El Banco Central Europeo tiene una reunión de política este jueves, en la cual el euro podría reaccionar con fuerza a los comentarios del banco central sobre cuándo podría comenzar a reducir sus compras de emergencia de activos para paliar con los efectos de la pandemia. Los traders e inversores también estarán ansiosos por saber qué opinan los funcionarios de la Fed del decepcionante informe de nóminas no agrícolas de agosto publicado el viernes pasado, y si esto podría interrumpir los planes de reducción gradual del programa de compras de activos de la Fed.

La posible reducción de la compra de activos por parte de la Fed sigue siendo un tema clave para los mercados en la próxima semana.

¿Avanzará el BCE hacia la reducción gradual de compras de activos?

Todas las miradas estarán puestas en la presidenta del BCE, Christine Lagarde, que ha tenido una postura eminentemente “dovish”, para ver si ha cambiado su forma de pensar ante los tonos agresivos que emanan del Consejo de Gobierno de la entidad. Si es así, entonces podríamos ver un aumento en el valor del euro, teniendo en cuenta que la moneda común de la eurozona aún se encuentra a la baja en lo que va del año frente a la mayoría de sus pares del G10.

Con lo peor de la pandemia ahora detrás de la economía de la eurozona, es posible que el BCE tenga que empezar a pensar en frenar sus compras de emergencia de activos, o al menos empezar a discutir sobre el tema como han comenzado a hacer muchos bancos centrales importantes, incluida la Fed. Después de todo, la inflación de la eurozona alcanzó el 3% en agosto, su nivel más alto en una década y por encima del objetivo del 2% del BCE.

Sin embargo, algunos funcionarios del BCE todavía están aconsejando que se debe actuar con cautela, mientras que el comisionado de economía de la Unión Europea Paolo Gentiloni advirtió el fin de semana pasado contra un cambio prematuro de la política monetaria, algo que calificó que sería un «gran error». Reiteró la idea de que las oleadas inflacionarias de los últimos tiempos son en realidad un «fenómeno temporal», un sentimiento similar expresado también a través del Atlántico.

EURUSD reflejará las expectativas de reducción de los programas de compras de activos del BCE frente a la Fed

Además de considerar las perspectivas de los distintos funcionarios del BCE, los traders e inversores también están comparando al BCE con la Fed en sus respectivos caminos a la reducción de sus programas de compras de activos.

Recordemos que recientemente el 27 de agosto, el presidente de la Fed, Jerome Powell, había declarado que estaba dispuesto a apoyar la reducción paulatina del programa de compras de activos de la Fed antes de finales de este año. Pero esos comentarios se produjeron antes del resultado sorprendentemente bajo de las nóminas no agrícolas del viernes pasado (235.000 puestos de trabajo frente a los 733.000 esperados).

La reducción de la contratación en el mercado laboral de Estados Unidos podría complicar el calendario de reducción de compras de activos de la Fed.

De manera similar, los traders del euro darán seguimiento a  los datos de Alemania, la economía más grande de la UE, durante los próximos días para ver si el BCE también podría tener razones para retrasar o adelantar la reducción de su programa de compras de activos. Se debe tener en cuenta que los resultados más recientes de los indicadores de confianza de las empresas y los consumidores alemanes fueron más bajos de lo esperado debido a los problemas ocasionados por la variante Delta.

Aún así, si los inversores ven que el BCE se está acercando a la normalización de su política monetaria, en un momento en que la Fed se ve obligada a hacer una pausa, podríamos ver un repunte en el tipo de cambio del EUR/USD que podría llevar los precios de manera sostenible por encima de la marca psicológica de 1,1900. Los compradores podrían hacer que el par llegue incluso hasta el máximo de junio de 1.1975, que sería el siguiente nivel de resistencia de interés.

Si el euro sube, eso también podría hacer que el índice del dólar (DXY) pierda una parte sustancial de sus ganancias recientes, dado que el euro representa el 57.6% del DXY.

Sin embargo, si los discursos de mediados de semana de los funcionarios de la Fed suenan sorprendentemente agresivos incluso frente a la caída de las contrataciones en Estados Unidos el mes pasado, eso debería impulsar el precio del dólar.

Por lo tanto, el inversor deberá prestar atención al euro esta semana, que seguramente reflejará las expectativas del mercado sobre las perspectivas políticas del BCE.

Un giro sorpresivo a una postura más agresiva podría hacer que el euro experimente un fuerte mercado alcista a corto plazo, habiendo estado operando lateralmente desde mediados de abril.

Principales eventos económicos de la semana

Lunes 6 de septiembre

  • Datos de pedidos de fábricas de Alemania para julio.
  • Mercados estadounidenses cerrados
  • ¿El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, renominará a Jerome Powell como presidente de la Fed esta semana?

Martes 7 de septiembre

  • Datos de comercio de agosto de China
  • Decisión de política monetaria del Banco de la Reserva de Australia
  • Producción industrial de julio y resultados de la encuesta ZEW de Alemania para septiembre
  • PIB del segundo trimestre de la zona euro (impresión final)

Miércoles 8 de septiembre

  • Decisión de tipos de interés del Banco de Canadá
  • Datos de vacantes de empleo JOLTS de julio en Estados Unidos
  • Libro beige de la Fed
  • Discursos del presidente de la Fed de Dallas, Robert Kaplan y el presidente de la Fed de Nueva York, John Williams

Jueves 9 de septiembre

  • Datos de IPC e IPP de agosto de China
  • Datos de comercio de julio de Alemania
  • Decisión de tipos de interés del Banco Central Europeo
  • Solicitudes iniciales semanales de desempleo en Estados Unidos.
  • Informe de inventario de petróleo crudo de la EIA

Viernes 10 de septiembre

  • IPC de agosto de Alemania (dato final)
  • Datos de PIB mensual y de comercio del Reino Unido en julio
  • Datos de desempleo de agosto en Canadá
  • PPI de agosto de Estados Unidos.