Ha sido un comienzo relativamente tranquilo de otra semana de negociación que se vislumbra de alta intensidad en los mercados, comenzando con las acciones en Asia que subieron con cierta fuerza alcanzando un máximo, seguidas por las acciones en Europa que también están teniendo un comportamiento alcista en medio del optimismo gradual de los inversores sobre el progreso potencial en las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China. Aunque Wall Street está cerrado hoy debido a la celebración del natalicio de George Washington, los mercados bursátiles mundiales esperarán más inspiración para seguir subiendo después de que el presidente Trump tuiteó que las conversaciones entre Estados Unidos y China han sido “muy productivas”.

Los analistas creen que si bien los informes de que China y Estados Unidos lograron un consenso sobre temas importantes en principio es un avance positivo para los mercados financieros, aún es demasiado pronto para cualquier celebración. El reloj no se detiene al final de la tregua de 90 días establecida a fines del año pasado, y sigue siendo ilusorio tener optimismo de que habrá un gran avance con un acuerdo comercial. El escenario más probable en este punto es que ambas partes podrían acordar otra extensión en la tregua anterior, o que habrá una extensión a la fecha límite de marzo para la aplicación de nuevos aranceles sobre China. Un resultado claramente favorable para los mercados de estas tensiones comerciales y políticas que se están extendiendo más de lo que muchos creían en un inicio todavía es muy necesario para aumentar el apetito por activos más riesgosos.

Al otro lado del Atlántico, todos los ojos estarán puestos en las minutas del FOMC que se publicarán a mediados de la semana, que deberían ofrecer más información sobre qué tan “paciente” y “flexible” está la Fed con respecto a futuras alzas de tasas. Si las minutas indican que las tasas de interés de los Estados Unidos no aumentarán en absoluto en 2019, el dólar corre el riesgo de ser destronado como el rey de los mercados de divisas. El impacto del decepcionante informe de ventas minoristas de la semana pasada continúa reflejándose en la acción del precio bajista del dólar estadounidense que hemos visto estos días, con el índice del dólar cotizando ligeramente por debajo de 96.70 en el momento en que fue escrito este artículo. Vemos que la debilidad del dólar se está convirtiendo en un tema importante en el corto plazo, ya que el riesgo político en los Estados Unidos, los datos internos decepcionantes y la especulación de una pausa en el ajuste monetario de los Estados Unidos reducen la ventaja competitiva del dólar frente a sus principales competidores.

La libra esterlina y el Brexit

Los inversores deben abrocharse los cinturones de seguridad y prepararse para una semana especialmente volátil en la libra esterlina, ya que Theresa May regresa a Bruselas esta semana para más conversaciones sobre el Brexit. Con la Unión Europea declarando repetidamente que el Acuerdo de Retiro no está abierto para las renegociaciones, es posible que May corra el riesgo de volver a casa con las manos vacías. Es interesante ver cómo la libra esterlina tuvo una reacción alcista silenciosa hoy a pesar de que varios diputados laboristas renunciaron por el drama Brexit. Los inversores se están volviendo cada vez más indiferentes en relación al interminable drama político en la Cámara de los Comunes, con cierta complacencia hasta que no se produzca algún anuncio o acontecimiento importante en relación al Brexit. El GBP parece estar respaldado por las expectativas de que el gobierno extienda el Artículo 50 en un esfuerzo por evitar un Brexit sin acuerdo.

En cuanto al panorama que nos da el análisis técnico, el GBP/USD está subiendo en los gráficos diarios con precios que ahora se encuentran arriba de 1.2900. Un cierre diario sólido por encima de este punto debería proporcionar a los compradores el combustible suficiente para que el par suba hasta 1.3000.

Los inversores suspiran mientras las negociaciones comerciales se prolongan

El viernes anterior se sintió una sensación de decepción en los mercados financieros luego de que las conversaciones comerciales de alto nivel entre los Estados Unidos y China terminaron sin un anuncio inmediato de ambas partes

Aunque el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, dijo que las negociaciones fueron “productivas”, el nivel de progreso alcanzado no quedó claro y esta incertidumbre se reflejó en los mercados de valores mundiales. A esto se suma los débiles datos económicos de China y la renovada preocupación por la desaceleración del crecimiento de Estados Unidos. Si bien los mercados europeos están mejorando a medida que los compradores se inspiran con el optimismo de Mnuchin sobre el comercio, es probable que los movimientos alcistas se vean limitados por los problemas de crecimiento de la zona euro. Las preocupaciones por el crecimiento de Estados Unidos han ocasionado que los inversores lo piensen dos veces antes de invertir en activos riesgosos.

Las conversaciones comerciales continuarán en Washington esta semana a medida que se avecina el plazo del 1 de marzo,  lo que significa que la sensibilidad del mercado ante la evolución de las conversaciones comerciales se intensificará.

 

Resultados negativos de las ventas minoristas en los Estados Unidos muestran señales preocupantes

La confianza sobre la fortaleza de la economía de los Estados Unidos se vio afectada después de que las ventas minoristas de los Estados Unidos mostraron un resultado decepcionante en diciembre.

Las ventas minoristas de Estados Unidos cayeron un 1,2% durante el último mes de 2018, marcando su mayor caída desde septiembre de 2009. Este informe deprimente ciertamente borró cualquier expectativa sobre el aumento de las tasas de interés del país en el corto plazo. Con el estado de refugio seguro del dólar también amenazado por preocupaciones renovadas sobre la salud de la economía de los Estados Unidos, es probable que los vendedores vuelvan a entrar en escena. El apetito por el dólar se está reduciendo drásticamente a medida que el drama político en Washington y la especulación sobre el hecho de que la Fed haga una pausa en las alzas de las tasas reducen la ventaja competitiva del dólar contra sus pares.

Comportamiento alcista del oro continúa

La semana anterior fue bastante errática para el oro, ya que el metal precioso rebotó dentro de un rango de cotización de $1,303 a $1,317.

Ha habido mucho ruido en torno a las conversaciones comerciales entre Estados Unidos y China la semana pasada, con más ruido proveniente de Washington debido al impulso de Trump de declarar una emergencia nacional para obtener los fondos para su muro fronterizo. Al otro lado del Atlántico, la Cámara de los Comunes acercó al Reino Unido a un Brexit no negociado para el 29 de marzo, después de rechazar los planes de Theresa May para renegociar su acuerdo. Estas preocupaciones están claramente impactando el sentimiento de riesgo global, con datos económicos decepcionantes de China, Alemania y los Estados Unidos que alimentan los temores sobre un crecimiento global estancado.

Vale la pena señalar cómo el impulso de crecimiento de Estados Unidos también puede estar disminuyendo, luego de que las ventas minoristas de diciembre decepcionaron las expectativas del mercado. Parece que los datos positivos del sector laboral no se traducen en un gasto más fuerte por parte de los consumidores estadounidenses, lo que puede considerarse una justificación para la postura moderada de la Reserva Federal.

Se espera que todos los factores mencionados apoyen la tendencia alcista del oro en el corto a mediano plazo. El oro mantiene una tendencia alcista saludable en los gráficos diarios con precios que se cotizan alrededor de $1,318. El impulso alcista probablemente empuje los precios del oro a $1,320 en el corto plazo. Un cierre semanal por encima de este nivel debería abrir las puertas a $1,340 en el mediano plazo.

 

Fuente:

-Broker FXTM