/, Derivados Financieros, Instrumentos De Inversión/Los CFD y los dividendos – ¿Como funcionan?
 

Los CFD y los dividendos – ¿Como funcionan?

En ocasiones los inversores se confunden con respecto al pago de dividendos de posiciones de Contratos Por Diferencia basados en acciones. De hecho, en realidad el caso resulta más sencillo en comparación con la posesión directa de las acciones mismas y los principios son fáciles de comprender.

Primero, vamos a considerar que pasa cuando invertimos directamente en acciones. Existen tres fechas importantes con respecto al dividendo que siempre debemos tomar en cuenta y que vamos a explicar a continuación:

Fechas importantes para el pago de dividendos en acciones

La primera, es la fecha de ex-dividendo, cuya importancia radica en el hecho de que si compramos las acciones ese mismo día en una fecha posterior entonces no tenemos derecho a recibir el próximo dividendo. La segunda fecha es la fecha de registro la cual siempre es tres días después de la fecha de ex-dividendo, y es el día en el cual el inversor debe tener las acciones en su poder con el fin de recibir los dividendos. Este periodo de tres días se debe a que es precisamente el periodo de tiempo requerido para liquidar la compra de una acción.

La tercera y última fecha es el día de pago, el cual por lo general es de dos a cuatro semanas después de las dos primeras fechas y es cuando los dividendos son pagados finalmente al inversor que posee las acciones.

Pago de dividendos en CFD de acciones

Ahora, en el caso de los CFD basados en acciones, la situación es más simple. La mayoría de los traders que operan con CFD saben que hay varios créditos y cargos (descontados directamente de la cuenta) los cuáles deben pagar por mantener abierta una posición de Contratos Por Diferencia y en el caso de los CFD basados en acciones el ajuste en el dividendo es precisamente otro de esos cargos. Típicamente, el pago de los dividendos hecho por una compañía se efectúa normalmente unas dos a cuatro semanas después de la fecha de ex-dividendo. Por ejemplo, si la fecha de ex-dividendo en la compañía ABC es el 3 de agosto entonces probablemente el pago de los dividendos se efectúe durante la primera semana del mes de de septiembre, digamos el día 10 de ese mes. No obstante, en el caso de los CFD el pago de los dividendos se lleva a cabo al siguiente día hábil después del ex-dividendo.

Esto significa que si un inversor tiene abierta una posición long en acciones a través de Contratos Por Diferencia, y la mantiene hasta el día anterior a la fecha ex-dividendo, entonces adquiere el derecho a recibir un pago equivalente al monto del dividendo. Hay que recordar que el trader tiene que estar en posición con los CFD antes de la fecha de ex-dividendo para recibir el pago del dividendo. Por ejemplo, si la fecha de ex-dividendo de una acción con base en la cual abrimos una posición long en CFD es el miércoles, entonces es obligatorio que el trader haya abierto la posición al menos el día martes para que el pago le sea acreditado.

En el caso de las posiciones short (de venta) con CFD basados en acciones, la situación es distinta ya que ahora es el trader el que debe el equivalente al dividendo, el cual es debitado directamente de la cuenta de trading. El mantener abierta una posición short en acciones a través de CFD resulta positivo en el sentido de que el trader recibe el pago del interés con respecto al margen empleado en la operación que por el contrario debe pagar en las posiciones long, sin embargo este monto es relativamente pequeño y no compensa el pago de los dividendos.

Por lo tanto, si abrimos una posición short en CFD basados en acciones (es una posición en la que obtenemos ganancias si el precio de la acción cae) antes de la fecha de ex-dividendo entonces debemos un monto equivalente al dividendo que será descontado de la cuenta.

Dicho esto, el hecho es que en ocasiones la situación no resulta tan clara tal como lo describen las descripciones anteriores acerca de los dividendos de las acciones y los CFD. Por ejemplo, el trader también debe considerar que el precio de una acción cambia en la fecha de ex-dividendo para reflejar más o menos el monto del dividendo (algunos traders hacen uso de una estrategia de trading de dividendos para explotar las ineficiencias del mercado).

