En el mundo de la macroeconomía, hay dos componentes principales que los inversores deben comprender: la política monetaria y la política fiscal. La política monetaria es el acto de controlar la cantidad de dinero en circulación y las tasas de interés.

La política fiscal, por otro lado, tiene más que ver con la cantidad de gastos e impuestos que ocurren en un país y cómo el gobierno invierte el dinero. La política fiscal generalmente está más cargada políticamente que la política monetaria debido a las diferentes creencias que respaldan las decisiones que se toman.

Comprender la política monetaria y fiscal de las potencias económicas como Estados Unidos es particularmente importante debido al peso que sus decisiones pueden tener en la economía y los mercados financieros de todo el mundo.

Hace diez años, cuando el mundo atravesó la crisis financiera masiva que tuvo sus raíces en la industria del sector de vivienda de los Estados Unidos, vimos cuán interconectados estaban realmente todos los mercados. Es por eso que se presta tanta atención a las noticias relacionadas con las reuniones del FOMC y las decisiones que se toman con respecto a la política monetaria de los Estados Unidos.

La Fed y el FOMC

El banco central de los Estados Unidos se llama Reserva Federal, que se conoce coloquialmente como «Fed», mientras que el organismo de la Fed que se encarga de controlar la oferta monetaria y la política monetaria se llama Comité Federal de Mercado Abierto, o FOMC.

Cuando el sector de vivienda colapsó en Estados Unidos, el FOMC intervino e hizo varios movimientos drásticos para revitalizar la economía. Los cambios realizados se denominaron flexibilización cuantitativa y actuaron como medidas para controlar las tasas de interés, cambiando efectivamente la forma en que se establecieron los incentivos.

El objetivo era lograr que se produjeran más gastos en todos los ámbitos, y aunque todavía se debate sobre si este fue el movimiento correcto o no, parece haber sido efectivo.

Como se mencionó, el Comité Federal de Mercado Abierto es el organismo que crea la política monetaria de la Reserva Federal. La política monetaria incluye acciones emprendidas por los bancos centrales para afectar la oferta y el costo del dinero, con el fin de lograr un crecimiento económico sostenible. La Reserva Federal ha estado a cargo de establecer la política monetaria de los Estados Unidos desde 1913 con la Ley de la Reserva Federal.

El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) está a cargo de supervisar las operaciones de mercado abierto de los Estados Unidos. Son esencialmente los que toman las decisiones en la Reserva Federal. Su función principal es establecer la política monetaria mediante la especificación de la tasa de fondos federales a corto plazo. Esta es la tasa que los bancos comerciales generalmente se cobran entre sí por préstamos a un día.

El FOMC consta de 12 miembros con derecho a voto, es decir, los siete miembros de la Junta de Gobernadores, el presidente del Banco de la Reserva Federal de Nueva York y otros cuatro presidentes de bancos de la Reserva que sirven de forma rotativa en periodos de un año. Aunque otros presidentes de bancos de la Reserva no son miembros con derecho a voto, asisten a todas las reuniones del FOMC.

Se anuncia un cambio en la membresía del comité en la primera reunión programada del año. La rotación de miembros para los próximos tres años que muestra a los miembros con derecho a voto en las reuniones de tasas de interés de la Fed se presenta en la siguiente tabla.

Tabla Rotación en la membresía del FOMC
 201820192020
MiembrosNueva York

Cleveland

Richmond

Atlanta

San Francisco

 

Nueva York

Chicago

Boston

San Louis

Kansas City

 

Nueva York

Cleveland

Filadelfia

Dallas

Minneapolis

 

Miembros alternosNueva York

Chicago

Boston

San Louis

Kansas City

Nueva York

Cleveland

Philadelphia

Dallas

Minneapolis

Nueva York

Chicago

Richmond

Atlanta

San Francisco

Pueden obtener más información sobre el FOMC y sus distintas funciones y relevancia en el siguiente artículo: El FOMC y su importancia para los mercados

Las reuniones del FOMC y por qué son importantes

Las reuniones programadas del FOMC se llevan a cabo ocho veces al año en Washington D.C., pero el FOMC puede reunirse con más frecuencia si las condiciones económicas requieren reuniones adicionales. En las reuniones del FOMC, el comité evalúa los desarrollos económicos pasados y prospectivos para tomar decisiones bien informadas. Los factores que se consideran incluyen tendencias en precios y salarios, los hábitos de ingresos y gastos de los consumidores, tasas de interés, crecimiento del PIB, tendencias de préstamos y política fiscal.

