Los traders que utilizan buenos sistemas de seguimiento de tendencia y cuentan con un buen plan de trading que incluye una estrategia de gestión monetaria adecuada, son capaces de obtener beneficios sustanciales y consistentes a través del tiempo.

El seguimiento de tendencia es una estrategia fantástica porque es simple, no requiere mucho tiempo para ejecutarse y tiene un registro de rendimiento extenso y consistente. El retorno para las operaciones ganadoras es excepcionalmente alto y es posible gestionar este tipo de sistema de trading de manera sencilla, incluso para las personas que tienen un trabajo diario, o cuando el trader desea viajar y dedicar gran parte de su tiempo a otras pasiones, ¡como su familia y amigos!

Al hablar acerca de las estrategias de seguimiento de tendencia, una de las preguntas interesantes que surge es “¿Por qué las estrategias de seguimiento de tendencias realmente funcionan?” seguida de cerca por  “¿Si este método permite ganar dinero de forma constante, puede enseñarse?” y si no es una metodología tan complicada, entonces “¿Por qué no es utilizada por todos los traders?”.

Estas son preguntas realmente interesantes y en este artículo, vamos a explicar las razones principales por las que las estrategias de seguimiento de tendencias funcionan y deberían seguir funcionando en el futuro.

Pueden acceder a una lista de estrategias de seguimiento de tendencia en el siguiente enlace: Directorio de sistemas de seguimiento de tendencia

El seguimiento de tendencias es simple pero no fácil

El seguimiento de tendencia en realidad es una estrategia de trading simple. Un gran sistema de seguimiento de tendencias no tiene muchas reglas, y estas reglas pueden ser muy simples. Esto significa que el trader no tiene que ser un científico espacial para crear y aplicar su propio sistema de seguimiento de tendencia. Dada su simplicidad y rentabilidad, cualquiera podría pensar que todos los traders podrían emplear estos sistemas y obtener grandes ganancias en el mercado.

Sin embargo, esto no es así y ahora explicaremos porque.

El seguimiento de tendencias no es emocionalmente sencillo, pero el hecho es que funciona

La mayoría de los inversores no están dispuestos a apartarse de sus decisiones relacionadas con sus operaciones en el mercado y pierden rápidamente la confianza en un sistema de trading, sobre todo cuando es un sistema a largo plazo en que el 60%-70% de sus operaciones son perdedoras  (incluso si al final obtiene una gran cantidad de dinero en total con las operaciones positivas). Muchos factores juegan un papel en esto, pero digamos que la arrogancia, la inseguridad, la impaciencia y la necesidad de tener siempre la razón son factores importantes que influyen.

La impaciencia es una de las principales razones. Muchas personas simplemente no están dispuestas a esperar pacientemente y NO HACER NADA mientras una tendencia se mueve en la dirección correcta y les proporciona las condiciones ideales para entrar al mercado. Debido a esta impaciencia, muchas personas simplemente no pueden seguir un sistema de seguimiento de tendencias.

Yo diría que la segunda razón más importante es que nuestro sistema educativo nos enseña que siempre debemos tener la razón. En la escuela queremos sacar el 100% en una prueba, y si sacamos menos de 90%, 80%, 70% o 60% habremos fallado. Esta forma de pensar en la escuela puede estar bien,  pero el seguimiento de tendencias requiere que el trader trate de entrar en muchas tendencias potenciales y salga rápidamente con una pequeña pérdida si se equivoca. Esto significa que los seguidores de tendencias tienen muchas pérdidas pequeñas y se equivocan a menudo.

A la mayoría de las personas (debido a nuestro sistema educativo) no les gusta estar equivocados. Cuando un trader que utiliza sistemas de seguimiento de tendencia rentables a largo plazo le dice a las personas que se equivoca en el 60%-70% de sus operaciones, los demás lo miran horrorizados: la expresión de sus caras dice “¿Cómo puede ser tan estúpido? Debe ser el trader más estúpido de la tierra”. Pero cuando este mismo trader les dice que obtiene 10 veces más en sus operaciones ganadoras que la cantidad total perdida en sus operaciones perdedoras, se confunden y dejan de hacer preguntas.

Las matemáticas del trading es algo que debe aprenderse. El beneficio esperado por operación es un indicador importante, el porcentaje de operaciones ganadoras no lo es. Pero la mayoría de la gente se siente emocionalmente más cómoda con un alto porcentaje de operaciones ganadoras, incluso si al final terminan perdiendo dinero, ya que al menos pueden decir que tienen razón y que su número pequeño de operaciones perdedoras es solo “mala suerte”. Culpan a alguien más como al mercado o a su bróker por esas pérdidas y solo se enfocan en su alto porcentaje de operaciones ganadoras. Se engañan pensando que ganarán dinero de esta manera.

