Brokers de Opciones Binarias

Señales de trading gratuitas con Finmax

Recibe nuevo contenido en tú correo

Pepperstone - Broker de Forex regulado

Ventajas y desventajas de los CFD (Contratos Por Diferencia)

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Características de los CFD que debe conocer el inversor

Obviamente toda publicidad relacionada con los CFD habla de los tremendos beneficios que ofrecen estos productos financieros o al menos acerca de lo que los brokers quieren que el inversor común crea que son beneficios. Pero la realidad puede ser muy distinta de la que presentan los brokers que operan con Contratos Por Diferencia, los cuáles tratan de atraer la mayor cantidad de clientes posibles.

Actualmente existen muchas compañías que ofrecen CFD (ver lista de brokers de CFD) a sus clientes y el hecho es que puede resultar difícil establecer comparaciones entre estas y elegir la mejor. El primer aspecto que un cliente potencial debe evaluar es si los CFD son un producto adecuado para invertir dado su perfil personal y financiero. El trading con CFD se basa primordialmente en operaciones a corto plazo y es necesario establecer un análisis con respecto a los ahorros efectuados por no pagar el impuesto de timbre (stamp duty) en comparación con el costo financiero adicional de los CFD. De hecho, es posible calcular fácilmente el punto de equilibrio si comparamos estos dos costos directamente, si dejamos de lado los costos de comisión por un momento, por razones de simplicidad.

Si hablamos de CFD basados en acciones por ejemplo, el costo adicional de mantener abierta una posición con CFD en comparación con una operación tradicional con acciones es el costo de financiamiento asociado con el CFD propiamente dicho. El costo de financiamiento extra es el 3% en el 80% de la posición  que el broker presta al cliente para efectuar la operación. Por otro lado, si operamos directamente con acciones se paga un impuesto cuyo monto puede ser del 0.5% (lógicamente este monto depende del país) por transacción.

Por lo tanto, el punto de cruce es cuando los costos de financiación del CFD superan los ahorros hechos con respecto al impuesto de timbre o stamp duty. En este caso, ese punto corresponde a un plazo de alrededor de 11 semanas. En otras palabras, para operaciones que duren menos de 3 meses es económicamente más viable operar con CFD en comparación con operar directamente con la acción subyacente. Por supuesto que esta es una medida algo simple ya que hay otros costos involucrados pero es una comparación útil. Para operaciones a corto plazo o para intraday trading, donde los costos de financiamiento son igual a cero, indudablemente los CFD son la mejor opción.

Sin embargo, este no es el único aspecto que el inversor experimentado debe considerar. También existen otros aspectos importantes. Cuando se abre una posición, ya sea en una acción o en CFD, el trader debe estar consciente de todos los costos y riesgos asociados con esa operación. La liquidez de la acción y los spreads bid-offer también son importantes, sino más que las comisiones bajas y los niveles de stamp duty (impuesto de timbre). De la misma forma, una persona no invierte en divisas extranjeras simplemente porque estas transacciones están libres de impuestos, hay otros puntos que el inversor evalúa. Por ejemplo, los tipos de cambio para comprar/vender divisas son fundamentales en este caso y constituyen un buen indicativo acerca de cuan competitivo es un broker.

Los brokers que operan con CFD pueden dividirse en dos tipos. En primer lugar están aquellos que proveen un servicio de “agencia”, es decir los brokers que cubren todas las órdenes subyacentes de CFD en el mercado efectivo subyacente y cobran una comisión por sus servicios. En segundo lugar tenemos a los brokers que “crean mercados” en CFD alrededor del mercado efectivo subyacente, los cuáles no cobran comisiones por sus servicios, pero cargan o cobran un spread adicional con respecto al precio del instrumento subyacente (un ejemplo de un broker de este tipo es Avatrade). Todos los brokers que operan con CFD obtienen una proporción de su ganancia con base en el financiamiento de las posiciones de sus clientes.

En este caso, es labor de cada trader investigar y decidir que tipo de broker se adapta mejor a sus necesidades. La relación es intrínsecamente distinta, aunque técnicamente, debido a que los CFD son instrumentos derivados que se transaccionan en mercados OTC (Over The Counter), todos los brokers especializados en CFD actúan como la contraparte de sus clientes sin importar el tipo al que pertenecen. Sin embargo, en el primer caso, en donde el broker cubre todo en el mercado subyacente, este actúa como un agente en nombre de su cliente, probablemente a través de su manejador de cuenta regular con el cual el trader ha construido una relación.

