//¿Por qué estar en lo correcto en el mercado no siempre es lo más importante?
 

¿Por qué estar en lo correcto en el mercado no siempre es lo más importante?

Muchos traders han tenido  la experiencia de estar en lo correcto acerca de una operación, pero quedan fuera del mercado antes de que la transacción alcance su objetivo previsto. ¿Qué tan frustrante puede ser esto?

Este suele ser resultado de varios problemas comunes de tipo emocional y que están relacionados con el tiempo como:

  1. Entrar al mercado demasiado pronto debido al miedo de perder de perder la oportunidad.
  2. Salir demasiado pronto de una transacción debido al temor de terminar perdiendo lo ganado.
  3. Colocar un stop loss inicial muy cerca del punto de entrada (miedo de perder).
  4. Mover los stop loss demasiado pronto (operar para no perder).
  5. Extrapolar con respecto a lo que ha pasado.

Ciertamente es una montaña rusa de emociones.

¿Alguna vez se preguntó por qué estos errores son siempre tan costosos? ¿Por qué el mercado es tan rematadamente eficiente en castigar a los que cometen estos errores de sincronización y gestión de operaciones?

La cadena alimentaria en los mercados

Al igual que las ballenas comen los pequeños crustáceos conocidos como krill, los traders individuales y con poca experiencia son una fuente de alimento para los profesionales. Los traders profesionales estudian el comportamiento de los traders pequeños de la misma forma en que el capitán de un barco pesquero estudia los patrones de los bancos de peces que por medio del sonar. Estos estudios producen resultados consistentes día a día porque los traders más pequeños se comportan de manera bastante predecible cuando están bajo estrés financiero. (Ver los 5 errores más arriba).

No se necesitan herramientas sofisticadas para determinar hacia donde se moverán los cardúmenes de peces pequeños y dónde es más probable que tomen decisiones de salida (liquidación de posiciones). Por otra parte, no es difícil de asustar a los peces pequeños para que ejecute operaciones motivados por el pánico; una cantidad relativamente pequeña de presión será suficiente.

Adicionalmente, el sesgo reciente garantizará que los peces estén buscando la manera incorrecta cuando deciden regresar al mercado después de haber salido debido al temor. Lo más probable es que tomarán una actitud inapropiadamente bajista o alcista, según sea el caso.

La acción reciente de los mercados en el Nasdaq constituye un claro ejemplo de este principio de la psicología del mercado. Un periodo corto y violento de ventas convenció a muchos que la “campana” por fin había sonado y que el mercado iba a caer, pero después de se produjo la caída rápida, los precios comenzaron a subir nuevamente atrapando a muchos principiantes.

Algo que los expertos han aprendido a través de los años, es a reconocer los patrones psicológicos del mercado en los distintos movimientos del precio y a sacar provecho de estos. En otras palabras, se alimentan de los errores que una y otra vez cometen los novatos. Es importante recordar que las cotizaciones en todos los mercados son movidas al alza y a la baja por personas, las cuáles se ven afectadas por las mismas emociones que nos caracterizan a todos los seres humanos (miedo, codicia, etc) y que nos caracterizan como especie.

 


 

 

Deje su comentario