Grecia dijo decididamente «No» en el referendum realizado el pasado domingo. Ahora los políticos tendrán que empezar a trabajar para averiguar exactamente a que le dijeron «No» los griegos, porque ciertamente no resultó claro a partir de los votos. Además, incluso si los griegos le dieron un no rotundo a un paquete de rescate que ya no está en oferta, ¿qué pasa con los votantes de los otros 18 países de la eurozona? ¿Cuál es su punto de vista con respecto a la cantidad de dinero que deben dar a Grecia? Tendremos que ver lo que piensan, también.

El escenario más probable para el futuro es el siguiente: Grecia intenta negociar, estas negociaciones no llegan a ninguna parte, el sistema bancario se mantiene congelada, Grecia o bien se ve obligado a capitular o sale de la zona euro, En pocas palabras, esto es lo que muchos creen que va a suceder. El ministro griego Tsipras ha dicho que intentará utilizar los resultados del referéndum para fortalecer su mano en las negociaciones con las instituciones, por lo que podemos esperar que va a tratar de reanudar las conversaciones.

Por desgracia, la situación económica de Grecia se ha deteriorado desde la última oferta, por lo que las instituciones seguramente ahora harán propuestas más estrictas – que por supuesto el gobierno griego no puede aceptar tras el referéndum. Mientras tanto, el BCE es probable que mantenga su ayuda al sistema bancario griego congelado, que mantendrá los bancos cerrados. El gobierno tendrá que elegir la forma de mantener el sistema bancario funcionando: o bien un rescate de los depositantes o restituir la dracma. Podría emitir un «vale» para pagar sus cuentas, lo que probablemente sería visto como un precursor de la salida del euro. Cualquiera de estas alternativas es propensa a molestar a los griegos aún más. Mientras tanto, el tiempo sigue corriendo hasta el 20 de julio, cuando el país tiene que pagar 3.5 billones de euros al BCE, ya que de lo contrario el Banco Central Europeo podría retirar su ayuda y el sistema bancario griego terminaría por derrumbarse. Si el voto no le hubiera dado una victoria tan contundente al «No», entonces hubieramos podido esperar un realineamiento en la política griega y un cambio de gobierno con el fin de renegociar un paquete de rescate. Pero en las circunstancias actuales esto se hace mucho más difícil. Lo más probable es que nos dirigimos hacia la salida de Grecia de la zona euro, aunque eso no es lo que quiere ninguno de los dos lados, debido a que el referéndum ha limitado la habitación del gobierno griego para el compromiso.

La repercusión en los mercados aún está por venir. El EUR/USD abrió con una brecha a la baja, pero al hacerlo simplemente volvió a casi exactamente donde estaba hace una semana después de que el referéndum fue anunciado por primera vez – por lo tanto, mucho cambio. El precio se mantuvo muy por encima de la zona de soporte de 1.0820/1.0950, alrededor de la mitad del rango de 1,0820 a 1,1275 que en gran medida se ha mantenido desde principios de junio. Por el momento es necesario ver un descenso por debajo de 1,0950 para atraer a los vendedores así como debajo de 1,0820 para convencer a los inversores de que el par podría llegar a desafiar el mínimo de 1.0500. Sin embargo, los inversores no ven muchas probabilidades de que esto ocurra en el corto plazo. Los risk-reversals de 1 mes se movieron más abajo, pero nada especial. Una posible explicación puede ser que la gente no cree que realmente un Grexit va a ocurrir o incluso que sea posible en esta última etapa. También puede ser que piensan que en realidad no importa – debido a que creen que la posibilidad se ha discutido durante tanto tiempo y todo el mundo está tan bien preparado que no importaría realmente. Sin embargo, muchos no están convencidos de esto último.

