Grecia lucha contra un plan para un Grexit temporal. Líderes de la eurozona han hablado durante la noche sobre la crisis griega, y todavía se espera un resultado final. Sólo algunos detalles de lo que parece ser una propuesta de compromiso están disponibles, los cuáles muestran dos puntos a los que Grecia se resiste. Grecia está en contra de la participación del FMI en el paquete de rescate después de 2016, a pesar de que es la única institución que reconoce la necesidad de un alivio de la deuda. Esto es, probablemente, políticamente necesario para el ministro griego Tsipras para que pueda ganar la aprobación de las reformas por el parlamento. El segundo punto que Grecia resiste es la demanda de los acreedores para la transferencia de 50 mil millones de euros en activos estatales valiosos a un fondo externo para su eventual privatización para pagar la deuda.

El drama griego parece ser una cuestión de confianza, ya que los acreedores del país exigen reformas aún más duras que antes, ya que no confían en el gobierno griego. Grecia tiene que aprobar reformas clave el 15 de julio con el fin de reconstruir la confianza, seguido de nuevas reformas contenciosas el 20 de julio como una condición previa para las negociaciones. El jueves pasado, Grecia pidió un nuevo programa de rescate de tres años por 53.5 mil millones de euros. Pero en la evaluación del ministro de Finanzas de la zona euro, la Comisión Europea, el BCE y el FMI, se determinó que las necesidades de financiación de Grecia son de hasta 82-86 mil millones de euros, en gran parte debido a que se necesita más dinero para recapitalizar los bancos griegos a raíz de los daños económicos y la fuga de capitales en los últimos meses. Sin embargo, incluso si los líderes de la eurozona están de acuerdo en un acuerdo provisional, la negociación de un nuevo plan de rescate será difícil ya que algunos parlamentos nacionales aún podrían oponerse al plan. Finlandia es casi seguro que rechace otro rescate para Grecia, pero lo más importante, el acuerdo podría ser incluso rechazado por el parlamento griego.

Calendario económico para la semana del 13 al 19 de julio

En cuanto al resto de la semana, el centro de atención estará en el informe de la Presidente de la Fed, Janet Yellen, que realiza dos veces al año, sobre la política monetaria ante el Congreso (la Cámara de Representantes el miércoles y el Senado el jueves). Los mercados estarán a la espera para ver si hay algún comentario que indique si la Fed sigue en camino de aumentar las tasas. Las actas de la reunión de junio del FOMC revelaron que la Fed estaba todavía en camino de comenzar a subir las tasas de interés a finales de este año, probablemente en septiembre, pero los acontecimientos internacionales más recientes en Grecia, China, Puerto Rico e incluso el informe laboral de Estados Unidos para junio podrían significar que sería un error confiar demasiado en lo que los funcionarios estaban pensando en junio. Los participantes del mercado pondrán mucho más peso en lo que Yellen tiene que decir ahora, sobre todo en función de lo que ocurre con el tema del «Grexit».

El martes, tendremos el IPC del Reino Unido para junio. En mayo, el país apenas salió de la deflación conforme la tasa de IPC general subió a + 0,1% interanual. Anteriormente fue de -0,1% interanual en abril, un mes en que el país estuvo en deflación. La cifra estuvo en línea con el consenso del mercado y en línea con las expectativas del Banco de Inglaterra de una caída de corta duración en la deflación. Sin embargo, la tasa subyacente no alcanzó las expectativas, lo que sugiere que la baja inflación no es meramente una cuestión de bajos precios del petróleo, y los precios podrían no subir aún cuando los efectos de los bajos precios del petróleo se eliminen de los datos. Por lo tanto, la atención se centrará de nuevo en el dato central y sobre las señales de impulso al alza positiva en los precios. En Alemania, la encuesta ZEW de julio está saliendo. La previsión es de otra caída en los índices en julio, lo que podría sumarse a la evidencia de que la economía alemana está perdiendo impulso. Sin embargo, el impacto en la moneda fue mínimo en los últimos tiempos debido a que el foco de mercado ha estado en los acontecimientos políticos alrededor de Grecia en lugar de los datos económicos. Suponiendo que la crisis griega termine con un acuerdo exitoso, podemos esperar que el mercado comience a prestar atención a los datos económicos de nuevo.

