El petróleo Brent ha alcanzado un nuevo máximo en lo que va del año y se encuentra cerca de la marca psicológicamente importante de $80 en niveles de precios no vistos desde 2018.

Sin embargo, desde una perspectiva técnica, el petróleo Brent parece estar listo para un retroceso inmediato, considerando que los precios han roto la Banda de Bollinger superior mientras que el RSI de 14 días está alrededor de la marca de 70, lo que significa que ambos indicadores técnicos están mostrando condiciones de sobrecompra.

Gráfico diario del petróleo crudo Brent

¿Por qué los precios del petróleo son tan altos?

De acuerdo a lo que nos dice la economía, los precios suben cuando la demanda es mayor que la oferta, en tanto todos los demás factores se mantengan sin cambios.

Los precios del petróleo se han disparado debido a una crisis energética mundial, ya que las principales economías se apresuran a abastecerse de suministros antes del invierno (solo hay que imaginar las cantidades de combustible necesarias para mantener un hogar caliente durante esos meses fríos en los países del norte de Europa y América). Este aumento en la demanda es evidente en las notables reducciones en las existencias mundiales de petróleo crudo, con los inventarios de Estados Unidos alcanzando sus niveles más bajos desde 2018. Vale la pena tener en cuenta que los compradores del petróleo también se han visto respaldados por las interrupciones en la producción de petróleo crudo en Estados Unidos causadas por el huracán Ida durante el mes pasado.

El gas natural tiende a ser favorecido como combustible para la calefacción, pero sus precios también se han disparado. Los futuros del gas natural en el Reino Unido se han disparado más del 230% en lo que va de año.

A medida que el gas natural se encarece, los mercados prestan atención a los productos derivados del petróleo como una fuente de calefacción relativamente más barata.

Ese cambio en la demanda, a su vez, se ha sumado a la presión alcista de los precios del petróleo.

¿Y qué pasa con el aumento en la producción de la OPEC?

Aunque la OPEC ha incrementado su oferta de petróleo crudo al mercado, este aumento no ha sido suficiente para bajar los precios.

A pesar de que la OPEP+ ha mantenido sus planes de aumentar gradualmente los niveles de producción en 400 000 barriles cada mes, la recuperación de la demanda global aún es capaz de absorber este aumento de la oferta de crudo. A principios de este mes, la OPEP+ publicó sus propias proyecciones de que los inventarios globales caerían a una tasa de 825 mil barriles por día hasta fines de 2021.

Por lo tanto, si hacemos las matemáticas, podemos ver que los suministros entrantes de la OPEP+ representan aproximadamente sólo la mitad del ritmo proyectado de reducción de los inventarios mundiales. En otras palabras, la demanda proyectada seguirá superando significativamente la oferta proyectada de petróleo en los próximos meses.

Cuando esta alianza de 23 importantes productores de petróleo celebre su próxima reunión dentro de una semana, el 4 de octubre, los mercados estarán siguiendo de cerca esta cumbre para ver si deciden aumentar la producción a niveles más altos de lo esperado. Después de todo, el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, ya los ha instado a hacerlo, con el fin de proteger a los hogares estadounidenses cuyas billeteras se han visto afectadas por el aumento de los precios en el combustible.

¿Qué sigue para los precios del petróleo?

En general, mientras las condiciones de los mercados globales continúen endureciéndose hasta fin de año y la demanda de petróleo continúe en aumento tal como se espera, esto crea un entorno que resulta muy positivo para los alcistas del petróleo crudo y un soporte más sólido por debajo de los precios de referencia de esta materia prima.

Para esta semana, los mercados estarán observando de cerca los datos semanales de los inventarios de petróleo de Estados Unidos que se publicarán el miércoles, con rumores que hablan de otra caída que superará los 3 millones de barriles.

Si tales pronósticos resultan ciertos, entonces el petróleo Brent podría alcanzar fácilmente los 80 USD por barril.

Luego está la decisión clave de la próxima semana de la OPEP+ que tendrá una gran influencia sobre cómo se comportarán los precios del petróleo después.

Sin embargo, si las preocupaciones relacionadas con la variante Delta toman un ascenso inesperado y dominan el sentimiento del mercado, junto con una acumulación sorpresa en los inventarios de Estados Unidos, podríamos tener un escenario en donde los precios del petróleo pierdan parte de sus ganancias recientes más allá de cualquier retroceso técnico en el corto plazo.