Las estrategias de seguimiento de tendencia funcionan pero son emocionalmente difíciles: la mayoría de las personas no tienen suficiente capacidad de resistencia mental para aplicar estas metodologías de  manera consistente.

Control emocional

El trading sistemático, como el que se aplica al utilizar sistemas de seguimiento de tendencia, elimina la emoción humana de todas las áreas del trading, si se realiza correctamente. Simplemente le permite al operador identificar cuándo se produce un movimiento de precios y capturarlo. Eliminar la emoción humana de las decisiones del mercado realmente es la clave para obtener ganancias consistentes en entornos tan complejos como los mercados financieros.

Sabemos que las tendencias realmente ocurren, un vistazo a casi cualquier gráfico de precios de cualquier mercado lo mostrará. Entonces, cuando nuestro sistema de seguimiento de tendencias encuentra una tendencia y nos permite entrar a la misma en un buen punto, nos beneficiamos tanto del cambio en las condiciones fundamentales, como del cambio en el sentimiento de los inversores.

Cuando se invierte una tendencia, el sistema de seguimiento de tendencias nos saca del mercado (sin la intervención de las emociones) y nos permite capturar las ganancias. Los operadores que se dejan llevar por las emociones y los inversores de comprar y mantener pierden dinero porque esperan que los precios vuelvan a los máximos anteriores. Por el contrario, en este punto el seguidor de la tendencia ya ha salido y tiene sus ganancias.

El seguimiento de tendencia y los fondos mutuos

Los fondos mutuos no pueden ser seguidores de tendencia debido a que tienen que ser invertidos completamente. También suelen tener un mandato (tal como un determinado sector) y tienen que tener una cartera cercana al índice relevante, de lo contrario tienen un riesgo demasiado alto de tener un rendimiento inferior al índice y al de los otros fondos mutuos  si se equivocan.

Los sistemas de seguimiento de tendencias tienen una gran ventaja sobre los fondos mutuos porque tienen la posibilidad de salir de los mercados que se mueven en la dirección incorrecta y mantenerse solo en los mercados que van en la dirección correcta. Si no hay tendencias relevantes en el mercado, el trader seguidor de la tendencia puede mantenerse al margen a la espera de las condiciones adecuadas (o si es más avanzado, contará con otras estrategias de trading que le permitirán ganar dinero en los mercados cuando no hay tendencias).

Además, un buen sistema de seguimiento de tendencias permite ganar dinero tanto en los mercados alcistas como en los bajistas ya que se enfoca precisamente en seguir estas tendencias. Por el contrario, los gestores de fondos mutuos pierden dinero a manos llenas a medida que avanza el mercado bajista.

Esto significa que la curva de equidad cuando se utiliza un buen sistema de seguimiento de tendencia puede ser mucho mejor que la curva de equidad de un fondo mutuo, sobre todo si el mercado ha tenido periodos con tendencia bajista. Solo veamos el siguiente ejemplo de un sistema de seguimiento de tendencia cuya curva de equidad se sobrepone al retorno del índice bursátil ASX200. Un inversor que hubiera aplicado una estrategia de comprar y mantener en este  índice no habría ido a ninguna parte y más bien habría experimentado drawdowns muy grandes durante este período. Por el contrario, de haber aplicado esta estrategia de seguimiento de tendencias, el rendimiento hubiera sido muy superior, con drawdowns más reducidos.

Por supuesto que no todos los sistemas de seguimiento de tendencia producen resultados tan buenos. Los hay malos y buenos, y al final gran parte del éxito de un sistema depende del trader que utiliza la metodología.

Fuente: http://www.tradingsystemlife.com/

Obviamente, no hay garantía de que estos resultados continúen en el futuro, ni estoy sugiriendo que se obtendrán los mismos beneficios. Pero cuando un mercado da señales de cambio de tendencia, los traders seguidores de tendencia no se aferran a la tendencia anterior: esta es una clara ventaja sobre la inversión con un gestor de fondos mutuos que tiene que construir su cartera de tal forma que siga muy de cerca el índice del mercado o en comparación con invertir en un fondo indexado, que es una estrategia muy pasiva.

Amplitud y flexibilidad

La gran ventaja de las estrategias de seguimiento de tendencia es que pueden aplicarse en cualquier mercado y en todos producen buenos resultados. Todos los mercados, incluyendo Forex, acciones, materias primas, etc, presentan tendencias de corto, mediano y largo plazo con sus correcciones, las cuáles pueden ser aprovechadas por los traders y sus sistemas de seguimiento de tendencia para entrar al mercado y montarse en movimientos que pueden durar días, semanas, meses e incluso años.

