/, Derivados Financieros, Instrumentos De Inversión/¿Cómo se determina el precio de los CFD?
 

¿Cómo se determina el precio de los CFD?

Los brokers de CFD

La mayoría de los brokers que operan con CFD (Contratos Por Diferencia) buscan ofrecer una relación similar a la que brindan los corredores de bolsa tradicionales, actuando como un agente en nombre de sus clientes. En otras palabras, no son compañías que buscan arriesgarse ya que siempre tratan de cubrir sus transacciones en CFD en el mercado subyacente.

Por lo tanto, si un cliente envía una orden para comprar 10000 CFD en Vodafone, entonces el broker entra al mercado simultáneamente para comprar 10000 acciones de Vodafone como cobertura y crea un CFD para el cliente al mismo precio.

De esta manera, el cliente consigue abrir la posición que desea, es decir una posición long con CFD basados en 10000 acciones de Vodafone mientras que el broker ha cubierto su posición short en contratos de CFD por medio de la compra de la misma acción en el mercado.  A pesar de ser contrapartes en la operación, el hecho de que el broker esté cubriendo su posición significa que cada incremento en el precio y por lo tanto cada beneficio pueda ser pasado al cliente, el cual, como resultado, paga el mejor precio del mercado.

La relación entre el cliente y el broker es fundamental, ya que el trader necesita precios transparentes que sigan al mercado sin ningún retraso. Siempre que un proveedor de CFD adopta el modelo de tipo broker por medio del cual siempre cubre su posiciones al actuar de contraparte y ofrece el verdadero precio del mercado subyacente, existe muy poca probabilidad de que se produzca un conflicto de intereses entre ambas partes a pesar del hecho de que tanto el cliente como el broker son contrapartes entre si.

Con esta forma de operar, el broker obtiene sus ingresos directamente de las cargas financieras por las posiciones que permanecen abiertas durante la noche y por el cobro de comisiones por cada transacción. El monto de estas comisiones varía ligeramente dependiendo del proveedor, pero por lo general se ubican en un rango del 0.15% al 0.25% del valor del contrato. Esta comisión aplica tanto para la apertura como el cierre de posiciones, por lo cual el cargo total por una operación con CFD es de 0.3% a 0.5%.

¿Acceso directo al mercado, spread bid-offer  o Fixed Ticket?

Algunos brokers de CFD prefieren cobrar una comisión de tipo fixed ticket (son comisiones fijas sin importar el volumen) de alrededor de $10 para operar con CFD basados en ciertos instrumentos como acciones o índices por ejemplo, lo cual resulta sumamente rentable para el trader si opera con grandes volúmenes.

La alternativa adoptada por aquellos brokers que cobran ninguna o pocas comisiones es añadir un cargo sobre el spread bid-offer del precio del mercado (una práctica común en los brokers de Forex). Este enfoque también puede funcionar bastante bien, dependiendo de cuan competitivo es el precio, pero tiene como efecto negativo hacer que los precios que brinda el broker sean menos transparentes. Un ejemplo de broker que opera bajo este modelo es Plus500, el cual cobra spreads fijos en todos los contratos de CFD que ofrece a sus clientes.

La mayoría de los traders que operan con CFD prefieren el servicio antes descrito en donde operan con los precios bid y ask que ofrecen los brokers debido a que es más sencillo y por lo general es menos costoso en comparación con otros sistemas empleados por otros tipos de proveedores de CFD. Sin embargo, su limitación principal -además de que el trader tiene que aceptar el precio que le ofrece el proveedor- es que aquellos traders que realizan operaciones con grandes volúmenes en ocasiones pueden verse sujetos a limitaciones en cuanto a liquidez que pueden llevar a retrasos en las ejecuciones.

Los traders profesionales que no están contentos con estas restricciones pueden abrir una cuenta con algún proveedor de CFD que ofrezca el servicio de Acceso Directo al Mercado (DMA). En el caso de los CFD basados en acciones de la bolsa de Londres, esta tecnología permite ejecutar operaciones directamente en el libro de órdenes de este mercado. Como resultado, el trader tiene acceso directo a la mayor liquidez del mercado principal y puede escoger el precio al cual desea que se ejecute su orden.

