El panorama de la política de Estados Unidos y Europa está cambiando. La semana pasada parecía que la política de Estados Unidos sería el foco de atención esta semana ya que los republicanos se estaban moviendo hacia el cierre del gobierno, mientras que las elecciones catalanas no parecían tan importantes para la política europea. Sin embargo parece que la situación se invierte.

La renuncia del vocero de la Cámara de Representantes John Boehner, significa que es poco probable que el gobierno estadounidense se cerrará esta semana (tal vez posteriormente – así que hay que estar atentos), debido a que Boehner ahora se sentirá libre de llegar a un acuerdo con los demócratas sin tener que preocuparse de lo que va a opinar su partido. De hecho, el domingo, dijo que con el apoyo de los demócratas, la Cámara de Representantes esta semana podría aprobar una ley de financiación del gobierno creada por el Senado que no cumplirá con las demandas de los conservadores para cortar los fondos para el Planned Parenthood.

Lamentablemente, el proyecto de ley sólo financierá el gobierno por un período adicional de diez semanas, por lo que únicamente aplaza el problema temporalmente sin llegar a ser una verdadera solución. Por otra parte, el Congreso tiene que aprobar una ley de gastos de transporte en octubre y elevar el techo de la deuda federal en diciembre, lo que significa que habrán muchas oportunidades más para que ocurran problemas políticos en el país. Y para entonces habrá un nuevo líder de la mayoría republicana que podría estar menos dispuestos a conseguir acuerdos que Boehner. (Algunos republicanos incluso están exigiendo que también dimita Mitch McConnell  para dar paso a alguien con una ideología que sea más de derecha). Pero puede ocurrir que el proceso de nominación presidencial republicano habrá avanzado para entonces y ninguno de los candidatos sentirá la necesidad de impulsar sus credenciales mediante el cierre de todo el gobierno debido a un tema tan poco importante.

Por otro lado, los partidos separatistas de Cataluña ganaron una mayoría de los escaños en las elecciones parlamentarias regionales. Con la mayoría de los votos escrutados, la alianza separatista principal y un partido más pequeño ganó 72 escaños en el parlamento regional de 135 asientos. Ellos habían dicho previamente que la mayoría les permitiría declarar unilateralmente la independencia de España en 18 meses. Sin embargo, el significado de los resultados no es tan claro. En primer lugar, la coalición ganó un poco menos del 48% de los votos, es decir, no una mayoría. Si se trata de un referéndum, entonces los votos será lo que en realidad  cuenta, no los asientos. La declaración de independencia unilateral con menos del 50% de los votos no tendría ninguna credibilidad. En segundo lugar, la cabeza de la coalición del gobierno regional Artur Mas ganó 9 escaños menos que en las elecciones anteriores de 2012, lo que indica un menor apoyo para su posición separatista. Este resultado mixto es poco probable que resuelva nada. Los partidos separatistas probablemente utilizarán su mayoría en el parlamento regional para seguir luchando por la independencia, mientras que el gobierno de Madrid seguramente señalará el hecho de que la mayoría de la gente quiere permanecer dentro de España. En cualquier caso, el siguiente proceso importante para España serán las elecciones generales en diciembre. El próximo gobierno es probable que empiece a negociar con Cataluña para otorgarle más autonomía y poderes fiscales. Estos resultados no parecen estar afectando el mercado Forex esta mañana, conforme el EUR/USD se mantiene casi sin cambios con respecto al precio de cierre del viernes anterior.

Calendario económico del 28 de septiembre

Durante el día de Europa, se prevé que las ventas minoristas de Suecia para agosto se hayan desacelerado un poco. Esto podría resultar negativo para el SEK. Por su parte, el gobernador adjunto del Banco de Inglaterra Jon Cunliffee y el Miembro del Comité Ejecutivo del BCE Sabine Lautenschlager, darán declaraciones.