Es cierto que Europa está mucho mejor preparada, y también que el BCE ha hecho, en efecto, otra de sus promesas de hacer «lo que sea necesario» con el fin de contener el contagio. Sin embargo, hay dos riesgos demasiado grandes incluso para el BCE: 1) Si hay un rescate de Grecia, llegarán a temer los depositantes de otros países la misma cosa? ¿Cómo responderá la gente en España y Portugal? Si ellos o los italianos empiezan a sacar el dinero de los bancos, entonces esto podría ser más de lo que podría manejar el BCE. 2) Las inversiones de cobertura. Si los inversores europeos en Portugal y España, etc. comienzan a pensar en el riesgo de la tenencia de activos de esos países e inician la cobertura de su riesgo de moneda – riesgo cambiario que no existía antes – a continuación, el BCE podría terminar por verse abrumado. Queda por verse. Hay que admitir que en la actualidad, el mercado de bonos de estos países refleja poco riesgo, como lo demuestra el diferencial extremadamente reducido sobre los bonos alemanes. Pero eso también podría ser debido a las compras prometidas del BCE de bonos de estos países.

El impacto podría reflejarse fuera del EUR/USD. Una de las razones por las que el EUR/USD ha estado tan estable puede ser porque el mercado está pensando un paso por delante: ¿Qué podría implicar una eventual salida de Grecia de la Zona Euro para la Fed? La respuesta es que podría retrasar una medida de la Fed (aunque la Reserva Federal es el banco central de los Estados Unidos, no la zona euro, y por lo tanto, en teoría, no debería tomar el posible impacto en las condiciones financieras mundiales en consideración cuando tome su decisión).  Las expectativas de las tasas de los fondos de la Fed en la parte larga del mercado han bajado 17 puntos básicos desde el informe del ADP publicado el miércoles, el cual fue mejor de lo esperado. Esta es una causa probable por la cual el EUR/USD se ha mantenido hasta ahora dentro de su rango reciente a pesar de las noticias.

En cambio, es probable que el mayor impacto se sienta en otras divisas y en los mercados de valores. Si la Fed está preocupada por el impacto global de la agitación monetaria europea, entonces tal vez otros agentes económicos también se mostrarán sensibles y preocupados ante la situación en Europa. Esto significa menos dinero que va a los mercados emergentes y menos dinero que entra en los mercados de valores, en particular los mercados que están más altamente orientados al crecimiento económico. Como resultado, las monedas que están vinculadas a las materias primas, en particular el AUD, y varias divisas de economías emergentes, especialmente MX, TRY y ZAR, son más propensas a sufrir durante estos días. En cuanto al euro, todo parece indicar que el EUR/JPY probablemente sea más sensible al riesgo que el EUR/USD, que no ha sufrido una caída especialmente fuerte. Eso es debido a las características de refugio seguro del yen en estos casos (como vimos esta mañana, cuando el JPY fue una de las pocas monedas que subieron en contra del USD). El EUR/CHF tampoco sufrió demasiado, porque estas correlaciones son de los últimos 10 años y, por tanto, incluyen el período en que el SNB impuso un piso para el EUR/CHF. Además, el CHF también corre más riesgo de intervenciónque el JPY. Fue notable que esta madrugada, el USD / JPY cayó debajo de 1.2300, mientras que el USD/CHF se movió al alza. Parece que en este punto, el EUR/JPY es probablemente el mejor par del G10 para operar con el riesgo de la Eurozona.

En cuanto al informa Commitmet of Traders de la semana pasada, las posiciones de venta en euros cambiaron poco. Los especuladores todavía tienen mucho espacio para aumentar sus posiciones en corto. Hay que tener en cuenta que los especuladores tienen más posiciones en corto en el NZD de las que han tenido en los últimos cinco años y las posiciones de venta en MXN también muestran un volumen elevado. ¿Seguirán los traders añadiendo a estas posiciones? También parece que hay espacio para los especuladores cierren sus posiciones cortas de más largo plazo en el JPY si la aversión al riesgo continúa empujando la moneda japonesa al alza.

Calendario económico del 6 de julio

Los inversores tendrán mucho tiempo para pensar en Grecia esta mañana ya que sólo hay datos de importancia secundaria en la agenda económica del día.

