El petróleo crudo Brent está ahora a menos del 2% de su precio más alto en octubre de 2018 por encima de $86 por barril.

El impulso alcista en los precios de las materias primas es tal que el petróleo fue capaz de hacer caso omiso de los datos de producción industrial de septiembre y del PIB del tercer trimestre de China, más bajos de lo esperado, esta mañana. A pesar de las señales de una desaceleración del impulso del crecimiento en la segunda economía más grande del mundo, que podrían apuntar a una desaceleración de la demanda de las materias primas, los índices de referencia del petróleo subieron otro uno por ciento al comienzo de la sesión asiática del lunes.

Gráfico semanal del petróleo Brent

Desde una perspectiva fundamental, los inversores globales analizarán los datos económicos publicados esta semana en busca de más señales sobre las condiciones dominantes del mercado de petróleo.

Lunes 18 de Octubre

  • Discursos de funcionarios de la Fed: la presidenta de la Fed de Kansas City, Esther George, y el presidente de la Fed de Minneapolis, Neel Kashkari
  • Apple presenta la computadora portátil MacBook Pro rediseñada

Martes 19 de octubre

  • Actas de la reunión de octubre del Banco de la Reserva de Australia (RBA)
  • Discurso del gobernador del BOE, Andrew Bailey
  • Google lanzará teléfonos Pixel 6
  • Ganancias del tercer trimestre de Netflix

Miércoles 20 de octubre

  • Tasa preferencial de préstamos de China.
  • Precios de viviendas nuevas de China para septiembre
  • Datos de comercio de septiembre de Japón
  • IPC de septiembre de la zona euro (impresión final)
  • IPC de septiembre del Reino Unido
  • Informe de inventario de petróleo crudo de la EIA
  • Ganancias de Tesla para el tercer trimestre

Jueves 21 de octubre

  • Confianza del consumidor en octubre de la Eurozona
  •  Solicitudes iniciales semanales de desempleo en Estados Unidos.
  • Ganancias de Intel para el tercer trimestre.

Viernes 22 de Octubre

  • PMI de octubre de la zona euro
  • Ventas minoristas de septiembre en el Reino Unido
  • PMI Markit del Reino Unido para octubre
  • Ventas minoristas de agosto en Canadá
  • PMI de octubre de Estados Unidos.

Este aumento de los precios de las materias primas se ha debido al incremento de la demanda a medida que las economías se reabren tras la pandemia, mientras que los suministros se mantienen limitados. Los inventarios mundiales de petróleo están por debajo de sus promedios de 5 años, mientras que la semana pasada se publicó que hay una reducción importante de las existencias estadounidenses de Cushing, Oklahoma.

Esto deja a las principales economías luchando por el petróleo para satisfacer la creciente demanda, especialmente antes de los meses de invierno, donde los consumidores necesitan combustible para calefacción, con países como Europa y el Reino Unido que ahora enfrentan una crisis energética.

Fundamentalmente, los precios de referencia del petróleo deberían tener más razones para subir más, aunque podría pensarse que a corto plazo no tendremos aumentos exorbitantes. Se espera que las condiciones del mercado global se mantengan más o menos iguales hasta fines de 2021, antes de volver a un exceso de oferta el próximo año.

Por lo tanto, sería de particular interés ver cómo se comportan los precios del Brent en la región de $86, suponiendo que lleguen allí.

Hace tres años, ese máximo de $86.29 fue seguido por una caída de más del 40% hasta fines de 2018 antes de recuperarse durante el primer trimestre de 2019.

Para ser claros, los analistas no esperan un escenario similar con una fuerte caída en 2022. Se esperan más ganancias antes de fin de año, y que los precios probablemente se moderarán a medida que los mercados petroleros vuelvan a estar sobreabastecidos en 2022. Después de todo, la OPEP+ se ha comprometió a restaurar gradualmente su producción durante los próximos meses, lo que debería ayudar a inclinar la balanza.

Sin embargo, si aumentan los temores de estanflación, eso podría acelerar la caída de los precios del petróleo.

La estanflación es un entorno en el que el aumento de los precios al consumidor se produce en un momento en que el crecimiento mundial está estancado. Estas condiciones suelen erosionar la demanda del commodity. Como dicta la economía básica, cuando la demanda cae, también lo hacen los precios. Por tanto, un escenario de estanflación es una preocupación fundamental para los mercados y merece una atención especial.

Con todo eso en mente, los inversores globales estarán atentos a los datos de esta semana de las principales economías. Los datos del PMI de la zona euro, el Reino Unido y los Estados Unidos nos darán señales importantes de la salud de estas principales economías.

Si la recuperación económica mundial muestra más signos de estancamiento, eso podría implicar que la demanda de petróleo en el futuro cercano podría reducirse en relación con la oferta. Esta perspectiva también podría debilitar el apoyo a los precios del petróleo.

En resumen, los traders deberán observar cómo reaccionan los precios del petróleo a estos importantes datos económicos y, por supuesto, también al informe semanal de inventarios de la EIA para Estados Unidos.

Una fuerte ruptura de $86 debería allanar el camino al nivel de $90 en el crudo Brent, pero primero tiene que superar ese nivel de resistencia psicológicamente importante alcanzado en 2018.