Preparamos un nuevo informe semanal de mercados, y esta vez el foco está puesto en las decisiones de la Reserva Federal que son cruciales para los meses que vienen.

La Reserva Federal está buscando el momento oportuno para reducir la compra de bonos. Si la economía empieza a despegar la Fed podría dejar de quemar dinero en bonos y podría ocasionar un impacto muy fuerte en los mercados.

La Fed compra cada mes bonos del Tesoro y la famosa deuda respaldada por hipotecas de la crisis inmobiliaria del 2008, toda esa montaña de deuda mala vale 85.000 millones de dólares mensuales a los EEUU.

En el siguiente gráfico podemos observar el crecimiento exponencial de la deuda norteamericana .

Gráfico que muestra el crecimiento exponencial de la deuda estadounidense

El freno a las compras de bonos solo podrá llevarse a cabo si sigue mejorando el panorama del mercado laboral.

La economía de Estados Unidos ha sumado un promedio de 200.000 empleos cada mes durante el último semestre y el desempleo ha caído al 7,5 por ciento, frente al 8,1 por ciento previo al más reciente programa de compra de bonos.

En algún momento la curva de tasas se tiene que invertir. Es insostenible el ritmo al que se compra deuda mes a mes. Sin embargo el momento de dejar de presionar es cuando el mercado laboral este firme.

Ese punto clave estaría alrededor de los 200.000 empleos mes a mes en lugar de en promedio, para los miembros de la Fed.

Las estimaciones del organismo son de un crecimiento de alrededor de 2,5 por ciento este año y entre el 3 y el 4 por ciento el próximo, apegándose a las estimaciones de comienzos del 2013.

LAS MULTINACIONALES EJERCEN PRESIÓN IMPOSITIVA

Mientras la economía norteamericana lucha furiosamente por salir de la recesión, la codicia de las multinacionales puede arruinar la recuperación.

Apple Inc,por ejemplo, está solicitando una reforma impositiva integral para empresas que operan en el exterior. Lo que busca la empresa es traer sus fondos del exterior pero al costo más bajo posible.

Hay una lista de empresas que se sumó a esta plegaria impositiva. Casualmente son las mismas empresas cuestionadas por sus prácticas de evasión del fisco.

El presidente de Apple Tim Cook, sucesor del fallecido Steve Jobs, defenderá a Apple frente al Senado y presentará esta reforma impositiva.

Las críticas hacia Apple nacen de la sospecha de que utilizan conocidos trucos contables, como empresas en paraísos fiscales y diversas estrategias para pagar menos impuestos.

Lo que busca Cook en su exposición frente al Senado es lavar la imagen de Apple exponiendo los números de la empresa y siendo el abanderado de una reforma fiscal que lo ponga del lado del bien.

Lo que se busca aprobar con la reforma es el cierre de esos agujeros del código tributario corporativo de Estados Unidos que conduce a las empresas a evitar el pago de impuestos por las ganancias en el extranjero.

Otra empresa bajo la mira es Google en Gran Bretaña, que se enfrenta a investigaciones regulatorias sobre sus propias políticas de impuestos.

El Senado se prepara además para recibir a Hewlett-Packard Co y Microsoft Corppara preguntar sobre sus prácticas impositivas.

La clave reside en que las multinacionales con sede en Estados Unidos no tienen que pagar impuestos en su país sobre las utilidades que obtienen en el extranjero siempre y cuando las ganancias no entren a Estados Unidos.

La astucia reside en triangular los fondos mediante distintas estrategias para recibir de vuelta este dinero libre de impuestos en casa.

En estos momentos en donde el Gobierno necesita dinero para saciar su apetito de deuda, resolver las cuestiones tributarias pendientes podría darle ese oxígeno que necesita.

De todos modos la evasión de las tecnológicas es apenas una nota al margen en comparación con las perversas prácticas de los bancos.

EL ESCÁNDALO DE JP MORGAN CHASE

Este año el premio a la corporación con más escándalos se lo llevaría JP Morgan. Una de las mesas de inversion de Londres tuvo una pérdida de 6.000 millones de dólares gracias a las apuestas del operador Bruno Michel Iksil.

Si el fantasma de crisis hipotecaria de 2008 se había apagado un poco, este tipo de situaciones reviven todos los miedos del mercado.

La situación fue tan ridícula que el CEO de JP Morgan, Jamie Dimon confesó que ha sido «la situación más estúpida y vergonzosa de la que he sido parte».

Semejante revuelopuso en alerta a ocho agencias federales, entre ellas la Comision de Mercados y Valores, la Corporación Federal de Seguros de Depósitos, el Departamento de Justicia y el FBI, atrás del banco.

La torpe maniobra de Iksil y su nefasto resultado, la relación de JP Morgan con el estafador Bernard Madoff, la gestión atroz del banco en la refinanciación de hipotecas y muchos otros ejemplos son prácticas que muestran lo peor de las corporaciones.

Sin embargo el mercado es a veces tan irónico que JP Morgan Chase se erige como el banco con más recomendaciones de compra por parte de los “expertos”.

Por lo general no hacemos recomendaciones con acciones, pero eviten JP Morgan Chase porque es imposible saber que se cocina allí dentro.

ORO: LO AVISAMOS SEMANAS ATRÁS

Los metales preciosos siguen cayendo y tanto el oro como la plata volvieron a ser protagonistas por las pérdidas que registraron.

El oro logró romper las siete jornadas consecutivas a la baja que venía arrastrando.Pero en lo referente a su recorrido en 2013 el oro está perdiendo más de un 17%.

Si tenemos en cuenta los últimos trece años del oro ha subido más de un 400%, hasta alcanzar los 1.888,7 dólares.

Pero este crecimiento ha tocado su límite y otros activos como la renta variable ofrecen una opción atractiva a los inversores.

A prestar atención esta semana a los datos de ventas de casas que saldrán el día miércoles y jueves.

El miércoles también tendremos las minutas de la Fed y para cerrar la semana el viernes están los datos de bienes durables, por lo que tendremos esta semana un buen termómetro económico. Buena semana para todos.