nivel de toma de beneficios cuando se utiliza este método:

Método alternativo para operar con triángulos

En este ejemplo podemos observar lo siguiente:

  • Apertura de una posición de compra cuando se produce la ruptura alcista del triángulo ascendente, el precio retrocede y comienza a moverse a la baja y alcanza la línea superior del triángulo ascendente, que ahora actúa como soporte. La operación se abre cuando el precio rebota y empieza a subir.
  • Se coloca un stop loss de protección debajo de la línea superior horizontal del triángulo, que ahora se comporta como una nueva zona de soporte para el precio.
  • El nivel de toma de beneficios se determina proyectando la altura del triángulo hacia arriba sobre el punto donde se abre la posición de compra.Esta altura se calcula midiendo la distancia entre el punto donde inicia la línea inferior de tendencia positiva y el punto donde comienza la línea superior horizontal del triángulo

Al observar el nivel de toma de beneficios y el nivel de stop loss para esta operación, podemos concluir que la relación de Riesgo:Beneficio es muy favorable para el trader.

Limitaciones en el uso del triángulo ascendente

El principal problema con los triángulos, y los patrones gráficos de precios en general, es la posibilidad de que se produzcan rupturas falsas. El precio puede salir del patrón sólo para volver a entrar en él, o incluso puede proceder a romper el patrón por el lado opuesto después de haber realizado una ruptura falsa. Es posible que sea necesario volver a trazar un patrón varias veces a medida que el precio supera las líneas de tendencia pero no genera ningún impulso importante en la dirección de ruptura.

Si bien los triángulos ascendentes proporcionan un objetivo de beneficios claro, ese objetivo es sólo una estimación. El precio puede superar ese objetivo o no alcanzarlo.