/, Derivados Financieros, Instrumentos De Inversión/Comparación entre el Direct Market Access y el Quoten Driven System (Market Maker)
 

Comparación entre el Direct Market Access y el Quoten Driven System (Market Maker)

¿Porque es importante elegir entre un broker DMA y un Market Maker?

Elegir entre un broker de CFD que ofrezca Acceso Directo al Mercado (DMA) y otro que opere con un sistema quoten-driven (transmisión de posturas, broker Market Maker) puede ser un verdadero dilema para los traders interesados en los Contratos Por Diferencia. A continuación presentamos algunos consejos básicos al respecto.

Existen muchos factores que se deben considerar a la hora de seleccionar un broker de CFD, pero probablemente uno de los más importante es si se debe elegir un broker que ofrezca DMA u otro que funcione bajo el modelo de Market Maker. Esta importante decisión puede tener implicaciones significativas para la viabilidad de la aplicación de distintas estrategias de trading y los costos relacionados con su implementación.

En la mayoría de los casos, los brokers de CFD operan bajo el modelo Market Maker y por lo tanto ofrecen CFD que se negocian bajo el sistema quoten-driven. Las plataformas de estos brokers son las más fáciles de entender dado que al trader (cliente) que quiere abrir una posición de compra o venta con CFD simplemente se le presentan las cotizaciones bid y ask que ofrece el broker. Cuando las transacciones involucran volúmenes normales, estas cotizaciones por lo general reflejan los precios del mercado al contado subyacente y los brokers obtienen sus ganancias mediante del cobro de una comisión sobre la transacción realizada por el cliente, que por lo general se realiza mediante la carga de un spread adicional sobre el precio del instrumento subyacente en el mercado. Este spread adicional sobre el precio hace que las cotizaciones que ofrecen los brokers Market Maker sean ligeramente distintas a las del mercado aunque por lo general son bastante parecidas. 

La mayoría de los brokers de CFD que emplean el sistema quoten-driven afirman que los precios de los CFD que ofrecen a sus clientes directamente del mercado al contado subyacente. Esto es bastante sencillo de comprobar para el cliente, dado que lo único que necesita hacer con un CFD sobre una acción por ejemplo, es comparar el order ticket con el precio de la acción en tiempo real, algo que puede hacerse con facilidad en la Internet.

Con respecto a la transparencia,sin embargo, no hay mejor opción que el acceso directo al mercado. Una orden para abrir una posición con CFD a través del sistema DMA genera una transacción directamente en la bolsa de valores correspondiente (el sistema DMA solamente se aplica para CFD basados en acciones). Por ejemplo, cada vez que un trader coloca una orden para operar con CFD basadas en acciones del mercado del Reino Unido, el broker crea de forma instantánea la posición equivalente en el mercado al contado subyacente con el fin de cubrir (hedge) su exposición al riesgo. Esta transacción sombra (shadow trade) refleja exactamente las transacciones del cliente en términos de precio y volumen y aparece como una entrada individual en el sistema de órdenes negociadas electrónicamente SETS del London Stock Exchange. Esto significa que puede ser vista en la pantalla del Level 2. Los brokers de CFD de tipo Market Maker normalmente también cubren su exposición en las posiciones de CFD de sus clientes, pero esto generalmente lo hacen sobre una base agregada y por lo tanto la operación de un cliente individual tiene muy poca probabilidad de aparecer como una transacción separada.

Algunos brokers emplean ambos sistemas para manejar las operaciones de sus clientes con CFD, es decir que el trader tiene acceso tanto a un sistema DMA como a un sistema quoten-driven. No obstante, en muchos casos los clientes prefieren el sistema quoten-driven debido a que es más sencillo. En el caso de los CFD basados en acciones, en términos del proceso, operar con base en las cotizaciones bid y offer no resulta distinto de operar directamente con acciones. Debido a esto, algunos traders comienzan con el sistema quoten-driven y conforme van adquiriendo más experiencia deciden cambiar al sistema DMA. Al contar con acceso a ambos sistemas para transaccionar con CFD, el trader puede aplicar distintas técnicas de trading con mayores posibilidades de éxito.