En los Estados Unidos, tendremos un día muy ocupado. Los datos de los ingresos y gastos personales para agosto se estarán publicando. Se espera que ambos hayan aumentado al mismo ritmo que en julio. La atención se centra por lo general en el gasto personal y se necesita una sorpresa positiva significativa para impulsar el USD al alza. A pesar de que la tercera estimación del PIB de Estados Unidos mostró una expansión más fuerte en el segundo trimestre en comparación con la segunda estimación, se necesita un gasto sólido que indique que la economía tiene el impulso necesario para permanecer en su camino de recuperación. Las tasas interanuales del deflactor del PCE y del PCE para el mes agosto también se estarán dando a conocer. Se pronostica que ambos datos permanecerán sin cambios en el ritmo con respecto al mes anterior.

El día de hoy también se publicarán las ventas pendientes de viviendas de agosto. A pesar de que las ventas de casas existentes para el mismo mes no cumplieron las estimaciones, aún así mostraron un sector de la vivienda firme. Por lo tanto, podríamos ver otra lectura fuertes en las ventas pendientes de casas.

El presidente de la Fed de Nueva York, William Dudley, y el presidente de la Fed y Chicago, Charles Evans, hablarán este día. Si ambos  hacen hincapié en la probabilidad de un alza de tasas de interés en Estados Unidos durante este año, entonces va a ser claro que hay un consenso para esta acción. Por otra parte, podrían estar menos dispuestos a elevar las tasas en el 2015, lo que podría presionar el USD a la baja.

Calendario económico para el resto de la semana

En cuanto al resto de la semana, el martes, el IPC preliminar de Alemania para septiembre se estará publicando. Como de costumbre, el mercado también se fijará en las regiones más grandes del país para obtener pistas acerca del resultado probable de la cifra titular, lo que a su vez puede ser una indicación de la dirección del euro a corto plazo. Una disminución en la tasa del IPC alemán podría indicar una disminución en el IPC de la zona euro que se publicará el miércoles y podría debilitar al euro un poco.

El miércoles, desde los Estados Unidos, tenemos el informe de empleo ADP de septiembre, dos días antes de la publicación de las Nóminas No Agrícolas. Se espera que el informe del ADP muestre otro dato por debajo del nivel crucial de 200000 puestos y que el sector privado ganó menos puestos de trabajo en septiembre en comparación con el mes anterior.

En el Reino Unido, se espera que la estimación final del PIB del segundo trimestre confirme la segunda estimación y muestre que la economía creció un 0,7% intertrimestral. Aunque el reciente comentario de varios funcionarios del Banco de Inglaterra sugirió que la normalización de la política económica podría comenzar a finales del presente año, el GBP ha estado bajo una mayor presión de venta. Por lo tanto, se necesita un conjunto de datos económicos fuertes para que la libra cobre impulso de nuevo.

El jueves, el Banco de Japón publica su encuesta trimestral de confianza empresarial Tankan para el tercer trimestre. Este es el indicador más importante que sale de Japón y por lo tanto será observado de cerca. Se espera que todos los índices para las grandes empresas y las pequeñas empresas van a disminuir un poco o permanecer sin cambios. Esto podría empujar los precios de las acciones a la baja y ocasionar que también el USD/JPY caiga.

Tanto el PMI oficial del sector de fabricación como el PMI oficial del sector de servicios de China, así como el PMI manufacturero final Caixin para septiembre, se estarán publicando este día.

Las cifras finales de los PMI de fabricación y del sector servicios para septiembre de varios países europeos y de la zona euro en su conjunto también se estarán dando a conocer. Como de costumbre, las previsiones definitivas son las mismas que las estimaciones iniciales, por lo que la reacción del mercado ante estas noticias por lo general es limitada.

Finalmente el viernes, el evento principal será el informe de empleo de Estados Unidos para el mes de septiembre. El pronóstico actual del mercado para septiembre es de un aumento en las nóminas de 200000 puestos, frente a los 173000 puestos en agosto. Se necesita otra lectura de este indicador por encima de 200000 puestos para mantener la confianza e indicar que el mercado laboral de Estados Unidos está cobrando impulso.