Se suponía que 2020 sería el año en que la economía mundial volvería a la vida después de que las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China se redujeron y los inversores obtuvieron más claridad sobre el futuro del Brexit. Los eventos de la última semana han puesto en riesgo esta perspectiva. No es probable que el asesinato de un alto comandante militar iraní en Irak por parte de los Estados Unidos detenga una posible guerra, como afirma el presidente Trump, sino que esta acción podría desencadenar nuevos conflictos en el Medio Oriente que pueden tener consecuencias globales.

Durante el fin de semana, el parlamento iraquí votó para expulsar a las tropas estadounidenses, Irán anunció que ya no se adherirá a los límites del acuerdo nuclear de 2015 y tres estadounidenses fueron asesinados en Kenia en un ataque a una base militar por un grupo yihadista. Si bien nadie sabe lo que sucederá después, los inversores han elevado el petróleo por encima de $70, un aumento de $4 desde que comenzó el conflicto, y el oro ha aumentado a sus niveles más altos en más de seis años.

En septiembre, un ataque con aviones no tripulados sobre la planta de procesamiento de petróleo crudo Abqaiq de Arabia Saudita hizo que los precios del petróleo Brent subieran más del 20%, pero esas ganancias se revirtieron rápidamente a medida que la producción se restableció rápidamente y los mercados lo vieron como un evento de riesgo a corto plazo. En el entorno actual, es difícil saber si veremos una interrupción mayor en los suministros de petróleo que podría ocasionar precios mucho más altos.

Curiosamente, se ha notado que algunos inversores están comprando opciones de compra cerca de $100 para asegurar o beneficiarse de posibles picos de precios masivos. Están prediciendo que Irán podría atacar barcos de carga en el Estrecho de Ormuz, que es responsable de una quinta parte del flujo de suministro de petróleo de todo el mundo. Si este estrecho es atacado o bloqueado, incluso por un período corto, dará lugar a un aumento vertiginoso de los precios. Si el petróleo alcanza un precio de $70- $80 por barril, es probable que la economía mundial no sienta mucho impacto por este aumento en los precios, pero a medida que nos acerquemos a $100 habrá graves consecuencias, que desencadenarán fuertes ventas en los mercados de valores.

Otro activo que se beneficia de las crecientes tensiones entre Irán y Estados Unidos es el oro. El metal amarillo ha superado el nivel máximo y de resistencia del año pasado de $1,557 y parece dirigirse hacia el nivel psicológico de $1,600. En tiempos de incertidumbre política y de mercado, no existe una mejor alternativa que comprar oro y, a pesar de que el precio del oro se ve en condición de sobrecompra en los gráficos de precios, el fuerte movimiento alcista continuará mientras la incertidumbre se mantenga alta.

Los inversores se mantendrán a la defensiva al inicio de este semana y probablemente esperen que las acciones de Europa y Estados Unidos sigan a la baja tal como las acciones de los mercados asiáticos, ya que todos esperan una posible respuesta de represalia por parte de Irán. Esto puede no ser inmediato, sino más bien un evento prolongado que los inversores deben calcular cuidadosamente al determinar el riesgo de su cartera.

Si tienen interés en aprender cómo operar con petróleo en un broker online pueden obtener más información en el siguiente artículo: ¿Cómo operar con petróleo en un broker online?

Petróleo se mantendrá al alza mientras sigan los riesgos geopolíticos

Este año comenzó con un aumento en los precios del petróleo debido a la repentina escalada en las preocupaciones geopolíticas que inundaron el sentimiento del mercado tras el ataque aéreo de Estados Unidos en Irak. El crudo WTI superó brevemente los $63.80 por barril, lo que significa una ganancia del 3.26% en el año hasta la fecha, mientras que el crudo Brent superó los $69.00 por barril antes de moderar su camino hacia una ganancia del 3.94% hasta ahora en 2020.

Las intensas tensiones en la región deberían mantener elevados los precios del petróleo en el corto plazo, ya que los participantes del mercado se preparan para cualquier acción adicional por parte de Irán o Estados Unidos que pueda aumentar las preocupaciones con respecto al suministro de petróleo. Conforme aumentan los temores, los precios del petróleo crudo Brent podrían subir muy por encima de $70 y los del crudo WTI a más de $65.

La libra cae en estos inicios del 2020

La libra esterlina ha iniciado este 2020 luchando por curar heridas profundas infligidas por el temor a un Brexit sin acuerdo.

La libra esterlina se ha depreciado frente a todas las monedas del G10 durante la semana anterior y al inicio de esta semana comenzó negociandose alrededor de 1.3060 frente al dólar. Con el camino por delante de la Libra lleno de muchos obstáculos e incertidumbre, el camino de menor resistencia apunta decididamente a la baja.

En lo que respecta al panorama que nos brinda el análisis técnico, el GBP/USD se muestra bajista en los gráficos diarios. Los vendedores mantienen el control en el gráfico diario con los siguientes puntos clave de interés en 1.3000 y 1.2830.

El dólar sube por aumento de aversión al riesgo

Las monedas de refugio seguro como el yen japonés y el dólar se apreciaron el viernes anterior debido a que las tensiones geopolíticas estimularon la aversión al riesgo.

El dólar estadounidense se mantuvo firme frente a otras monedas del G10 con el índice del dólar cotizando alrededor de 96.76 en el momento de la escritura de este artículo. Con la incertidumbre en el aire y los inversores manteniendo una distancia segura de los activos más riesgosos, el dólar está listo para extender las ganancias.

Los operadores técnicos continuarán observando cómo se comporta el índice del dólar alrededor de 96.80. Una ruptura por encima de este nivel debería alentar un movimiento hacia 97.20.