Todo esto ayuda a cada miembro a construir una opinión y presentarla. Al final de cada reunión del FOMC de Estados Unidos, se alcanza un consenso en términos de cuál es la política más adecuada, y la Reserva Federal realiza los cambios necesarios para implementarla. Por lo general, se dan pautas adicionales en términos de pautas operativas que la Fed seguirá en el futuro al decidir si restringir o aliviar las condiciones monetarias.

Los traders deben ser muy cautelosos en los días en que se producen anuncios de la Fed y reuniones del FOMC, ya que estos eventos pueden tener un alto impacto en el mercado. Por lo general, es prudente mantenerse alejado del mercado en las fechas de las reuniones del FOMC y esperar a que el polvo se asiente para tener una idea más clara de hacia dónde se dirigirá el mercado después del anuncio de una reunión de la Fed.

En cada reunión, el representante del Banco de la Reserva Federal de Nueva York ofrece una visión general de los acontecimientos actuales en los mercados globales de divisas y las actividades de la Mesa de Negociación de la Fed en Nueva York.

Las reuniones de la Fed sobre tasas de interés son de naturaleza secreta, y Wall Street y los analistas intentan adivinar cómo reaccionará el mercado ante la reunión. Si la Reserva Federal aprieta o afloja la oferta monetaria, las tasas de interés subirán o bajarán

Los siete gobernadores de la junta del FOMC y todos los presidentes de los Bancos de la Reserva expresan su opinión sobre las perspectivas y los fundamentos económicos. Una vez que se discute la información sobre las condiciones económicas nacionales e internacionales, el FOMC ajusta su política monetaria para lograr un crecimiento económico sostenible y una tasa de inflación objetivo del 2%.

Después de votar un cambio en la política monetaria, el FOMC envía la información para las operaciones de mercado abierto a la Mesa de Operaciones de la Fed en Nueva York, donde la Mesa ejecuta esta orden comprando o vendiendo valores del gobierno de los Estados Unidos en el mercado abierto para lograr los objetivos del FOMC.

La Reserva Federal tiene tres herramientas para controlar la política monetaria. Estas son: operaciones de mercado abierto, tasa de descuento y requerimientos de reserva. El Comité Federal de Mercado Abierto es responsable de las operaciones de mercado abierto, mientras que la Junta de Gobernadores es responsable de la tasa de descuento y los requerimientos de reserva.

La compra y venta de valores gubernamentales para influir en la oferta monetaria y otros indicadores económicos se denomina operaciones de mercado abierto. Por ejemplo, la Reserva Federal vende valores del gobierno si el FOMC decide restringir la oferta de dinero y compra valores del gobierno para aumentar la oferta de dinero. La compra de valores gubernamentales inicia un aumento en la oferta monetaria y se conoce como política monetaria expansiva, mientras que la venta de valores gubernamentales reduce la oferta monetaria, lo que se conoce como política monetaria contractiva.

Utilizando las tres herramientas mencionadas (operaciones de mercado abierto, tasas de descuento y requerimientos de reserva), la Reserva Federal influye en la oferta y la demanda de balances que otras instituciones financieras tienen en los Bancos de la Reserva Federal, lo que en última instancia influye en la tasa de fondos federales, la tasa a la cual las instituciones financieras prestan sus balances mantenidos en la Reserva Federal a otras instituciones financieras. El FOMC busca lograr un desempeño económico positivo mediante la modificación de la tasa de fondos federales a través de sus operaciones de mercado abierto. Las decisiones sobre las tasas de interés de la Fed se publican después de cada reunión.