Un servicio de Acceso Directo al Mercado junto con  datos de profundidad del mercado Level 2 que muestra la extensión total del libro de órdenes, ofrece interesantes y sofisticadas oportunidades de trading para el inversor. Una de las principales ventajas es que brinda una mayor transparecencia ya que los traders pueden ver todo el libro de órdenes lo que les permite saber en que posición se encuentran en la cola de órdenes. Esto significa que tienen la posibilidad de operar con base en el bid o el offer o pueden ingresar el precio al cual desean entrar al mercado, lo que les permitiría, por ejemplo, estar adelante de una orden de gran volumen. El tener acceso a esta información puede ayudar a determinar el volumen de la orden al revelar los niveles en donde es probable que esta sea tomada. También hace posible que el trader pueda operar en la apertura, el cierre y a nivel intradiario.

Cotizaciones ajustadas al precio del mercado

Los CFD basados en índices son cotizados de acuerdo al nivel del índice subyacente o se basan en el precio de los futuros ajustado para obtener el valor más razonable. Como ya se indicó anteriormente, dependiendo del broker, en muchos casos las operaciones con estos productos están libres de comisiones y el broker carga un spread fijo a las cotizaciones, que puede ser de 1-3 puntos en los índices más comunes.

Dependiendo de las condiciones del mercado, en algunas ocasiones el spread puede ser 1-2 puntos más elevados, por ejemplo cuando el trader opera fuera de las horas normales del mercado. Durante esos periodos los precios de los CFD toman las cotizaciones primeramente de los mercados de futuros ya que estos son la mejor indicación de adonde se van a mover los mercados en efectivo cuando abran.

Transparencia en las operaciones

El hecho de que los CFD no tienen plazo de vencimiento definitivo y que los costos financieros se carguen por separado hace que los precios ofrecidos para operar con este producto sean más transparentes ya que están en línea con las cotizaciones en el mercado subyacente.

Los traders que operan con futuros, por ejemplo, tienen que afrontar una gran cantidad de complicaciones,  tales como la “base de riesgo”, donde el precio de los futuros es libre de ir a la deriva lejos del precio del instrumento subyacente. Además, los inversores que tienen contratos de futuros que se acercan a su periodo de expiración tienen que incurrir en el costo y el riesgo de negociar sus posiciones si desean mantener su exposición al mercado.

Los CFD son cotizados tal como se muestra en el mercado subyacente,  así, por ejemplo, las acciones del mercado del Reino Unido son cotizadas en peniques mientras que las acciones del mercado estadounidense son cotizadas en centavos. De esta manera, las operaciones siempre se efectúan en la divisa base. El mismo principio aplica para los índices bursátiles los cuáles son cotizados y transacciones en la divisa base del índice, por lo cual los CFD basados en el FTSE 100 son valorados en libras esterlinas mientras que los CFD basados en el S&P 500 se cotizan en dólares.  Los horarios en que se pueden efectuar las transacciones con estos derivados son los mismos e incluso mejores a los utilizados en los mercados subyacentes.

La mayoría de los brokers de CFD ofrecen la posibilidad de realizar operaciones vía telefónica y a través de la Internet.  El operar vía telefónica involucra llamar directamente a la mesa de negociación (trading desk) trading desk de la compañía y pedir una cotización en el mercado en cuestión. En este caso, el dealer se encarga de cotizar el precio del CFD y el trader por su parte decide si desea comprar, vender o mantenerse fuera del mercado por el momento. En los mercados volátiles que se mueven con rapidez, cualquier retraso en la toma de decisiones puede ocasionar que el dealer vuela a cotizar el precio. Para evitar esto, el trader debe instruir al dealer con respecto a cuantos CFD desea comprar o vender y posteriormente indica su nombre y número de cuenta. La transacción es aceptada una vez que las comprobaciones de seguridad necesarias se hayan efectuado.

Realizar una operación online es algo distinto. Después de ingresar en su cuenta, el trader tiene acceso a la funcionalidad total de una plataforma de trading. Esto le brinda la posibilidad de revisar sus posiciones abiertas y de asegurarse que el margen de su cuenta es suficiente para las operaciones que piensa llevar a cabo. Usualmente, estas plataformas ofrecen distintas funciones como acceso a noticias actualizadas del mercado y gráficos de precios con indicadores técnicos por medio de los cuáles puede decidir si efectuar o no una operación.

Artículos relacionados con el cálculo del precio en los CFD


 

Leave A Comment