Brokers de Opciones Binarias

HighLow-Broker de opciones binarias

Recibe nuevo contenido en tú correo

Broker y red de trading social Tradeo

Técnicas de trading y gestión monetaria V

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Finalmente con este artículo damos por acabada la serie sobre técnicas de trading y gestión monetaria. Sin embargo dada la importancia del tema seguiremos incluyendo artículos relacionados sobre todo con respecto a distintos sistemas de gestión de capital empleados actualmente por los traders profesionales. Seguidamente incluimos las últimas 5 reglas de gestión de dinero como continuación a las primeras 5 reglas explicadas en la entrega anterior. Si tienen alguna consulta con mucho gusto trataremos de responderla.
F.  Conservar la posición abierta cuando el mercado se mueve a nuestro favor y cerrarla tan pronto como el comportamiento del mercado nos esté produciendo pérdidas. Puede sonar como algo lógico pero la mayoría de los traders novatos hace todo lo contrario, cierran anticipadamente sus posiciones ganadoras y dejan correr las perdedoras y como resultado lógico a largo plazo terminan perdiendo su capital.
El operador debe dedicarse a maximizar sus ganancias y no tanto en tener un gran número de operaciones ganadoras ya que el mercado no siempre permite esto. Un inversor que liquida sus posiciones demasiado rápido cada vez que consiguen una pequeña ganancias, seguramente tendrá una mayor probabilidad de conseguir bastantes operaciones ganadoras, pero la suma total de sus beneficios será pequeña, por lo cual se arriesga a perder esos beneficios con unas cuantas operaciones perdedoras. Hay traders profesionales que afirman que entre un 80%-90% de las ganancias que obtienen operando en el mercado provienen unicamente del 5% de sus operaciones. Por lo tanto se trata más de calidad que de cantidad. Además, es menos estresante abrir y manejar unas cuantas operaciones que sean en su mayoría ganadoras a estar buscando constantemente condiciones del mercado para abrir nuevas posiciones y esperar a que estas den resultados positivos lo cual puede darse o no.
Lo importante es maximizar nuestras ganancias, lo cual a largo plazo se consigue principalmente de dos maneras:
  1. Incrementando el tamaño de nuestras posiciones si determinamos que el mercado presenta condiciones tales, que las probabilidades están decididamente a nuestro favor.
  2. Conservando esas posiciones abiertas el tiempo suficiente para que podamos sacar provecho a todo su potencial.
Un principio clásico que se ha usado en los mercados financieros desde hace años ilustra todo lo dicho con anterioridad, la manera más rápida de terminar perdiendo nuestro capital es tomando solo pequeñas ganancias y sufriendo grandes pérdidas.
Para que un trader sea exitoso, no necesita acertar el 100% del tiempo, de hecho no existe ningún inversor que no se equivoque nunca al operar en el mercado, las pérdidas, aunque sean solo ocasionales son parte del juego. De lo que se trata aquí, es de sacar provecho de las ocasiones en que tomemos decisiones acertadas durante nuestras operaciones. Esto conlleva tener paciencia para mantener una buena posición hasta haber obtenido el mayor beneficio que potencialmente podía dar. Si no aprendemos a exprimir las ganancias potenciales de nuestras posiciones ganadoras, estas no podrán compensar lás pérdidas producidad por las operaciones perdedoras y terminaremos perdiendo dinero.
Animicamente hablando, no hay nada más desconcertante que observar como después de cerrar una posición con demasiada rapidez el mercado se sigue moviendo a nuestro favor, con lo cual nuestras ganancias hubiesen sido mucho mayores.
Tan importante como maximizar las ganancias, resulta limitar las pérdidas de nuestras posiciones en la medida de lo posible. Los seres humanos tenemos la tendencia natural a mantener nuestras posiciones perdedoras por mucho más tiempo del que deberíamos, ya que tenemos la esperanza de que las pérdidas no se incrementen y que el mercado revierta y acabemos con posicions ganadoras. Esto es un error fatal ya que el mercado puede seguirse moviendo en nuestra contra por mucho tiempo, hasta que finalmente acaba con nuestro capital. Por extraño que suene, existen operadores, sobre todo novatos que desarrollan por así decirlo una lealtad hacia sus posiciones abiertas, lo cual hace que se resistan a cambiar de opinión aún cuando observan claramente que se han equivocado en su análisis del mercado.
Este fenómeno se incrementa principalmente cuando el trader ha manifestado su opinión sobre el mercado publicamente, sobre todo si ha abierto alguna posición siguiendo esa línea de pensamiento.  En psicología es un hecho plenamente comprobado que cuando una persona manifiesta en público una opinión, tiene la tendencia a sentirse más comprometido e incluso convencido con dicha opinión, tratando por todos los medios de demostrarla a los demás y a sí mismos. Debido a que no nos gusta mostrarnos errados e inseguros frente a los demás, ocupamos demostrar que tenemos razón y que nuestra opinión es la correcta.
Este mecanismo psicológico, en el campo del trading puede resultar sumamente destructivo, sobre todo para los operadores que tienen la costumbre de contarle a los demás su opinión sobre lo que va a hacer el mercado y porqué, lo cual los lleva a tratar de probar su análisis ante esas personas. Est puede ocasionar que un trader mantenga una posición que le está ocasionando pérdidas mucho más alla de lo razonable, tomando una actitud totalmente subjetiva.