El Level 2

El sistema DMA o Level 2,  le permite a los participantes del mercado negociar directamente uno con el otro en el límite central del libro de órdenes (central limit order book). Esto le brinda a las instituciones inscritas y a los traders individuales la libertad de incluir sus órdenes a cualquier precio y volumen de negociación que deseen. El sistema empareja automáticamente los compradores y vendedores de forma prioritaria con base en el precio y el tiempo (hora de ingreso de la orden). En el Reino Unido, este proceso es aplicado a las acciones más líquidas que se negocian en las plataformas SETS y SETSmm. Los datos asociados con el Level 2 del LSE muestran las órdenes de compra y venta pendientes más importantes junto con su precio y volumen asociados. Los datos del Time and Sales (es un registro de cada operación de compra/venta que se lleva a cabo en una bolsa) de las transacciones más recientes también son mostrados. 

 Los corredores de bolsa tradicionalmente han tenido la tendencia a evitar dar a sus clientes privados acceso directo al mercado al libro central de órdenes, y en su lugar han optado por ejecutar las órdenes usando un retail service provider (proveedor de servicios al por menor) o RSP.  Los RSP son firmas que proporcionan el indicador de precios (price feed) para el sistema de cotización electrónica en línea similar al que brindan los market maker computarizados y online. Estos son sistemas automatizados de cotización donde el RSP negocia en calidad principal (in a principal capacity), aunque con la obligación de siempre igualar o mejorar las mejores cotizaciones bid y ask mostradas por el mercado.

Los traders más sofisticados que operan con acciones tienen un interés cada vez mayor en tener contar con el control extra que solamente proporciona el DMA. El sistema DMA le permite a los individuos que tienen suficiente experiencia ser clasificados como inversores intermedios de tal manera que pueden añadir sus órdenes de compra y venta al libro central de órdenes al precio y al volumen de negociación que deseen. En primer lugar, el DMA puede proporcionar ahorros significativos en los costos de transacción. Si el spread en una acción en el mercado es 100-105, un trader que compra 10000 acciones a través de un broker tradicional tal vez puede ser capaz de hacerlo a 104.5 por ejemplo, mientras que un broker con un sistema DMA le permite a ese mismo trader realizar la misma operación de compra en el precio Bid de 100 lo cual le permitiría ahorrar unos $450.

Los periodos de extrema volatilidad en el mercado pueden poner en evidencia algunas de las limitaciones de los RSP. Han habido algunas sugerencias de RCP que amplían sus spreads, reducen los volúmenes o no ofrecen ningún servicio en ciertas acciones. También se habla de retrasos entre la solicitud de una cotización y la recepción de esta en un periodo suficientemente corto, mientras que con un sistema DMA, si hay una orden en el mercado, el inversor puede operar en contra de esta de inmediato.

En lo que refiere a los traders que operan a través de un sistema DMA, la volatilidad en el mercado crea oportunidades y liquidez adicional. Durante una ola de ventas, hay una gran cantidad de liquidaciones por parte de gestores de fondos, hedge funds e individuos, las cuáles permiten a traders que operan con un broker DMA operar con precios que resultan verdaderas gangas, gracias simplemente a que están en el límite central del libro de órdenes. Por lo general los traders no pueden obtener estos precios ventajosos a través de un RSP ya que bajo estas condiciones algunos simplemente detuvieron el servicio por completo mientras que otros limitaron el volumen de las transacciones. Esto también hace que sea más difícil y costoso el manejo de posiciones existentes.

Ejemplo de una pantalla con cotizaciones Level 2 con profundidad de mercado

Estrategias de trading

Los CFD negociados a través del sistema quoten driven tienden a ser utilizados para realizar operaciones de corto plazo, en las cuáles el trader simplemente quiere negociar con el precio actual del mercado, sin importar si en ese momento existen mejores cotizaciones para abrir sus posiciones. Una operación de este tipo puede consistir en la apertura de una posición intradiaria (transacciones con un duración menor a 1 día) o de una posición que se mantiene abierta por varias días o incluso semanas.

