Introducción

Básicamente, hay dos formas de ganar dinero en el mercado de valores: rápido y arriesgado o seguro y estable.

Si bien los traders normalmente se adhieren al primer paradigma, la mayoría de los inversores pertenecen a la última categoría. Armados con el mantra de «comprar barato, vender caro», estos inversores buscan acciones infravaloradas y las compran con la intención de mantener estas posiciones durante meses, sino años. Para ellos, las sólidas características fundamentales de una empresa y su sólida gestión superan todo el caos y las fluctuaciones impredecibles inherentes al mercado y, con el tiempo, sus acciones los recompensarán con un gran rendimiento de su capital.

Después de todo, ¿Quién no hubiera querido comprar acciones de Apple Inc. (APPL) cuando se cotizaba a $6 por acción o Netflix, Inc. (NFLX) cuando la acción costaba $17? Si usted es un posible inversor de comprar y sostener, en este artículo le explicaremos las características y los pros y los contras de esta popular y muy eficaz estrategia.

¿Qué es la estrategia Buy and Hold?

Buy and Hold (Comprar y Sostener) es una estrategia de inversión pasiva en la que un inversor compra acciones (u otros tipos de valores como ETF) y las mantiene en su posesión durante un período de tiempo prolongado independientemente de las fluctuaciones del mercado. 

Un inversor que utiliza una estrategia Buy and Hold selecciona activamente sus inversiones, pero no le preocupan los movimientos de precios a corto plazo ni los indicadores técnicos. Muchos inversores legendarios, como Warren Buffett y Jack Bogle, elogian el enfoque de comprar y sostener como ideal para las personas que buscan rentabilidades saludables a largo plazo.

  • Buy and Hold es una estrategia pasiva a largo plazo en la que los inversores mantienen una cartera relativamente estable a lo largo del tiempo, independientemente de las fluctuaciones a corto plazo.
  • El éxito de la estrategia Buy and Hold ha sido probado por datos históricos y es la estrategia de inversión preferida de gigantes de la industria como Warren Buffet.
  • Comprar y mantener también es favorable para los inversores que no tienen mucho tiempo para investigar el mercado.
  • Los inversores que compran y mantienen sus inversores por largo tiempo tienden a superar la gestión activa, en promedio, en horizontes de tiempo más extensos y después de las comisiones, y normalmente pueden diferir los impuestos sobre las ganancias de capital.
  • Los críticos, sin embargo, argumentan que los inversores que usan estrategias de Buy and Hold muchas veces no venden y toman ganancias en los momentos óptimos.
  • La mayor desventaja de esta estrategia es que ata grandes cantidades de capital que no pueden ser usadas por el inversor para efectuar otras inversiones.

La siguiente imagen muestra un ejemplo:

Estrategia Buy and Hold acciones de Amazon

Gráfico semanal de Amazon (Nasdaq:AMZN) donde se aplicó una estrategia Buy and Hold. La compra se produce alrededor de $722 en el 2016 y la venta de las acciones y el cierre de la posición ocurren en el 2020 a un precio de $3350.

Cómo funciona la estrategia de Comprar y Sostener

La sabiduría de inversión convencional muestra que, con un horizonte a largo plazo, las acciones ofrecen un rendimiento más alto que otras clases de activos, como los bonos. Sin embargo, existe cierto debate sobre si una estrategia de comprar y sostener es superior a una estrategia de inversión activa. Ambas partes tienen argumentos válidos, pero una estrategia de comprar y sostener tiene beneficios fiscales porque el inversor puede diferir los impuestos sobre las ganancias de capital en inversiones a largo plazo.

Comprar acciones ordinarias es tomar posesión de una parte de una empresa. La tenencia de acciones tiene sus privilegios, que incluyen derechos de voto y participación en las ganancias corporativas a medida que la empresa crece. Los accionistas funcionan como tomadores de decisiones directos y su número de votos es igual al número de acciones que poseen. Los accionistas votan sobre cuestiones críticas, como fusiones y adquisiciones, y eligen directores para la junta. Los inversores activos con grandes cantidades de acciones de una compañía en su poder ejercen una influencia considerable sobre la dirección y a menudo buscan obtener representación en la junta directiva.

Reconociendo que el cambio lleva tiempo, los accionistas comprometidos adoptan estrategias de inversión Buy and Hold. En lugar de tratar las acciones como un vehículo de inversión a corto plazo para obtener ganancias con operaciones de daytrading o swing trading, los inversores de Buy and Hold conservan las acciones en su poder durante los mercados alcistas y bajistas. Los propietarios de acciones asumen, por tanto, el riesgo final de quiebra o la recompensa suprema de una apreciación sustancial.