G. No abrir posiciones si no se es capaz de establecer con antelación un límite de pérdidas adecuado. La mayor parte de los operadores principiantes calculan inicialmente cuanto dinero van a ganar durante sus operaciones, sin embargo los traders experimentados piensan primero cuanto dinero podrían perder y en función de esto, toman la decisión con respecto a sí la operación vale la pena o no. Lo primero que todo inversor debe hacer para gestionar adecuadamente su capital es establecer el límite de pérdida máxima que está dispuesto a tolerar en cada operación. La limitación de pérdidas durante nuestras operaciones puede ser conseguida empleando órdenes stop loss.
Es importante que el trader decida cuanto debe moverse el precio en contra de sus posiciones abiertas para concluir que está equivocado en relación al comportamiento del mercado. Este valor puede determinarse más objetivamente estableciendo un porcentaje de pérdida máxima fija por cada operación o empleando cualquier otro método que seleccione el operador y que le sea de utilidad. Sea como sea, esto debe hacerse siempre antes de comenzar a operar y abrir una posición en el mercado.
Si un trader se concentra solamente en el beneficio que puede obtener en sus operaciones y se olvida del riesgo, tarde o temprano todo terminará en un desastre para él.
H. Regular de manera progresiva el número de lotes, contratos o títulos (dependiendo del activo con que esté operando) que se liquidan en cada periodo del mercado. Con el fin de maximizar las ganancias no es necesario que el trader liquide toda su posición en el mercado de una sola vez. En vez de eso puede aumentar el tamaño de una posición ganadora de forma escalonada, sobre todo si se encuentra en las etapas iniciales de una tendencia alcista o bajista del mercado. Al mismo tiempo, también puede empezar a liquidar progresivamente una posición que no le produce mucha seguridad.
Por ejemplo, supongamos que después de una tendencia alcista de varios días en el mercado Forex, un trader considera que la tendencia va a continuar y por lo tanto el mercado alcanzará niveles más altos. Por este motivo el trader considera con seriedad abrir posiciones compradoras, pero siente temor de que después de las fuertes alzas que ha tenido el mercado, este realice una corrección a la baja que pudiera ocasionar pérdidas cuantiosas. Al mismo tiempo siente que si espera a que se produzca dicha correción antes de entrar comprando, corre el riesgo de que no se produzca y el mercado siga subiendo perdiendo una clara oportunidad de realizar una operación beneficiosa, esto a pesar de haber pronosticado la tendencia correctamente.
Bajo estas circunstancias, lo más recomendable es abrir una posición pequeña, de tal modo que si el mercado realiza una correción tal como lo anticipó el operador, las pérdidas de este serían lo suficientemente pequeñas como para no impulsarlo a cerrar la posición antes de tiempo producto del pánico por las pérdidas que está teniendo. Incluso, si el precio del activo comienza a moverse en la dirección general de la tendencia después de efectuar la correción, el operador puede incrementar el tamaño de la posición  ahora que tiene una mayor confirmación acerca del comportamiento del mercado. Esto le da un mayor control sobre sus operaciones y más seguridad al operador.
Ahora, pensemos en el caso de un inversor que tiene abierta una operación al alza o a la baja que le esta produciendo buenos beneficios en un mercado que ha experimentado un movimiento bastante fuerte en la dirección predicha. En este caso el inversor considera que la tendencia seguirá la misma dirección por un tiempo más y por lo tanto puede producirle mayores ganancias, pero no quiere arriesgarse a perder buena parte de lo que lleva ganando en caso de equivocarse y que el mercado revierta. Ante una situación de estas, el trader tiene dos opciones:
  1. Colocar un stop que cierre toda su posición si el mercado se mueve en contra hasta cierto nivel. Si se emplea esta práctica hay que tener cuidado de no colocar el stop muy cerca de nuestra posición ya que se corre el riesgo de liquidar esta prematuramente debido a algún movimiento de correción poco significativo que no implique la finalización de la tendencia actual.
  2. Liquidar solo una porción de la posición abierta, de tal modo que nos aseguremos de contar con una parte de los beneficios acumulados por la operación, mientras mantenemos abierta la posibilidad de incrementar las ganancias con el resto de la posición aún activa, en caso de que la tendencia continue en la misma dirección.
I.Reducir el tamaño de nuestras operaciones en caso de obtener una gran ganancia o sufrir una gran pérdida. Un operador que llega a sufrir una pérdida mayor en una de sus operaciones, puede tomar dos actitudes dependiendo de su personalidad y experiencia en el mercado:
  1. Puede mantenerse calmado y reducir el tamaño de sus posiciones al operar en el mercado, sin buscar compensar de forma inmediata las pérdidas.
  2. Por el contrario, si no acepta bien las pérdidas puede tratar de recuperarse de estas de forma inmediata realizando, por ejemplo, operaciones de signo contrario (si perdió en una compra realiza una operación de venta y si perdió en una venta realiza una operación de compra) a las que le ocasionaron la pérdida.

