Reunión del G20: Más preocupaciones, pero ninguna acción.

La reunión de los políticos del G-20 terminó sin ningún acuerdo concreto para aplicar una nueva acción coordinada para impulsar el crecimiento global. A pesar de que los miembros parecían estar más preocupados esta vez por las perspectivas de crecimiento económico mundial y mostraron una creciente conciencia ante la necesidad de estabilidad financiera, simplemente se reiteraron los compromisos políticos del pasado. Se pusieron de acuerdo en utilizar las herramientas monetarias, fiscales y estructurales para impulsar el crecimiento, lo que subraya la preocupación por las limitaciones de las medidas de estímulo impulsadas por los principales bancos centrales. Con respecto a los tipos de cambio, el G20 reafirmó que van a abstenerse de toda devaluación competitiva y tampoco van a apuntar a un tipo de cambio con fines competitivos. Además se pusieron de acuerdo en seguir de cerca los acontecimientos en los mercados de divisas.

Los funcionarios también incluyeron un potencial «Brexit» y el elevado y creciente número de refugiados en algunas regiones a su larga lista de preocupaciones. Una ausencia notable de la lista de preocupaciones del G-20 fue la desaceleración de China, que como nación anfitriona parece haber tenido éxito en quedar fuera del comunicado final sobre los principales riesgos para la economía global. Dado que el grupo no tomó nuevas medidas audaces para reactivar la economía mundial, se espera que los mercados continúen sus tendencias previas a la reunión y mantengan la demanda por activos de refugio intactas.

Calendario económico para el 29 de febrero

Durante el día de Europa, se espera que el IPC preliminar de la zona euro para febrero se haya desacelerado respecto al mes anterior. La tasa del IPC preliminar de Alemania para el mismo mes cayó inesperadamente en el terreno negativo, lo que aumenta la probabilidad de que la cifra del bloque también haya disminuido significativamente. Lo que es más, la medida preferida del BCE de las expectativas de inflación, el tipo swap de inflación a 5 años, alcanzó un mínimo histórico de 1,38% la semana pasada. Dado que los funcionarios del Banco ya han mostrado su intención de reconsiderar sus políticas en la reunión de marzo debido a que la crisis mundial amenaza con afectar a la zona euro, estos datos aumentan la probabilidad de que el BCE introduzca otro paquete de estímulo en marzo. Los analistas creen que esto podría mantener el euro bajo presión de venta hasta que se realice la reunión. Se pronostica que las ventas minoristas de Alemania para enero han aumentado, lo que sería un repunte respecto al mes anterior. El PIB de Suecia para el cuarto trimestre también se estará publicando. Una desaceleración en el cuarto trimestre pudiera tener un impacto negativo en la corona sueca, por lo meno durante la publicación de la noticia. Los datos de las ventas al por menor de Noruega también se publicarán este día.

En los Estados Unidos, el PMI de Chicago para febrero se prevé que ha disminuido, pero aún se mantendrá por encima de la línea 50, lo que sigue siendo positivo. El indicador está altamente correlacionado con el índice ISM manufacturero, que se publicará el martes. Por lo tanto, una disminución en el PMI de Chicago es probable que aumente las posibilidades de que se produzca una baja en el índice ISM, que se espera que se mantenga por debajo de 50. El índice de actividad manufacturera de la Fed de Dallas de febrero y las ventas pendientes de viviendas de enero también serán publicadas este día.

Calendario económico para el resto de la semana

El martes, el Banco de la Reserva de Australia se reunirá para decidir sobre la política monetaria. En la última reunión, los funcionarios del Banco mantuvo la tasa de interés de referencia sin cambios en medio de una mejora del mercado laboral. Eso si, los funcionarios del RBA tomaron nota de los riesgos en torno a las perspectivas globales y declararon que seguirán de cerca los datos económicos entrantes para descubrir señales acerca de si la crisis financiera ha impactado la demanda interna de Australia. Por lo tanto, dado que los datos entrantes no han reflejado ningún impacto significativo ocasionado por la volatilidad global, hasta ahora, muchos expertos consideran que no es urgente para el Banco alterar la postura de su política en esta reunión.

Desde China, tendremos los datos del PMI manufacturero Caixin y el PMI manufacturero oficial, ambos para el mes de febrero, y las expectativas son que ambos índices han caído por debajo de la línea 50.

Se pronostica que el PMI de fabricación del Reino Unido para febrero tuvo una disminución respecto al mes anterior,aunque aún permanece por encima del nivel 50.

 En los Estados Unidos, se espera que el PMI manufacturero ISM ha aumentado en febrero, pero se mantendrá por debajo del importante nivel 50 por cuarto mes consecutivo. Esto sugiere que el sector se encuentra todavía en una recesión. La previsión se apoya en los descensos de los índices manufactureros Empire State y de la Fed de Filadelfia para el mismo mes. Aunque esto podría perjudicar al dólar estadounidense durante la publicación de la noticia, lo recomendable es tratar cualquier movimiento bajista como un movimiento correctivo del USD en esta reciente tendencia alcista de la divisa estadounidense.

El miércoles, se espera que el crecimiento del PIB de Australia para el cuarto trimestre haya disminuido con respecto al trimestre anterior. Se espera que la desaceleración pueda deberse en parte a una disminución de la relación de intercambio comercial de Australia debido a la caída de precios de las materias primas durante el trimestre, especialmente el mineral de hierro. Esto puede incrementar la presión de venta sobre el AUD durante la publicación de la noticia.

Desde los Estados Unidos, tendremos el informe de empleo ADP de febrero, dos días antes de la publicación de las Nóminas No Agrícolas. Se espera que la cifra del ADP muestre que el sector privado ganó ligeramente menos puestos de trabajo en comparación con el mes anterior. Sin embargo, se espera que el dato se mantenga cerca del nivel de 200000 puestos, algo que podría aumentar la especulación en torno a una cifra similar de las Nóminas No Agrícolas para el viernes.

El jueves no hay indicadores ni noticias económicas de importancia para su publicación.

El viernes, el evento principal será el informe de empleo de Estados Unidos para el mes de febrero. La previsión es que las nóminas no agrícolas han aumentado con respecto al mes anterior, la tasa de desempleo se ha mantenido sin cambios, mientras que las ganancias promedio por hora han disminuido de forma mensual. Este es el último informe de empleo que los funcionarios de la Fed tendrán que considerar antes de la reunión de política de marzo, en la cual los mercados están casi convencidos de que no habrá ningún cambio en la política. Otro informe de empleo sólido podría aumentar las expectativas de que se produzca más de un incremento en las tasas de interés en este año, lo que podría añadir más impulso a la reciente fortaleza del dólar.

Fuente: Broker IronFX