Existen muchos incentivos para obtener el mejor precio posible para el cliente mediante la negociación dentro del spread, ya que este constituye uno de los aspectos más importantes para la mayoría de los inversores interesados en operar con CFD. El trader también debe considerar que otros beneficios recibe al abrir una cuenta con un broker; por ejemplo, si la compañía compañía cuenta con buenas herramientas de investigación y análisis del mercado, si ofrece ideas sobre nuevas oportunidades para entrar al mercado, análisis técnico y fundamental, herramientas de educación sobre el mercado, trading vía telefónica  y otros. Lógicamente, las características de la plataforma de trading también son importantes, y el trader debe evaluar aspectos entre los cuáles podemos destacar si brinda acceso a cotizaciones Level 2 (total profundidad de mercado), si ofrece acceso al pre-mercado, si cuenta con herramientas de análisis del mercado incluyendo gráficos avanzados e indicadores técnicos incorporados y los tipos de órdenes y ejecuciones que ofrece entre otras.

Los precios de los CFD se basan en el instrumento subyacente y son un reflejo de la liquidez subyacente que hay en ese instrumento. Por lo tanto,  el trader debe preguntarse si quiere tener acceso a la mejor liquidez para determinados instrumentos financieros y por lo tanto si está dispuesto a pagar por ese acceso. La reputación del broker en que está interesado el trader también debe considerarse con sumo cuidado.

Con respecto al argumento de que los costos de las operaciones en los brokers que no cobran comisiones directas (cargan un spread adicional al precio) son menores en comparación con los brokers que si lo hacen, en realidad se trata de una afirmación un poco dudosa. De hecho, los spreads varían constantemente durante la sesión del mercado y hay momentos en el día en que suelen ser mayores en comparación con los periodos de mayor liquidez, por lo cual esta comparación es poco fiable. Los precios que ofrecen los brokers que no cobran comisiones directas pueden ser bastante competitivos en instrumentos subyacentes bastante líquidos, lo cual está bien para el trader que solo opera con esos instrumentos. Pero en el caso de activos financieros con poca liquidez, el trader experimentado seguramente preferirá acceso directo a la liquidez local en lugar de un precio variable de dos-vías creado alrededor del subyacente.

El operar con base en un sistema de comisiones fijas le ofrece al trader un costo de entrada fija, mientras que en el caso del trading libre de comisiones con un spread variable alrededor del instrumento subyacente, se añade cierta incertidumbre al cálculo de estos costos. La habilidad de operar dentro del spread y colocar órdenes dentro de este es bastante importante y la ejecución eficiente de las operaciones puede compensar fácilmente los gastos por concepto de comisiones.

En resumen, el trader debe tomar en consideración todos los aspectos antes mencionados de tal manera que pueda tener un panorama más claro sobre los CFD que le permita determinar si este derivado financiero se apropiado de acuerdo a su estilo de trading y su realidad financiera.  Para muchos, se ha convertido en una excelente opción de inversión que complementa otras formas más tradicionales de invertir y especular en los mercados, como las acciones o el Forex por ejemplo.

A pesar de muchas de las afirmaciones negativas al respecto, el invertir en el mercado por medio de apalancamiento es una de las estrategias de inversión de mayor crecimiento durante los últimos años tanto para compañías del sector financiero como para inversores individuales serios. Muchos grandes inversores obtuvieron su riqueza empleando en cierta medida el dinero de otras personas. Sin embargo, es importante que el inversor sea cuidadoso con respecto al tiempo y la asequibilidad desde el punto de vista de la disponibilidad de recursos y por supuesto la calidad de la inversión en la que va a arriesgar su dinero. El invertir con apalancamiento resulta más adecuado para los inversores agresivos que están preparados para tomar un mayor grado de riesgo y aceptar una volatilidad más elevada.

El apalancamiento permite magnificar las ganancias potenciales, así como las pérdidas, tal como comprueban regularmente los miles de traders que operan diariamente con CFD. La mayor trampa a la hora de operar con productos como los CFD es el quedar excesivamente comprometido por las operaciones. Esto se debe a que el trader toma prestado demasiado dinero y/o es demasiado agresivo, por lo cual al final no es capaz de financiar la deuda adquirida debido a sus operaciones.