Aún así, el soporte para el petróleo Brent debería estar alrededor del máximo reciente del ciclo en la zona de $75/bbl, y se espera que siga un soporte más fuerte alrededor de la región de $73/bbl, que también es donde las líneas clave de Fibonacci se pueden trazar en cualquier retroceso a corto plazo desde los niveles actuales.

Eventos económicos clave de la semana

Los bancos centrales continúan acaparando el centro de atención del mercado esta semana, mientras los inversores esperan más pistas potenciales sobre cambios en la política monetaria en los discursos programados de los responsables políticos, junto con algunos eventos económicos importantes:

Lunes 27 de septiembre

  • Discurso de la presidenta del BCE, Christine Lagarde
  • Discursos de funcionarios de la Fed: el gobernador de la Fed, Lael Brainard, el presidente de la Fed de Chicago, Charles Evans, el presidente de la Fed de Nueva York, John Williams

Martes 28 de septiembre

  • Beneficios industriales de China para agosto
  • Datos de ventas minoristas de agosto en Australia
  • Discurso de la presidenta del BCE, Christine Lagarde
  • Datos de confianza del consumidor de Estados Unidos
  • El presidente de la Fed, Jerome Powell, y la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, testifican ante el Senado
  • Discurso del gobernador del BOE, Andrew Bailey

Miércoles 29 de septiembre

  • El Partido Liberal Democrático de Japón elige un nuevo líder (próximo primer ministro)
  • Datos de confianza económica de septiembre de la Eurozona
  • Informe del inventario de petróleo crudo de la EIA
  • Discursos de presidentes de bancos centrales: Bailey del BOE, Kuroda del BOJ, Lagarde del BCE, Powell de la Fed.

Jueves 30 de septiembre

  • Datos de PMI de septiembre de China
  • Datos de desempleo de la zona euro para agosto
  • Solicitudes iniciales semanales de desempleo en Estados Unidos
  • Testimonios de Powell y Yellen ante el Comité de Servicios Financieros de la Cámara
  • Discursos de la Fed: el presidente de la Fed de Nueva York, John Williams, el presidente de la Fed de Atlanta, Raphael Bostic, el presidente de la Fed de Filadelfia, Patrick Harker, el presidente de la Fed de Chicago, Charles Evans, el presidente de la Fed de St. Louis, James Bullard
  • Fecha límite para que el Congreso evite el cierre del gobierno

Viernes 1 de octubre

  • IPC de septiembre de la zona euro
  • PMI manufacturero Markit de la zona euro
  • PMI manufacturero Markit de septiembre del Reino Unido
  • Datos de inflación PCE de agosto de Estados Unidos.
  • Ingresos y gastos personales de Estados Unidos.
  • PMI manufacturero Markit de septiembre, sentimiento del consumidor e índice del sector manufacturero ISM de Estados Unidos.
  • Discursos de la Fed: el presidente de la Fed de Filadelfia, Patrick Harker, la presidenta de la Fed de Cleveland, Loretta Mester

En los últimos días antes de que inicie oficialmente el cuarto trimestre, los inversores y traders de todo el mundo tendrán que lidiar con una gran cantidad de discursos de funcionarios de bancos centrales, que se producirán inmediatamente después de las últimas reuniones de política.

Tenga en cuenta que la Fed nos ha recordado recientemente la posibilidad de que la reducción de las compras de activos comience «pronto», probablemente a partir de noviembre. El Banco de Inglaterra dijo la semana pasada que estaba abierto a la posibilidad de subir las tasas de interés este año para adelantarse a las presiones inflacionarias. Mientras tanto, el Banco Central Europeo parece mantenerse en su postura de espera, lo que podría dejar al BCE rezagado con respecto a sus principales pares del G10 en el camino hacia la restauración en la normalidad de las políticas monetarias a niveles prepandémicos.

En general, los mercados tienden a presionar al alza la moneda del banco central que se está acercando a la normalización de su propia política.

Con todo eso en mente, el trader deberá prestar mucha atención a cómo reaccionan el dólar estadounidense, la libra esterlina y el euro a los comentarios de los funcionarios de sus bancos centrales. Más señales agresivas podrían hacer subir esa moneda en particular, mientras que los tonos moderados podrían hacer que la moneda baje.

Y dado que el euro y la libra son dos de los 6 componentes del índice del dólar (DYX), estos cambios y divergencias entre las políticas de los bancos centrales podrían dictar su desempeño a corto plazo.