En este caso, lo más recomendable es no tratar de resarcirse y recuperarse de las pérdidas de forma inmediata, lo mejor es esperar y analizar la situación con cuidado. Lo peor que se puede hacer es buscar revancha contra el mercado, qa que no tiene el menor sentido. Unicamente si la decisión de realizar una operación contraria a la que nos ocasionó la pérdida proviene de un análisis serio, calmado y objetivo que nos indique que realmente este es el mejor camino a seguir, ya que la operación anterior estaba verdaderamente errada y el mercado se va a mover en la dirección contraria, puede ser recomendable abrir posiciones en el mercado de forma inmediata. En caso contrario, lo mejor es abstenerse de actuar.

Una de las reglas clave de la gestión monetaria es reducir el tamaño de nuestras operaciones después de haber obtenido grandes beneficios con nuestras posiciones anteriores. Esto puede parecer ilógico y sorprendente a la vez, pero la realidad es que los traders por alguna razón suelen experimentar sus mayores pérdidas poco después de haber obtenido sus mayores ganancias. Una explicación de este fenómeno podría ser que a los operadores les resulta díficil visualizar como dinero real las ganancias que acaban de obtener de sus operaciones o que tienen acumuladas en posiciones aún abiertas. También puede deberse a un exceso de confianza que experimenta el operador creyendo que siempre va a obtener el mismo nivel de ganancias y que operar en el mercado es más sencillo de lo que en realidad es.

Sea cual sea la causa, lo cierto es que alguna causa de índole psicológica ocasiona que muchos operadores pierdan la disciplina con que operan en el mercado y terminen incurriendo en pérdidas elevadas. Por este motivo, después de conseguir un gran beneficio, lo aconsejable es limitar el tamaño de las posiciones en el mercado por algún tiempo.
Una forma de hacerlo es mediante un sistema clásico conocido como piramide, el cual consiste en incrementar las operaciones gradualmente a medida que se obtienen ganancias, pero en tamaños cada vez menores. Graficamente hablando, este sistema se ve de la siguiente manera:
Operación 4:————–
Operación 3:——————————-
Operación 2:———————————————–
Operación 1: —————————————————————
No obstante, lo que hacen muchos operadores después de una racha ganadora es aplicar un sistema similar al anterior conocido como piramide invertida, el cual es un medio seguro para perder todo el capital invertido hasta ahora. Basicamente este sistema consiste en aumentar paulatinamente el tamaño de nuestras posiciones en el mercado, después de obtener altas ganancias en una serie de operaciones ganadoras. Es exactamente el sistema inverso al de la piramide y se caracteriza por reinvertir todos los beneficios conseguidos, en el mismo instrumento apalancado con que se ha estado operando. Graficamente hablando, este sistema se ve de la siguiente manera:
Operación 4:—————————————————————-
Operación 3:——————————————-
Operación 2:———————–
Operación 1: ———–
J. Nunca se deben promediar las posiciones perdedoras, si está perdiendo aceptelo y cierre la posición.
Se dice que un operador promedia una posición perdedora cuando compra más barato un activo que está bajando y en el que ya está perdiendo dinero por tener abierta una posición anterior, con el fin de que el precio promedio de compra de ambas operaciones resulte menor, es decir para que la segunda operación termine compensando las pérdidas que está ocasionando la primera. Esta es práctica común de los operadores novatos y en ella va implicita la esperanza de estos de que el mercado termine cambiando su dirección antes de acumular mayores pérdidas, sin embargo, esta estrategia por lo general ocasiona pérdidas mucho mayores. El promediar posiciones perdedoras es un camino rápido a la pérdida del capital.
Con esto, concluimos esta serie de artículos sobre gestión monetaria no sin antes hacer incapie en un hecho ya mencionado y el cual nunca debemos olvidar: un inversor puede ser un excelente analista del mercado y anticipar con gran exactitud las tendencias de este, pero si es un mal gestor del capital, tarde o temprano acabará perdiendo todo su dinero, en cambio, un inversor que es un analista del mercado mediocre o incluso malo, puede llegar a obtener ganancias operando en el mercado si sabe gestionar adecuadamente su capital Esta realidad hace imperativo que prestemos sumo cuidado a nuestra metodología de gestión monetaria, ya que de ella depende que seamos operadores exitosos a largo plazo.

Broker Forex Alpari


Suscríbete sin costo alguno al boletín del sitio

Escribe tu e-mail para inscribirte en nuestro boletín:

Suscríbete ya sin costo alguno al boletín de Técnicas de Trading y recibe contenido actualizado del mismo, incluyendo análisis del mercado, estrategias de trading, promociones de brokers y mucho más

XTrade - Broker de Forex y CFD

Leave a Reply