Los ataques mortales en Paris causan entorno de aversión al riesgo. Como consecuencia de los ataques terroristas en París, ha aumentado la demanda de activos considerados como refugio seguro en tiempos de crisis, tales como el  JPY y el CHF en menor medida. A pesar de que ha sido una reacción relativamente modesta, se podría intensificar si aumenta el riesgo global. Francia ya lanzó ataques aéreos contra el Estado islámico en Siria, y los líderes mundiales prometieron una respuesta contundente contra los ataques terroristas en la reunión del G-20 en Turquía. Los trágicos acontecimientos de París podrían poner a los inversionistas en un estado de ánimo a la defensiva por lo que consideran un aumento del riesgo, lo que podría ocasionar que los mercados de valores a nivel mundial tengan un comienzo complicado. La preocupación por ataques similares fuera de Francia puede tener un impacto más prolongado en los sectores de viajes y turismo, si el sentimiento de confianza de los consumidores se deteriora.

Durante la noche, la economía de Japón cayó en recesión en el tercer trimestre, debido principalmente a la desaceleración de las economías de los mercados emergentes. Los datos preliminares del PIB mostraron una contracción de 0,2% respecto del trimestre anterior, seguido de una contracción intertrimestral del 0,3% en el segundo trimestre. Los dos trimestres consecutivos de contracción constituyen la definición de una recesión técnica. Esta es la quinta vez en siete años que Japón cae en la recesión, lo que pone a los políticos bajo presión para implementar un mayor estímulo monetario o fiscal en los próximos meses. Sin embargo, los comentarios del Gobernador Kuroda del Banco de Japón hasta ahora han mostrado que el BoJ no está de humor para flexibilizar la política aún más en el corto plazo. Como resultado, el mercado va a seguir de cerca la reunión del Banco de Japón el jueves en busca de pistas de un posible cambio en su postura y sugerencias de medidas adicionales. El Nikkei cayó bruscamente en la apertura del mercado el lunes a raíz de la tragedia de París y declinó aún más tras los datos económicos negativos. Como tal, el JPY experimentó interés de compra y se fortaleció frente al EUR y USD.

Calendario económico del 16 de noviembre

Durante el día de Europa, tenemos el IPC definitivo de la zona euro para el mes de octubre. Como es habitual, se espera que la cifra definitiva de la inflación para la zona euro confirme la lectura preliminar. Por lo tanto, la reacción del mercado normalmente es limitada ante la publicación de esta noticia, a menos que tengamos una gran sorpresa. La balanza comercial de Noruega para el mismo mes también se estará publicando

En los Estados Unidos, el PMI manufacturero NY para noviembre se estará dando a conocer y desde Canadá tendremos los datos de ventas de fabricación de septiembre. Se prevé que el índice manufacturero de Nueva York  ha aumentado hasta -5.0 a partir de -11.4, pero se mantendrá por debajo de cero, mientras que no hay previsiones para las ventas de fabricación de Canadá.

Sólo tenemos un orador importante en la agenda del lunes. El presidente del BCE, Mario Draghi hablará durante la reunión anual de la Semana Europea de las Finanzas en Frankfurt.

Calendario económico para el resto de la semana

En cuanto al resto de la semana, el martes, la encuesta ZEW de Alemania para noviembre se estará dando a conocer. Se espera que el índice de la situación actual experimente un ligero descenso, mientras que se pronostica que el índice de expectativas ha aumentado. El mes pasado, el índice de expectativas se hundió debido al escándalo de Volkswagen, situación que se sumó al crecimiento débil de las economías emergentes, lo que ha deteriorado las perspectivas económicas para Alemania. Por lo tanto, un repunte en las expectativas parece normal después de un declive como el que se experimentó el mes pasado.

En el Reino Unido, el centro de atención estará en los datos del IPC de octubre. En su informe trimestral de inflación, el Banco de Inglaterra rebajó sus previsiones de crecimiento y de inflación a medio plazo, al tiempo que señaló que ve riesgos con respecto a la posibilidad de que el país alcance su objetivo de inflación en dos años. Como resultado, una decepción del mercado por los datos del IPC es posible, algo que podría rebajar aún más las expectativas de un alza en las tasas de interés por parte del Banco de Inglaterra, y al mismo tiempo podría poner la libra esterlina bajo presión de venta renovada.

También tendremos los datos del IPC de octubre para los Estados Unidos. Tras el aumento sorpresivo y significativo en las Nóminas No Agrícolas para octubre, incluso un modesto incremento en la tasa de inflación en Estados Unidos probablemente suba las expectativas de un aumento de los tipos de interés de la Fed en diciembre, algo que podría fortalecer el dólar aún más.

El miércoles, se publicarán los datos de las viviendas iniciadas y los permisos de construcción de Estados Unidos para octubre y se espera que en ambos casos se hayan acelerado un poco. Estos indicadores son propensos a confirmar la fuerza general en el sector de la vivienda y podrían apoyar al dólar.

El jueves, durante el día en Asia, se realizará la reunión de política monetaria del Banco de Japón, la cual será el centro de atención del mercado. En su última reunión, el BoJ mantuvo su programa de estímulo monetario sin cambios a pesar de rebajar de nuevo su pronóstico de inflación. En la conferencia de prensa posterior a la reunión, el gobernador Kuroda mantuvo su visión optimista de que el mercado de trabajo hará subir los salarios y por lo tanto el gasto del consumidor, y que esto sería suficiente para impulsar la inflación. Como tal, es de esperar que la política no sufra ninguna modificación  nuevamente y el enfoque del mercado estará en la rueda de prensa que el gobernador Kuroda realizará después.

El BCE publicará las actas de su reunión de política monetaria de octubre, cuando el presidente Draghi señaló que el Banco está dispuesto a adoptar nuevas medidas de estímulo que podrían incluso incluir un recorte a la tasa de depósito, que ya está en territorio negativo. Las minutas nos darán más puntos de vista sobre la discusión de los miembros acerca de las herramientas que podrían utilizar y hasta que medida para apoyar la frágil economía de la zona euro.

En cuanto a los indicadores, tendremos las ventas minoristas del Reino Unido para el mes de octubre.

Finalmente el viernes, los datos del IPC de Canadá de octubre se estarán publicando. Dada la caída renovada en los precios del petróleo, una decepción en las cifras del IPC es probable que ponga al CAD bajo presión de venta renovada.

El EUR/USD se negocia a la baja después de los ataques de París

Par de divisas EUR/USD a la baja

El EUR/USD abrió con un gap bajista el lunes después de los ataques mortales en París. Sin embargo, el par alcanzó soporte en 1,0685 (S1) y luego se recuperó un poco. Lo más probable es que el par esté a punto de moverse a la baja en el corto plazo y, como resultado, podríamos una clara ruptura por debajo de 1.0685 (S1), lo que abriría el camino para que el precio del par alcance el siguiente soporte en 1,0625 (S2), que se define por el bajo del 16 de abril. Los osciladores de corto plazo revelan un impulso negativo y corroboran este punto de vista. El RSI cayó por debajo de su línea de 50, mientras que el MACD, ya en territorio negativo, ha comenzado a caer por debajo de su línea de señal. A nivel general, en tanto el par se mantenga cotizando por debajo de 1.0800, el límite inferior del rango en que se ha estado negociando desde los últimos días de abril, podemos esperar que la perspectiva a largo plazo se ha vuelto negativa y que el EUR/USD podría continuar moviéndose a la baja en un futuro previsible.