La mayor parte de los traders de divisas aprenden desde el principio que las tasas de interés son una de las principales fuerzas impulsoras de los movimientos en los mercados financieros.

Cuando las tasas de interés cambian, las divisas, los instrumentos de deuda como los bonos y las acciones se ajustarán para reflejar esto. Este ajuste de precios a menudo ocurre antes de cualquier anuncio oficial, ya que los traders tratan de anticiparse al cambio en las tasas de interés y comienzan a revaluar los activos en consecuencia.

En este artículo, vamos a explicar brevemente cómo se puede utilizar la comprensión de la curva de rendimiento y los ciclos de tasas de interés para pronosticar tendencias en los mercados de divisas. También vamos a explicar, en términos cuantitativos, cuánto es probable que se mueva el tipo de cambio de una divisa cuando se espera un cambio en las tasas de interés.

Los diferenciales de tasas de interés (rendimientos) atraen a los carry traders

Si bien los bancos centrales suelen fijar las tasas de interés oficiales a corto plazo o a un día, son los mercados monetarios, en donde los inversores, los bancos y las empresas prestan y piden prestado, los que deciden las tasas de interés efectivas en diferentes períodos.

La curva de rendimiento es solo un gráfico que muestra estas tasas de mercado para diferentes vencimientos o términos. Al operar con un par de divisas, las curvas de rendimiento de las dos divisas pueden revelar una gran cantidad de información valiosa. sobre todo, informan sobre las expectativas de las economías y los probables ciclos de tasas de interés. Las curvas de rendimiento para la mayoría de las divisas, así como las tasas utilizadas para generarlas, se pueden encontrar fácilmente en línea (datos de rendimientos y bonos de Bloomberg).

Diferenciales de tasas de dos divisas

Cuando se analizan las dos curvas de rendimiento de dos divisas, generalmente habrá diferencias en las tasas de interés o spreads en ciertos puntos del gráfico. Cuando una de las divisas tiene un diferencial de rendimiento suficientemente amplio a su favor en cualquier vencimiento, los carry traders  invertirán en su deuda o derivados de deuda a ese vencimiento. De esta manera, los mercados atraen flujos de capital extranjero debido a la ventaja relativa de rendimiento.

Una regla general es que en los mercados de capitales, los inversores moverán sus fondos  al lugar que ofrezca el mayor rendimiento ajustado al riesgo. Esta es la razón por la que las tasas de interés más altas hacen que una moneda se aprecie.

La siguiente imagen  muestra cómo las divisas pueden tener diferentes ventajas de rendimiento en diferentes plazos o vencimientos. En este ejemplo sencillo, la moneda 2 tiene una ventaja de rendimiento al inicio del gráfico,  precisamente en el comienzo de la curva de rendimiento, mientras que la moneda 1 presenta una ventaja de rendimiento en los vencimientos más largos, desde 3 meses en adelante. Los traders que realizan operaciones de carry trading a menudo utilizan el mercado de futuros para negociar con estos diferenciales de rendimiento.

Divergencia en las curvas de rendimiento de 2 divisas

Pueden obtener más información sobre el carry trading como forma de inversión y arbitraje en el siguiente artículo: El Forex carry trading

¿Cuánto se moverá una divisa debido a un cambio en sus tasas de interés?

¿Cuánto sube o baja un tipo de cambio cuando cambia la tasa de interés? La cantidad exacta es una función de la diferencia entre las tasas de interés de las dos divisas y el tiempo que el mercado espera que dure este spread. Consideremos un ejemplo sencillo en donde se han eliminado todas las demás influencias. Supongamos que la tasa de interés real tanto para el EUR como para el USD es del 3% y el precio al contado del EUR/USD es de 1,3500. En términos de interés, no hay ninguna ventaja relativa en tener una moneda o la otra. Ahora digamos que el tipo de interés del euro sube al 4%.

Además, el mercado espera que la tasa de interés en dólares estadounidenses aumente al 4% después de un año, dando como resultado nuevamente la paridad de tasas de interés. Por lo tanto, si un inversor vendiera USD y comprara EUR, obtendría una ventaja de rendimiento del 1% durante un año. Eso equivale a 135 pips o 0,36 pips por día.

