Brokers de Opciones Binarias

IQOption - Broker de opciones binarias regulado

Recibe nuevo contenido en tú correo

broker de Forex y CDF XM

Reglas de las Tortugas de Richard Dennis IV

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Los Stops de pérdidas

Richard Dennis definió un sistema de Stops para las tortugas basado en N con el fin de evitar pérdidas de capital catastrósficas. Como bien sabe cualquier operador con experiencia, si no se usan stops de pérdidas al operar, en poco tiempo se acabará perdiendo todo el capital de la cuenta de traiding. Por tal motivo las tortugas siempre utilizaban stops de pérdidas sin excepción. En el mercado no hay pensamiento más destructivo que aquel que hace al trader mantener una posición perdedora abierta con la esperanza de que el mercado va a revertir convirtiendo una situación de pérdida en una de ganancia. Para muchos por algún motivo es más fácil hacer esto que simplemente cerrar la posición y entender que su decisión no fue la más correcta.
 
Los trades exitosos saben cerrar sus posiciones con pérdidas de tal modo que evitan que estas aumenten demasiado. De hecho, un inversor que no sabe cortar sus pérdidas en el momento adecuado a largo plazo no será rentable en el mercado. Y este no es un error únicamente de novatos, también es cometido por grandes inversores y son un claro ejemplo de ello las grandes quiebras de bancos e instituciones financieras debido a operaciones en las cuales las pérdidas se dejaron correr hasta llegar al desastre.Es fundamental que antes siquiera de abrir una posición se tenga predefinido un punto de salida suponiendo el peor escenario posible en nuestra operación.Un operador consiente y disciplinado cierra la posición sin ninguna excepción cuando el precio del activo se mueve hasta el punto de salida. Los especuladores que ignoran esta práctica caminan a la pérdida total a largo plazo.

El sistema de Stops de pérdidas de las tortugas

A pesar de que las tortugas usaban stops, esto no significaba que tenian órdenes de stops siempre metidas en el mercado. Esto se debía a que operaban con volúmenes muy grandes, por lo cual no querían mostrar a otros especuladores cuales eran sus estrategias para evitar que estos se anticiparan. Así mismo no querían que los corredores estuvieran al tanto de donde tenían colocado su stop. Las tortugas utilizaban un nivel de precios de referencia, el cual si era alcanzado les hacía salirse del mercado empleando para ello órdenes de mercado u órdenes de precio límite.
 
Dennis exigía que si el precio del activo alcanzaba el stop, había que salir del mercado sin ninguna excepción, no importaba lo que la tortuga pensaba que pudiera ocurrir después.

Donde se situaban los stop

El sistema empleado por las tortugas especificaba que el stop se situaba con base en el riesgo asociado a la posición. En este caso, ninguna operación debía tener un riesgo que fuera superior a 2N. Debido a que 1N representaba un 1% del capital con que contaba el operador, un stop de pérdidas máximo de 2N permitía un nivel máximo de riesgo de un 2% del capital. De esta manera, las tortugas situaban su stop 2N por abajo del punto de entrada en el caso de las posiciones de compra, y 2N por arriba del precio de entrada para las posiciones de venta.
 
Con el fin de minimizar el nivel de riesgo de las posiciones, si se aumentaba el tamaño de las posiciones añadiendo Unidades, los stop de pérdidas para nuevas Unidades se movían una cantidad de 1/2N. Por lo general esto significaba que el stop de toda la posición se colocaba a 2N de la Unidad incluida más recientemente en la posición. En aquellos casos en que el precio se movía con mucha rapidez o se producían gaps, las últimas Unidades  se colocaban con una separación mayor y con la subsiguiente diferencia en los stops de pérdidas con el fin de tomar en cuenta los mayores movimientos en las cotizaciones del activo con que se estaba operando.

Metodología alternativa para situar stops de pérdidas

Dennis también les enseñó a las tortugas una metodología alternativa para situar los stops la cual podía producir una mayor rentabilidad pero era más dificil de aplicar ya que podía incurrir en pérdidas mucho mayores con lo cual se tendría una relación ganancias/pérdidas más pobre. Esta estrategia era conocida por las tortugas como “Whipsaw”, un término que se suele emplear cuando el mercado realiza pequelos movimientos hacia arriba y hacia abajo.
 
