Brokers de Opciones Binarias

Señales de trading gratuitas con Finmax

Recibe nuevo contenido en tú correo

Broker de Forex y CFD Alpari

Importancia del uso de las órdenes stop loss en los CFD

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

 

Cualquier especulador que haya operado en el mercado Forex, con Contratos Por Diferencia o incluso con acciones por ejemplo, tiene alguna idea acerca de lo que consisten las órdenes stop loss como herramienta para reducir el riesgo de una operación. Una orden stop loss, para el caso de las posiciones long, es una orden dada al broker para que venda y cierre la posición cuando el precio cae y llega hasta cierto nivel de precios. Esto significa que aunque el trader no esté observando la evolución del precio en el mercado, el broker procederá a cerrar la posición long por este, lo cual evitará que sufra de pérdidas más elevadas. En el caso de las posiciones short, aplica lo mismo pero a la inversa, es decir que la orden stop loss le indica al broker que compre y cierre la posición si el precio sube y alcanza un nivel determinado de precios.

La orden stop loss simplemente se convierte en una orden de mercado para comprar o vender cuando un nivel de precios predeterminado es alcanzado. Con una orden stop loss normal, si el precio del instrumento financiero viola(atraviesa) el nivel preestablecido del stop loss, entonces la orden es ejecutada en el siguiente precio disponible. Esto significa que en mercados con elevada volatilidad que se mueven con mucha rapidez, la orden de salida puede ser ejecutada a un precio menor al precio de nuestro stop loss en el caso de una posición long en CFD, o a un precio más elevado que el precio del stop loss establecido para una posición short en CFD. En este caso, lo mejor que podemos esperar es que el broker pueda obtener el mejor precio disponible para nosotros, el cual usualmente está razonablemente cerca del nivel de precios que queríamos desde el inicio. Aún si estamos estado observando el mercado minuto a minuto, esto es lo mejor que podemos hacer en caso de haber comprado/vendido para cerrar la posición cuando el nivel del stop loss es alcanzado.

 

Esta es la manera en que trabajan las órdenes stop loss en practicamente todas las formas de trading, incluyendo en las operaciones tradicionales con acciones. En el caso de los CFD, los stop loss son aún más importantes debido a la mecánica del apalancamiento que puede escalar las pérdidas en una operación perdedora. En el caso de las acciones, si no salimos del mercado cuando el precio empieza a moverse en contra lo único que perdemos es parte del valor de las acciones, lo cual nunca va a superar  nuestra inversión inicial. Pero en el caso de una posición perdedora con CFD, podemos perder más dinero del que invertimos originalmente al abrir la posición o incluso la pérdida puede ser mayor al capital total que tenemos en la cuenta. Este es el lado negativo del apalancamiento el cual al mismo tiempo tiene la gran ventaja de que nos permite magnificar las ganancias significativamente en relación al reducido margen inicial requerido para abrir una posición en el mercado con derivados como los CFD.

 

Por ejemplo, un trader que opera con CFD y que abre una posición long por un valor de $20000 con un requerimiento de margen inicial del 10% (el apalancamiento es igual a 10 veces el requerimiento de margen inicial) solo necesita colocar un margen de depósito de $2000. Esto implica que un movimiento del 10% en el precio del activo subyacente puede producir una ganancia (o pérdida) del 100% del capital del margen inicial. Por supuesto, esta es la parte negativa que le crea problemas a la mayoría de los traders, por lo cual cuando abrimos una posición en CFD es necesario colocar una orden stop loss en caso de que el precio se mueva en nuestra contra. Esto asegura que la posición sea cerrada automáticamente si el mercado se mueva con una tendencia opuesta a la posición. Obviamente, al abrir una posición esperamos que la orden stop loss no sea necesaria, pero es inevitable que en algunas de nuestras operaciones nos vamos a equivocar y que se van a terminar convirtiendo en posiciones perdedoras. Sin embargo, debido al apalancamiento, aún una operación con una orden stop loss regular puede ocasionar que perdamos una cantidad significativa de dinero sobre todo si la colocamos muy lejos del punto de entrada.

 

Un error común entre los traders principiantes es la tendencia en enfocarse exclusivamente en los resultados positivos. Por lo general la gente prefiere pensar acerca de como van a gastar las ganancias que van a obtener en el mercado sin tener en cuenta el hecho de que el mercado puede moverse en contra de sus posiciones. Los traders más experimentados se enfocan en el riesgo potencial de cada operación y se aseguran que esté dentro de los parámetros predefinidos de su estrategia de trading sobre todo en relación a su sistema de gestión monetaria.

