//Mercados en alerta máxima a medida que Trump aumenta las amenazas comerciales
 

Mercados en alerta máxima a medida que Trump aumenta las amenazas comerciales

Inversores de todo el mundo iniciaron la semana de negociación adoptando un enfoque cauteloso luego de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, aumentó sus amenazas de imponer nuevas tarifas arancelarias a las importaciones de China el viernes pasado.

En un movimiento que ha erosionado aún más las relaciones entre Estados Unidos y China, Trump amenazó con aranceles sobre otros bienes chinos por valor de 267.000 millones de dólares. Con Estados Unidos listo para imponer aranceles sobre productos chinos por un valor de 200 mil millones de dólares y Pekín reiterando las amenazas de defenderse, la guerra comercial de Estados Unidos y China podría alcanzar niveles peligrosos. Los crecientes temores de una guerra comercial total entre las dos mayores economías del mundo probablemente incrementarán la aversión al riesgo, castigando en última instancia a los mercados de valores y los mercados emergentes.

Centrándose en los mercados emergentes, la debilidad seguirá siendo un tema recurrente en medio de las tensiones comerciales mundiales, un dólar ampliamente más fuerte y las perspectivas de mayores tasas de interés en los Estados Unidos. Con los graves problemas en Turquía y Argentina provocando temores de contagio, es probable que el apetito por los activos y las monedas de los mercados emergentes continúe disminuyendo. En el espacio de divisas de los mercados emergentes, la perspectiva se mantiene inclinada a la baja en el corto plazo, especialmente para aquellas monedas con altos déficits de cuenta corriente.

En los mercados de materias primas, el oro ha tenido que luchar para encontrar soporte a pesar de las crecientes tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, que afectan la confianza de los inversores y promueven la aversión al riesgo.

La acción del precio bajista que se observó en las últimas semanas continúa destacando cómo el comportamiento preponderante para el oro que sigue estando fuertemente influenciado por el desempeño del dólar. Con el comportamiento del dólar movido por las expectativas de mayores tasas de interés en los Estados Unidos y una mayor demanda de activos considerados como refugio seguro, esto podría significar nada más que dolor y pérdida para el oro que ha tenido un rendimiento más que pobre este año. Vale la pena señalar que el dólar le ha arrebatado una parte considerable del atractivo de refugio seguro al oro ya que ahora los inversionistas están recurriendo al dólar en tiempos de incertidumbre.

En cuanto al panorama que nos brinda el análisis técnico, los vendedores han estado luchando por recuperar el control del Mercado después de que los precios aseguraran un cierre semanal por debajo del nivel psicológico de $1,200. La debilidad sostenida por debajo de este nivel podría llevar a una caída del precio hasta el nivel de $1180.

Acciones asiáticas a la baja

Las acciones asiáticas comenzaron la semana en territorio negativo y el dólar se movió al alza ya que los inversionistas continuaron monitoreando la creciente guerra comercial de Estados Unidos con China. El presidente Trump declaró la semana pasada con que está listo para imponer aranceles sobre $267 mil millones en bienes chinos además de los $200 mil millones propuestos que podrían entrar en vigencia pronto. La suma total cubriría entonces todos los bienes importados de los Estados Unidos procedentes de China, que definitivamente todavía no han sido tomados en cuenta por los mercados financieros.

Mercados de valores de Estados Unidos comienzan a tener dudas

Los inversores en el mercado de valores de Estados Unidos que han ignorado la venta masiva en activos de mercados emergentes durante los últimos meses comenzaron a mostrarse un poco inquietos la semana pasada. El índice S&P 500 terminó la semana pasada un 1% más bajo, mientras que el índice Nasdaq Composite disminuyó un 2,55%. Aún no está claro si el efecto de contagio comenzó a extenderse a los activos de los Estados Unidos, pero si comienzan a aparecer señales de estrés en las acciones de ese país, se esperan nuevas ventas abruptas en los mercados de valores globales. Por ahora, se requieren notables noticias positivas para que los inversores dejen de concentrarse en los continuos problemas de los mercados emergentes y la escalada de las tensiones comerciales, y hasta ahora, no hay ninguna.

Dolar estadounidense como refugio Seguro

El dólar se ha convertido en el destino de los inversores que buscan un refugio seguro en medio de la escalada de las tensiones comerciales, esto sin contar los últimos datos económicos de Estados Unidos que también apoyan al dólar. Los últimos datos del ISM mostraron que la actividad de los sectores manufacturero y de servicios creció más rápido que las predicciones de los economistas más optimistas. El crecimiento del empleo sigue siendo sólido, pero lo más importante es que el crecimiento salarial alcanzó un máximo de nueve años en agosto. Los próximos datos de esta semana también pueden mostrar un desempeño sólido en los datos de las ventas al por menor y la inflación al consumidor. Esto debería impulsar aún más las expectativas de dos alzas de tasas más en 2018, lo que lleva a una mayor divergencia en las políticas monetarias.

¿Que podemos esperar esta semana?´

Los inversores esta semana también se centrarán en las decisiones de política monetaria, en particular los bancos centrales de los mercados emergentes, que pretenden poner fin a sus crisis monetarias. El banco central de Turquía estará en primera línea el jueves luego de que las autoridades prometieran intervenir para contener las presiones inflacionarias. Es probable que un aumento de tasas es inminente, pero es la magnitud del aumento de tasas lo que importa ahora. El banco central necesita elevar las tasas a más de 600 puntos básicos para restaurar la confianza de los inversionistas y llevar las tasas de interés reales a un territorio positivo. Cualquier decepción aquí probablemente lleve a una venta continua en la Lira turca.

El Banco Central Europeo y el Banco de Inglaterra también se reunirán el jueves, pero no se espera que anuncien mayores cambios. El presidente del BCE, Draghi, probablemente dará garantías de que el programa de estímulo de compra de bonos del BCE terminará a finales de año. Mientras tanto, los inversores desean saber cuáles son las opiniones del BoE sobre las últimas conversaciones del Brexit. Sin embargo, ambos bancos centrales se mantendrán sin cambiar las tasas de interés.


 

2018-09-11T01:28:10+00:00By |Categories: ANALISIS DEL MERCADO|Tags: |0 Comments
 

Leave A Comment