Durante la fecha de ex-dividendo, podemos esperar que el valor de las acciones caiga casi tanto como el monto del dividendo, lo que mantiene un nivel de equidad para el accionista conservador.
Lo que esto significa en la práctica es que una posición long con CFD basados en acciones puede esperar recibir un impacto negativo en la fecha de ex-dividendo por la caída en el precio, aún cuando recibimos fondos por un monto equivalente al dividendo. Por el contrario, una posición short ser verá beneficiada por la baja en el precio lo cual compensa el dividendo debitado de la cuenta de trading. Por lo general el cambio en el precio de la acción no se ajusta por completo al valor del dividendo, lo que permite la aplicación de una técnica de trading conocida como “stripping the dividend” (desnudando el dividendo), pero en este caso podemos ver que representa un ajuste marginal del valor total de la posición ya sea que estemos en una posición long o en una posición short.

Fechas y términos clave con respecto a los dividendos

  • Dividendo incluido (cum dividend): Esto significa que una acción se está negociando en el mercado con el dividendo agregado o ligado por lo cual los compradores tienen la posibilidad de recibir el beneficio del dividendo.
  • Ex-Dividendo: Si la acción es adquirida en la fecha de ex-dividendo, el comprador no tiene derecho a recibir los dividendos. La acción debe comprarse antes de la fecha del ex dividendo para que el inversor tenga derecho al pago de los dividendos. Esta es la fecha más importante para la mayoría de los inversores que operan con CFD ya que estos deben pagar por la acción antes de esta fecha si tienen interés en el dividendo. En otras palabras, para que podamos calificar para recibir el pago inminente del dividendo, debemos ser los dueños de las acciones antes de la apertura del mercado durante la fecha del ex-dividendo. Por ejemplo, si esta fecha resulta ser un miércoles (en la mayoría de los casos es así), es necesario que poseamos las acciones a más tardar antes del cierre de la sesión del mercado el día martes (a menos que tengamos la posibilidad de realizar la compra de acciones fuera de las horas del mercado poco antes del inicio de la fecha del ex-dividendo). Si vendemos las acciones después de la apertura del mercado en la fecha del ex-dividendo -incluso unos segundos después de que abre el mercado- aún así obtenemos el dividendo, el cual es pagado en la fecha de pago correspondiente (la cual por lo general es varias semanas después) aunque ya no tengamos en nuestro poder las acciones. En la fecha de ex-dividendo, el precio de la acción normalmente cae por un monto casi equivalente al dividendo pagado.
  • Fecha de registro: Esta es la fecha en la cual los inversores tienen que ser registrados como accionistas. Dado que la compra de una acción no es resuelta hasta tres días después de que la acción es negociada, la fecha de registro es tres días después de la fecha de ex-dividendo. En la práctica, podemos ignorar la fecha de registro – se trata solamente de un factor administrativo – la cual normalmente corresponde al día viernes de la misma semana de la fecha de ex-dividendo. En ese día, el inversor es registrado al haber calificado como el propietario de las acciones durante alguna hora o fecha anterior a la fecha de ex-dividendo, aún en el caso de que haya vendido esas acciones entre el ex-dividendo y el día de registro (Es recomendable que el inversor esté vigilante con respecto a que el pago del dividendo sea enviado en la fecha de pago en caso de que algún broker descuidado no haya dado el debido seguimiento a las transacciones). Desafortunadamente, el protocolo aplicado formalmente a los anuncios de fechas de dividendos requieren que la fecha de registro sea la más prominentemente indicada, aunque no sea la más importante en relación a la compra o venta de una acción.
  • Fecha de pago: Es el día en el cual los dividendos son pagados y por lo general corresponde a una fecha varias semanas posterior a la fecha de registro. En este caso, no se requiere que el inversor posea las acciones en la fecha de pago propiamente dicha, aunque si es necesario que las tenga en la fecha de registro. Incidentalmente, el inversor es el propietario de las acciones (y califica como tal) en el momento en que se realiza el contrato (como se muestra en la Nota de Contrato), independientemente del momento en que se efectúa el pago (o incluso si, después de haber “vendido” antes de que la compra fuera pagada, el inversor no paga).

Nota: Contrario a lo que puede parecer, hay que tener cuidado con la “pesca de dividendos” (la compra de acciones con el fin de calificar para el pago del dividendo las cuáles son vendidas inmediatamente) ya que es más difícil de lo que se piensa. Esto se debe a que el precio de la acción suele caer por un valor equivalente o bastante cercano al dividendo en la fecha de ex-dividendo (cuando el mercado abre ese día el precio de las acciones ya no tiene incluido el beneficio percibido de un pago inminente de dividendos, ya que hasta esa fecha las acciones estaban siendo compradas con el derecho añadido de recibir dividendos).

Guía sobre Contratos Por Diferencia


 

Deje su comentario