El alza en el dólar continúa

Durante la semana pasada el índice DYX continuó su tendencia alcista que ya lleva 10 semanas seguidas, lo que no ocurría desde que los tipos de cambio de las divisas se hicieron flotantes en 1971. Todo parece indicar que este movimiento alcista probablemente continuará por una semana más. El índice DYX subió un 1.35% durante la semana anterior, la tercera mayor alza en este periodo de 11 semanas, lo que significa que la divisa estadounidense no está mostrando signos de debilitamiento por el momento. El USD subió frente a las divisas del G10 y las principales monedas de las economías emergentes.

La divisa que ha tenido el peor desempeño por mucho es el NZD, el cual colapso después de que el gobernador del RBNZ, Graeme Wheeler, hizo una declaración inesperada el día jueves en la que dijo que el nivel del NZD era injustificado e insostenible. Los comentarios pueden recibirse como una señal de que el banco central probablemente va a intervenir para bajar aún más esta moneda si es necesario. Las otras divisas vinculadas a materias primas como el AUD y el CAD, también se debilitaron pero no en la misma medida que el NZD. Los datos económicos negativos de China seguramente mantendrán estas monedas bajo presión. Se pronostica que el PIB de China para el tercer trimestre del 2014 ha disminuido bastante por debajo del objetivo del gobierno del 7.5%, y con un declive en el mercado de propiedades que se espera que continúe, el PIB para el cuarto trimestre probablemente no será mucho mejor. Por el momento el gobierno chino solo está implementando medidas económicas limitadas y específicas, las cuáles pueden ayudar a ciertos sectores pero no son capaces de levantar toda la economía. Ante este panorama, es difícil que las divisas vinculadas a materias primas comiencen a subir. Algunas divisas dependientes de materias primas de economías emergentes podrían verse aún más afectadas.

Extrañamente, la divisa favorita para vender durante las últimas semanas, el JPY, fue la más fuerte de las monedas del G10 durante la semana pasada a pesar de que los datos mostraron una mayor caída en la tasa de inflación en Japón, lo que aumenta las posibilidades de otra acción por parte del Banco de Japón. Probablemente, esto refleja el hecho de que el dólar estadounidense ha aumentado un 4.9% frente al yen japonés desde inicios del mes de septiembre, el mayor incremento con respecto a las otras divisas del G10, con excepción del NZD y el AUD. En cuando a las economías emergentes, algunas de las divisas favoritas para operaciones de carry trading, como el ZAR, BLR, RUB y MXN, cayeron un 2% frente al USD durante la semana pasada. Pero con el EUR abajo un 1.5%, es difícil decir si esto representa algo más que fortaleza en el USD.

Por el momento, no hay nada que indique que el alza en el dólar va a finalizar en el corto plazo. Por supuesto que pueden producirse alzas y bajas a lo largo del camino, pero la principal fuerza impulsora –la divergencia en política monetaria- probablemente estará presente durante los siguientes seis a doce meses, al menos. Además, los patrones históricos muestran que el dólar aumenta en los meses que anteceden a un alza en las tasas de interés. Por lo tanto, podemos esperar que la fortaleza del dólar se mantenga como la principal tendencia en el mercado. La clave por lo tanto, es encontrar una divisa en contra de la cual podamos abrir posiciones short, así como operaciones con cruces de divisas que ofrezcan oportunidades atractivas.

Calendario económico para el lunes 29 de septiembre

Se pronostica que el CPI preliminar de Alemania para septiembre permanecerá sin cambios en un 0.8% interanual desde agosto. Como es usual, el drama comenzará varias horas antes cuando el CPI de Sajonia (Saxony) sea publicado antes del CPI principal de la nación. El día de hoy también se publicarán los datos de la confianza del consumidor final de la Zona Euro para septiembre.

En el Reino Unido, tendremos las aprobaciones de hipotecas para agosto.