Por el contrario, las operaciones de scalping con CFD solo pueden realizar por medio de un sistema DMA. Esta estrategia se basa en la negociación dentro del precio Bid y Ask para obtener ganancias del spread. Los traders que emplean esta técnica tienen su propia lista de acciones favoritas que vigilan constantemente y cuando observan un spread que se amplía con respecto a su nivel normal, tratan de aprovechar esta situación. Tomemos como ejemplo una acción XYZ, cuya cotización está fluctuando alrededor de 13.5-14.0, en la cual un scalper está tratando de una abrir una posición con el precio Bid y y otra con el precio Offer con el fin de que ambas posiciones sean completadas de tal modo que obtenga un beneficio de 0.5p o $500 en una transacción de $100000. Las plataformas de trading con acceso al sistema DMA le permiten a los clientes de los brokers interactuar directamente con el libro de órdenes de tal manera que no tengan que pagar el precio Bid/Offer debido al spread, tal como en los brokers regulares que ofrecen el sistema Quoten Driven. Por ejemplo, con una acción cuya cotización está alrededor de 150-151, un trader que busca abrir una posición long y que no desea pagar el precio total de la oferta (precio Offer), podría colocar una orden en el bid a 150.5, de tal manera que ahora se convierte en el mejor postor o comprador en el mercado con una buena probabilidad de que su orden sea ejecutada a un  precio más ventajoso.

La profundidad total del mercado del libro electrónico de órdenes de una bolsa de valores como el LSE puede ser vista a través de una pantalla Level 2, que ahora se ha convertido en una herramienta relativamente común en las plataformas de trading para operar con CFD. Esta pantalla muestra todas las órdenes de compra pendiente a la izquierda y las órdenes de venta a la derecha. La línea amarilla (se conoce como el yellow strip) comprende los mejores precios con base en las órdenes actuales, con transaciones ejecutadas automáticamente cuando las órdenes de compra y venta coinciden en el precio.

En algunos brokers de CFD, los clientes tiene acceso libre a los datos del Level 2, pero los traders que operan regularmente a través de los sistemas DMA son los que se benefician directamente del uso del Level 2 interactivo. Con solo hacer click en el precio de la  línea amarilla, se genera un ticket de orden de pre-ejecución, lo que significa que el trader lo único que tiene que hacer es introducir el número de CFD y a continuación tiene que escoger la opción de orden correspondiente.

El sistema DMA le brinda a los traders acceso completo a la liquidez del mercado mismo, mientras que un inversor que utiliza un servicio de tipo Quoten Driven es dependiente del proveedor.

Principales consideraciones para los traders que operan con CFD

Durante los últimos años, muchos traders activos han cambiado directamente del mercado al contado subyacente tradicional en favor de los Contratos Por Diferencia. Estos derivados ofrecen un apalacamiento que puede llegar al 1:10 o al 1:20, permiten la apertura de posiciones short (operaciones de venta) que permiten obtener ganancias en mercados bajistas, y están libres del stamp duty (impuesto de timbre) en el caso de los CFD basados en acciones. Los traders que operan con CFD tienen la posibilidad de operar con un proveedor que ofrezca un sistema quoten driven o uno que ofrezca un sistema DMA. En el primer caso, el trader puede operar únicamente con base en el precio bid y offer que le proporciona la compañía. Estas cotizaciones son derivadas de los precios del mercado al contado subyacente, y cuando los volúmenes de transacción de los clientes son “normales”, ambos son prácticamente idénticos, y el broker obtiene sus beneficios a partir de la comisión sobre la transacción o por medio del spread que carga sobre el precio.

Un broker que utiliza el sistema DMA opera de forma muy distinta. Cada vez que un cliente coloca una orden para operar con un CFD basado en acciones, la compañía inmediatamente crea la posición equivalente en el mercado al contado subyacente para cubrir la exposición. Esta transacción “sombra” realizada por el broker refleja exactamente las órdenes del cliente en términos de precio y volumen y aparece como una orden individual en el libro de órdenes en el mercado tal como se ve en  la pantalla del Level II.

En la actualidad, algunos brokers de CFD ofrecen tanto el sistema DMA como Quoten Driven a sus clientes.

Los brokers de CFD que ofrecen el sistema DMA normalmente tienen una tasa de comisión base del 0.2%, sin embargo los traders más activos pueden negociar los términos. Esto significa que el cargo del 0.4% por la apertura y cierre de posiciones con CFD basados en acciones del Reino Unido por ejemplo (0.2% por la apertura y 0.2% por el cierre de la posición), es notablemente menor que el ahorro por concepto de stamp duty (impuesto de timbre). Los otros costos asociados con estas transacciones son: el cargo o costo de financiamiento overnight sobre las posiciones long (se cobra diariamente) y las comisiones del mercado por el acceso al sistema DMA – en el caso del LSE esto representa un costo de $15 al mes- aunque no todos los brokers pasan este costo al trader.

