• El evento principal probablemente será la reunión de política del FOMC. Los mercados podrían centrarse en cualquier posible cambio en el «dot plot«, así como en el momento de la normalización del balance.
  • En Japón, es probable que el BoJ mantenga la estructura general de su política sin cambios una vez más. Dicho esto, se espera un tono más optimista de los políticos, en medio de la alentadora evolución económica.
  • Es probable que el Banco Norges también se mantenga firme. Los analistas estiman que los funcionarios podrían mostrarse un poco más preocupados, debido a la última desaceleración de la inflación, y podrían retrasar un poco más el momento de su primera subida de tasas de interés planeada.
  • También tendremos datos económicos clave de la Eurozona, el Reino Unido y Canadá.

Calendario económico del 18 de septiembre

El lunes y el martes tendremos un calendario económico relativamente ligero, sin acontecimientos o indicadores económicos importantes programados para su publicación.

Calendario económico para el resto de la semana

El miércoles, el evento principal será la reunión y el anuncio de política del FOMC. Esta es una de las reuniones «más grandes», lo que significa que además de la decisión sobre tasas de interés, también tendremos nuevas previsiones económicas para la economía estadounidense, un «dot plot» actualizado, así como una conferencia de prensa de la Presidenta Yellen. De acuerdo con los futuros de los fondos federales, la comunidad financiera está casi segura de que las autoridades mantendrán las tasas de interés sin cambios, y la mayoría de los analistas están de acuerdo con esta aseveración,dado que la inflación se mantuvo moderada después de la última reunión. Aunque los datos de agosto mostraron que tanto la tasa principal como la tasa subyacente del IPC se recuperaron, es poco probable que un solo conjunto de datos será suficiente para reducir las preocupaciones de aquellos políticos que creen que los últimos datos poco alentadores de la inflación no se deben a factores idiosincrásicos.

Los analistas consideran que el mercado pondrá la mayor parte de su énfasis en cualquier señal con respecto al principio de la normalización del balance. Las opiniones de los inversores a nivel general sugieren que este proceso puede comenzar en esta reunión o en la próxima, en octubre. No obstante, algunos expertos estiman que el Banco no iniciará el proceso ahora, pero podría proporcionar señales claras de que esto podría ocurrir en octubre. El riesgo para ese punto de vista sería que los funcionarios del FOMC no hablen de esta tema durante esta reunión. Específicamente, podrían mantener al mercado en vilo diciendo que la reducción comenzará «relativamente pronto» con el fin de dejar un margen de maniobra si los datos económicos siguen siendo decepcionantes.

En cuanto a las previsiones, probablemente muchos inversores se centrarán principalmente en el «dot plot» para comprobar si el Comité en su conjunto sigue anticipando otro aumento de tasas este año. Se espera que el Dot Plot siga indicando otro posible aumento de las tasas este año. Aunque tuvimos comentarios cada vez mas dovish la semana pasada, estas observaciones vinieron principalmente de miembros que se sospecha que ya han indicado que no apoyarán aumentos adicionales en el 2017. En cuanto al ritmo de las subidas futuras, también es probable que lo mantengan sin cambios y esperen a ver si el último repunte de la inflación continuará. De no ser así, los miembros del FOMC podrían revisar el «dot plot» en diciembre.

En el Reino Unido, se publicarán los datos de las ventas al por menor.

El jueves, durante el día asiático, la decisión política del Banco de Japón estará en el centro de atención del mercado. Sin previsión disponible, los analistas creen que es posible que el BoJ mantenga su programa QQE con el esquema de control de curva de rendimiento intacto una vez más, y se muestre un poco más optimista que previamente. La evolución económica de Japón desde la última reunión del BoJ ha sido positiva en todos los frentes. Por ejemplo, en lo que respecta a la inflación, los datos del IPC se elevaron aún más en julio, mientras que la tasa subyacente del IPC de Tokio para agosto aumentó también, lo que sugiere que la recuperación de la inflación continuará probablemente. Mientras tanto, la tasa de desempleo disminuyó aún más, mientras que el crecimiento económico se aceleró.

Dado este conjunto de acontecimientos económicos alentadores, el Banco de Japón probablemente mejorará su lenguaje en relación a la economía japonesa, y tal vez incluso revise sus previsiones económicas. Dicho esto, sin embargo, es probable que aún sea demasiado pronto para especular con respecto a una posible reducción del estímulo en el corto plazo. En su marco actual, el Banco se ha comprometido explícitamente no sólo a alcanzar su meta de inflación del 2%, sino a superarla realmente. Por lo tanto, aunque las tasas del IPC aumentaron algo, mientras permanezcan tan lejos de la meta, es poco probable  que se produzca un cambio en la política.

Durante la jornada europea, el Banco Norges anunciará su propia decisión sobre tasas de interés. Cuando se reunió por última vez, el Banco revisó sus previsiones del PIB para el 2017 y, aunque redujo sus expectativas de inflación a corto plazo, las mejoró a largo plazo. Quizás el cambio más notable fue que el Banco eliminó su sesgo de flexibilización y ahora espera que la tasa clave se mantenga en el nivel actual en el período que se avecina, aunque revisó ligeramente al alza su política de tasas de interés esperada para el periodo 2017 y 2018.

Desde entonces los datos económicos de la nación han sido mixtos. El PIB de la nación se aceleró notablemente en el segundo trimestre, lo que está en línea con las previsiones del Banco, mientras que la tasa de desempleo siguió aumentando en agosto. Por otro lado, la inflación se desaceleró en agosto, confundiendo las expectativas de un posible aumento. No se espera que el Banco tome alguna acción en esta reunión ni tampoco que cambie el tono de sus declaraciones. Sin embargo, debido al descenso de la inflación, los funcionarios podrían retrasar aún más el momento en que podrían comenzar a subir las tasas de interés. Finalmente, el viernes, los indicadores económicos que probablemente atraigan la atención del mercado son los PMI preliminares de la Eurozona para septiembre y los datos del IPC de Canadá para agosto.