Es importante conocer y acepta el hecho al comienzo de nuestra carrera como traders que tarde o temprano vamos a tener operaciones perdedoras. Este es un hecho inevitable en el mercado. Al operar en el mercado siempre tratamos de maximizar el número de operaciones ganadoras mientras que al mismo tiempo buscamos reducir la cantidad de operaciones perdedoras, pero la realidad es que desafortunadamente existen demasiadas variables que pueden influenciar los precios en el mercado en cualquier momento, por lo cual resulta sumamente complejo predecir el resultado de una operación con una certeza razonable. En lugar de tratar de adivinar la dirección correcta del mercado todo el tiempo, lo más recomendable es tratar de enfocarnos en perfeccionar las cosas sobre las cuáles tenemos control. Esto, en pocas palabras significa controlar el nivel de riesgo.

 

Ordenes stop loss regulares vs órdenes stop loss garantizadas

Además de las órdenes stop loss normales, cuando operamos con CFD en ocasiones podemos utilizar lo que se denomina como un stop loss garantizado. Esto suena ideal, ya que garantiza que una posición perdedora sea cerrada precisamente al precio que especificamos, sin importar que el mercado haya negociado precisamente a ese nivel (esto es necesario en el caso de las órdenes stop loss regulares para que sean ejecutadas al precio especificado) o que el precio simplemente lo haya atravesado debido a que está pasando por un periodo de alta volatilidad en el cual se mueve con suma rapidez debido a alguna noticia o acontecimiento importante que de momento está afectando al mercado, lo cual ocurre con cierta frecuencia. Las órdenes stop loss garantizadas  permiten que una posición sea cerrada al precio que queremos sin importar las condiciones en el mercado, lo cual no siempre ocurre con los stop loss regulares.

 

Como podemos ver, un stop loss garantizado es un tipo de seguro, y por lo tanto tienen un costo asociado. El broker por su parte tiene que comprar/vender al mejor precio disponible y compensar la diferencia, si existe alguna, por lo cual el costo que cobra al trader por este servicio sirve para cubrir la diferencia. En este caso, si el trader coloca una orden stop loss garantizada se le cobra su utilización cuando la posición es cerrada, lo que significa menos ganancias aún si el mercado se movió a su favor y el stop loss nunca fue necesario ni ejecutado. Por lo tanto, algunos traders solo los utilizan si el mercado está muy volátil o el precio está sujeto a gaps (brechas) frecuentes. Este tipo de mercados puede incluir acciones con un volumen de transacción bajo y materias primas entre otros.

Un ejemplo trágico de la importancia de las órdenes stop loss

En el 2008, un famoso inversor llamado Sean Quinn de Irlanda utilizó Contratos Por Diferencia para construir una posición en el mercado con acciones del Anglo Irish Bank la cual era equivalente a alrededor del 25% de este banco. En este caso, Quinn consideraba que el precio de la acción comenzaría a subir dentro de poco.

 

Sin embargo, ocurrió lo contrario y la acción comenzó a caer con fuerza lo cual fue fatal para Quinn ya que estaba del lado incorrecto del mercado y con un producto apalancado como los CFD. La apuesta de Quinn de que la acción de este banco iba a subir fracasó en cuestión de meses. En junio 7 del 2007 las acciones del Anglo Irish Bank subieron hasta un valor máximo de 17.53 euros. Sin embargo, tres meses después el precio de la acción cayó y nunca se recuperó debido al colapso del sector bancario internacional, el cual se inició con la caída de Bear Sterns en Estados Unidos la cual fue seguida por la quiebra de Lehman Brothers.  Finalmente, en julio del 2008, Quinn fue forzado a cristalizar sus pérdidas mediante la conversión de sus CFD en una participación ordinaria en acciones del banco equivalente a un 15% de su valor total (en otras palabras fue obligado a convertir sus CFD directamente en acciones asumiendo las pérdidas debido a la caída en su valor), lo cual le ocasionó una pérdida de 2500 millones de euros. Estas pérdidas astronómicas se produjeron por no haber salido del mercado a tiempo.

 
 
 
 
 

 

 

Suscríbete sin costo alguno al boletín del sitio

Escribe tu e-mail para inscribirte en nuestro boletín:

Suscríbete ya sin costo alguno al boletín de Técnicas de Trading y recibe contenido actualizado del mismo, incluyendo análisis del mercado, estrategias de trading, promociones de brokers y mucho más

XTrade - Broker de Forex y CFD

Leave a Reply