Los préstamos overnight son los préstamos a más corto plazo posibles. El prestatario solo está prestando fondos para cumplir con los requisitos de liquidez hasta el día siguiente y solo se carga una pequeña cantidad de interés.

La Fed tiene como objetivo implementar algún tipo de control sobre el sistema económico y suavizar la actividad económica y hacer frente a los pánicos financieros. Fue concebida en 1913, y ha tenido un papel en el manejo de las secuelas de casi todas las crisis financieras desde la Gran Depresión. Estados Unidos siempre ha indicado que sus tres objetivos clave para la política monetaria son maximizar el empleo, estabilizar los precios y moderar las tasas de interés a largo plazo. A veces, estos objetivos entran en conflicto y, como tales, a menudo pueden surgir desafíos para lograr un equilibrio.

Los anuncios de la Fed relacionados con las tasas de interés de Estados Unidos afectan otras tasas de interés, tipos de cambio y la oferta de dinero y crédito, lo que en última instancia influye en los niveles de empleo, la producción económica y las tasas de inflación. Los traders deben conocer las fechas en que se publican las decisiones de tasas de interés de la Fed, ya que pueden mover los mercados sustancialmente. El comunicado de prensa del FOMC después de cada reunión también se puede encontrar en el sitio web de la Reserva Federal.

La tasa de fondos federales de los Estados Unidos

Durante bastante tiempo, la tasa overnight se ha establecido efectivamente en cero, y el resultado ha sido dinero fácil para cualquiera que desee invertir. El dinero fácil es el fenómeno de poder pedir prestado mucho a una tasa tan baja que más proyectos se vuelven factibles debido a los costos más bajos.

Esto funcionó para cambiar los incentivos en la economía y crear un mundo donde tenía más sentido gastar que ahorrar. Los usuarios de los bancos minoristas no tenían motivos para acumular mucho dinero para el futuro porque no iban a recibir una compensación por dejarlo allí y, como tal, asumieron más riesgos o simplemente gastaron más.

Se ha determinado que el clima que esto creo era demasiado peligroso y por eso la Fed comenzó a subir las tasas paulatinamente en el 2018. Uno de sus objetivos era reducir el balance de $4.5 billones que tenía la Fed y recomprar más bonos en circulación. Sin embargo, el aumento de las tasas se ha realizado de forma lenta y progresiva para no limitar el crecimiento de la economía estadounidense.

Como muestra el gráfico anterior, el FOMC baja las tasas de interés en los periodos en que el país muestra indicadores económicos débiles para estimular el crecimiento económico, como fue el caso en 2008. La tasa de interés de la Fed alcanzó un mínimo histórico ese año de sólo 0.25 por ciento, mientras que la tasa de interés promedio en Estados Unidos estuvo en torno al 5,8% entre 1971 y 2017.

La tasa de interés actual a mediados del 2019 está en un rango entre 1% y 1.75% todavía está muy por debajo de la tasa de interés promedio en los Estados Unidos.

El enfoque basado en las tasas de interés

Cuando los anuncios relacionados con las tasas de interés de la Fed se hacen públicos, generalmente afectan al dólar estadounidense. Un aumento en la tasa de fondos federales reduce las presiones inflacionarias y aumenta el flujo de caja internacional hacia los Estados Unidos, lo que ocasiona un aumento en el valor del dólar estadounidense.

Por otro lado, una disminución en la tasa de fondos federales aumenta la presión inflacionaria a medida que el dinero se vuelve más fácilmente disponible, lo que ejerce una presión a la baja sobre el dólar estadounidense.

Además, las tasas de interés más bajas hacen que el dólar estadounidense y los valores estadounidenses sean menos atractivos para los inversores internacionales y deprecian aún más el dólar estadounidense. Los traders pueden usar estas reglas macroeconómicas para posicionarse en momentos en que el mercado espera un cambio en la tasa de fondos federales.