Mejora en el precio

Uno de los beneficios primordiales del Acceso Directo al Mercado es la rapidez de la ejecución y la posibilidad de operar con mejores precios. En particular, la posibilidad de unirse al libro de órdenes le crea al trader oportunidades para comprar y vender dentro del spread bid/offer existente.

Por ejemplo, con una acción que se está negociando a 128.5-131.5, un trader que opera a través de un broker regular con un sistema Quoten Driven, estaría limitado a comprar al precio de oferta (precio Offer) de 131.5 o vender al precio de compra (precio Bid) de 128.5. El sistema DMA, sin embargo, ofrece la posibilidad de mejorar estos precios, incluso hasta el punto de comprar al precio Bid o vender al precio Offer.

Para comprar en el precio Bid, un trader que utiliza el sistema DMA tiene que introducir un orden de compra en 128.5. Esta orden entonces aparecerá como el segundo elemento en la columna de la izquierda debajo de la única otra orden a este precio. Por el contrario, vender en el precio offer involucra la introducción de una orden de venta a 131.5, la cual aparecerá en la columna derecha debajo de la orden existente en este nivel. En esencia, los traders que emplean el sistema DMA se convierten en su propio mercado y pueden unirse a las órdenes de compra en la columna izquierda o a las órdenes de venta en la columna derecha. Por supuesto que esto no necesariamente significa que estas órdenes van a ser completadas. Por ejemplo, cuando el mercado atraviesa periodos de elevada actividad en que el precio sube con fuerza, una orden en el lado de compra puede simplemente ser ignorada conforme otras órdenes se colocan al frente con precios más altos, lo cual las hace más atractivas. De la misma forma, las órdenes de venta en un mercado bajista que cae con rapidez pueden ser ignoradas con facilidad a medida que más traders se unen al libro de órdenes a precios menores.

Otra alternativa es tratar de colocar una orden cerca del mejor precio de compra o el mejor precio de venta dependiendo del caso. Siguiendo con el ejemplo anterior, si la cotización de la acción está en 128.5-131.5, un trader que trata de abrir una posición long y no quiere pagar el precio de oferta de venta completo de 131.5, podría colocar una orden de compra en 129 para convertirse en la mejor oferta de orden del mercado. Si un vendedor quiere entrar al mercado y que su orden se complete lo más rápido posible, entonces va a tomar esta orden de completa apenas tenga la oportunidad. En este caso, tratar de entrar al mercado con una orden de compra que mejora el precio bid del broker en lugar de emplear el precio offer (ask), ofrece la oportunidad de mejorar el precio, sin embargo se corre el riesgo de que la orden no sea ejecutada o que sea completada de modo parcial.

Oportunidad de participar en las subastas intradiarias de apertura y cierre del mercado

Otra ventaja importante del Acceso Directo al Mercado es que le permite a los traders participar de las subastas intradiarias de apertura y cierre del mercado. Por ejemplo, en el caso del LSE, las acciones cotizadas en las plataformas del SETS o el SETSmm comienzan cada sesión de trading con una subasta pre-mercado entre las 7:50 am y las 8:00 am y finalizan con una subasta post-mercado desde las 4:30 pm a las 4:35 pm. A menudo, es en estas subastas que una acción alcanza su valor máximo o mínimo durante el día, lo que significa que solo los traders que toman parte tienen la posibilidad de obtener los mejores precios y por lo tanto los mayores movimientos posibles.

Los traders que operan con un broker que funciona por medio del sistema DMA no pueden transaccionar  durante una subasta, pero pueden colocar y borrar órdenes. Estas órdenes aparecen en el Level 2 junto con el precio indicativo actualizado en tiempo real, tal como es calculado por la bolsa (en este ejemplo sería el LSE). Al final de la subasta, todas las transacciones cruzadas se efectúan al precio final oficial descruzado.

En ocasiones, un desbalance de liquidez se produce durante la subasta el cual ofrece el potencial de ser cubierto en el alto/bajo del día. En ocasiones, estas oportunidades están relacionadas con noticias importantes del mercado. Por ejemplo, el anuncio de una adquisición de una compañía por parte de otra más fuerte perteneciente al mismo sector, puede generar mucha actividad en las acciones de ese sector durante las subastas de apertura/cierre del mercado. Esta situación puede ocasionar que durante la apertura posterior a las subastas el precio.