Al Buy and Hold también se le denomina position trading.

Eso no quiere decir que el precio de las acciones no sea importante para los inversores que compran y mantienen. Pagar de más por cualquier cosa puede resultar en que no se genere suficiente valor para justificar el precio pagado. Algunos inversores usan estrategias de Buy and Hold que se basan en la inversión en acciones de valor, que son aquellas que se negocian a precios por debajo de lo que sus fundamentos sugieren que valen. Otros inversores de Buy and Hold se centran en acciones de crecimiento, que son las acciones de empresas que están aumentando sus ingresos y beneficios al perseguir atractivas oportunidades de negocios.

Estos inversores suelen tomar decisiones de compra de acciones basadas en datos e indicadores de inversión a largo plazo sobre las empresas de interés. Mientras los fundamentos de una compañía se mantengan atractivos, el inversor que ha comprado sus acciones las mantendrá en su cartera de inversión.

Ventajas de la estrategia Buy and Hold

Ahora veamos las numerosas ventajas de utilizar una estrategia de compra y retención.

Ha probado que funciona a través del tiempo

En pocas palabras, se ha demostrado una y otra vez que la estrategia Buy and Hold genera ganancias exponenciales sobre el capital invertido, aunque requiere de tiempo.

La lista de los mejores practicantes de estrategias Buy and Hold incluye grandes inversores que se han convertido en una leyenda en este campo. Nombres como Warren Buffett, Jack Bogle, John Templeton, Peter Lynch y, por supuesto, el mentor de Buffett y el padre del value investing, Benjamin Graham, aplican esta metodología.

Por supuesto que la mayoría no tiene las mismas habilidades para seleccionar acciones que estos titanes de la industria. Si es así, esto no es ningún problema. Simplemente coloque su dinero en un fondo cotizado en bolsa que siga un índice importante como el S&P 500, ta (ETF) SPDR S&P 500 (SPY), y olvídese de él durante dos o tres años. Las estadísticas están de tu lado. A pesar de distintos altibajos, como la crisis financiera del 2008, el colapso de las acciones puntocom, el colapso del mercado de 1929 que dio origen a la Gran Depresión y otros, en general el mercado de valores ha subido a través de los años y ha proporcionado a los inversores grandes rendimientos sobre su inversión.

Consume mucho menos tiempo que el trading y otras formas de inversión

Si no tiene el tiempo para observar gráficos de precios durante horas y no tiene interés en aprender sobre análisis técnico y otras formas de análisis del mercado similares, la estrategia Buy and Hold probablemente es su mejor opción de inversión.

Talvez usted sea parte del grupo de personas que simplemente no creen en la eficacia de los métodos del análisis técnico para determinar los momentos óptimos para entrar al mercado. Tanto los académicos como los inversores exitosos a largo plazo han afirmado durante años que el market timing es simplemente una falacia. Entre sus argumentos, afirman que las estadísticas están de su lado: Los estudios han demostrado que los mercados son increíblemente aleatorios (y están plagados de anomalías).

En otras palabras, deje que los traders se rompan la cabeza tratando de adivinar cuál es el momento ideal para entrar o salir del mercado con base en distintas técnicas de análisis del precio. En vez de eso, los inversores de comprar y sostener observan las características generales del mercado, el activo y las posibilidades de crecimiento futuro y simplemente dejan que la inversión haga lo suyo, sin tener que preocuparse por tratar de encontrar las entradas y salidas “perfectas” o sin tener que revisar el precio incesantemente.

Es un enfoque apoyado por hechos

La estrategia de comprar y sostener, e invertir en general, es lo que se enseña en la academia y en los distintos planes de estudio de gestión de carteras, porque se basa casi por completo en el análisis fundamental. A diferencia de su contraparte técnica, el análisis fundamental tiene muy poco margen para las conjeturas.

El balance, el estado de resultados y el estado de flujos de efectivo de una compañía son estáticos y no dejan lugar a la subjetividad. Por supuesto, pronosticar el crecimiento, como por ejemplo a través de un modelo de flujo de efectivo descontado, tiene un alto grado de subjetividad asociado. Sin embargo, comparar y analizar empresas a través de conocidos indicadores como la relación P/E,o el EBITDA no deja nada a la imaginación, y son factores integrales para encontrar acciones de buen valor para mantener a largo plazo.