Principales ventajas de los CFD

  • Liquidez:: Los precios de los CFD reflejan directamente lo que está ocurriendo en el mercado subyacente. Esto significa que los CFD brindan acceso a la liquidez en el mercado subycente, además de la liquidez ofrecida por el broker.
  • Los CFD operan con base en margen: Los CFD son un producto financiero apalancado, por lo cual el trader solo necesita depositar un porcentaje (normalmente un 5-10 por ciento para las operaciones basadas en acciones y un 1% para operaciones basadas en índices) del valor total de la transacción. Esto permite aumentar los rendimientos potenciales y la exposición al mercado. Por un costo similar y usualmente menor el trader puede ganar 10 veces o más con una operación gracias al apalancamiento inherente. Esto significa un uso más eficiente del capital ya que no es necesario invertir en el valor total del activo subyacente.
  • Operaciones efectivas en términos de impuestos: El apalancamiento también puede brindar beneficios tributarios ya que los costos de inversión tales como pagos de interés son generalmente deducibles. Y no solo eso, en lugar de capitalizar una ganancia de capital potencialmente gravable en una posición con acciones, un inversor puede vender un CFD y por lo tanto controlar la forma de obtener la ganancia de capital.
  • Bajos costos de transacción: Las transacciones con CFD usualmente son mucho menos costosas que las operaciones con acciones a través de los servicios de un broker especializado en estos activos financieros. Así mismo, el costo adicional  para mantener abierta una posición long con CFD incluye solamente el costo del interés que debe pagar el trader mientras que en el caso de las operaciones tradicionales con acciones, el inversor debe pagar un impuesto que en algunos países llega al 0.5% (stamp duty). En el caso de los CFD este impuesto no se cobra debido a que el activo subyacente del contrato no llega a adquirirse físicamente. Algunos brokers que operan con CFD cobran una comisión  de $10 para operaciones de hasta $5000. Cualquier operacion cuyo volumen sea superior a $5000 probablemente tenga que pagar un cargo equivalente al 0.01% del valor total de la transacción
  • Transparencia y facilidad de ejecución: En esencia, las operaciones con CFD basados en acciones por ejemplo, son casi iguales a las operaciones tradicionales con acciones. Usualmente un CFD  = una acción, por lo cual hay poco margen para la confusión.
  • Facilidad para operar al alza (long) o a la baja (short): Esto permite a los traders obtener ganancias con igual facilidad en mercados que están al alza o a la baja. Debido a que las operaciones con CFD se basan en el movimiento del precio de un activo financiero -y no requieren que este activo sea poseído físicamente- las operaciones de venta son tan sencillas como las de compra y la mecánica es identica. Antes del advenimiento de los CFD, abrir una posición short en una acción solo podía hacerse a través de un broker de acciones tradicional que usualmente cobran comisiones más elevadas que otros tipos de brokers. En contraste, los brokers que operan con CFD tipicamente pagan un interés por las posiciones de venta.
  • La posibilidad de operar en distintos mercados financieros desde una sola cuenta: Muchos brokers que operan con estos instrumentos ofrecen CFD basados en acciones de distintos mercados a nivel mundial así como otros tipos de instrumentos financieros como oro, plata, petroleo, indices bursátiles, sectores, commodities, bonos del tesoro, divisas, etc. Esto le brinda al trader la posibilidad de diversificar sus operaciones e inversiones al contar con una cartera de opciones más amplia.
