Actualmente la economía japonesa es la más grande de Asia y la segunda economía nacional más importante a nivel mundial. Así mismo, Japón es uno de los principales países exportadores en todo el mundo. Debido al gran nivel de comercio que tiene con Estados Unidos, Asia, Europa y otros países, muchas corporaciones multinacionales se ven en la necesidad de convertir su divisa nacional en yenes y viceversa. Las tasas de interés consistentemente bajas en Japón han convertido al yen en una moneda bastante popular para realizar transacciones de carry trading.

Por esta razón, el par de divisas USD/JPY (dólar estadounidense/yen japonés) es uno de los más negociados en los mercados internacionales de divisas. Los inversores y especuladores interesados en operar con este par deben analizar con cuidado la economía japonesa y la evolución de las cotizaciones del USD/JPY con el fin de determinar si este es un instrumento financiero que se adapta a sus estrategias y necesidades de inversión. Como veremos a continuación, el USD/JPY tiene características que lo convierten en un mercado interesante para muchos traders, incluyendo especuladores, sin embargo en ocasiones puede resultar demasiado riesgoso para los traders que tienen una alta aversión al riesgo ya que presenta periodos de elevada volatilidad, aunque no tanto como otros pares relacionados con el yen como el EUR/JPY o el GBP/JPY.

La siguiente imagen muestra cómo ha variado el valor del USD/JPY desde mediados del 2005 hasta finales del 2015:

Gráfico con marco de tiempo mensual del par de divisas USD/JPY

Gráfico con marco de tiempo mensual del par de divisas USD/JPY

En este caso el valor mínimo alcanzado durante este periodo fue de 75.64 mientras que el valor máximo alcanzado por el par fue de 125.88, manteniendo una clara tendencia bajista bien definida durante varios años (2005-2012) la cual fue seguida por una fuerte tendencia alcista hasta la actualidad (2012-2015).

La economía japonesa

Siendo un país pequeño con pocos recursos naturales, Japón ha desarrollado una fuerte ética laboral, técnicas de producción innovadoras, un claro dominio de nuevas tecnologías, una elevada tasa nacional de ahorro, y una relación estrecha de colaboración entre el gobierno y los sectores empresariales para superar sus desventajas naturales. A pesar de que el país y su economía fueron severamente dañados durante la II Guerra Mundial, el sector económico japonés ha crecido significativamente desde entonces hasta convertirse en el más grande en todo el mundo con la excepción de Estados Unidos.

Sin embargo, después de más de 40 años de un crecimiento económico prácticamente sin precedentes, a inicios de la década de los 90 Japón experimentó el fin del alza en el mercado de bienes raíces y en el mercado de valores de compañías nacionales, los cuáles se habían convertido en burbujas que terminaron por estallar. La explosión de estas burbujas llevó a una fuerte desaceleración económica y una espiral deflacionaria. El sistema bancario japonés tuvo que cargar con billones de yenes en préstamos incobrables y subsecuentemente tuvo que reducir sus actividades de financiamiento. El gasto de los consumidores japoneses también se desaceleró conforme el país entraba en una prolongada recesión económica. Por más de dos décadas, el gobierno japonés ha luchado por revitalizar la economía del país y regresar a las tasas de crecimiento previas que se caracterizaban por su robustez. A pesar de que estos esfuerzos no han sido completamente exitosos, Japón se ha convertido en una potencia económica y una fuente importante de la actividad económica global, siendo el centro financiero más importante en Asia.

El yen japonés

El yen japonés es la divisa más negociada en Asia y la cuarta con mayor volumen de negociación en todo el mundo. En un momento durante la década de 1980, hubo conjeturas de que el yen se uniría al dólar estadounidense como una de las monedas de reserva del mundo. Sin embargo, el prolongado deterioro económico de Japón ha terminado con esta suposición, al menos temporalmente, aunque el yen sigue siendo una divisa extremadamente importante en los mercados financieros globales.

Una consecuencia del extenso periodo de bajo crecimiento económico del país es que el banco central japonés se ha visto forzado a mantener las tasas de interés bastante bajas con el fin de estimular el crecimiento económico. Estos tipos de interés bajos han convertido al yen en una moneda extremadamente popular para realizar transacciones de carry trading. En las operaciones de carry trade, inversores y especuladores venden yenes y utilizan los beneficios para comprar divisas que ofrecen mayores rendimientos en cuanto a tipos de interés. Estas operaciones de venta regulares del yen han mantenido las cotizaciones de esta moneda más bajas de lo que habrían estado bajo otras circunstancias.

Consideraciones a la hora de operar con el par USD/JPY

El par USD/JPY se caracteriza por spreads bid-ask sumamente bajos y una excelente liquidez. Debido a esto, es un excelente punto de inicio para traders principiantes que comienzan a dar sus primeros pasos en el mercado de divisas. Así mismo, también constituye un par bastante popular para los traders más experimentados. Una de los principales atractivos de los pares de divisas como instrumentos de inversión y especulación es que el mercado está abierto las 24 horas del día, cinco días a la semana. Por esta razón, los traders que viven en países de América por ejemplo, y que prefieren operar durante la noche, pueden considerar la posibilidad de enfocarse en el USD/JPY debido a que el yen se negocia fuertemente durante las horas en que los mercados asiáticos están en actividad.

