Después de que la Fed bajó las tasas de interés dos veces en 2019, los inversores de todas las clases de mercados esperan ver qué decisión tomará el FOMC cuando concluya su reunión de dos días este miércoles.

Lo que aprendimos de la reunión de septiembre es que los responsables de la política monetaria están muy divididos. Según el diagrama de puntos (Dot Plot), cinco miembros acordaron implementar un recorte de 25 puntos básicos en los tipos de interés, pero querían dejar de realizar recortes. Siete miembros aceptaron el recorte y solicitaron otro en 2019. Y otro grupo de cinco se opuso a la decisión de bajar las tasas de interés.

A pesar de todos estos puntos de vista conflictivos, los participantes del mercado parecen convencidos de que se producirá otro recorte de tasas el miércoles. De acuerdo a la herramienta Fedwatch de CME, los mercados estiman que hay una probabilidad del 93,5% de un recorte de tasas de interés de 25 puntos básicos el miércoles y una probabilidad del 22% de que se realice otra en diciembre.

Dado el reciente deterioro en los datos económicos de Estados Unidos, muchos expertos están de acuerdo con las expectativas del mercado de que la Fed reducirá su tasa de referencia el miércoles. El crecimiento del empleo se desaceleró significativamente en comparación con 2018. Los salarios fueron decepcionantes, con un promedio de ganancias por hora que cambió poco en septiembre y aumentó solo un 2.9% en lo que va del año, el aumento más bajo desde julio de 2018. Al observar los números del ISM de fabricación y del ISM del sector de servicios, podemos ver que estos indicadores también muestran un panorama sombrío para la economía del país. Mientras tanto, la inflación sorprendió a los mercados con un resultado a la baja en septiembre, manteniendo el IPC anual sin cambios en unl 1,7% interanual.

¿El FOMC tomará una postura hawkish o dovish?

Cuando la Fed comenzó a flexibilizar la política en julio, Jerome Powell dijo que  los cambios en las tasas de interés eran un «ajuste de mitad de ciclo». Si la Fed indica que hará un recorte de tasas el miércoles, será el tercero y, por lo tanto, la pregunta es: ¿ha terminado la Fed con su ajuste de mitad de ciclo y los recortes de «protección» o es este el comienzo de un ciclo de flexibilización más significativo? La pregunta puede responderse de dos maneras, ya sea en la declaración que acompaña a la decisión o en la conferencia de prensa de Powell.

Si la Fed proporciona una perspectiva en la que indica que puede haber más recortes de tasas en camino, entonces ya no es un ajuste de mitad de ciclo, y la Fed ahora está en modo de flexibilización total. Esto dañaría fuertemente al dólar frente a sus principales pares, ya que los diferenciales de tasas de interés caerían, y estos diferenciales hansido un factor clave para respaldar la moneda estadounidense.

Sin embargo, es poco probable que este sea el escenario base. Si bien la disputa comercial entre Estados Unidos y China aún no se ha resuelto por completo, parece que hay pequeños pasos en la dirección correcta. Las posibilidades de que el Reino Unido salga de la UE sin un acuerdo han disminuido drásticamente después de que los miembros del Parlamento aprobaron el acuerdo de Johnson, aunque el rechazo de su calendario aún significa que hay cierta incertidumbre por delante. En general, los factores externos que preocupan a la Reserva Federal parecen estar disminuyendo actualmente y, por lo tanto, deberían tener menos impacto en la trayectoria de la política monetaria y las decisiones de los responsables de la formulación de políticas.

Por lo tanto, podríamos ver algunos cambios en la declaración de la Fed, aunque no podemos descartar una mayor flexibilización de la política en el futuro. Powell puede estar en una situación difícil, donde necesita justificar que lo que ha hecho la Fed es un ajuste de mitad de ciclo, mientras que al mismo tiempo debe mantener la puerta abierta para una mayor flexibilización si es necesario. No hay garantía sobre lo que sucederá más adelante en las negociaciones comerciales, ni en el resultado final para Brexit. Es por eso que los traders e inversores deben analizar cada palabra que Powell dice en su conferencia de prensa.

La atención de los operadores estará enfocada en la economía de los Estados Unidos esta semana

Los mercados financieros dirigen su atención hacia Estados Unidos esta semana, ya que el FOMC ofrece una decisión clave sobre las tasas de interés, y en los Estados Unidos se publicarán una serie de datos económicos clave. Los economistas están actualmente divididos sobre si el Comité Federal de Mercado Abierto reducirá las tasas de interés por tercer mes consecutivo el próximo miércoles.

Una fuerte caída en el gasto minorista de Estados Unidos en septiembre y los datos de inflación por debajo de la tendencia podrían hacer que la Reserva Federal reduzca los intereses como medida preventiva. Las ganancias corporativas trimestrales más débiles de lo esperado en Estados Unidos y una importante contracción en los pedidos de bienes duraderos la semana pasada también podrían causar preocupaciones entre los miembros del FOMC.

Sin embargo, otros economistas también están argumentando que el desempleo en el país sigue siendo históricamente bajo, mientras que el ritmo de creación de empleo mensual sigue siendo relativamente fuerte. Con el consenso del mercado dividido, es probable que un recorte de tasas de interés esta semana pueda provocar la venta del dólar estadounidense, ya que puede sorprender a algunos participantes del mercado.

Esta semana se darán a conocer datos económicos importantes en Estados Unidos, incluyendo las cifras de la inflación subyacente PCE, indicadores de vivienda, confianza del consumidor y crecimiento trimestral, los que se publicarán antes de la decisión de política del FOMC. Todos estos indicadores económicos clave tienen el potencial de influir en el resultado de la decisión de política monetaria del miércoles del FOMC.

Más adelante esta semana, se espera que el informe mensual de empleos Estados Unidos muestre que la economía del país creó 105,000 nuevos empleos durante el mes de septiembre. El número total de empleos en Estados Unidos que se agregan cada mes ha disminuido constantemente últimamente, por lo que un número menor de lo esperado podría ser muy bajista para los mercados de valores y el USD.

Es preocupante para los economistas que también se espera que la tasa de desempleo de los Estados Unidos aumente en septiembre, a 3.6%. Si bien la tasa de desempleo sigue siendo históricamente baja, sin duda es notable que a medida que la economía de Estados Unidos se desacelera, el desempleo podría comenzar a aumentar. Se espera que el reporte del ISM del sector manufacturero muestre que el sector manufacturero del país se ha mantenido en contracción.

El dólar estadounidense aún mantiene sus recientes ganancias frente al yen japonés, aunque el impulso alcista de principios de este mes se ha desacelerado notablemente. Una ruptura por encima del nivel de 109.00 sería un gran avance técnico para el par USD/JPY esta semana y podría preparar el escenario para un mayor movimiento alcista hasta el nivel de 110.00.