Una duda muy común que tienen los traders principiantes que comienzan a operar en Forex y otros mercados se refiere a la importancia del porcentaje de operaciones ganadoras o tasa de ganancia (win ratio o win rate) para la rentabilidad. En esencia, quieren saber si es conveniente juzgar la calidad de una estrategia por su porcentaje de operaciones ganadoras.

El porcentaje de operaciones ganadoras, uno de los indicadores de análisis de rendimiento más usados, es simplemente el número de operaciones ganadoras dividido por el número total de operaciones. Por ejemplo, un operador que ganó en 15 de 20 operaciones tendría una tasa de ganancias del 75%.

Dado que el objetivo de operar en los mercados es ganar dinero con las operaciones de compra y venta de activos financieros, a primera vista parece lógico que el objetivo primordial de cualquier trader es tener la mayor tasa de ganancia posible, es decir la mayor cantidad de operaciones ganadoras, que son las que producen ganancias.

 

Debido a esto, la mayoría de los traders de divisas (y los traders en general) piensan que el porcentaje de operaciones ganadoras es la estadística más importante del rendimiento de sus operaciones. Sin embargo, como veremos más adelante este no es el caso.

El trading es uno de los trabajos más contrarios a la intuición que existen. A menudo, lo que está bien parece estar mal. La idea de que un trader puede tener más operaciones ganadoras que operaciones perdedores y aún así perder dinero, parece carente de todo sentido. Pero en algunos casos, así ocurre.

Los seres humanos estamos acostumbrados a los absolutos. No somos buenos para lidiar con probabilidades y vaguedades. Nos gustan los escenarios en blanco y negro. Nos gusta pensar que ganar es bueno y perder es malo.

En el trading, esto no podría estar más lejos de la verdad y, de hecho, es una actitud peligrosa.

¿Como se calcula el porcentaje de operaciones ganadoras?

Esta es una de las métricas de análisis de operaciones más simples y usadas y se calcula mediante la siguiente fórmula:

Tasa de ganancias = (Número de operaciones ganadoras)/(Número total de operaciones) * 100%

Por ejemplo, supongamos que una estrategia ha realizado un total de 58 operaciones desde su creación. En total, 35 de estas operaciones terminaron con ganancias y 23 con pérdidas. Con base en estos datos, calculamos la tasa de ganancias para esta estrategia:

Tasa de ganancias = (35 operaciones ganadoras)/(58 operaciones totales) * 100% = 60.34%

Esto significa que un 60.34% de las operaciones realizadas con esta estrategia terminan en ganancias.

Ahora veremos si este indicador es tan importante como piensan muchos traders.

¿Es importante el porcentaje de operaciones ganadoras de un sistema?

Ningún trader debe construir su estrategia de trading en torno a su porcentaje de operaciones ganadoras. En cambio, debe construirlo en torno a su riesgo promedio en relación al beneficio promedio obtenido en cada operación.

Como veremos, un trader puede tener un alto porcentaje de operaciones ganadoras y aún así perder dinero; por el contrario puede tener un bajo porcentaje de operaciones ganadoras y a pesar de esto obtener beneficios. Los beneficios a largo plazo de una estrategia no dependen solo de cuantas operaciones ganadoras tenemos, sino también de cuánto ganamos en esas operaciones en relación al riesgo asumido.

No son pocos los traders que tienen muchas operaciones ganadoras con pocas ganancias por operación y pocas operaciones perdedoras que sufren grandes pérdidas que compensan e incluso superan los beneficios. Esto se debe a que asumen un nivel de riesgo demasiado alto para las ganancias que pueden obtener en todas las operaciones ganadoras, incluso aunque estas sean más numerosas. En otras palabras, la esperanza matemática de su sistema es negativo, lo que quiere decir que no es capaz de generar beneficios.

Usando una fórmula matemática simple, puede calcular fácilmente exactamente cuál debe ser su tasa de ganancias para alcanzar el punto de equilibrio. Esta es la única estadística de tasa de ganancias que realmente importa. Esta fórmula utiliza el riesgo asumido por operación en relación con la ganancia potencial esperada, lo que se conoce también como la relación de Riesgo:Beneficio.

Manténgase arriba de este porcentaje de operaciones ganadoras y estará ganando dinero.

La cantidad de dinero que ganará depende completamente de qué tan buena sea su estrategia para las condiciones actuales del mercado, pero sea lo que sea que esté ganando, puede dormir sabiendo que está en el lado correcto de la valla.

La fórmula para calcular el porcentaje de ganancia mínimo para llegar al punto de equilibrio es la siguiente:

Tasa de ganancias mínima = Riesgo/(Riesgo + Ganancia esperada) * 100%

Por ejemplo, si una estrategia tiene una relación de Riesgo:Beneficio histórica de 1:2 (por cada pip arriesgado el sistema gana 2 pips), entonces solo necesita tener un 33% de operaciones ganadoras a largo plazo para alcanzar el punto de equilibrio.

Tasa de ganancias mínima =  1 ÷ (1 + 2) x 100% = 33%

Si se supera esa tasa de ganancias, la estrategia estará ganando dinero.

Para una estrategia con una relación de Riesgo:Beneficio de 1:3, solo se necesita tener un 25% de operaciones ganadoras para no perder dinero (excluidas las comisiones, por supuesto).

Tasa de ganancias mínima = 1 ÷ (1 + 3) x 100 = 25%

Esto significa que cuanto mayor sea la recompensa promedio de una estrategia en relación al riesgo asumido por operaciones, menor debe ser su porcentaje de operaciones ganadoras para ganar dinero.

En teoría, esto suena bien, ¿verdad?