  • Posibilidad de operar a cualquier hora: Muchos brokers ofrecen horarios extendidos a sus clientes lo que significa que estos pueden operar con algunos instrumentos o mercados como el FTSE y el Dow aún después de que el mercado subyacente ha finalizado su sesión.
  • Las posiciones de venta (short) reciben un interés: Todas las posiciones short abiertas con CFD reciben un interés diario mientras la posición permanezca abierta.
  • El trader puede operar en cualquier marco de tiempo: Con los CFD no hay fecha fija de vencimiento.
  • El tamaño del contrato no es fijo: El trader puede operar con cualquier volumen que desee, sin importar si este es pequeño o grande.
  • Los CFD son menos complejos que las opciones y los warrants: A diferencia de las opciones y los warrants, los CFD reflejan directamente el precio y la liquidez del mercado subyacente.
  • Stop loss y órdenes contingentes pueden ser colocadas fácilmente: Esto significa que el trader puede utilizar tipos sofisticados de órdenes,incluyendo órdenes personalizadas como  ‘si el mercado alcanza determinado precio, entonces abra una posición de compra con un volumen X, pero solo después de las 9:00 a.m’.
  • Ordenes stop loss garantizadas: Muchos brokers garantizan las órdenes stop loss, lo que significa que si el precio del activo subyacente se salta el stop loss debido a un gap (brecha), el broker garantiza que el trader obtendrá el precio del stop loss y por lo tanto la orden será ejecutada.
  • Los CFD permiten recibir dividendos en posiciones long o bonificaciones adicionales (pero no créditos de franqueo):  Así mismo, a través de los CFD el trader recibe los dividendos generados por las acciones una vez que estas alcanzan el estatus de ex-dividendo (la fecha ex-dividendo es la que determina si una persona recibe o no los dividendos, si  tiene las acciones antes de esa fecha entonces la persona obtiene los dividendos generadops), en vez de tener que esperar hasta la fecha de pago del dividendo de la acción (a veces hasta un mes después…). Si el trader mantiene abierta por mucho tiempo una posición long con CFD basada en acciones, el pago de dividendos le ayuda a costear las cargas financieras.
  • Los CFD permiten cubrir inversiones en distintos instrumentos financieros como acciones: Por medio de CFD, el inversionista puede cubrir portafolios de acciones por ejemplo, a través de posiciones short (de venta) basadas en acciones individuales, los índices bursátiles más importantes o indices de sectores, de tal manera que se evite la venta directa de las acciones adquiridas que conforman el portafolio de inversión. De esta manera, un inversor puede hacer uso de los CFD para cubrir posiciones long (de compra) en una acción determinada aprovechando cualquier caída de corto plazo en el precio lo que le permite a su vez proteger su portafolio ante cualquier baja en el precio que se produzca en la acción y que podría llevarlo a cerrar la posición antes de tiempo. Los CFD pueden emplearse de forma similar para cubrir inversiones en otros tipos de instrumentos financieros.
  • Reportes de cuenta en línea e informes diarios: Las cuentas de trading de los brokers que operan con CFD les permiten a sus clientes ver reportes e informes diarios en línea de tal modo que el inversor puede tener una idea exacta de lo que ocurre día a día con sus operaciones con CFD.
  • Los CFD basados en acciones permiten participar en derechos de emisión (right issues), emisión de más acciones (share splits) y otras actividades de las compañías: Dado que los CFD reflejan el precio y el movimiento de las acciones subyacentes, también reflejan cualquier acción corporativa que se efectúa con respecto a estas acciones subyacentes.

