trampas mentales en trading

La popularización del trading especulativo en los mercados financieros, en parte debido al desarrollo de soluciones para traders minoristas ofrecidas en Internet, ha creado una nueva generación de traders interesados en los mercados financieros como el Forex o las acciones, por ejemplo. La mayoría de estos traders  no son profesionales y se sienten atraídos por el potencial de generar ingresos rápidamente.

A continuación vamos a explicar las principales trampas mentales en que caen la mayoría de los traders principiantes y cómo pueden superarlas.

Creación de falsas expectativas

Muchos traders novatos pueden creer que es muy fácil ganar dinero en el mercado, especialmente cuando están probando los servicios de un broker utilizando una cuenta demo gratuita

El problema es que si estos traders logran generar un rendimiento sustancial repentino, puede llevarlos a creer que el trading es una ocupación fácil, una en la que pueden generar rápidamente ingresos con poco trabajo. Para los inexpertos, una racha positiva de operaciones ganadoras, que pudo haberse debido más a la suerte que a la habilidad, puede hacer que parezca que la especulación del mercado es la clave del éxito y la riqueza.

Desafortunadamente, cuando estos especuladores inexpertos superan este entorno virtual de inversión y deciden comenzar a operar con cuentas reales y arriesgar dinero real en el mercado, la actividad se vuelve mucho más compleja. En muchos casos, los días de desempeño sobresaliente en el trading diario se ven repentina y angustiosamente como viejos recuerdos: es una iniciación abrupta en la despiadada realidad de los mercados financieros.

El trading en la vida real comparado con la práctica

Cuando los traders principiantes comienzan a operar en una cuenta real después de practicar en una cuenta demo, entran en una de las etapas más difíciles de su carreras como traders, y que pondrá a prueba su psicología.

En otras palabras, si bien puede ser fácil operar cuando el riesgo de pérdida no existe, cuando los dólares ganados con esfuerzo están bajo el riesgo real de pérdida, muchos traders principiantes pierden su enfoque y se dejan dominar por las emociones. A menudo, los traders que usan cuentas demo se sentirán relativamente cómodos incluso cuando el mercado se mueva contra las posiciones que abren. Esto les permite concentrarse en sus objetivos de precios y esperar a que el mercado avance en la dirección correcta. Debido a que hay pocas consecuencias ligadas al «dinero virtual», la emoción personal no interfiere. Desafortunadamente, cuando las acciones de un trader causa pérdidas o ganancias en su cuenta de trading real, es menos probable que ese trader se comporte de una manera tan metódica.

Las emociones pueden dominar las operaciones

Las emociones pueden verse como los peores enemigos del trader; a menudo conducen a errores de juicio y pérdida.

Los sentimientos generan lo que el psicólogo Roland Barach llama «trampas mentales» en su libro «Mindtraps: Unlocking the Key to Investment Success«, escrito en 1988. Barach ofrece una colección de 88 lecciones que explican las trampas, como el miedo y la codicia, que afectan a muchos traders.

Miedo

El miedo puede evitar que un trader abra sus operaciones y llevarlo a salir de sus posiciones demasiado pronto. Si un inversor está demasiado preocupado por la pérdida potencial y los riesgos que conlleva una operación, a menudo puede evitar las buenas oportunidades debido a las perspectivas de riesgo. Además, si un trader es más susceptible al miedo, puede cerrar sus posiciones demasiado pronto debido al temor de perder la ganancia que ha obtenido. En muchos casos, esto puede evitar que obtenga una ganancia mucho mayor.

Codicia

La avaricia puede llevar a un trader a mantener una posición demasiado tiempo con la esperanza de obtener un precio mucho más favorable, aunque esté viendo que el mercado se mueve en contra rápidamente. Esta emoción ha sido la razón principal detrás de muchas operaciones que han pasado de grandes ganancias a grandes pérdidas. Para contrarrestar esta emoción, el trader debe analizar objetivamente el razonamiento detrás de sus posiciones. Cuando una de sus operaciones experimenta una gran ganancia, pregúntese si las razones detrás de su inversión inicial aún permanecen; si no, puede ser hora de cerrar o reducir la posición.

Parálisis por análisis

El parálisis por analizar es un fenómeno interesante en el que los traders se ven tan atrapados en analizar todo sobre una operación potencial que nunca llegan a apretar el botón de compra o venta para abrir la posición. En este caso, lo que sucede a menudo es que el trader cuestionará constantemente todos los pequeños detalles encontrados en el análisis en un intento de analizar perfectamente una situación. Esta es una tarea verdaderamente inalcanzable, que puede evitar que un trader obtenga ganancias monetarias en una operación potencialmente rentable, ya que nunca llegan a abrir la operación.

Una amplia gama de otras emociones puede gobernar a un trader, pero lo importante para cualquier participante del mercado es reconocer estas emociones.

Reconozca sus emociones como traders

Todos los traders experimentarán al menos una trampa mental, pero los mejores traders aprenden a reconocerlas, comprenderlas y neutralizarlas. Este proceso forma la base de la capacitación de cualquier traders. Por lo tanto, si desea convertirse en un trader exitoso, primero debe dedicar un tiempo a conocerse a sí mismo y a las trampas mentales particulares en las que tiende a caer. Un trader hábil tiende a tener un fuerte deseo de dominar sus emociones y evitar que afecten su desempeño.

El estado mental ideal del trader

Los traders son solo humanos y, como tales, la perfección puede no existir en el trading. Sin embargo, el trading rentable se puede lograr cuando un trader aprende a manejar sus emociones. Esto será más fácil para algunos que para otros, pero es solo a través de la experiencia en el mercado que se puede desarrollar esta habilidad. Por lo tanto, antes de que pueda aprender a ganar en los mercados, debe tomar algunos riesgos (o al menos ingresar al mercado) y aprender a dominar las emociones que generan tanto las pérdidas como las ganancias.

El trading debe ser visto como una práctica que requiere paciencia y dedicación y que siempre tendrá un nivel de riesgo, sin importar cuánto cuidado pongamos en reducir esos riesgos. Debido a que es una actividad en la que tenemos total libertad, podemos caer en trampas mentales cuando ganamos y cuando perdemos. Aunque esto es imposible, debemos tratar de ser como una máquina que analiza el mercado y abre y cierra las posiciones sin ninguna pasión.