Cuando se coloca dinero en un mercado financiero como el Forex, por ejemplo, el objetivo es generar un retorno sobre el capital invertido. Muchos inversores y traders tratan no solo de obtener ganancias, sino también de superar o vencer al mercado.

Sin embargo, la eficiencia del mercado, destacada en la hipótesis del mercado eficiente formulada por Eugene Fama en 1970, sugiere que en cualquier momento dado, los precios reflejan completamente toda la información disponible para un activo o mercado en particular. De acuerdo a la hipótesis del mercado eficiente, ningún inversor tiene una ventaja real a la hora de predecir el comportamiento del mercado debido a que nadie tiene acceso a información relevante que no está disponible para nadie más.

El efecto de la eficiencia en el mercado: La imposibilidad de predecir el comportamiento del mismo

La naturaleza de la información no tiene que estar limitada a los indicadores económicos y noticias financieras únicamente; de hecho, información sobre eventos políticos, económicos y sociales, en combinación con la forma en que los inversores perciben estos datos, ya sean estos reales o solo rumores, se verá reflejada en el precio del active en el mercado. De acuerdo a la hipótesis del mercado eficiente, dado que los precios responden solo a la información disponible en el mercado, y debido a que todos los participantes del mismo tienen acceso a la misma información, nadie tiene la posibilidad de aventajar a los demás.

En los mercados eficientes, los precios se hacen no predecibles sino más bien aleatorios, lo que significa que no puede ser discernido ningún patrón de inversión. Por lo tanto, ningún enfoque planificado de inversión puede ser exitoso.

Este “paseo aleatorio” de los precios, del que se habla regularmente en la escuela de pensamiento del mercado eficiente, resulta en el fallo de cualquier estrategia de inversión que tenga como objetivo lógico vencer al mercado de forma consistente. De hecho, la hipótesis del mercado eficiente sugiere que dados los costos de transacción involucrados en la gestión de una cartera de inversión, sería más rentable para un inversor colocar su dinero en un fondo indexado.

Anomalías en el Mercado: Los retos a la eficiencia

En el mundo real de la inversión en los mercados financieros, sin embargo, existen argumentos obvios en contra de la hipótesis del mercado eficiente. Existen inversores que han vencido a los mercados y que obtienen ganancias de forma constante. Warren Buffet, cuya estrategia de inversión se basa en acciones subvaloradas, ha ganado miles de millones de dólares y ha establecido un ejemplo para muchos seguidores. Hay gestores de carteras de inversión que obtienen mejores resultados históricos que otros, y también hay compañías de inversión que cuenta con un departamento de análisis e investigación de mayor renombre que el de otras. ¿Por lo tanto, como puede ser aleatorio el rendimiento en los mercados cuando hay personas que de manera regular superan al mercado y obtienen ganancias?

También existe el contrargumento contra la hipótesis del mercado eficiente que afirma que hay patrones consistentes en los mercados. Por ejemplo, el efecto de enero es un patrón que muestra que los mayores retornos en el mercado de valores tienden a producirse en el primer mes de cada año; y el efecto del fin de semana es la tendencia de los retornos de las acciones de disminuir durante los días lunes con respecto a las ganancias de las acciones del viernes anterior.

Los estudios en comportamiento financiero, los cuales analizan los efectos de la psicología de los inversores y especuladores en los mercados, también revelan que los inversores están sujetos a muchos sesgos, como por ejemplo los sesgos de confirmación, aversión al riesgo y exceso de confianza.

Respuesta de la hipótesis del mercado eficiente ante los cuestionamientos

La hipótesis del mercado eficiente no descarta la posibilidad de que se produzcan anomalías en el mercado que pueden resultar en la generación de ingresos superiores. De hecho, la eficiencia del mercado no requiere que los precios sean iguales a su valor justo durante todo el tiempo. Los precios pueden estar sobre o infravalorados solamente en sucesos aleatorios, por lo tanto, eventualmente vuelven a sus valores medios. Como tal, debido a que las desviaciones con respecto al precio justo en el mercado son en sí mismas eventos al azar, las estrategias de inversión en las que el trader trata de vencer al mercado no pueden llegar a producir resultados constantes a largo plazo.