Para facilitar el ejemplo, supongamos que el tipo de cambio no cambia. Un trader puede hacer lo siguiente:

Día 1

-Trader pide prestado 13500 USD al 3%

-A continuación cambia 13500 USD  por 10000 EUR

-Seguidamente presta los 10000 EUR  al 4% (ventaja de rendimiento del 1%)

Día 365, al final del periodo de 1 año

-Trader recibe 10400 EUR en depósito.

-Cambia sus 10400 EUR por USD al tipo de cambio de 1.3500, obteniendo 14040 USD.

Paga su préstamo en dólares de 13500 USD al 3% anual (13905 USD). 

Beneficio de la operación: 14040 USD – 13905 USD = $135 (135 pips o 100 puntos básicos en euros)

Por lo tanto, lo anterior ha producido una oportunidad de arbitraje que produce un rendimiento del 1% sin riesgo.

Debido a que los participantes del mercado se enfocan en ver hacia el futuro, podemos esperar que esto se descontara en el tipo de cambio inmediatamente, por lo que el mercado spot aumentaría 135 pips y disminuiría 0.36 pips por día durante el año. En otras palabras, los traders harán sus cálculos con base en los datos anteriores y comprarán euros y venderán dólares hasta que la oportunidad de obtener ganancias ya no exista. Un operador que realiza la misma operación el día 2, después de que el precio  subió 135 pips, obtendría exactamente cero ganancias. La siguiente imagen muestra esto.

Ventaja por diferencial de tasas de interés

Esto resalta el hecho de que no solo es importante la tasa de interés, sino también el período de tiempo que el mercado espera que dure la ventaja/desventaja de rendimiento producto del diferencial de tasas de interés. Saber cómo evolucionará el ciclo de tasas de interés es fundamental para comprender los movimientos en Forex y, para ello, se utilizan las curvas de rendimiento. En el ejemplo anterior, si el mercado hubiera esperado que la paridad de tipos de interés se alcanzara nuevamente después de 6 meses, el aumento solo habría sido de 70 pips.

El asunto, como se muestra arriba, es que una vez que el aumento en las tasas de interés es descontado por el mercado, el tipo de cambio debería caer con el tiempo a medida que las tasas de interés convergen nuevamente. Esto es lo que se llama paridad de tasas de interés descubierta y se debe a la tendencia del mercado a eliminar cualquier oportunidad de arbitraje.

Sin embargo, esto no es lo que vemos en la realidad. Cuando las divisas tienen una ventaja de rendimiento gracias a las tasas de interés, esto provoca un flujo de fondos, que en sí mismo puede inflar el tipo de cambio por encima del valor razonable. Los economistas llaman a esto el acertijo del futuro o el acertijo de la tasa de interés descubierta.

Este fenómeno probablemente se produzca debido al flujo adicional de dinero proveniente de traders que tienen interés en ganar dinero con esta situación, aunque no realicen operaciones de carry trade directas. Es decir, traders que compran la divisa con el diferencial de rendimiento favorable a la espera que esta suba, ocasionando ellos mismos el aumento en el tipo de cambio por el incremento en la demanda de la moneda.

Esta es la razón por la que divisas ampliamente usadas para operaciones de carry trade como el dólar australiano pueden subir con fuerza y llegar a sobrevalorarse. Los traders de carry trading inverso intentan explotar este tipo de eventos operando en corto (vendiendo) la divisa de alto rendimiento.

Curvas de rendimiento como predictores de tendencias en el mercado

Los traders comparan las curvas de rendimiento de las monedas de un par de divisas para anticipar tendencias a más largo plazo. La forma de las dos curvas dice mucho sobre las economías y las expectativas de tasas de interés y esa información puede utilizarse para deducir lo que sucederá con los tipos de cambio.

