acciones de Apple

 

Las acciones del gigante tecnológico experimentaron un gran aumento de valor en 2019.

En 2019, Apple soportó la incertidumbre de la guerra comercial, amplió sus segmentos de servicios y dispositivos portátiles e hizo progresos para persuadir a los inversores de que puede prosperar en un mundo no centrado en el iPhone. Y por todas esas razones, fue elegida como la mejor acción del año por muchos inversores sobre muchos otros candidatos dignos.

El gigante de la tecnología comenzó el año de manera inestable, debido a la caída general del mercado en 2018, impulsada en gran medida por la incertidumbre comercial y otros problemas macroeconómicos y políticos. Y los resultados inusuales de los ingresos del cuarto trimestre de Apple, que se presentaron a principios de enero, hicieron que los inversores buscaran respuestas sobre lo que el año tenía reservado.

Desde entonces, sin embargo, Apple ha recompensado a quienes invirtieron en sus acciones y no se asustaron. Las acciones de Apple (APPL) han ganado constantemente más del 70% a lo largo de este año, superando ampliamente la ganancia general del S&P 500 de aproximadamente el 25%. También es la acción de las FAANG de mejor desempeño este año por un amplio margen.

Gráfico de acciones de Apple

Gráfico comparativo de las acciones de Apple y el S&P 500 para un periodo de 6 meses

Según los expertos, parte de lo que influyó en el rendimiento de las acciones de Apple este año fue simplemente las «bajas expectativas».

A medida que las tensiones comerciales sacudieron los mercados a fines de 2018 y durante todo este año, la posición de Apple en China, que es una importante base de fabricación y un mercado de ventas fundamental para la empresa, lo puso en una posición poco envidiable como un posible damnificado por la guerra comercial entre Estados Unidos y China. A muchos inversores les preocupaba que Apple pudiera sufrir fuertes aranceles aplicados a las importaciones de iPhone, una fuerte baja en las ventas a los consumidores en China u otros impactos secundarios no deseados. Pero hasta ahora, estos temores no se han materializado de manera sostenida.

Debido a su tamaño y posición en Estados Unidos y China podría decirse que es la única compañía que puede presionar a los gobiernos de ambos países. Pudieron esquivar varias amenazas en el 2019 debido a su influencia.

Al desempeñar el papel de diplomático y CEO de Apple, Tim Cook forjó una relación productiva con la Casa Blanca y consiguió sortear con éxito las diversas amenazas que habrían afectado los productos de Apple. Recientemente, los negociadores comerciales anunciaron un aplazamiento de un posible arancel del 15% sobre los bienes de consumo, incluida los del sector electrónico, como parte de un esfuerzo continuo de reducción de tensiones.

Por supuesto, sucedieron muchas más cosas con Apple que solo problemas comerciales.

En cuanto a sus productos y servicios, Apple puso en marcha su segmento de servicios con el lanzamiento de Apple Arcade, Apple Card, Apple News+ y Apple TV+. Estos servicios tienen solo unas pocas semanas o meses de existencia, pero conforman una porción cada vez mayor de la cartera de servicios de Apple, que también incluye Apple Pay, Apple Care, la tienda de aplicaciones y otros. Apple también tuvo un fuerte crecimiento en su segmento de dispositivos portátiles, anclado por las fuertes ventas de Apple Watch, y lanzó una nueva versión Pro de AirPods a fines de octubre.

La maduración del mercado de teléfonos inteligentes ha sido lo mejor que le ha pasado a Apple porque los obligó a diversificarse.

Si bien las ventas de iPhone siguen siendo la línea de productos más grande en los ingresos generales de Apple, los inversores parecen confiados en el poder del ecosistema de marcas y productos de Apple para impulsar el éxito en proyectos de productos más nuevos, como dispositivos portátiles y servicios.

En cuanto a lo que nos espera en 2020, parece difícil predecir lo que ocurrirá.

Las expectativas son bastante más altas ahora. El próximo año, los inversores de Apple aprenderán más sobre el rendimiento de algunos de sus productos y servicios más nuevos, y podrán analizar cuáles son sus contribuciones a los ingresos totales de Apple. Apple también lanzará varios iPhones nuevos habilitados para 5G, potencialmente en una amplia gama de precios, que podrían generar una nueva ola de ventas.

Pero con una capitalización de mercado de $1.24 billones al 16 de diciembre, las acciones de Apple son mucho más caras de lo que solían ser. Y otro año de ganancias de 70% en el precio de sus acciones está lejos de ser algo seguro.

Estamos en un año electoral y veremos más volatilidad; por lo que será difícil que Apple repita un año tan bueno como 2019.