//Mercados financieros serán especialmente volátiles en el 2019
 

Mercados financieros serán especialmente volátiles en el 2019

El último trimestre de 2018 ha sido espectacular para los mercados financieros. Las acciones a nivel global se vieron gravemente afectadas por la aceleración de los signos de desaceleración económica, las preocupaciones comerciales, los riesgos geopolíticos y el cambio de las políticas monetarias de los Estados Unidos. La volatilidad regresó con movimientos bruscos a la baja. Las operaciones de venta en los movimientos alcistas se convirtió en una estrategia rentable en lugar de la estrategia de comprar en las caídas del mercado que se ha seguido durante varios años. Los mercados de valores globales experimentaron una pérdida de 12 billones de dólares, lo que convirtió a 2018 en el peor año para los inversores de acciones desde la crisis financiera mundial de 2008, y ha terminado con el mercado alcista más largo de los Estados Unidos en la historia.

El crecimiento económico global sincronizado fue el tema clave en 2017. En el año 2018 fue la divergencia entre los Estados Unidos y el resto del mundo. En 2019 es probable que las economías vuelvan a converger, pero esta vez en una desaceleración global sincronizada. Muchos indicadores han indicado un pico en el ciclo económico de los Estados Unidos, incluidas las encuestas económicas más recientes, las condiciones financieras, los datos de vivienda y la inversión de la curva de rendimiento del Tesoro de los Estados Unidos. Si agregamos los riesgos comerciales, riesgos políticos, desvanecimiento del estímulo fiscal y una política monetaria estadounidense más estricta, las perspectivas económicas se verán mucho más vulnerables en 2019.

Se está haciendo evidente que la economía de los Estados Unidos ha alcanzado un punto de inflexión. Esto no necesariamente significa que estamos entrando de inmediato en una recesión, pero esperamos un crecimiento mucho más lento que el 4.2% visto en el segundo trimestre de 2018. En ese entorno, los inversores deben estar preparados para un año más volátil a medida que los mercados se ajusten a la nueva realidad.

En los mercados de divisas, el dólar estadounidense fue la segunda divisa principal con mejor desempeño en 2018 después del yen. Subió más de un 4% frente a sus principales divisas contrapartes y se apreció significativamente frente a las divisas de los mercados emergentes y a las divisas vinculadas a commodities. Sin embargo, existe una alta probabilidad de que el repunte del USD llegue a su fin en 2019.

Hubo numerosos factores que apoyaron al dólar estadounidense en 2018. Las expansiones económicas sólidas, el estímulo fiscal, la política “hawkish” de la Fed y la repatriación de fondos por parte de las empresas de los Estados Unidos fueron clave para la fortaleza del dólar. Mirando hacia 2019, ninguno de estos factores permanecerá en juego. En cambio, la ampliación de los déficits de gemelos en los Estados Unidos se convertirá en una preocupación que puede llevar al USD a perder todas sus ganancias de 2018.

El Brexit seguirá afectando los mercados de la libra esterlina y Reino Unido

El Brexit se está acercando rápidamente y es probable que aparezca en la mayoría de los titulares en las primeras semanas de 2019. Aunque la Primera Ministra, Theresa May, cerró el Acuerdo de Retiro en noviembre de 2018, este acuerdo aún no puede considerarse como un hecho consumado. La libra esterlina enfrentará una situación difícil en los próximos meses. Si bien los mercados darán la bienvenida a una salida ordenada de la UE y esto proporcionará un impulso al GBP, un escenario sin acuerdo tiene múltiples resultados con un grado variable de impacto en los mercados del Reino Unido ¿Vamos a ver una salida desordenada de la UE, una extensión de la fecha límite, una elección general o ningún Brexit? Con todos estos escenarios posibles, seguramente verems grandes oscilaciones en la libra esterlina hasta que las nubes del Brexit se despejen.

Los inversores deben estar atentos a los datos macroeconómicos, las políticas de los Estados Unidos, los desarrollos comerciales y las negociaciones del Brexit. Estos factores nos ayudarán a determinar las estrategias de trading e inversión en el primer trimestre de 2019.

Mercados de valores retoman su tendencia a la alta volatilidad

La última semana de operaciones de 2018 ha sido explosivamente volátil y muy impredecible debido a los riesgos geopolíticos.

El sentimiento global cambió repetidamente de extremadamente bajista a optimista la semana anterior, ya que los inversionistas se enfrentaron con las preocupaciones sobre la desaceleración del crecimiento global, los acontecimientos relacionados con la guerra comercial entre Estados Unidos y China, la incertidumbre relacionada con el Brexit y un cierre parcial del gobierno de los Estados Unidos. A pesar de que los mercados de valores de Estados Unidos volvieron a la vida este fin de año y terminaron con valores positivos y las acciones de los mercados asiáticos experimentaron un alza reciente, ciertamente es demasiado temprano para cualquier celebración. Dado que el apetito de los inversores por activos más riesgosos disminuye en medio de las condiciones desfavorables del mercado, los mercados de valores mundiales siguen siendo vulnerables a las crisis negativas. Es probable que los factores de riesgo geopolítico que pesan significativamente en el sentimiento global alienten a los inversores a buscar seguridad en el yen japonés y en el oro.

Dólar afectado por preocupaciones de crecimiento y política de Estados Unidos

El sentimiento de compra hacia el dólar recibió un fuerte golpe luego de que una caída en la confianza del consumidor estadounidense reavivó los temores por una desaceleración en el impulso económico.

La preocupación por un cierre parcial del gobierno de los Estados Unidos agravó los problemas del USD, con el índice del dólar cayendo ligeramente por debajo de 96.45 en el momento de la escritura de este artículo. Con la desaceleración de los temores de crecimiento que amenazan el estado de refugio seguro del dólar, el péndulo del sentimiento podría oscilar a favor de los vendedores en 2019. En lo que respecta al panorama del análisis técnico, el Índice del dólar se encuentre en indeciso en los gráficos diarios con precios que se negocian por debajo del soporte de 96.50. La debilidad sostenida por debajo de este nivel tiene el potencial de abrir un camino hacia 96.00 en el corto plazo.

El oro sigue subiendo

Los últimos días han sido increíblemente positivos para los precios del oro gracias al aumento de los riesgos geopolíticos y la debilidad del dólar.

Los mercados de valores explosivamente volátiles, los temores por el crecimiento global, la incertidumbre del Brexit y la inestabilidad política en Washington han acelerado los movimientos de capital hacia activos de refugio seguro, lo que en última instancia envió los precios del oro a niveles no vistos en más de 6 meses. Con las turbulentas condiciones del mercado que guían a los inversores hacia los activos de refugio seguro, el oro está en camino de concluir 2018 firmemente por encima del nivel de resistencia de $1,272. El metal amarillo tiene el potencial de convertirse en un importante punto de conversación en todos los mercados el año que viene, especialmente cuando se considera como el dólar se ve debilitado por las preocupaciones de crecimiento y como se espera que la Fed haga una pausa en los aumentos de tasas de interés en el 2019. Teniendo en cuenta el panorama técnico, es probable que un cierre anual por encima de $1,272 desencadene un movimiento hacia el nivel de $1,288 y $1,300.


 

2018-12-31T16:53:24+00:00Por |Categorías: ANALISIS DEL MERCADO|Etiquetas: |Sin comentarios
 

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies y servicios de terceros para mejorar la experiencia de navegación del visitante. Más información. Acepto