Cualquiera hubiera esperado que el precio del oro subiera ininterrumpidamente y alcanzara nuevos precios récord en medio del caos de los mercados financieros inducido por el coronavirus.

Sin embargo, se observó todo lo contrario el lunes cuando los precios cayeron más del 4% a pesar de los niveles cada vez mayores de aversión al riesgo. Los inversores han iniciado claramente la semana de negociación adoptando una «mentalidad de vender lo que se pueda» para cubrir las fuertes pérdidas en los mercados de valores, lo que ha causado incluso fuertes caídas en el mercado del oro. Con el destino del metal precioso atado a las a los mercados de valores globales, es probable que haya más pérdidas en el oro a medida que las acciones caigan más profundamente en el abismo.

En lo que respecta al panorama que nos brinda el análisis técnico, el metal precioso se muestra fuertemente bajista en los gráficos diarios de tal forma que los vendedores parecen estar controlando el mercado por el momento. Un rompimiento sólido por debajo de $1450 podría abrir las puertas hacia niveles no vistos desde mediados de 2019, llegando incluso hasta $1435.

A pesar de las medidas de la Fed, las acciones siguen cayendo

El brote de coronavirus está demostrando ser más fuerte que cualquier medida tomada por los gobiernos y los bancos centrales.

En otro movimiento sorpresivo, la Reserva Federal de Estados Unidos redujo sus tasas de interés a cero el domingo y agregó otra medida al expandir su balance general en $700 mil millones para comprar bonos del Tesoro y valores respaldados por hipotecas.

El PBOC de China también hizo un movimiento sorpresa el viernes con una nueva ronda de inyecciones de liquidez. El banco central redujo sus requisitos de reserva para que los bancos liberen $79 mil millones en fondos para apoyar a las empresas afectadas por el brote. Mientras tanto, el Banco de Japón fue el último en unirse a las acciones de distintos bancos centrales al anunciar varias medidas de política monetaria.

Se está haciendo evidente que los principales bancos centrales de todo el mundo están utilizando todas sus herramientas disponibles para evitar una crisis, pero parece que el temor a la pandemia está tomando el control de los mercados.

Hoy lunes los tres principales índices de Estados Unidos se negociaban en su límite inferior previo a la apertura, una disminución del 5%.

Cuando los futuros de acciones alcanzan su límite a la baja en el periodo previo a la apertura del mercado, dejan a los inversores preguntándose qué tan malo puede ser cuando el mercado reanude las horas normales de negociación. Los mercados continuarán atravesando esta fase de extrema volatilidad hasta que los inversores puedan evaluar la magnitud del daño causado por el brote del virus.

Mientras más persista el brote y los países permanezcan en estado de emergencia, más afectada será la economía mundial. Una recesión parece casi imposible de prevenir en esta etapa, pero la pregunta sigue siendo, ¿qué tan grave va a ser? Los analistas de los mercados de valores actualmente tienen muchas dificultades para hacer pronósticos creíbles. Esto se debe a que incluso las propias empresas no pueden proyectar objetivos de ingresos en tales situaciones.

Desde una perspectiva macro, los datos económicos publicados por China hoy han proporcionado un panorama de lo mal que podrían llegar a ser las cosas. La producción industrial cayó 13.5% en los primeros dos meses del año; ese fue el peor resultado en la historia para el sector. Las ventas minoristas cayeron un 20.5% debido a que los consumidores casi no han salido de sus hogares, las inversiones en activos de renta fija cayeron un 24.5% y la tasa de desempleo aumentó a un récord de 6.2%.

Si bien China ha comenzado a recuperarse de la epidemia, no esperamos ver una recuperación especialmente rápida. La razón simple es que el resto del mundo está gravemente afectado ahora, con un número cada vez más elevado de casos detectados fuera de China. Eso significa que la demanda de productos chinos seguirá siendo baja en el futuro previsible. Queda por ver si Estados Unidos y Europa recibirán un golpe económico similar. Sin embargo, el mayor riesgo es si esta crisis de salud resulta ser una crisis de deuda. La respuesta depende en gran medida del tiempo y la escala del brote.

La confianza es excepcionalmente baja en esta etapa y eso sugiere que vender en mercados bajista como el que vimos el viernes puede ser una estrategia rentable. Sin embargo, los traders deben estar conscientes y preparados para otra semana de extrema volatilidad.

El petróleo crudo cae por debajo de $30

Los precios del petróleo cayeron a menos de $30 el lunes debido a que los recortes de emergencia de la Reserva Federal y otros bancos centrales importantes no lograron calmar los temores sobre el brote de coronavirus.

La furiosa guerra de precios entre Arabia Saudita y Rusia agravó las pérdidas en el mercado, a tal punto que el crudo WTI cayó por debajo de los 30 dólares en el momento en que este artículo fue escrito. Con la dañina combinación de la caída de la demanda y las preocupaciones por el exceso de oferta que pesan mucho en el mercado del petróleo, es casi seguro que tendremos mayores caídas del precio. De acuerdo a las señales que nos brinda el análisis técnico, un fuerte cierre diario por debajo de $30 puede abrir las puertas hacia $25.

Precio del petróleo debajo de $30

La libra esterlina cae y se dirige hacia 1.2200

La libra esterlina ha iniciado la semana de negociación a la baja debido a las preocupaciones por el coronavirus y el Brexit que han reducido el apetito por la moneda.

La libra esterlina se ha debilitado más del 4% frente al dólar desde principios de marzo y podría extender las pérdidas en medio de la creciente incertidumbre. El par GBP/USD está bajo presión de venta en los gráficos diarios. La debilidad sostenida por debajo de 1.2300 podría llevar el tipo de cambio hasta 1.2200.

Yen japonés se convierte en una opción atractiva para los inversores

En tiempos de incertidumbre y caos, el yen japonés sigue siendo uno de los mejores amigos de los inversores.

El apetito hacia el yen japonés se disparó este mes, ya que la aversión al riesgo llevó a los inversores a buscar activos de refugio seguro. El yen se ha apreciado frente a todas las monedas del G10 este mes y ganó casi un 2% frente al dólar.

El USD/JPY está bajo presión en los gráficos diarios. Un rompimiento por debajo de 106.00 podría llevar los precios hasta 104.00.

 

-Fuente de información:

Broker ForexTime