Durante el día de Europa, se publicarán los datos de  los pedidos a las fábricas alemanas de mayo.

Desde Canadá, tendremos el PMI Ivey para junio. Tras el aumento en el PMI de fabricación RBI publicado el jueves, también podríamos ver una sorpresa positiva en los datos del PMI Ivey. Sin embargo, el descenso de los precios del petróleo en las últimas semanas es probable que mantenga al CAD bajo presión de venta.

En los Estados Unidos, se publicará el índice de las condiciones del mercado de trabajo para junio. Aunque no es un importante motor del mercado, el índice LMCI es probable que muestre cuáles son las condiciones laborales de Estados Unidos a nivel general y si la Fed está en camino de cumplir su mandato de empleo máximo.

En cuanto a los ponentes, el gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, hablará el día de hoy.

Calendario económico para el resto de la semana

El martes, el evento principal será la reunión de política monetaria del Banco de la Reserva de Australia. En su última reunión, el Banco mantuvo su tasa de efectivo sin cambios y mantuvo un sesgo neutral en cuanto a su posición futura. La previsión es que el Banco se mantendrá en espera, y el mercado se concentrará en el comunicado que acompañó la decisión con el fin de tener una pista en cuanto a la trayectoria futura de las tasas de interés.

En cuanto a los indicadores, la producción industrial del Reino Unido para mayose publicará el martes. Después de la decepción en el PMI manufacturero, las expectativas de un amplio repunte en el crecimiento de la nación en el segundo trimestre han disminuido un poco. Sin embargo, el aumento de los índices PMI de la construcción y del sector servicios, alivió algunas de esas preocupaciones y se mantiene vivo el escenario de rebote. La previsión es que la cifra de producción industrial mensual a caer, un cambio de tendencia respecto al mes anterior, mientras que se espera que la tasa anual de acelerar. En general, se necesita una fuerte sorpresa positiva en la producción industrial para mantener el escenario de un rebote en el segundo trimestre con vida. Esto serviría de apoyo a la idea de que el Reino Unido sigue en un camino de recuperación.

El miércoles, se publicará el acta de la reunión del FOMC jde junio. En esta reunión, el resultado más importante fue la distribución del «diagrama de puntos». Los funcionarios de la Fed bajaron sus previsiones sobre tipos de interés, lo que resultó ser más pesimista de lo esperado y parecen estar bastante divididos entre una y dos subidas este año. Este es, sin duda menos claro que el pronóstico anterior del FOMC, donde el Comité estaba proyectando dos alzas de tasas este año. Si las actas de la reunión muestran que la primera subida de tipos podría producirse en septiembre, el dólar podría recuperar su fuerza.

El jueves, tendremos el IPC de China y los datos del PPI para junio. La previsión es que la tasa del IPC va a subir hasta + 1,3% interanual a partir de + 1,2% interanual, mientras que se prevé que la tasa del PPI va a caer al mismo ritmo que en el mes anterior. El Banco Popular de China aplicó más medidas durante la semana pasada al recortar las tasas por cuarta vez desde noviembre y reducir el coeficiente de reservas obligatorias  para combatir el debilitamiento de la economía, debido a que  los indicadores recientes sugieren una desaceleración económica en el segundo trimestre. La reciente ola de ventas de las acciones del país también podría llevar al Banco a actuar para garantizar la estabilidad financiera. Como el crecimiento del país continúa desacelerándose, Australia y Nueva Zelanda, cuyas economías dependen en gran medida de las exportaciones a China, podrían experimentar un mayor debilitamiento de sus divisas.

El Banco de Inglaterra tendrá su reunión de política. Hay pocas posibilidades de un cambio en la política, por lo tanto el impacto en el mercado es probable que sea mínimo, como de costumbre. El acta de la reunión, sin embargo, seguramente será una lectura interesante cuando sea publicada el 22 de julio, debido a que los miembros que previamente votaron por un alza de tasas de interés han adoptado un tono más duro poco después de la sorpresa del alza en los datos salariales abril.

Fuente: Broker IronFX