El oro ciertamente está a la altura de su título como un “refugio seguro” para los inversionistas, ya que los crecientes riesgos geopolíticos y las preocupaciones sobre el crecimiento económico global disminuyen el apetito por el riesgo.

La acción del precio alcista atestiguada en los máximos alcanzados por el oro en los últimos días nos muestra cómo el metal amarillo sigue siendo un activo considerado como refugio en tiempos de inquietud e incertidumbre. Aunque los precios parecen estar debilitándose hoy debido a que el cierre del gobierno de los Estados Unidos está llegando a su fin, la trayectoria apunta a un alza adicional. Con la combinación tóxica del drama del Brexit, las continuas tensiones comerciales entre Estados Unidos y China y el riesgo político en Europa a punto de afectar negativamente el sentimiento de los inversores, el oro tiene el potencial de brillar con más intensidad. Un factor crítico que podría ocasionar mayores alzas en el mediano a más largo plazo es la especulación sobre si la Reserva Federal continuará o no las alzas en tasas de interés este año. Si el dólar se deprecia debido a estas expectativas, el péndulo del sentimiento por el oro oscilará mucho más a favor de los compradores.

El oro tiene el potencial de transformarse en un campo de batalla para los compradores y vendedores esta semana si el informe del FOMC y el informe del sector de empleo en Estados Unidos despierta la volatilidad del dólar. Una reunión con un tono más “dovish” de la Fed junto con datos de empleos decepcionantes en los Estados Unidos debería llevar a los compradores a entrar con fuerza en el mercado del oro y a llevar el precio hasta $1308 e incluso $1324, respectivamente. Esta condición alcista sigue siendo válida siempre que los precios puedan mantenerse por encima de los $1277.

Tendremos una semana ocupada en los mercados financieros

El cierre de gobierno más largo en la historia de los Estados Unidos finalmente ha terminado “al menos temporalmente” después de que el presidente Trump anunció la reapertura del gobierno durante tres semanas con la esperanza de que los demócratas y los republicanos alcancen un acuerdo para financiar el muro fronterizo. Los mercados apenas fueron movidos por la noticia.

La reunión anual del Foro Económico Mundial en Davos no alcanzó titulares de última hora, especialmente debido a que Trump y Xi Jinping estaban ausentes. No se proporcionaron respuestas sobre lo que sucederá con la guerra comercial entre Estados Unidos y China, o sobre qué términos se divorciará el Reino Unido de la UE. Todo lo que obtuvimos fue una rebaja a la economía global por parte del FMI, que ya ha sido tomada en cuenta en los mercados financieros.

Esta semana sin duda será más significativa, ya que la primera reunión del año de la Reserva Federal, los Estados Unidos y China regresarán a la mesa de negociación, otro voto significativo sobre el Brexit, los anuncios de ganancias de las compañías del sector tecnológico de Estados Unidos y datos económicos de primer nivel.

¿Trato o no trato?

Estados Unidos y China están regresando a la mesa de negociaciones esta semana para intentar poner fin a la actual guerra comercial. El viceprimer ministro, Liu He, se reunirá con su representante de comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer, los días 30 y 31 de enero. Si bien no esperamos un acuerdo final para esta semana, todos los inversores esperan que la reunión termine con una gran sonrisa en ambas caras, seguidas de declaraciones que indican que se ha logrado un gran progreso. Si no hubiera ninguna declaración después de la reunión, los inversores deberían ver la cuenta de Trump en Twitter en donde probablemente revelará el resultado. Un resultado positivo eliminará uno de los mayores obstáculos que impiden tomar riesgos.

¿Seguirá la Fed apoyando a los compradores del USD?

La Reserva Federal concluirá su reunión de dos días el miércoles. Los inversores se enfocarán en si la institución mantendrá su política de tasas de interés. Dado que muchos datos económicos no fueron publicados debido al cierre, podría ser difícil evaluar cómo se ha desempeñado la economía de los Estados Unidos. Otro factor que probablemente contribuya a la cautela de la Reserva Federal es que no hay garantía de que Estados Unidos y China alcancen un acuerdo comercial antes de la fecha límite del 1 de marzo. Si bien los formuladores de políticas no actualizarán sus proyecciones económicas, en el futuro, a cada reunión le seguirá una conferencia de prensa a cargo del presidente de la Fed, Jerome Powell. Si el término “paciencia” vuelve a aparecer, sugeriría que no se producirá un alza en las tasas en el primer trimestre, tal vez ni siquiera en los primeros seis meses de 2019. Es probable que esto sea bueno para las acciones, pero puede perjudicar al dólar estadounidense.

Otra semana volátil para el GBP/USD

Esta podría ser otra semana de negociación explosivamente volátil y ampliamente impredecible para la libra esterlina debido al debate parlamentario pendiente y la votación sobre el “plan B” del Brexit de mayo.

La reducción de los temores sobre un Brexit sin acuerdo sigue siendo el principal impulsor de la apreciación de la libra esterlina en los últimos días. Si bien las expectativas continúan aumentando sobre la extensión del Artículo 50 por parte del gobierno, los inversores siempre deben esperar lo inesperado cuando se trata del Brexit. Aunque el resultado de la votación parlamentaria de mañana sigue siendo cuestionable, tendrá un impacto significativo en la Libra.

En lo que respecta al panorama del análisis técnico, el GBP/USD está firmemente alcista en los gráficos diarios con precios que se cotizan alrededor de 1.3175 en el momento de la escritura de este artículo. El impulso alcista podría empujar el par de divisas hacia 1.3230 en el corto plazo. Los toros mantienen el control por encima del nivel psicológico de 1.3000.

Brexit Plan B

La libra esterlina se ha recuperado significativamente en los últimos días con el optimismo de que se evitará un escenario sin acuerdo. El “Plan B”, que podría parecerse mucho al “Plan A”, se debatirá en el Parlamento el 29 de enero, y tal vez se vote más tarde el mismo día. El líder del Partido Laboral Jeremy Corbyn se ha negado a participar en conversaciones que no quitan el escenario de “no hay acuerdo”. Si bien es probable que la Sra. May no incluya dicha enmienda, el resultado más realista es buscar una extensión para el Artículo 50.

Fuente:

-Broker FXTM