La venta masiva en los mercados bursátiles de Estados Unidos y Europa que se produjo el viernes anterior se ha extendido a los mercados de Asia al comienzo de la nueva semana de negociación, a medida que las preocupaciones sobre la salud de la economía mundial aumentan a un ritmo rápido.

Quizás lo que es más preocupante para el sentimiento de los inversores es que la curva de rendimiento de los bonos del Tesoro de Estados Unidos se ha invertido por primera vez desde 2007. Este acontecimiento alentará psicológicamente una mayor ansiedad entre los inversores y aumentará los temores de que la economía mundial se dirige a otra recesión, si es que las noticias económicas más recientes a nivel global  aún no ha proporcionado indicaciones de que la recesión ha llegado.

Las fuertes caídas en los mercados globales y la inversión de la curva del rendimiento del Tesoro de los Estados Unidos se producen después de las noticias del espectacular giro en la política de la Reserva Federal después de la conclusión de la última reunión de política monetaria del pasado miércoles, en donde se confirmaron las sospechas de que la economía desarrollada con mejor rendimiento en los últimos años podría necesitar recortar las tasas de interés a partir de 2020. Esta visión bajista en general representa un giro espectacular en las expectativas del mercado y se une al coro coordinado de múltiples instituciones financieras respetadas, altos funcionarios y bancos centrales mundiales que han señalado repetidamente que las perspectivas de crecimiento mundial se están deteriorando.

Más allá de los desarrollos económicos que ponen a los inversores nerviosos, también hay una serie de diferentes riesgos políticos impredecibles que los inversores no pueden dejar de tomar en cuenta. Sólo durante la pasada semana se produjo una nueva ronda de caos político en el Reino Unido debido al Brexit, las relaciones entre Estados Unidos y China se volvieron tensas una vez más, y el banco central turco sorprendió al mercado con un movimiento para reforzar la política monetaria.

Por último, pero no menos importante, tenemos las noticias de último momento a través de las cuáles se dio a conocer que el presidente Trump nominará a Stephen Moore, su ex asesor de campaña y defensor del «Trumponomics» a la junta de la Reserva Federal. Este desarrollo va a asustar a los inversores ya que los llevará a especular que este se trata de un intento de Trump de influir en las decisiones de política monetaria, ya que Moore tiene un récord en el pasado de expresar críticas a la política de la Reserva Federal muy similar a Trump.

El yen está en el centro de atención de muchos inversores

El yen japonés ha logrado subir contra el dólar estadounidense desde que los mercados mundiales comenzaron a bajar, pero la demanda del yen aún no ha alcanzado un punto álgido cuando se considera que el Nikkei 225 japonés ha bajado más del 3% en el momento en que fue escrito esta reseña.

Es recomendable seguir de cerca cómo los inversores asimilarán la inversión de la curva de rendimiento del Tesoro de Estados Unidos a medida que avanza la presente semana, dado que el pánico del mercado ha actuado repetidamente como un imán para la compra del yen en el pasado y, además, el movimiento negativo del mercado hará que agregar el yen japonés a las carteras de inversiones, sobre todo en estos tiempos de incertidumbre, sea más atractivo.

Es importante tener en cuenta que los compradores de dólares no lograron superar el nivel 112 en el USD/JPY la semana pasada y el movimiento por debajo del nivel de 110 el viernes señala un cambio de impulso en el horizonte a favor del yen japonés. La demanda por el yen también debería beneficiarse de la dramática caída del 5% en la lira turca, lo que aumentará los riesgos para los mercados emergentes en esta semana.

El dólar sigue manteniendo su atractivo

Quizás la única razón por la que los precios del oro no han aumentado debido a la incertidumbre de los mercados se debe al constante aumento del valor del dólar estadounidense. Las anteriores recesiones económicas han fomentado una demanda constante para el dólar, y hay una opinión equilibrada de que el dólar podrá mantenerse al alza si las nuevas publicaciones de noticias económicas de esta semana refuerzan la opinión de que el impulso de la economía mundial se está desacelerando a un ritmo más rápido de lo previsto.

El dólar estadounidense está justificando su valoración actual dado que la economía de los Estados Unidos permanece en una posición muy superior en relación con sus pares en el mundo desarrollado. Las previsiones revisadas de la Fed de un crecimiento del 2,1 por ciento este año, y del 1,9 por ciento para 2020, son una celebración en comparación con lo que la UE podrá ofrecer a la economía mundial.

La reciente serie de malas noticias económicas que han salido de la zona euro muestra un panorama de preocupación de que la economía de la UE será afortunada si logra alcanzar un crecimiento del 1% este año.

Cuando se combina la dinámica entre las proyecciones de crecimiento económico en todo el mundo con el hecho de que  la ponderación del euro representa una gran proporción del Índice del Dólar, vemos que es probable que el USD comience el segundo trimestre de 2019 con el respaldo adecuado.

Saga del Brexit entra en una etapa delicada

El índice del dólar también puede encontrar algo de ayuda en la  fuerte volatilidad esperada en la libra esterlina esta semana, ya que los legisladores del Reino Unido están listos para votar por tercera vez por el acuerdo Brexit de Theresa May. Es difícil comprender exactamente cómo el Parlamento del Reino Unido aprobará un acuerdo que ya ha rechazado dos veces. La especulación de que algunos podrían estar dispuestos a apoyar el acuerdo si la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, acepta renunciar, agrega otro cóctel de riesgos impredecibles para lo que podría estar por venir para la libra británica.

Bruselas solo ha permitido que el Reino Unido reciba una extensión corta en la solicitud para retrasar la fecha de salida del 29 de marzo de la Unión Europea. Además, aún está por verse si la extensión corta ofrecida por la UE será suficiente para influir en los votantes de Westminster.

En el caso inesperado de que el acuerdo Brexit de mayo reciba la verde, esto debería hacer que el GBP/USD vuelva a estar por encima del nivel de 1.33 a medida que aumenta la confianza del mercado de que el Reino Unido podrá abandonar la Unión Europea con un acuerdo en mano.

¿Podemos esperar más debilidad en el petróleo?

El petróleo es otro instrumento que los inversores deben vigilar. En días anteriores vimos que el petróleo crudo WTI alcanzó y probó el nivel $60, lo que se suma a un movimiento alcista que ha alcanzado más del 20% en lo que va del año, pero el petróleo ahora se encuentra bajo la amenaza de un aumento en la presión de venta.

Los inversores no han tenido en cuenta en las valoraciones del petróleo de que el impulso de la economía mundial se está desacelerando a un ritmo más rápido de lo esperado. Esto generará más preguntas sobre cuál será la perspectiva de la demanda para materias primas como el petróleo en 2019, lo que finalmente llevará a los inversionistas a cuestionar si se puede justificar un avance de más del 20% en 2019.