• En los Estados Unidos, se prevé que el informe de empleo de agosto mostrará una mejora en las condiciones del mercado de trabajo del país. Aunque eso podría subir un poco las expectativas para otra alza en las tasas de interés durante este año, es más probable que los datos de inflación sean determinante primario para el siguiente movimiento de la Fed.
  • En la Eurozona, los datos preliminares de inflación para agosto serán observados de cerca como una confirmación de si el BCE seguirá anunciando ajustes de su programa QE en el futuro cercano.
  • También tendremos datos económicos clave de Alemania, Reino Unido, Estados Unidos y Canadá.

Calendario económico para el 28 de agosto

Ellunes y martes no hay eventos o indicadores importantes programados para su publicación en el calendario económico y por lo tanto no se espera mayor acción por parte de los principales mercados.

Calendario económico para el resto de la semana

El miércoles, el IPC preliminar de Alemania para agosto estará en el foco de atención del mercado y el consenso es que la tasa de inflación ha aumentado desde el mes anterior. Este punto de vista se ve apoyado por el hecho de que el PMI compuesto preliminar de la nación para agosto mostró que los precios cobrados subieron al ritmo más rápido en cinco meses. Mientras tanto, el dato mensual de agosto de 2016 que va a quedar fuera del cálculo anual fue de -0,1% a nivel mensual, lo que implica que cualquier dato más alto que este valor podría hacer que la tasa anual del IPC se incrementara. Un repunte de la inflación alemana podría aumentar la especulación de que la inflación de la zona euro, que saldrá al día siguiente, también podría acelerarse. Sin embargo, es importante subrayar que Alemania sólo publica una tasa de inflación general, no una tasa subyacente. Por lo tanto, los inversores podrían centrarse principalmente en el IPC subyacente de la zona euro con el fin de evaluar el momento de la próxima acción política del BCE. 

En los Estados Unidos, el informe de empleo de ADP para agosto será publicado. La previsión es que el sector privado ha añadido 178.000 empleos, el mismo número que en julio. Un resultado tan sólido podría aumentar la especulación de que las Nóminas No Agrícolas que se publicarán el viernes también cumplirá su pronóstico de 185000 puestos. Sin embargo, hay que recomendar un poco de precaución aquí. A pesar de que el dato del ADP es el único indicador importante de las nóminas no agrícolas, la correlación entre las dos cifras ha disminuido notablemente en los últimos meses. 

Siguiendo en los Estados Unidos, también tendremos la segunda estimación del GDP para el segundo trimestre y las expectativas son que habrá una revisión ascendente leve con respecto a la estimación preliminar. De hecho, los únicos indicadores importantes publicados después de la primera estimación del PIB fueron el gasto personal y los pedidos de fábrica para junio. A pesar de que salieron más o menos en línea con las estimaciones, mostraron revisiones decentes al alza en los datos de mayo, lo que apoya la posibilidad de una revisión al alza en el PIB. Algo así sería un desarrollo alentador para los formuladores de políticas del FOMC, pero es probable que los datos de inflación pueden jugar el papel más importante en la determinación del momento del próximo aumento de las tasas de interés.

El jueves, los IPC preliminares de la Eurozona para agosto ocuparán el centro de atención del mercado. Los pronósticos son mixtos, dado que se espera que la tasa principal aumente ligeramente y que la tasa subyacente baje un poco. Muchos analistas comparten la opinión de un alza en la tasa principal, pero a la vez creen que los riesgos que rodean al pronóstico de la tasa subyacente están inclinados al alza, tal vez por una tasa sin cambios, o incluso un aumento fraccionario. El pronóstico para la tasa principal es apoyado por el PMI compuesto preliminar del bloque para el mes, que mostró que los precios de la producción subieron al ritmo más rápido en tres meses. En cuanto a la tasa subyacente, el cambio anual en los precios del petróleo se mantiene cerca de cero, lo que hace creer que si la tasa de inflación principal realmente aumenta, la tasa subyacente puede moverse de una manera similar. Este podría ser otro conjunto de datos que aumenten las posibilidades de que el Banco anuncie pronto algunos cambios a su programa QE. A falta de un deterioro significativo en los próximos indicadores, es posible que un escenario realista es aquel en el que el Banco elimine el sesgo flexibilización cuantitativa en septiembre, abriendo así el camino para un anuncio formal en octubre de que el ritmo de compras QE podría reducirse para finales de este año. 