Riesgo mínimo de error del inversor

Dado que la inversión de Buy and Hold es tan simple (compre acciones y no las venda por mucho tiempo), existe muy poco riesgo de que la estrategia falle debido a un error táctico de su parte. Mientras que los inversores activos intentan sincronizar las compras y ventas de acciones con los picos y los valles del mercado, los inversores que compran y mantienen no toman tantas decisiones.

Tratamiento fiscal favorable

Por último, pero no menos importante, la estrategia de comprar y sostener es excelente para obtener ganancias de capital a largo plazo. Cualquier inversión que se mantenga y se venda por un período mayor a un año es elegible para ser gravada a una tasa a largo plazo más favorable, en contraposición a una tasa más alta en las inversiones a corto plazo.

Desventajas de la estrategia Buy and Hold

Ata el capital del inversor

El mayor inconveniente de esta estrategia es el gran costo de oportunidad que se le atribuye. Comprar y mantener una acción u otro activo significa que el inversor está atado a ese activo a largo plazo. Por lo tanto, un inversor de Buy and Hold debe tener la autodisciplina para no perseguir otras oportunidades de inversión durante este período de inversión. Esto es excepcionalmente difícil de poner en práctica, especialmente si ha adquirido una acción rezagada.

Se necesita tiempo para que la inversión crezca

Para agregar al último punto, comprar y mantener también requiere mucho tiempo. El hecho de que haya mantenido el activo durante 10 años en su posesión no significa que el inversor va a obtener una gran recompensa por el tiempo y el capital invertidos.

Por ejemplo, podemos observar la diferencia entre una acción de valor de lento crecimiento y una acción de rápido crecimiento, como la acción de una compañía tecnológica. Sin embargo, tenga en cuenta que los costos de oportunidad asociados con una mala elección pueden mitigarse mediante la diversificación o simplemente comprando y manteniendo un fondo indexado. Sin embargo, la diversificación excesiva y realizada sin el debido conocimiento puede hacer que las ganancias de las acciones más rentables se diluyan entre las pérdidas de las acciones con peor rendimiento.

Además, no hay nada que impida que un inversor elija y mantenga por error una cartera completa llena de acciones de bajo rendimiento y con poco potencial. Para este último punto, las acciones también han demostrado no ser inmunes a ciertos eventos, como las caídas.

Caídas del mercado

Por último, el hecho de que una acción o un fondo indexado se haya mantenido durante muchos años no significa que sea infalible. Si bien nada menos que el apocalipsis acabará con los mercados de las economías desarrolladas por completo, los colapsos ocurren de vez en cuando. Los mercados son particularmente vulnerables a los eventos de cisne negro, por lo impredecibles que son.

En caso de una corrección, que lleve a un mercado bajista prolongado, las carteras basadas en estrategias de Buy and Hold pueden perder la mayoría, sino todas, sus ganancias. En estas circunstancias, los inversores pueden apegarse abrumadoramente a sus activos y simplemente promediar hacia abajo (seguir comprando conforme el precio baja) con la esperanza de un cambio en el mercado.

Si bien las acciones sólidas y bien seleccionadas pueden y se han recuperado, hay acciones que bajan y destruyen una cartera en el proceso.

Tomemos el famoso caso de Enron. Una vez, Enron fue visto como un favorito de Wall Street, cuyas acciones llegaron a tener un valor máximo de alrededor de $90 por acción a mediados de 2001. Después de que se descubrieron sus prácticas contables ilegales, cuando la empresa se disolvió, las acciones cayeron hasta 0,60 dólares la acción.

Además, un inversor con una exposición significativa no solo a una sola acción, sino a toda una industria que ha desaparecido debido a los avances tecnológicos u otras razones, puede ver como su cartera se reduce a cero sin la diversificación adecuada.

En cualquier caso, un inversor de Buy and Hold, al igual que cualquier otro inversor o trader, debe tener una estrategia prudente de gestión de riesgos o estar dispuesto a salirse del mercado antes de que se acumulen las pérdidas, lo que, por supuesto, es más fácil decirlo que hacerlo.

Mayor probabilidad de una mala gestión del riesgo

Algunos inversores que compran y mantienen sus inversiones por largo tiempo se olvidan de implementar estrategias sencillas de gestión de riesgos, como reequilibrar sus carteras para mantener sus activos asignados adecuadamente. Los inversores que ignoran por completo el precio al tomar decisiones de compra o venta son susceptibles al riesgo de comprar alto y vender bajo. Algunos de estos inversores están demasiado dispuestos a aceptar el riesgo como una parte inevitable de la inversión.