Tal como se explicó anteriormente, la venta de yenes japoneses para realizar operaciones de carry trading se ha convertido en una estrategia popular. La popularidad de las transacciones de carry trade con yenes usualmente depende del estado de los mercados financieros globales. Cuando se presentan múltiples oportunidades en los mercados y la volatilidad es relativamente baja, los traders ven el carry trading como una excelente opción para ganar dinero. Sin embargo, cuando la volatilidad aumenta y/o se presentan menos oportunidades para los inversores globales, la popularidad de las operaciones de carry trade disminuye ya que las ganancias obtenidas a partir del carry trading pueden ser superadas con facilidad por las pérdidas si el mercado realiza un fuerte movimiento en contra. En este caso, esto significa la pérdida del valor de la moneda comprada con respecto al yen (moneda vendida).

Por lo tanto, un factor clave que deben considerar los traders que operan con el USD/JPY es la popularidad actual del carry trading entre los fondos de cobertura globales (hedge funds) y otros inversores institucionales. Durante los periodos de calma relativa, el carry trading es extremadamente popular, y la presión de venta resultante puede ocasionar que el yen se debilite con respecto a otras monedas como el dólar estadounidense. Sin embargo, cuando aumenta la volatilidad en los mercados globales, las transacciones de carry trading basadas en el yen y otras divisas pierden popularidad entre los inversores, al menos momentáneamente hasta que las condiciones mejoren. Conforme los traders cierran sus posiciones de carry trading, necesitan comprar más yenes. Esta presión de compra puede llevar a una tendencia alcista general en la cotización del yen con respecto al dólar estadounidense u otras divisas.

Otro factor que se debe considerar a la hora de operar con el USD/JPY es la dependencia de Japón de las exportaciones e importaciones. Debido a que Japón depende en gran medida de las importaciones de recursos naturales como el petróleo por ejemplo, un alza en los precios de las materias primas puede dañar la economía japonesas y ocasionar que el yen se debilite. La desaceleración del crecimiento económico de los principales socios comerciales del país también puede causar un debilitamiento de la economía de Japón la cual depende de sus exportaciones, lo que a su vez puede tener un efecto negativo en el yen.

La dependencia de las exportaciones de Japón también puede llevar al Banco de Japón, el banco central del país, a realizar intervenciones en el mercado cuando considera que el yen se está fortaleciendo demasiado. Aunque los expertos debaten acerca de la efectividad de las intervenciones de los bancos centrales, es sumamente importante que el trader considere el impacto que pueden ocasionar, ya que usualmente el mercado de divisas reacciona significativamente cuando el Banco de Japón realiza una intervención. Los pares del yen, incluyendo el USD/JPY, pueden llegar a experimentar movimientos que pueden ser de cien pips o más en pocos minutos, y en algunos casos incluso se producen cambios de tendencia a mediano y largo plazo, dependiendo de la profundidad de la intervención y de si se produjo o no un anuncio importante con respecto a algún cambio fundamental en la política monetaria del país. Por lo general, si la intervención no es acompañada de ningún anuncio importante de parte de las autoridades japonesas, el mercado termina por retomar la dirección de la tendencia general tarde o temprano. Sea cual sea el caso, las intervenciones del banco central de Japón deben seguirse con cuidado ya que siempre aumentan la volatilidad en el mercado y ocasionan fuertes movimientos que pueden producir grandes ganancias o pérdidas si el trader está del lado equivocado de la dirección del precio.

En la siguiente imagen se muestra como el par USD/JPY ha mantenido una tendencia alcista casi constante desde la intervención realizada por el Banco de Japón a mediados del 2012 cuando el yen estaba fortalecido y llego a cotizarse casi a 77.00 yenes por cada dólar estadounidense.  A partir de ese momento el valor del yen se ha mantenido a la baja y terminó por superar la barrera de los 100.00 yenes por dólar

intervencion-boj-USDJPY

El Banco de Japón tiene la reputación de intervenir en el mercado de divisas cuando los movimientos en las cotizaciones del yen con respecto a otras monedas parecen suponer una amenaza para las exportaciones japonesas o el crecimiento económico del país. Los inversores y especuladores deben estar al tanto de este hecho de tal manera que no terminen atrapados por sorpresa en una intervención del Banco de Japón que ocasione un cambio en la tendencia del yen.

Debido a que es la moneda más líquida en Asia, el yen japonés también puede ser utilizado como un proxy (sustituto) para el crecimiento económico de Asia. Cuando los países asiáticos se ven afectados por volatilidad económica o financiera, los inversores pueden reaccionar comprando o vendiendo yenes japoneses

Finalmente, es importante que los traders recuerden que Japón ha sufrido un periodo extremadamente extenso de bajo crecimiento económico y tasas de interés sumamente reducidas. Por lo tanto, deben prestar especial atención al futuro curso del crecimiento económico japonés. Una eventual recuperación económica puede traer consigo un alza en las tasas de interés y con ello el fin de la popularidad del yen para operaciones de carry trading, lo que su vez ocasionaría el aumento sistemático del valor de esta moneda frente a otras divisas.

Artículos relacionados

Fuente:

-investopedia.com

-wikipedia.org