Además, este enfoque argumenta que un inversor que supera al mercado no lo consigue por habilidad, sino más bien por suerte. Los seguidores de la hipótesis del mercado eficiente afirman que esto se debe  a las leyes de la probabilidad: en cualquier momento en un mercado con un gran número de inversores, algunos inversores tienen un rendimiento superior mientras que otros tienen un rendimiento inferior.

¿Cómo se hace eficiente un mercado?

Para que un mercado se haga eficiente, los inversores deben percibir que el mercado es ineficiente y posible de vencer. Irónicamente, las estrategias de inversión que están desarrolladas para aprovechar las ineficiencias son de hecho el combustible que mantiene eficiente a un mercado.

Un mercado tiene que ser grande y líquido. La accesibilidad y la información sobre los costos deben estar ampliamente disponible y debe ser provista a los inversionistas más o menos al mismo tiempo. Los costos de transacción tienen que ser más baratos que los beneficios esperados de una estrategia de inversión. Los inversores también deben tener fondos suficientes para tomar ventaja de las ineficiencias, hasta que, de acuerdo con la hipótesis del mercado eficiente, desaparecen de nuevo.

hipótesis del mercado eficiente

Grados de eficiencia

Aceptar la hipótesis del mercado eficiente en su forma más pura puede ser difícil; sin embargo, tres clasificaciones identificadas de esta hipótesis tienen como objetivo reflejar el grado en que se puede aplicar a los mercados:

  • Eficiencia fuerte:esta es la versión más sólida, que establece que toda la información en un mercado, ya sea pública o privada, se contabiliza en el precio del activo en el mercado. De esta manera, ni siquiera la información privilegiada podría dar una ventaja a un inversor o trader.
  • Eficiencia semi-fuerte:esta forma de eficiencia del mercado implica que toda la información pública es tomada en cuenta en el precio actual de un activo en el mercado. Ni el análisis fundamental ni el análisis técnico pueden usarse para lograr ganancias superiores.
  • Eficiencia débil: este tipo de hipótesis de mercado eficiente afirma que todos los precios pasados de un activo o instrumento financiero se reflejan en el precio actual en el mercado. Por lo tanto, el análisis técnico no puede usarse para predecir y vencer a un mercado.

Conclusiones

En el mundo real, los mercados no pueden ser absolutamente eficientes o totalmente ineficientes. Puede ser razonable ver a los mercados como esencialmente una mezcla de ambos aspectos contradictorios, en donde las decisiones y los eventos diarios no siempre pueden reflejarse inmediatamente en un mercado. Si todos los participantes creyeran que el mercado es eficiente, nadie buscaría ganancias extraordinarias, ya que la búsqueda de grandes beneficios es la fuerza básica que hace girar las ruedas del mercado.

Sin embargo, en la era de la tecnología de la información, los mercados de todo el mundo están ganando mayor eficiencia. La tecnología de la información e informática ha creado un medio más efectivo y rápido para difundir información, y el trading electrónico permite que los precios se ajusten más rápidamente a las noticias que ingresan al mercado. Sin embargo, aunque el ritmo al que recibimos información y realizamos transacciones se acelera, la misma tecnología informática también restringe el tiempo que lleva verificar la información utilizada para realizar una operación en el mercado. Por lo tanto, puede dar como resultado una menor eficiencia sin darse cuenta si la calidad de la información que usamos ya no nos permite tomar decisiones que generen ganancias.

El hecho de que muchos participantes del mercado, sobre todo los más profesionales, logran obtener ganancias de forma regular en distintos mercados como el Forex, futuros, acciones, opciones y otros, nos indica que la eficiencia completa no existe en ningún mercado y que los operadores e inversores más preparados pueden aprovecharse de las pequeñas ineficiencias que se producen regularmente.