Por ejemplo, supongamos que una acción finalizó con una cotización de $100.00 el día viernes, y sin embargo el precio sin cruzar después de la subasta de apertura del lunes en la mañana es de alrededor de $102.00. Un trader que opera con un broker con sistema DMA pudo haber obtenido esta cotización durante la apertura oficial del mercado y si el precio de la acción hubiera subido durante el día hasta $105 (máximo de la sesión), su ganancias por esta operación habrían sido sustanciales.

Muchas oportunidades también se presentan durante la subasta de cierre. De hecho, esta representa la última oportunidad para operar en el mercado al contado en cualquier día en particular y como tal, hay ocasiones en las cuáles grandes compradores y vendedores institucionales pueden encontrarse en una situación tal que no les deja mayor opción que participar. Ordenes de gran volumen pueden crear un desbalance de liquidez que a su vez puede ocasionar una distorsión del precio la cual es probable que se invierta tan pronto como el mercado vuelve a abrir al día siguiente.

Un ejemplo de una situación de este tipo es cuando en una fecha determinada se produce el vencimiento de contratos de Futuros y Opciones -esto se conoce como “double witching“-, lo cual puede producir subastas particularmente volátiles. En estos casos las acciones Blue Ship (acciones de empresas con gran capitalización y con años de presencia en los mercados, incluso décadas) suben considerablemente sobre el precio al que se habían estado negociando. A través de un proveedor con sistema de negociación DMA, un trader que esté preparado a enfrentar el nivel de riesgo que conllevan las operaciones overnight, puede tomar ventaja de esta situación mediante la introducción de una orden short (orden de venta) durante la subasta para que sea completada al precio de cierre oficial – la expectativa es que el alza en el precio sufrirá una corrección durante el día siguiente.

Con algunas acciones, en ocasiones el precio de subasta es significativamente distinto de los precios intradiarios. Esto permite que algunos traders coloquen órdenes con base en el bid durante las subastas de apertura y sus posiciones sean abiertas a un 1% o más por debajo del precio del mercado. La alta liquidez durante la subasta de cierre permite cerrar las posiciones en o cerca del máximo del día.

Gestión de costos

Los brokers de CFD, sobre todo los que operan mediante el sistema DMA, normalmente les cobran a sus clientes una comisión base de alrededor del 0.15% al 0.25% del valor de la transacción con cargos mínimos que pueden variar entre $15 y $25, aunque los traders que operan de manera más activa pueden negociar condiciones y porcentajes de comisiones más favorables. En el caso de los market makers, obtienen sus ganancias del spread adicional que cargan sobre los precios que ofrecen a sus clientes. Algunas compañías cobran una comisión fija por ciertos instrumentos financieros, sin importar el volumen de la transacción, lo cual puede resultar bastante conveniente cuando el trader operan con volumentes de transacción elevados.

En todo caso, los brokers DMA aplican la comisión tanto para la apertura como para el cierre de la posición, lo cual suma un costo total por concepto de comisiones del 0.3% al 0.5% cuando el trader opera con CFD basados en acciones del FTSE 100. Otro costo importante relacionado con el trading con CFD, es el cargo por financiamiento diario que cobra el broker por mantener abierta una posición en CFD de un día para otro (posiciones overnight), que en el caso de las posiciones long significa el cobro de una tasa del 2.5% anual sobre la tasa LIBOR, mientras que las posiciones short reciben un pequeño crédito o interés el cual es depositado directamente en la cuenta del trader (es menor al monto que se tiene que pagar por las posiciones long).

La mayoría de los brokers no cobran por el uso de sus plataformas de trading. Estas compañías suelen ofrecer servicios valiosos como acceso a precios en tiempo real, noticias actualizadas del mercado, paquetes de análisis técnico y de gráficos, etc. Los brokers que ofrecen acceso a sistemas DMA también incluyen datos sobre cotizaciones y transacciones con profundidad de mercado de tipo Level 2, aunque en algunos casos cobran una comisión mensual de alrededor de $30 dependiendo del mercado y de la compañía.

 

 

Guía sobre Contratos Por Diferencia


 

Leave A Comment