Desde los Estados Unidos, tendremos los datos de ingresos y gastos personales, así como el índice de precios subyacente PCE, todo para julio. Comenzando con los ingresos y el gasto, ambas tasas se espera que hayan aumentado desde el mes anterior. La previsión de ingresos está respaldada por el alza de la tasa promedio de ganancias por hora del país para el mismo mes, mientras que la previsión de gastos está respaldada por la aceleración de las ventas al por menor de julio. 

En Canadá, los datos del PIB para el segundo trimestre atraerán la atención del mercado, aunque todavía no se dispone de pronósticos. La opinión general es que la economía de la nación puede haber crecido al mismo ritmo que antes, con riesgos a la baja. A pesar de que el PIB mensual medio de abril y mayo es aproximadamente igual al promedio de los datos mensuales del PIB para el primer trimestre, los datos poco alentadores de las ventas al por menor de junio, sugieren que la economía podría haber perdido cierto impulso hacia el final del segundo trimestre.

Finalmente el viernes, el informe de empleo de Estados Unidos para agosto acaparará la atención del mercado. El consenso es que las nóminas no agrícolas han aumentado 185000 puestos, ligeramente por debajo de los 209000 puestos en julio, aunque si este es el caso, todavía sigue siendo un número fuerte que es consistente con una mejora en el mercado de trabajo. Se espera que la tasa de desempleo se haya mantenido muy baja en el 4,3%, mientras que se pronostica que las ganancias promedio por hora han aumentado al mismo ritmo que en el mes anterior, algo que podría incrementar un poco la tasa anual. Un informe de empleo tan fuerte podría elevar un poco la probabilidad de que se produzca otra subida de las tasas de la Fed este año, que disminuyó recientemente después de que las minutas del FOMC de julio mostraron que más funcionarios estaban preocupados por la baja inflación.

Dicho esto, sin embargo, es posible que los determinantes primarios que nos pueden indicar si la Fed de hecho va a proceder con otro aumento de tasas de interés este año, son los datos de inflación. Los últimos datos mostraron que a pesar de que la tasa principal del IPC se recuperó ligeramente después de caer durante 4 meses, la tasa subyacente se mantuvo sin cambios, lo que arroja más dudas sobre si los datos poco positivos de la inflación pueden de hecho atribuirse a factores idiosincrásicos. En opinión de los expertos, es necesario un fuerte repunte de la inflación antes de que las expectativas de aumento de las tasas suban sustancialmente y ayuden al dólar a invertir su última tendencia a la baja.

También tendremos el PMI manufacturero ISM de la nación para agosto y el pronóstico es que el índice ha bajado ligeramente, aunque se mantendrá en un nivel saludable, consistente con un fuerte crecimiento en el sector. Por ahora los riesgos que rodean al pronóstico son equilibrados, dado que los índices regionales de la industria manufacturera no presentan una imagen clara de la salud del sector durante el mes. A pesar de que el índice Empire State aumentó notablemente, el índice Philly Fed bajó ligeramente, mientras que el índice de la Fed de Richmond se mantuvo sin cambios. En cualquier caso, existe la posibilidad de que el PMI manufactureo ISM atraiga menos atención de lo habitual, ya que los inversores estarán enfocados en los datos de empleo importantes que se publicarán unos minutos antes.

En el Reino Unido, el PMI de fabricación para agosto será dado a conocer. Las expectativas son de que el índice ha disminuido marginalmente, a pesar de lo cual se mantendrá en un nivel saludable. En cualquier caso, no se espera que este dato afecte los planes de política del BoE.