No hay forma de beneficiarse de la volatilidad del mercado

Algunos de los mejores momentos para comprar más acciones ocurren cuando el mercado de valores está experimentando volatilidad. Una fuerte caída en el precio de una acción podría ser una gran oportunidad de compra para los inversores. Pero si un inversor ya ha invertido todo su capital en una estrategia de comprar y sostener, entonces no tiene mucho capital para gastar cuando se presenten oportunidades de compra a corto plazo.

Gestión activa frente a pasiva

En la actualidad persiste el debate sobre los estilos de gestión pasivos frente a los activos. Un inversor de comprar y sostener presenta un estilo de gestión pasivo. En el caso de un fondo mutuo o un fondo cotizado en bolsa, las carteras indexadas reflejan los activos de un índice de referencia común.

A medida que el reequilibrio y las ponderaciones de los índices cambian en relación con la capitalización de mercado, las tasas de rotación, que a menudo son inferiores al 5% entre los fondos pasivos (como una cartera del índice S&P 500), siguen siendo muy bajas, ya que los gestores se centran en activos que les permitan abarcar todo el mercado. Las acciones se mantienen mientras sigan siendo componentes de los índices.

A pesar de que un inversor mantenga los valores que compra a largo plazo, debe considerar las fluctuaciones de precios y prestar atención a su desempeño para aprovechar mejor su dinero y obtener mayores ganancias con otras acciones.

Ejemplo del mundo real de inversión Buy and Hold

Un ejemplo de una estrategia de comprar y sostener que habría funcionado bastante bien es la compra de acciones de Apple (AAPL). Si un inversor hubiera comprado 1000 acciones cuando estaban a un precio de $18 por acción en enero del 2008 y se hubiera quedado con estas acciones hasta enero de 2021, la ganancia obtenida habría sido sustancial ya que en ese periodo el precio de la acción de Apple era de alrededor de $125. Esto representa un retorno de casi el 700%.

Uno de los mayores defensores de la inversión Buy and Hold es Warren Buffett. En su carta de 1988 a los accionistas de su empresa Berkshire Hathaway (NYSE: BRK.A) (NYSE: BRK.B), escribió: «Nuestro período de tenencia favorito es para siempre«. De hecho, el extracto completo de la carta es: «Cuando somos dueños de partes de negocios sobresalientes con equipos de gestión sobresalientes, nuestro período de tenencia favorito es para siempre». Esto nos brinda una imagen clara de lo que un inversor de Buy and Hold busca conseguir: poseer empresas destacadas.

Buffett adquirió una participación significativa en Coca-Cola (NYSE: KO) para Berkshire Hathaway en el mismo año en que escribió ese famoso mensaje. La compañía de gestión de activos de Buffett compró alrededor de 14 millones de acciones por poco menos de 600 millones de dólares y aumentó aún más la posición en 1989. Coca-Cola también ha dividido sus acciones cuatro veces desde que Berkshire estableció su posición inicial. A fines de 2020, la compañía poseía 400 millones de acciones por valor de casi $22 mil millones. La base de costos de Berkshire para esas acciones es de solo $1.3 mil millones.

Desde principios de 1988 hasta finales de 2020, el precio de las acciones de Coca-Cola se multiplicó por 23 y la compañía también paga de manera confiable un dividendo atractivo y creciente. A modo de comparación, el índice S&P 500 aumentó aproximadamente 14 veces en el mismo período.

Pero las acciones de Coca Cola no superaron al mercado durante todo ese período de 32 años. Por ejemplo, desde principios de 1998 hasta finales de 2006, el precio de las acciones de Coca Cola disminuyó casi un 28%, mientras que el S&P 500 aumentó más de un 46%. Durante la última mitad de la década de 2010, desde 2016 hasta 2020, las acciones de Coca-Cola aumentaron en valor solo un 28%, mientras que el índice S&P 500 ganó un 84%.

Buffett ha mantenido sus acciones de Coca Cola durante todo ese tiempo y mantiene su convicción de que el gigante de las bebidas seguirá produciendo sólidos rendimientos a largo plazo.

Aquellos que se oponen al uso de una estrategia a largo plazo afirman que los inversores que compran y sostienen renuncian a las ganancias potenciales que podrían obtener si aprovecharan la volatilidad del mercado y abrieran sus posiciones en los momentos oportunos en lugar de solo comprar y mantener sus inversiones durante meses e incluso años. 

Hay algunos traders profesionales que suelen tener éxito con las estrategias de trading a corto plazo, pero los riesgos pueden ser mayores. El éxito en el mundo de las inversiones muchas veces se logra mediante la lealtad, el compromiso con la inversión y manteniéndose firme en las elecciones realizadas.

Fuentes de información:

-Investopedia.com

-Wikipedia.com