Inversión vs especulación

Descripción general

Los inversores y traders asumen un riesgo calculado cuando intentan beneficiarse de las transacciones que realizan en los mercados. El nivel de riesgo asumido en las operaciones es la principal diferencia entre invertir y especular.

Siempre que una persona gasta dinero con la expectativa de que el esfuerzo genere ganancias, está invirtiendo. En este escenario, basa la decisión en un juicio razonable realizado después de una investigación exhaustiva de la solidez de la inversión que le demuestre que tiene una buena probabilidad de éxito.

Pero, ¿qué pasa si la misma persona coloca su dinero en lo que considera una buena inversión, pero que muestra una alta probabilidad de fracaso? En este caso, está especulando. El éxito o el fracaso depende principalmente del azar o de fuerzas o eventos incontrolables (externos).

La principal diferencia entre invertir y especular es la cantidad de riesgo asumido. La especulación de alto riesgo suele ser similar a los juegos de azar, mientras que la inversión de menor riesgo utiliza una base de fundamentos y análisis.

  • La principal diferencia entre especular e invertir es la cantidad de riesgo involucrado.
  • Los inversores intentan generar un rendimiento satisfactorio de su capital asumiendo una cantidad de riesgo promedio o inferior a la media.
  • Los especuladores buscan obtener rendimientos anormalmente altos a partir de apuestas que pueden desarrollarse en un sentido u otro.
  • Los operadores especulativos a menudo utilizan estrategias de trading para operar con futuros, opciones, CFD y operaciones de venta en corto.

Inversión

La inversión puede realizarse de muchas formas diferentes: a través de métodos monetarios, de tiempo o basados en energía. En el sentido financiero del término, invertir significa la compra y venta de valores como acciones, bonos, fondos cotizados en bolsa (ETF), fondos mutuos y una variedad de otros productos financieros.

Los inversores esperan generar ingresos o ganancias a través de un rendimiento satisfactorio de su capital asumiendo una cantidad de riesgo promedio o inferior al promedio. Los ingresos pueden ser en forma del activo subyacente que se revaloriza, en dividendos periódicos o pagos de intereses, o como retorno total del capital gastado.

La mayoría de las veces, invertir es el acto de comprar y mantener un activo a largo plazo. Para clasificar como una inversión a largo plazo, el inversor debe poseer el activo durante al menos un año.

Consideremos una gran empresa multinacional estable como ejemplo de inversión. Esta empresa puede pagar un dividendo constante que aumenta anualmente y puede tener un riesgo comercial bajo. Un inversor puede optar por invertir en esta empresa a largo plazo para obtener un rendimiento satisfactorio de su capital mientras asume un riesgo relativamente bajo. Además, el inversor puede agregar varias empresas similares de diferentes industrias a su cartera de inversión para diversificar y reducir aún más su riesgo.

El análisis y la investigación son una parte clave del proceso de inversión. Implica evaluar diferentes activos, sectores y patrones o tendencias que ocurren en el mercado. Los inversores usualmente utilizan herramientas como el análisis fundamental o técnico para elegir sus estrategias de inversión o diseñar sus carteras. Al utilizar el análisis fundamental, los inversores pueden determinar qué factores afectan el valor de los valores, desde factores microeconómicos hasta factores macroeconómicos. El análisis técnico, por otro lado, utiliza tendencias estadísticas como datos históricos de precios y volúmenes de valores para encontrar oportunidades en el mercado.

En la actualidad, los inversores tienen muchas opciones disponibles para invertir su dinero. Las cuentas de trading de muchos brokers online brindan a los inversores acceso a una variedad de valores distintos. Al abrir una cuenta, un inversor acepta realizar depósitos de fondos y luego coloca órdenes de compra y venta de distintos activos con base en sus análisis e investigaciones del mercado, a través de la plataforma de trading del corredor. Los activos y los ingresos obtenidos pertenecen a los inversores, mientras que el broker online cobra una comisión por facilitar las operaciones. Con la nueva tecnología, los inversores ahora también pueden invertir en los mercados mediante sistemas automatizados de trading. Se trata de sistemas de inversión automatizados que utilizan un algoritmo para elaborar una estrategia de inversión basada en los objetivos de los inversores y la tolerancia al riesgo.