Principales desventajas de los CFD

  • Problemas con los precios en los brokers de CFD de tipo Market Maker: En los brokers Market Maker que ofrecen CFD en ocasiones se producen re-cotizaciones (requotes) y cruces en el spread del precio que pueden afectar las ejecuciones de los traders.
  • El apalancamiento puede ser un arma de doble filo: El trading con margen permite que las ganancias potenciales sean magnificadas, sin embargo es importante recordar que las pérdidas también pueden magnificarse, por lo tanto es esencial la aplicación de técnicas de gestión monetaria apropiadas.
  • El trading con CFD es de mayor riesgo en comparación a otros instrumentos financieros: Si bien el trader no necesita depositar el valor total de su inversión con los CFD gracias al apalancamiento, aún así puede perder todo su margen inicial más un monto adicional si el mercado se mueve en contra con fuerza, en cuyo caso el trader se enfrenta a un margin call en el cual se ve forzado ya sea a invertir más dinero o a cerrar sus posiciones con fuertes pérdidas. En el caso de las posiciones short (de venta), el inversor se ve expuesto a una pérdida potencialmente ilimitada.
  • El fácil acceso y el bajo requerimiento de capital pueden llevar al overtrading: Debido al fácil acceso que brindan los CFD a distintos mercados y a los bajos requerimientos de capital, el trader puede verse tentado a operar de forma excesiva, una práctica conocida como overtrading y que puede llevar a experimentar fuertes pérdidas si no se tiene cuidado. Un trader que realiza una cantidad excesiva de operaciones puede tratar de ingresar al mercado aún bajo condiciones poco favorables.
  • Niveles de apalancamiento inflexibles: Cada broker que opera con CFD establece el niverl de margen aplicable para cada mercado. El trader debe aceptar este nivel de apalancamiento y tratar de idear estrategias de gestión de riesgos en torno a ese nivel. Este nivel de apalancamiento puede ser cambiado conforme el broker lo considere necesario, por lo tanto si el broker incrementa el margen requerido para abrir posiciones con CFD, el trader puede tener que contribuir con más dinero de margen para evitar que sus posiciones sean cerradas y que por lo tanto sea sacado del mercado.
  • Un trader que invierte en CFD basados en acciones no tiene los mismos derechos que un accionista: En el caso de los CFD basados en acciones, dado que el inversor no llega a poseer físicamente el activo subyacente en ningún momento, no posee ninguno de los derechos que tienen los inversores que adquieren acciones directamente en el mercado (no tiene derechos de voto por ejemplo), lo cual los convierte en accionistas de la compañía.
  • El trader debe ser cuidadoso con el instrumento subyacente con base en el cual está especulando: Existen instrumentos subyacentes como algunos índices bursátiles que no son ofrecidos por los brokers que operan con CFD o que son costosos para estas compañías debido a los cargos a que son sometidos. Por esta razón, en vez de ofrecer estos instrumentos directamente a sus clientes, lo que hacen algunos brokers es proveer un producto que “refleja” el instrumento original. Por esta razón, el trader debe asegurarse de estar operando con base en el instrumento financiero que realmente desea.
  • Las posiciones que se mantienen abiertas durante la noche están sujetas a costos de financiamiento: Estos costos consisten en un cargo diario basado en el tamaño del contrato y se calculan con base en el Libor. Las posiciones Long que se mantienen abiertas por periodos extensos de tiempo atraen pagos de intereses cada vez mayores. El interés que se cobra por las posiciones long mantenidas durante largos periodos de tiempo (+ de 6 meses) pueden reducir significativamente la efectividad del retorno en muchos casos. Esto puede ocasionar que el apalancamiento obtenido sea comparable a la compra de un contrato o una acción completamente en el mercado.
  • Los CFD tienen un requerimiento colateral lo que significa que las posiciones abiertas están “marcadas al mercado” (el ajuste del valor de un instrumento como una acción para reflejar el cambio diario del precio). Esto significa que en caso de que la posición se mueva en contra del trader esto reduce el balance o efectivo en su cuenta. Si no hay suficiente colateral o margen en la cuenta para mantener abiertas las posiciones que están ocasionando pérdidas, el trader se verá sujeto a margin call lo que significa que tendrá que depositar fondos adicionales en la cuenta o cerrar las posiciones.
  • Los CFD son productos derivados Over-The-Counter: Por esta razón el trader debe comprender que en ningún momento llega a poseer el instrumento subyacente en que se basa el CFD, lo que a su vez significa que no puede transferir su posición a otro broker de CFD. En este caso, el inversor solo puede tratar con el broker a través del cual abrió la posición inicialmente.
  • Los CFD requieren el pago de un interés por toda la transacción: Al contrario de lo que ocurre con los prestamos de margen, los traders que operan con CFD tienen que pagar un interés con base en la exposición total al mercado de la transacción, sin importar el margen con que está contribuyendo
  • Los inversores que abren una posición short con CFD basados en acciones pueden verse obligados a pagar el valor completo del dividendo: En caso de que un trader mantenga una posición short de CFD basados en acciones abierta más allá del Record Date (es la fecha que corresponde a 3 días después de la fecha del ex-dividendo) estará obligado a pagar el valor total del dividendo.

Conclusión

En conclusión, los CFD le ofrecen al trader la gran ventaja de poder operar con un producto financiero que goza de un elevado apalancamiento de tal modo que puede incursionar en distintos mercados financieros de un modo que otros productos y opciones de inversión no permiten debido a que requieren un capital inicial muy elevado. Sin embargo, tal como se indicó anteriormente, existen algunas desventajas. Es un instrumento diseñado principalmente para operaciones a corto plazo o para cobertura de inversiones a largo plazo, áreas en donde presenta claras ventajas con respecto a otros instrumentos financieros. Además, el apalancamiento que ofrecen los CFD puede convertirse en un arma de doble filo, sobre todo si el mercado se mueve en contra de las posiciones abiertas por el trader.

En términos generales, es importante que el inversor esté consciente de las ventajas y desventajas que ofrecen los CFD de tal forma que pueda decidir de forma objetiva si es un producto financiero cuyas características se adaptasn a sus necesidades.

Guía sobre Contratos Por Diferencia


Suscríbete sin costo alguno al boletín del sitio

Escribe tu e-mail para inscribirte en nuestro boletín:

Suscríbete ya sin costo alguno al boletín de Técnicas de Trading y recibe contenido actualizado del mismo, incluyendo análisis del mercado, estrategias de trading, promociones de brokers y mucho más

XTrade - Broker de Forex y CFD

Leave a Reply