Miércoles es un gran día para los bancos centrales: Además de presidente de la Fed Janet Yellen, tenemos dos reuniones de dos importantes bancos centrales: el Banco de Japón y el Banco de Canadá. Las expectativas del mercado son de ningún cambio en la política del Banco de Japón en esta reunión y lo más probable es que el foco estará en la rueda de prensa del gobernador Haruhiko Kuroda que se realizará posteriormente. Después del reciente drama griego, el JPY se ha visto fortalecido en todos los ámbitos, ya que está considerada como una moneda de refugio seguro. Un incumplimiento por parte de Grecia, probablemente haría que se aprecie aún más. El Banco de Japón podría aumentar su estímulo monetario para hacer frente a cualquier aumento en el JPY en el caso de un Grexit. Lo que es más, los funcionarios del Banco sabrán los resultados de las negociaciones salariales de este año y los miembros del MPC actualizarán sus previsiones de nuevo. En caso de que bajen aún más sus pronósticos y retiren sus expectativas de alcanzar el objetivo de inflación del 2%, esto también podría hacer que el Banco aumente su programa de estímulo. En cuanto al Banco de Canadá, la previsión es que el banco central reducirá las tasas de interés en 25 puntos básicos. Tomando en cuenta los menores precios del petróleo en las últimas semanas y la contracción del PIB en abril, el Banco podría actuar de nuevo para reactivar el crecimiento.

El jueves, el evento más importante será la reunión de política monetaria del BCE. No se esperan cambios en la política por lo que la atención se centrará en la conferencia de prensa después de la reunión. Mucho dependerá de lo que va a pasar con Grecia en las conversaciones. Como dijo el presidente del BCE, Draghi «esta vez es realmente difícil».

Finalmente el viernes, tendremos los datos de las tasas del IPC para Estados Unidos. Se espera que el dato principal va a mostrar un incremento después de una lectura sin cambios en mayo, mientras que se prevé que la tasa subyacente se ha acelerado a + 1,8% interanual a partir de un + 1,7% interanual. Dado que la presidente de la Fed Janet Yellen hablará el día martes, los inversores probablemente estarán atentos a cómo se ve el panorama de la inflación actual y la reacción del mercado podría ser limitada cuando las noticias sean publicadas, a menos que tengamos una fuerte sorpresa. También se darán a conocer los datos del IPC de junio para Canadá.

Par EUR/USD abrió con un gap bajista debido a las demandas de Unión Europea a Grecia

EURUSD-abre-gap-bajista

El par EUR/USD abrió la semana con un gap a la baja después de que los líderes de la zona euro exigieron a Grecia que debe aprobar reformas clave dentro de los tres días antes de que las negociaciones sobre las ayudas financieras puedan empezar. Sin embargo, el tipo de cambio alcanzó zona de soporte en torno a 1.1085 (S1) y se recuperó para cubrir la brecha. La estructura de precios en el gráfico de 4 horas todavía sugiere una tendencia alcista a corto plazo, pero parece existir la posibilidad de una posible caída o retroceso temporal antes de que los compradores tomen el control de nuevo, tal vez poniendo a prueba de nuevo el soporte de 1.1085 (S1). Los estudios de impulso apoyan la conclusión de que un posible retroceso bajista podría estar en proceso antes de la siguiente etapa positiva. El RSI alcanzó resistencia en su línea 70 y luego comenzó a moverse hacia abajo, mientras que el MACD muestra señales de que podría estar alcanzando un máximo. En cuanto al panorama general del mercado, los expertos mantienen una postura neutra. Probablemente un movimiento por encima de la zona psicológica de 1.1500 es la variación en el precio que podría traer consecuencias alcistas más grandes, mientras que se necesita una ruptura por debajo de 1.0800 para confirmar un próximo bajo más bajo en el gráfico diario, el cual podría incluso cambiar el sesgo general del mercado de neutro a bajista.

  • Soportes: 1.1085 (S1), 1.1000 (S2), 1.0915 (S3)
  • Resistencias: 1,1200 (R1), 1.1240 (R2), 1.1285 (R3)

 

Fuente: Broker IronFX