Los principios de las estrategias de seguimiento de tendencia pueden usarse en todos los mercados ya que las tendencias se comportan prácticamente igual, sin importar si estamos operando en el par EUR/USD o el petróleo crudo. En una tendencia alcista, siempre habrá correcciones bajistas mientras que en una tendencia bajista siempre habrá correcciones alcistas.

Pueden variar ciertas condiciones, como la volatilidad, los factores fundamentales que mueven el mercado, la amplitud de los movimientos, etc, pero la forma en que se comportan las tendencias es siempre la misma. Y en todos estos mercados, una tendencia de mediano – largo plazo puede producir grandes ganancias si el trader puede entrar en el momento adecuado.

 (In) eficiencia del mercado

Independientemente de lo que digan los académicos, los mercados no son eficientes. Es preferible pensar que son semi eficientes. Esto significa que cuando sale a la luz nueva información, a menudo los participantes del mercado tardan bastante en darse cuenta de la situación cambiante y de todas sus consecuencias potenciales. Y muchas veces toma aún más tiempo para que todos los participantes descubran las implicaciones de la situación cambiada. Por eso, en ocasiones una noticia importante no produce la reacción esperada en el mercado mientras que en otras ocurre todo lo contrario.

Suponiendo que el nuevo cambio fundamental es positivo, a medida que algunos participantes comienzan a darse cuenta, compran y el precio sube. A medida que más participantes se dan cuenta, hay más compras y el precio sigue subiendo hasta que todos los que desean comprar están ya en el mercado. Esta compra progresiva crea una tendencia fundamentalmente impulsada que puede ser bastante extensa dependiendo de qué tan bien analizada esté el mercado.

Si los mercados fueran completamente eficientes, un movimiento de este tipo sería un cambio radical (como suele ocurrir en el caso de un cambio en las tasas de interés de una divisa como el dólar,  un evento que suele causar alzas y caídas significativas en los mercados de esa divisa ya que las tasas de interés son grandes impulsores del precio de las monedas). El desafío en muchas situaciones es que nadie sabe exactamente lo que va a ocurrir ya que no hay forma de estimar con precisión el impacto de una noticia importante en el mercado y sobre todo sus implicaciones. Esto ocasiona que los precios formen tendencias a medida que el mercado se da cuenta de las implicaciones de la noticia y los inversores se posicionan para sacar provecho de la nueva situación.

Los fundamentos también tienen tendencias

A menudo, el factor subyacente detrás de una tendencia también presenta una tendencia, por lo que a medida que el impulsor fundamental de la tendencia mejora o empeora, también lo hace la tendencia, que pueden continuar, detenerse o cambiar, dependiendo del comportamiento del factor subyacente. Esto significa que cuando una estrategia sigue la tendencia de un mercado determinado, continúa beneficiándose a medida que los fundamentos se mueven a su favor.

El ejemplo más obvio son las tasas de interés: una vez que las tasas de interés comienzan a moverse en una dirección particular, tienden a seguir moviéndose en esa dirección durante bastante tiempo.

Las tasas de interés no van directamente al punto final porque el mercado se ajusta gradualmente a un nuevo nivel de equilibrio (en ese momento, algo más habrá cambiado de todos modos, por lo que simplemente siguen cambiando). En el mercado de valores, por ejemplo, debido a que las tasas de interés cambian gradualmente, el costo de la deuda para las empresas también cambia gradualmente, por lo que sus ganancias cambian gradualmente, por lo que las valoraciones cambian gradualmente, por lo que los precios forman tendencias gradualmente.

Pero siempre hay muchos cambios fundamentales sucediendo en un momento dado: cuando varios de ellos se alinean en la misma dirección, se obtienen tendencias muy grandes. ¡Esta es la razón por la que las acciones pueden tener mega tendencias y terminar aumentando su precio en 10 veces o más! Algo similar se observa en los demás mercados, con grandes tendencias que pueden durar meses e incluso años cuando los factores fundamentales más importantes se alinean en un sentido u otro.

Esta convergencia de múltiples tendencias en los factores fundamentales es una de las cosas más interesantes sobre el seguimiento de las tendencias en los mercados. Capturar solo uno de estos grandes movimientos tendenciales puede significar altos retornos de dos dígitos para toda la cartera.

Factores adicionales que pueden producir grandes tendencias en el mercado

Incluso si todas las condiciones fundamentales externas son constantes (algo muy poco probable), hay otros factores que pueden cambiar las tendencias en el mercado, incluso a largo plazo. Por ejemplo, en el caso de las acciones en el mercado de valores, la gestión de una empresa puede mejorar gradualmente la rentabilidad de la compañía. Esto puede ser a través de la mejora de la eficiencia, el desarrollo de nuevos productos, la sofisticación de precios, una mejor comercialización, capacitación y desarrollo, reducción de costos y muchos otros factores.