En este caso en lugar de tomar un riesgo del 2% del capital por cada operación, los stops se colocaban a 1/2N para un riesgo de 0.5% de la cuenta. Si una Unidad  alcanzaba el stop de pérdidas, la Unidad volvía a ser operada en el mercado si este alcanzaba nuevamente el precio de entrada original. De hecho solo unas pocas tortugas utilizaron este método exitosamente. Esta metodología contaba con la ventaja adicional de que no se necesitaba el movimiento de los stops de pérdidas para las Unidades que se iban añadiendo a la posición, ya que el riesgo total de esta nunca sobrepasaba el 2% del capital en el máximo de las 4 Unidades
 

El uso de sistemas de salida

Las tortugas empleaban un sistema de salida del mercado el cual se basaba en la rotura de niveles anteriores importantes, de tal forma que pudieran salir de sus posiciones con buenas ganancias. La filosofía de las tortugas era buscar el mayor beneficio posible de las operaciones ya que uno de los errores más comunes de los operadores es salirse muy rápido de las operaciones ganadoras, sobre todo si se opera con sistemas de trading de seguimiento de tendencia.
 
Observando cualquier gráfico de precios se puede concluir que el precio nunca se mueve en línea recta, por lo tanto no debemos asustarnos si las cotizaciones se mueven momentaneamente en nuestra contra cuando tratamos de tomar una tendencia. No resulta extraño que en ocasiones en que tenemos ganancias de entre el 10% y el 25% al inicio de una tendencia, el precio se mueva de tal modo que una posición ganadora se nos convierta en una perdedora y nos produzca pequeñas pérdidas de manera momentánea. Una vez que estamos a la mitad de una tendencia, una posición que nos está produciendo ganancias del 80% al 100%, puede ver disminuido ese porcentaje hasta un 40% o menos. Cuando esto ocurre, podemos vernos tentados a cerrar una posición para tomar ganancias.
 
Dennis le enseñó a las tortugas que el nivel donde se realiza la toma de beneficios puede ser la diferencia entre obtener ganancias o pérdidas. Por este motivo, el sistema de las tortugas liquida las posiciones en la rotura de niveles importantes. En muchos de los casos, las operaciones no consiguen atrapar una tendencia, lo que significa que terminan con pérdidas. Debido a esto, si las operaciones ganadoras no obtienen los suficientes beneficios para compensar las pérdidas, el operador acabará perdiendo dinero. Todos los sistemas de trading,  cuentan con puntos de salida óptimos que para cada caso son distintos.
 
 
En el caso de las tortugas, si en las posiciones ganadoras se sale del mercado con una ganancia de 1N mientras que en las perdedoras se sale a 2N, entonces serán necesarias el doble de operaciones ganadoras en comparación con las perdedoras únicamente para compensar las pérdidas.
 
Todos los componentes que forman un sistema de trading se relacionan entre sí, lo cual significa que no podemos pensar en el sistema de salida sin tomar en cuenta el sistema de entrada por ejemplo, u otros factores como la gestión monetaria o el uso de stops de pérdidas.
 

La mayoría de los traders le da importancia a los sistemas de entrada al mercado, pero no consideran la salida de las posiciones que en última instancia determina si la posición va a producir ganancias o no.

 

El sistema de salida del mercado de las tortugas

El sistema 1 tenía una salida con el mínimo de los últimos 10 días para las posiciones largas y con el máximo de los últimos 10 días para las posiciones cortas. Todas las Unidades se cerrarían si el precio fuera contra las posiciones con una rotura de máximos o mínimos de 10 días.
 
El sistema 2 tenía una salida con el mínimo de los últimos 20 días para las posiciones largas y con el máximo de los últimos 20 días para las posiciones cortas. Todas las Unidades se cerrarían si el precio fuera contra las posiciones con una rotura de máximos o mínimos de 20 días.
 
Igualmente que hacían con los stop loss, las tortugas no tenían la orden de salida metida en el mercado sino que vigilaban el mercado durante el día y si había rotura llamaban para cerrar las posiciones.
Estas eran las salidas más difíciles
 
Para la mayoría de los especuladores el sistema de salida de las tortugas era la parte más difícil de ejecutar de todas las reglas. Esperar a un nuevo mínimo de los últimos 10 o 20 días podía significar ver unas ganancias del 20, 40 o incluso el 100% evaporarse.
 
Existe una gran tendencia a querer salir de las posiciones demasiado pronto. Requiere mucha disciplina ver como tus ganancias se evaporan y mantenerte en tus posiciones para la próxima gran tendencia. La habilidad de mantener la disciplina y obedecer las reglas durante operaciones con grandes beneficios es lo que distingue a los especuladores exitosos del resto.

 

 
Fuente de Información:
 
 
 
 
 

Suscríbete sin costo alguno al boletín del sitio

Escribe tu e-mail para inscribirte en nuestro boletín:

Suscríbete ya sin costo alguno al boletín de Técnicas de Trading y recibe contenido actualizado del mismo, incluyendo análisis del mercado, estrategias de trading, promociones de brokers y mucho más

XTrade - Broker de Forex y CFD

Leave a Reply