Un enfoque popular para tratar de predecir los tipos de cambio es el enfoque de las tasas de interés, que analiza los diferenciales de las tasas de interés. Esta forma fundamental de predecir los tipos de cambio implica una serie de principios que están más allá del alcance de este artículo.

Pero lo que es importante saber es que, según la teoría de la paridad de tasas de interés, los retornos esperados de la tasa de interés de una moneda se igualarán a través de la especulación en otras monedas una vez convertidas nuevamente a la primera moneda.

Por supuesto, al igual que con otros enfoques teóricos, las divisas pueden violar la teoría de la paridad de tasas de interés durante un período sustancial de tiempo antes de que se encuentren en equilibrio.

Vamos a extrapolar la teoría de paridad de tasas de interés una fase más adelante e introducir lo que se conoce como el efecto Fisher internacional:

La diferencia en las tasas de interés = el cambio esperado en el tipo de cambio spot

Al igual que con la paridad de tasas de interés, el efecto internacional de Fisher también tiene sus desventajas. El principal incentivo de los traders es la ganancia direccional en lugar de los ingresos por intereses, y los profesionales del mercado a veces ignoran por completo las tasas de interés. Aún así, un cambio en la tasa de interés tiene un impacto duradero en el mercado ya que los inversores internacionales deciden si es rentable invertir en la economía de los Estados Unidos con la política monetaria modificada. Estos flujos de efectivo internacionales tienen un gran impacto en el mercado de divisas, ya que los inversores deben comprar dólares estadounidenses para invertir en los Estados Unidos, creando demanda (y presión al alza) para la moneda.

Críticas al FOMC

El FOMC se ha convertido en un tema muy cargado políticamente en los últimos años debido al intenso «intelectualismo» que muchos sienten no está respaldado por un historial sólido. La idea de que un grupo selecto de personas pueda hacer cambios tan grandes en la economía está siendo criticada ya que las personas saben que la macroeconomía no es tan predecible como quisieran los economistas.

Todo esto ocurre cuando Bitcoin comienza a recibir cierto nivel de interés general. Las criptomonedas han pasado de tener cierto nivel de notoriedad como método de pago elegido por los traficantes de drogas a generar una industria completa construida alrededor de la idea de tener un sistema descentralizado.

La centralización y la toma de decisiones de arriba hacia abajo están en el corazón de la Reserva Federal, y van directamente en contra de las ideas presentadas por los defensores de Bitcoin que creen que tener un solo grupo de personas a cargo de toda la economía y el destino del dólar estadounidense es, en el mejor de los casos, riesgoso . Básicamente, Bitcoin es una forma de libertarismo y el concepto del FOMC no es algo que piensan que tiene un lugar en el futuro.

Entonces, la pregunta se convierte en «¿Debería haber un método de arriba hacia abajo para controlar la economía o ha resultado ser ineficaz y bastante peligroso»? Estas son preguntas que se desarrollarán a medida que la Fed continúe exponiendo sus planes para controlar la inflación, impulsar el empleo y administrar el crecimiento del PIB.

Conclusión

Cada anuncio de la Reserva Federal puede ser un evento de alto impacto potencial en los mercados, y los traders deben prepararse para una alta volatilidad durante estos anuncios. El Comité Federal de Mercado Abierto, que es el principal órgano que dicta la política monetaria de los Estados Unidos, afecta directa e indirectamente a todos los indicadores económicos en los Estados Unidos y al desempeño de la economía mundial.

Los traders deben estar conscientes de la situación actual en los niveles de empleo, las tasas de inflación y el crecimiento económico, ya que la Reserva Federal considera estos tres indicadores al cambiar e implementar políticas monetarias. Al operar alrededor de las fechas de reunión del FOMC, los traders también deben implementar reglas adecuadas de gestión de riesgos o mantenerse completamente alejados del mercado, ya que estos eventos aumentarán significativamente la volatilidad de los precios.