La administración generalmente hace estos cambios gradualmente, por lo que las ganancias mejoran gradualmente, por lo que las valoraciones mejoran gradualmente, por lo que los precios forman tendencias de manera gradual. Un gran equipo de administración mejorará varias partes del negocio al mismo tiempo, logrando que estos se combinen entre sí creando fuertes tendencias en el precio de las acciones.

Cada mercado cuenta con factores adicionales que pueden crear nuevas tendencias a pesar de que los factores fundamentales estén alineados en el sentido contrario. Es por eso que muchas veces predecir las tendencias a mediano y largo plazo resulta tan difícil y requiere muchos intentos fallidos por parte del trader para lograr entrar al inicio de la tendencia y  capturar un alto porcentaje del movimiento tendencial.

La ventaja de los sistemas de seguimiento de tendencia es que el trader no necesita conocer estos factores y  como están influyendo en el mercado. Solamente debe encontrar un mercado que tenga una clara tendencia alcista o bajista y tratar de entrar en el momento justo para aprovechar el movimiento. Si las condiciones fundamentales subyacentes se mantienen, entonces es probable que la tendencia en el mercado se mantenga.

Sentimiento del inversor

Este es un gran impulsor del mercado y explica en gran medida por qué las estrategias de seguimiento de tendencia funcionan tan bien. El apetito/aversión por el riesgo puede cambiar significativamente el sentimiento de los inversores y su visión del mercado, lo que a su vez cambia el equilibrio entre los compradores y vendedores. En los mercados de valores, cuando hay un sentimiento de aversión al riesgo entre los inversores, estos tienden a vender las acciones y buscar activos considerados como refugio seguro, como el oro, el franco suizo o el yen japonés.

Todos sabemos que el sentimiento de los inversores cambia y se mueve en ciclos. En el mercado de valores el sentimiento puede medirse por el múltiplo de ganancias por precio (PE = precio de la acción / ganancias por acción). Cuando los inversores confían en el futuro, están dispuestos a pagar más por cada dólar de ganancias, por lo que el precio de las acciones aumenta y el múltiplo de PE aumenta.

Esto se debe a que los humanos son criaturas emocionales. Cuando la gente tiene miedo, deja de lado los mercados que se consideran más riesgosos y coloca su dinero en los activos refugio a la espera de tiempos mejores. Cuando la confianza entre los inversores aumenta, están más dispuestos a invertir en mercados más riesgosos, como las materias primas. Por lo tanto, incluso si las condiciones fundamentales no son las más adecuadas, los mercados pueden tener tendencia, ya sea alcista o bajista, porque el sentimiento del inversor mejora o se deteriora. Esto significa que los mercados pueden tener una tendencia alcista, por ejemplo, porque las personas colectivamente están teniendo más confianza, incluso si no hay un cambio real. Los cambios en la confianza del mercado pueden causar grandes variaciones en la acción del precio. Este tipo de cambios puede causar tendencias muy grandes en el mercado o en el sector, como en el mercado alcista masivo que se produjo hasta el año 2000, cuando el mercado de valores de Estados Unidos experimentó un alza significativa que  no había sido vista en décadas, antes de que estallara la burbuja tecnológica.

La opinión del inversor puede cambiar de un  momento a otro y son estos cambios en el sentimiento los que explican los movimientos en el mercado que no pueden pronosticar los principios del análisis técnico y el análisis fundamental.

Por ejemplo, cuando el sentimiento del mercado mejora, los inversores se entusiasman cada vez más a medida que las cosas van bien. Debido a que las cosas van bien, los inversores (que normalmente no son tan brillantes y proyectan las cosas linealmente) esperan que las cosas sigan funcionando bien. Debido a que esperan que las cosas sigan funcionando, están dispuestos a pagar más y siguen invirtiendo más y más en el mercado (como está ocurriendo con Bitcoin). A medida que el precio sube, más personas se dan cuenta de que algo está sucediendo y debido a la  avaricia (para ganar dinero) y del miedo (de perderse la tendencia), estos nuevos inversionistas compran y empujan el precio aún más arriba, lo que aumenta la atención de los inversores hacia el mercado.

¡Esto significa que un mercado puede tener una tendencia espectacular simplemente por el cambio en la emoción de los inversores con respecto a las posibilidades de ganancias que ofrece! El seguimiento de tendencia permite capturar una gran parte de los grandes movimientos de precios que ocurren cuando el sentimiento del inversor cambia de esta manera.

Conclusiones

Como hemos visto, hay muchas razones por las que las estrategias de seguimiento de tendencia han funcionado en el pasado, y casi con toda seguridad continuarán funcionando en el futuro. Si un inversor no está satisfecho con comprar y mantener o invertir en fondos de inversor, tal vez es hora de que aprenda cómo obtener ganancias utilizando su propio sistema de seguimiento de tendencia.