Especulación

Especular es el acto de invertir dinero en operaciones financieras con una alta probabilidad de fracaso. La especulación busca rendimientos anormalmente altos de operaciones que pueden desarrollarse en un sentido u otro. Si bien la especulación en ocasiones se compara con las apuestas, no es exactamente lo mismo, ya que los especuladores intentan tomar una decisión informada sobre la dirección de sus operaciones. Sin embargo, el riesgo especulativo inherente involucrado en la transacción tiende a estar significativamente por encima del promedio.

Estos operadores compran valores con el entendimiento de que mantendrán sus posiciones durante un breve período de tiempo antes de cerrarlas y obtener ganancias. Con frecuencia sus estrategias involucran operaciones con entradas y salidas rápidas del mercado, en marcos de tiempo de corto a mediano plazo.

Como ejemplo de una operación especulativa, supongamos que hay una empresa minera de oro relativamente joven cuyas acciones son altamente volátiles y que tienen la misma posibilidad en el corto plazo de subir espectacularmente por el descubrimiento de una nueva mina de oro o de caer hasta llegar a valer casi nada. Sin noticias positivas de la empresa, los inversores tenderán a alejarse de una inversión tan arriesgada. Sin embargo, algunos especuladores pueden creer que la empresa minera encontrará oro y pueden tomar la decisión de comprar sus acciones a la espera de que ocurra un gran descubrimiento . Esta corazonada y la posterior actividad de los inversores se llama especulación.

Las operaciones especulativas pueden tener grandes riesgos. Cuando hay expectativas infladas de crecimiento o de la acción del precio para una clase de activos o sector en particular, los valores subirán. Cuando esto sucede, el volumen de operaciones aumenta, lo que eventualmente conduce a una burbuja. Esto sucedió con la burbuja de las compañías puntocom. La inversión en empresas de Internet creció exponencialmente a finales de la década de los noventa, y las valoraciones aumentaron rápidamente. El mercado se desplomó después de 2001, lo que provocó que las principales empresas tecnológicas perdieran una gran parte de su valor y muchas otras desaparecieran.

Tipos de operadores especulativos

El daytrading es una forma de especulación. Los operadores de daytrading no necesariamente tienen calificaciones específicas, sino que se denominan como tales porque operan con frecuencia a lo largo del día de negociación. Por lo general, mantienen sus posiciones durante un día y cierran una vez que se completa la sesión de negociación.

Un operador de swing trading, por otro lado, mantiene su posición durante varios días e incluso semanas con la esperanza de capitalizar las ganancias durante periodos de tiempo más extensos. Esto se logra tratando de determinar hacia dónde se moverá el precio de un activo, es decir su tendencia a mediano plazo, abriendo una posición en el mercado y si todo sale como se ha planeado, obteniendo ganancias.

Principales instrumentos del mercado usados por los especuladores en sus operaciones

Los especuladores utilizan muchos tipos de activos e instrumentos en sus operaciones y algunos de los más importantes incluyen los siguientes:

