RESUMEN SEMANAL DE MERCADOS FINANCIEROS

Esta semana empezó con una fuerte caída en los mercados desde el arranque de esta primera jornada, tras conocerse que la economía china se enfría. Y el oro sufrió una histórica caída en su valor, tal como anticipó Soros.

Para mañana martes tenemos una oleada de datos de la economía norteamericana desde temprano, por lo que podemos esperar un día de fuertes movimientos.

China está desacelerando su economía luego de experimentar una expansión de su Producto Interior Bruto (PIB) del 7,7% durante el primer trimestre del año.

La decepción en los mercados fue total. Los expertos esperaban que el PIB chino creciera un 8% en los tres primeros meses de 2013, luego del bajón sufrido durante 2012.

Desde el gobierno de China, se quiso justificar los decepcionantes resultados acusando directamente a la crisis europea y al flojo crecimiento en Estados Unidos. Sin embargo este enfriamiento también tiene importantes causes internas.

El gobierno también dijo que este crecimiento “no es bajo dada la situación mundial y nacional” y además será buena para “la reestructuración de las empresas y la modernización industrial”.

Sin embargo, si dejamos de lado el discurso político y nos concentramos en los números, los datos de inversión y de producción también resultaron decepcionantes.

Por supuesto que los números de China comparados con el resto del mundo son buenos, pero lo que preocupa a los mercados es la desaceleración.

Los niveles de producción fabril se cayeron hasta alcanzar su nivel más bajo desde agosto de 2012, y en ese momento el mercado sintió pánico y las bolsas cayeron.

Tampoco hay que pasar por alto que las ventas minoristas dejaron fríos a los expertos, con un crecimiento del 12,6% interanual durante el mes pasado. Los hogares chinos no están aumentando su consumo interno y eso es preocupante.

El prestigioso economista NourielRoubini dijo que”Todavía existe una clara posibilidad de un aterrizaje duro para la economía china”. Roubini dijo que la economía china podría crecer un 6,5% el año que viene y caer “incluso por debajo de dicha marca en los próximos años”, advirtió.

“China no puede depender de las exportaciones como su potencial de crecimiento”, explicó mientras apuntó que con una población de 1.300 millones de ciudadanos “existe espacio más que necesario para aumentar la demanda interna”.

EL ORO SE DESPLOMA Y TIENE SU MAYOR CAÍDA DESDE 1980

El efecto china se hizo sentir en las cotizaciones de la bolsa, las materias primas y del oro, que se desplomó hoy el 9,3% en Nueva York, su peor caída desde 1980.

El oro dio continuidad a las fuertes pérdidas de la semana pasada, cuando se dejó cerca del 5%, de modo que acumula una caída superior al 20% desde su máximo histórico de 2011.

También presiono a la baja la posibilidad de que Chipre venda parte de sus reservas de oro para financiar parte del rescate europeo.

Como decíamos la semana pasada el oro dejó de ser una inversión estable frente a los vaivenes de la crisis, esto no quieta el hecho de que el oro es un valor refugio, aunque caro.

Recordemos que las cotizaciones del oro subieron prácticamente 12 años seguidos contra el dólar, de todos modos no es esperable una corrección tan fuerte.

La baja masiva se extendió a todas las materias primas, en el caso de la plata, sus contratos con vencimiento en mayo se desplomaron hoy un 11% hasta quedar en los 23,36 dólares la onza, su nivel más bajo desde octubre de 2010.

El petróleo tampoco se ha salvado, puesto que el crudo de Texas para entrega en mayo perdía más del 2% y se cotizaba por debajo de la simbólica barrera de los 90 dólares por barril por primera vez desde diciembre pasado.