//Oro está al alza mientras la tendencia alcista del dólar se mantiene en pausa
 

Oro está al alza mientras la tendencia alcista del dólar se mantiene en pausa

Los compradores del oro han actuado con fuerza y están aumentado el precio del metal amarillo este lunes, mientras los inversores luchan por deshacerse de las inquietudes por el estancamiento del crecimiento económico mundial y la persistencia de las tensiones comerciales.

Un dólar débil aumentó el apetito por el metal amarillo con precios que se cotizaron ligeramente por encima de los 1240 dólares al momento de escribir este artículo. Con el dólar debilitándose antes de la reunión de la Reserva Federal y la aversión al riesgo atrayendo a los inversores a los activos de refugio seguro, el oro tiene el potencial de apreciarse aún más en el corto plazo. Los operadores técnicos observarán de cerca cómo se comportan los precios en torno al nivel de resistencia de $1240. Si se produce una ruptura sólida por encima de este punto el oro podría subir fácilmente hasta $1250.70 y $1258, un nivel que se ubica justo por debajo de la media móvil simple diaria de 200. En una perspectiva alternativa, la debilidad repetida por debajo de $1240 será una buena noticia para los vendedores y podría llevar el precio de nuevo hasta $1228.00.

Temores de desaceleración económica mantendrán a los vendedores en control

En los últimos días de cada año los inversores buscan en Internet claves con respecto al posible comportamiento del mercado para fines de año y lo que este deparará para el siguiente. Esta vez, el término “recesión” es el que más se está buscando desde 2011 según las tendencias de Google. Los temores ante una futura recesión a nivel global explican la montaña rusa en los mercados de valores, crédito y otros activos financieros en las últimas semanas. Desafortunadamente, estos temores no están saliendo de la nada.

Los datos económicos indican claramente un empeoramiento de las perspectivas, en particular las cifras de Europa y China. Un indicador clave, el PMI compuesto Flash de IHS Markit de la zona euro cayó a 51.3 en diciembre. Este resultado estuvo por debajo de los pronósticos más pesimistas y fue la expansión más débil en el sector privado en cuatro años. Mientras tanto, China, que ha dependido del consumo local para impulsar su economía, vio crecer sus ventas minoristas a su ritmo más débil en 15 años. Las preocupaciones políticas también son un factor clave a considerar, ya sea que las políticas comerciales de Trump, el Brexit, el movimiento del chaleco amarillo en Francia o las tensiones geopolíticas en el Medio Oriente y en otros lugares mantendrán a los inversores a la defensiva.

Esta semana será la última interesante para el resto del año con múltiples eventos de riesgo que incluyen datos económicos de primer nivel y decisiones de políticas monetarias.

La reunión de la Reserva Federal de esta semana es un evento que los inversores estarán monitoreando muy de cerca. Una última subida de tasas de interés para el 2018 es casi un hecho consumado, pero lo más importante es cómo se modifican los diagramas de puntos (dot plot) de la Reserva Federal en 2019 y más allá. Si los responsables de la política monetaria de Estados Unidos ven un grave riesgo de desaceleración económica, esos puntos deberían moverse hacia abajo. La declaración final debe ser más equilibrada y estar entre un ligero optimismo y la voluntad de reaccionar rápidamente, en caso de que se materialicen los temores de una recesión. Es probable que el presidente de la Fed, Jerome Powell, enfrente muchas preguntas sobre la amenaza de una desaceleración económica en los Estados Unidos, especialmente dada la inversión de la curva de rendimiento recientemente. Los inversores deben leer entre líneas para comprender cuál es la posición de la Reserva Federal en esta etapa.

El Banco de Inglaterra y el Banco de Japón también se reunirán esta semana, pero es probable que no sean eventos importantes. En el Reino Unido, todo se trata del Brexit y el BoE no puede tomar ninguna decisión nueva hasta que las nubes políticas se despejen. Mientras tanto, en Japón, la política monetaria aún parece estar lejos de ajustarse dada la última contracción en su economía.

En el frente de los datos, hay cifras de inflación de la UE, Reino Unido, Canadá y los Estados Unidos. Los números finales del PIB de Estados Unidos también se publicarán esta semana con otros datos que incluyen pedidos de bienes duraderos, ventas de viviendas existentes, inicios de viviendas y permisos de construcción. Es probable que una mayor debilidad en el sector de la vivienda en los Estados Unidos se agregue a las preocupaciones de una desaceleración económica en el próximo año.

El dólar se debilita a pesar de la cautela del mercado

El dólar está luchando para encontrar apoyo ante la precaución del mercado dado que por el momento los inversores se mantienen al margen antes de la reunión de polìtica monetaria de la Reserva Federal.

Con un alza de tasas de interés en diciembre que ya ha sido tomada en cuenta por los mercados, lo más probable es que los inversores dirijan su atención hacia la declaración de política de la Fed y la conferencia de prensa, con el fin de obtener nuevas señales acerca de los posibles nuevos aumentos de las tasas de interés para el 2019. Debe tenerse en cuenta que los comentarios  de carácter “dovish”de los funcionarios de la Fed y los datos económicos poco alentadores afectaron negativamente las perspectivas del dólar para 2019. El sentimiento de compra hacia el dólar probablemente disminuirá aún más si la reunión de la Fed presenta un tono acorde con una subida de tipos de interés más moderada. Aunque el Índice del dólar se está negociando cerca de los máximos del 2018, algunos analistas piensan que la tendencia alcista en el USD tiene sus días contados. Un rompimiento por debajo de 97.00 podría provocar una caída adicional hasta  96.50.

Libra esterlina impulsada por la debilidad del dólar

Ninguna noticia importante sobre el Brexit es una buena noticia para la libra esterlina, y esto se reflejó en la acción del precio de la moneda esta tarde.

La libra está subiendo, pero sin mayor convicciòn en medio de la ausencia de noticias sobre el Brexit, mientras que la debilidad del dólar continúa contribuyendo con este movimiento alcista. Aunque el GBP/USD tiene el potencial de mantenerse al alza en el corto plazo, los vendedores se mantienen con un control firme por debajo del nivel de resistencia de 1.2700. La debilidad sostenida debajo de este punto podría llevar el precio hasta 1.2500. La libra probablemente estará oscilando en este amplio rango antes de la reunión de política monetaria del Banco de Inglaterra el jueves.

USD/JPY cae debido a aversión al riesgo en los mercados

El sentimiento de los inversores se ha visto afectado por los temores renovados sobre la desaceleración del crecimiento mundial y los factores de riesgo geopolítico.

Se espera que el yen japonés se aprecie aún más en el corto plazo, ya que los inversores se alejan de los activos más riesgosos para buscar inversiones de refugio seguro. Con la probabilidad de que el dólar siga cayendo antes de la reunión de la Fed, el USD/JPY sigue en manos de los vendedores y probablemente se hunda aún más. En cuanto a lo que nos dice el análisis técnico, el USD/JPY se mantiene en un rango muy amplio en los gráficos diarios. Un rompimiento por debajo de 113.00 podría desencadenar un movimiento bajista hasta 112.40.


 

2018-12-18T01:02:57+00:00Por |Categorías: ANALISIS DEL MERCADO|Etiquetas: , |Sin comentarios
 

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies y servicios de terceros para mejorar la experiencia de navegación del visitante. Más información. Acepto