En Suecia, se darán a conocer los datos de las ventas al por menor para agosto y se pronostica un rebote a nivel mensual. Sin embargo, dados los resultados recientes que han estado por debajo de las expectativas, las posibilidades de que los datos sean negativos es elevada, lo que podría debilitar el SEK.

En los Estados Unidos, tendremos los gastos e ingresos personales para el mes de agosto, un indicador que de acuerdo a los pronósticos, se espera que haya subido un poco. Se pronostica que la tasa anual del deflator PCE de la nación y el PCE básico (The nation’s yoy rate of the PCE deflator and core PCE) hayan disminuido,  en contraste con el tercer estimado sin cambios del PCE básico (core PCE) para el segundo trimestre en los datos del PIB del viernes. Los expertos esperan que las ventas de casas pendientes (Pending home sales) para agosto hayan experimentado una caída, un cambio sustancial con respecto a los datos de julio, el cual está en contraste con la tasa anual (yoy rate) que de acuerdo a las proyecciones va a rebotar. Los datos mixtos están en línea con las últimas cifras variadas del sector vivienda y no parecen arrojar algo de luz sobre la actividad de este importante sector en Estados Unidos. Otro indicador importante que se dará a conocer es el índice manufacturero de la Fed de Dallas.

Calendario para el resto de la semana

El punto culminante de esta semana será la reunión de política monetaria del Banco Central Europeo el jueves. El Banco, en su reunión de septiembre, cortó los tres principales tipos de interés y presentó los programas de compra de bonos para estimular el crecimiento y evitar el riesgo de deflación. Los detalles de estos programas se darán a conocer después de la reunión del Consejo de Gobierno.  Algunos inversionistas van a esperar a que se produzcan nuevas medidas debido a los datos económicos negativos desde la última reunión del BCE, además de la escasa utilización de la primera ronda de las operaciones de préstamo a largo plazo dirigidos. Muchos dudan que el BCE tome cualquier otra medida adicional  y el EUR podría aumentar temporalmente después de la reunión si no hay medidas adicionales anunciadas. 
 
El viernes, el evento principal será la publicación de los datos de las nóminas no agrícolas (NFP) de Estados Unidos. El consenso del mercado es que habrá un aumento de 210 000 empleos, frente a la inesperada caída hasta 142000 puestos que se produjo en agosto. Se prevé que la tasa de desempleo se mantendrá sin cambios en el 6,1%, mientras que se pronostica que los ingresos medios por hora se aceleren ligeramente sobre una base interanual. Mientras que el NFP es uno de los indicadores más seguidos, ha tenido muy poco impacto a largo plazo en el curso del dólar. Ya sea que supere o incumpla con las expectativas del mercado, este indicador no parece tener mayor impacto uno o dos días después de su publicación. 
 
Por último, el día miércoles el Banco de Japón publicará los resultados de su encuesta de confianza empresarial Tankan para el tercer trimestre. Se espera que todos los principales índices bajen, continuando con el descenso que se ha producido desde el segundo trimestre del año. El constante empeoramiento de la confianza tras el alza en el impuesto al consumo puede poner más presión sobre el Banco de Japón para tomar cartas en el asunto.

Par EUR/USD cae por debajo de 1.2690

EURUSD-septiembre29-2014

El EUR/USD continuó su movimiento bajista el viernes, cayendo por debajo de la línea de soporte (convertida en resistencia) de 1.2693. En el gráfico diario, el par sigue formando bajos más bajos y altos más bajos, por debajo tanto de las medias móviles de 50 y 200 días, por lo tanto el panorama general sigue siendo bajista. A corto plazo podemos esperar que las cotizaciones alcancen y prueben el bajo del 13 de noviembre de 2012, en 1.2660 (S1). Una caída decisiva por debajo de ese soporte podría sentar las bases para extensiones bajistas más grandes, tal vez hasta el nivel psicológico de 1.2500 (S2).

  • •Soportes: 1.2660 (S1), 1.2500 (S2), 1.2460 (S3).
  • Resistencias: 1.2693 (R1), 1.2760 (R2), 1.2825 (R3).