  • Contratos de Futuros: los futuros derivados financieros regulados y negociados en mercados centralizados en donde los compradores y vendedores acuerdan la venta de un activo específico a un precio aceptable en un momento predeterminado en el futuro. El comprador acepta comprar el activo subyacente una vez que expire el contrato. Los contratos de futuros se negocian en bolsas y se utilizan comúnmente cuando se opera con materias primas.
  • Opciones de Compra (Call) y Venta (Put): en una opción Put, el propietario del contrato tiene el derecho, pero no la obligación, de vender una cantidad determinada de un activo a un precio acordado en un período de tiempo específico. Una opción Call, por otro lado, permite al propietario del contrato comprar el activo subyacente antes o durante la fecha de vencimiento del contrato a un precio específico.
  • Venta al descubierto (short selling): cuando un operador vende al descubierto, especula que el precio de un valor bajará en el futuro y luego tomará una posición en concordancia.
  • Contratos Por Diferencia (CFD): Los CFD son derivados financieros no regulados y negociados en mercados OTC, en donde el operador especula con las oscilaciones alcistas y bajistas de un mercado sin tener que comprar o vender el activo subyacente directamente. Debido a que no son instrumentos regulados, las características y condiciones de negociación de los CFD dependen del emisor (usualmente un broker online de CFD) y de las leyes del país en que se encuentra este. Los CFD son instrumentos apalancados y se han hecho muy populares entre los operadores minoristas de muchos países ya que permiten especular en muchos mercados a un bajo costo.

Las estrategias más populares que usan los especuladores en los mercados usualmente se basan en enfoques de análisis técnico, como por ejemplo el estudio de patrones de precios, formaciones de candelas japonesas, señales de indicadores técnicos y otros. Los operadores utilizan distintos tipos de órdenes para abrir sus posiciones y entrar al mercado. Por ejemplo, mediante las órdenes límite, el operador le dice a su broker compre o venda una cantidad determinada de un activo cuando alcanza un precio específico. Cuando utiliza órdenes de mercado, el operador le está indicando al broker que compre o venda al precio actual del mercado.

En el análisis técnico, el operador observa el desempeño pasado del mercado para hacer predicciones sobre el futuro de un activo, para lo cual emplea una serie de enfoques y herramientas de análisis que se han popularizado en las últimas décadas, sobre todo gracias al desarrollo de la tecnología informática.

Especulación comparada con la inversión

Conclusiones y Consideraciones Especiales

Tanto los inversores como los especuladores invierten su dinero en una variedad de vehículos de inversión diferentes, incluyendo acciones, futuros, opciones vanilla tradicionales y opciones de rendimiento fijo. Las acciones o valores representan un cierto porcentaje de propiedad en una empresa. Estas se compran en bolsas (mercados centralizados y regulados) o mediante una venta privada. Las empresas se clasifican de acuerdo a su capitalización de mercado, es decir el valor de mercado total de sus acciones en circulación.

Los fondos mutuos y los ETF también son opciones de inversión populares. Un fondo mutuo es administrado por un gestor de fondos que usa el fondo común de dinero de los inversores para comprar varios activos y valores que de acuerdo a sus análisis y estrategias, son capaces de generar ganancias para el fondo y sus inversores. Los ETF tienen una canasta de activos subyacentes, que pueden ser acciones, divisas, materias primas e incluso criptomonedas, y sus precios cambian a lo largo del día de negociación al igual que las cotizaciones de las acciones. De hecho, los ETF también se negocian en los mercados de valores como si fueran acciones.

Los activos de renta fija incluyen bonos, letras y pagarés. Estos pueden ser emitidos por corporaciones o varios niveles de gobierno. Muchos activos de renta fija se utilizan para financiar proyectos y empresas (comerciales), y pagan intereses antes de que vencen, momento en el que el valor nominal del vehículo se reembolsa al inversor. Por ejemplo, un bono emitido por el Tesoro de los Estados Unidos vence a los 30 años y paga intereses a los inversores dos veces al año.

Los inversores usualmente tienen que considerar el período de tenencia de sus inversiones y sus implicaciones fiscales. El período de tenencia determina el impuesto que deben pagar sobre la inversión. Este período se calcula desde el día posterior a la compra de la inversión hasta el día de su venta o disposición. El Servicio de Impuestos Internos (IRS) de Estados Unidos considera que las inversiones de un año o más son a largo plazo. Todo lo que esté por debajo de esto se considera una inversión a corto plazo. Las ganancias a largo plazo generalmente se gravan de manera más favorable que las a corto plazo.