Inicialmente parece que sí. Pero el problema es que entre más beneficios busque un trader en sus operaciones, menos probabilidades tendrá de obtenerlos, ya que tiene que pronosticar movimientos del mercado más extensos.

Relación de Riesgo:Beneficio vs Porcentaje de Operaciones Ganadoras

Relación de Riesgo:Beneficio vs Porcentaje de Operaciones Ganadoras

Por lo tanto, la solución no es tan simple como buscar una recompensa más alta en relación al riesgo asumido.

Al desarrollar estrategias de trading, debe equilibrar su perfil de Riesgo:Beneficio con su porcentaje de operaciones ganadoras hasta que encuentre una combinación con la que se sienta cómodo.

La psicología de las pérdidas en los mercados

El porcentaje de operaciones ganadoras es casi insignificante por sí solo en términos de la rentabilidad de un trader o una estrategia de trading. Casi.

En teoría, esto significa que si encuentra una estrategia con una relación de Riesgo:Beneficio increíblemente favorable que solo gana en el 10% de las operaciones pero que aún así genera dinero, entonces técnicamente esa es una forma factible de operar.

Pero a pesar de que con esta estrategias es posible ganar dinero, las posibilidades de un trader tenga la disciplina para ceñirse a esa estrategia son escasas. El problema son nuestras antiguas estructuras psicológicas inherentes a nuestro cerebro.

Un algoritmo informático podría operar con una estrategia como esa sin ningún problema. Puede realizar nueve operaciones perdedoras seguidas y no sentir ningún temor al ejecutar la décima operación.

Los seres humanos, por otro lado, son una historia completamente diferente.

Ejemplo de la importancia real del porcentaje de operaciones ganadoras

Como ya indicamos, muchos traders principiantes se sienten atraídos principalmente por las estrategias con los porcentajes de operaciones ganadoras más altos pensando que son mejores cuando, de hecho, esta métrica por si sola no brinda información sobre la rentabilidad de una estrategia. El punto aquí es que juzgar una estrategia basándose únicamente en su relación de operaciones ganadoras es como juzgar un libro únicamente en función de su portada. No puede ver todo el panorama y una métrica como esta por sí sola podría ser engañosa.

Por eso, una estrategia que gana en el 90% de sus operaciones puede ser una estrategia perdedora y una estrategia que gana en el 45% de sus operaciones puede ser una estrategia ganadora, aunque parezca ilógico. Ya explicamos como puede ser esto posible pero ahora lo vamos a demostrar con un ejemplo.

Por ejemplo, la razón por la que una estrategia con una tasa de ganancias del 90% puede perder dinero es porque seguramente tiene muchas operaciones ganadoras con pocas ganancias y pocas operaciones perdedoras con pérdidas masivas. Esta es exactamente la razón por la que la mayoría de los operadores pierden dinero en los mercados.

Comparemos dos ejemplos hipotéticos. Primero tenemos la estrategia «A» que tiene una tasa de ganancias del 90% y la estrategia «B» cuya tasa de ganancias es del 45%.

Estrategia A

 Número de operacionesPips promedio de ganancia/pérdidaPips totales
Ganadoras90141260
 
Perdedoras10-180-1800
 
Resultado neto-540
La estrategia tiene una esperanza negativa – pierde dinero

Podemos observar cómo, a pesar de que la estrategia ganó en el 90% de las operaciones, al final terminó generando pérdidas a largo plazo, ya que las pérdidas totales de las pocas operaciones perdedoras que tuvo superaron el total de ganancias de las operaciones ganadoras.

Ahora, veamos la estrategia «B».

Estrategia B

 Número de operacionesPips promedio de ganancia/pérdidaPips totales
Ganadoras452009000
 
Perdedoras55-125-6875
 
Resultado neto2125
La estrategia tiene una esperanza positiva – gana dinero

Por otro lado, esta estrategia con una tasa de ganancias del 45% y una relación de Riesgo:Beneficio de 1:1.6 tiene una esperanza matemática positiva. A largo plazo, se espera que una estrategia con una esperanza positiva tenga ganancias netas. (Una relación de Riesgo:Beneficio de 1 a 1.6 significa que por cada pip de riesgo, hay al menos 1.6 pips de recompensa potencial).

En el primer ejemplo anterior (Estrategia A), claramente el trader está arriesgando demasiado en cada operación sólo para obtener una pequeña ganancia en las operaciones ganadoras. Aunque probablemente se sienta bien por estar en el lado ganador del mercado con mayor frecuencia, se muestra ciego al hecho de que en una sola operación perdedora (-200 pips) acaba perdiendo todas las ganancias obtenidas en 13 operaciones ganadoras (+195 pips).

Muchos traders caen en esta categoría porque se atan emocionalmente a una operación y toman las ganancias demasiado rápido o se aferran a las operaciones perdedoras durante demasiado tiempo. Hay muchas razones para apegarse emocionalmente a una operación, desde carecer de confianza en sus conocimientos del mercado hasta apalancar demasiado su cuenta. Independientemente de la razón, el resultado tiene un sesgo negativo asociado con tomar ganancias demasiado rápido mientras expone su cuenta a pérdidas significativamente mayores.

Por otro lado, la Estrategia B gana en menos operaciones, pero el trader confía en su enfoque, ya que su ventaja es la aplicación de la gestión de riesgos en cada operación. Por lo tanto, no está tan preocupado por ganar en cada operación y se enfoca más en el progreso de un conjunto de operaciones a largo plazo.

Al final, la respuesta radica en analizar el porcentaje de operaciones ganadoras de una estrategia junto con su relación de Riesgo:Beneficio. El resultado del análisis nos proporciona la esperanza de la estrategia, es decir que nos dice si la estrategia es capaz de generar o no ganancias a largo plazo con su tasa de ganancias, riesgo y beneficio promedio actual por operación.