Por ejemplo, si el diferencial entre las dos curvas se amplía para vencimientos más largos, eso significa que los traders esperan que las tasas de interés diverjan aún más a medida que pasa el tiempo. Vea el gráfico de la izquierda en la siguiente imagen. La situación mostrada por este gráfico es alcista para la moneda con la ventaja de rendimiento creciente por el diferencial en aumento de las tasas de interés. Por otro lado, si el diferencial más amplio se encuentra en el comienzo de la curva y se estrecha cada vez más, esto es negativo porque significa que los traders anticipan una convergencia de tipos de interés en el futuro.

Esta situación es bajista para la divisa con la ventaja de rendimiento cada vez menor. El gráfico de la derecha en la Figura 3 muestra esto. Esta era la situación en el ejemplo anterior, y las curvas de rendimiento lo habrían reflejado.

Efectos de tasas de interés en el EUR/USD

Curvas de rendimiento y ciclo económico

Los inversores describen las curvas de rendimiento como normales, planas o invertidas. Con una curva de rendimiento normal, las tasas para vencimientos más largos son más altas que para vencimientos más cortos. Es importante darse cuenta de que las tasas más altas no son una predicción de dónde es probable que se dirijan las tasas de interés a corto plazo.

  • Fase de crecimiento: En una economía normal, existe una prima por mantener obligaciones de deuda a más largo plazo debido a riesgos como el aumento de las tasas y la inflación.
  • Fase de contracción: Lo que sucede con una economía en recesión es que las tasas de interés base generalmente bajarán. Frente a posibles recortes en las tasas de interés, un bono a 5 años que paga un 3,5% comienza a parecer atractivo para los inversores en bonos. Aquellos que esperan caídas en las tasas querrán asegurar un rendimiento más alto, por lo que compran estos bonos a más largo plazo.

Esto hace que suban los precios de los bonos y que bajen los rendimientos. Esto da como resultado una curva de rendimiento invertida, que generalmente significa que una economía está entrando en recesión. La curva plana suele marcar la transición de la recesión a la recuperación y viceversa.

Curvas de rendimiento y fases de la economía

Ejemplos reales de la relación entre el valor de una divisa y la curva de rendimiento

Por supuesto, en la práctica también entran en juego muchas otras variables. La siguiente imagen muestra la relación entre la libra esterlina y las tasas de interés a 3 meses del Reino Unido. El gráfico muestra las tasas de interés, ajustadas por inflación. Existe una relación clara ya que el índice del GBP sigue de cerca las tasas de interés reales.

Sin embargo, se formó una brecha cada vez mayor entre las tasas de interés y el nivel de la libra desde 1997/1998. Una razón de esto es el entorno de tasas de interés globales más bajas que hemos tenido desde ese momento. Hay un número limitado de oportunidades de inversión disponibles. Los activos siempre compiten por los fondos.

Al observar la siguiente imagen, vemos que este gráfico compara el dólar estadounidense y el dólar australiano utilizando sus índices ponderados por comercio. Las barras muestran la diferencia en las tasas de interés reales. Lo que indica este gráfico es la relación inversa de dos divisas diferentes. El USD es más una divisa defensiva en donde los inversores colocan su dinero en tiempos de incertidumbre, además de que es la divisa de reserva global. El AUD es una divisa de mayor rendimiento orientada a las materias primas y tasas de interés más altas.

La dirección de las tasas de interés es lo que realmente importa. Observe cómo la fuerza del dólar australiano sigue de cerca la dirección de los cambios de las tasas de interés, en lugar del valor absoluto. Durante la década de 1990, el auge de las compañías punto.com apoyó al dólar estadounidense, a pesar de que el dólar australiano tenía una gran ventaja de rendimiento por sus tasas más altas. Una de las razones fue el flujo de fondos hacia los mercados de valores de Estados Unidos debido a los altos rendimientos que estaba ofreciendo.

A medida que finaliza el auge de las punto.com y aumenta el diferencial de tasas, el ciclo de tasas ascendentes respalda nuevamente a la moneda australiana. La economía australiana se benefició del auge de las materias primas durante la década de 2000 y esto, junto con un mercado inmobiliario inflado, son las razones de las tasas de interés más altas.