A tres meses a partir de hoy, el 23 de junio del 2016 los votantes en el Reino Unido decidirán si el país debe continuar como miembro de la Unión Europea. La decisión de abandonar podría tener un profundo impacto en la economía del Reino Unido y de la libra esterlina (GBP), en particular. Los mercados de divisas detestan la incertidumbre y la continua volatilidad probablemente será la norma para los próximos tres meses o hasta que un lado o el otro en el debate del Brexit obtenga una ventaja significativa.

A principios de este mes, el Banco de Inglaterra anunció que iba a colocar dinero extra a disposición de los bancos durante el periodo de la consulta. Esta medida de dinero extra se ha diseñado para ayudar a la industria financiera a mantenerse a flote durante posibles períodos de turbulencia en el mercado o cuando exista el riesgo de una crisis de crédito. Los mercados de divisas ya han sido sacudidos por los temores de que Gran Bretaña podría dejar el bloque de 28 miembros, lo que ha ocasionado que el par de divisas GBP/USD caiga hasta su nivel mínimo en siete años y medio.

¿Hacia dónde se dirigirá el GBP/USD en los próximos meses?

Los mercados han trasladado las expectativas de un cambio en las políticas del Banco de Inglaterra para el primer trimestre del año que viene y se están enfocando en el riesgo de una posible salida del Reino Unido de la Unión Europea. Los resultados de las últimas encuestas indican que un 43% de los votantes están a favor de permanecer en la UE, un 41% quieren que el país salga y el 16% se mantiene indeciso, con pocos cambios en el último par de semanas.

El GBP estuvo rodeado con mucha incertidumbre política en el período previo al referéndum escocés de septiembre del 2014. Ahora, tal como entonces, el supuesto es que el gobierno del Reino Unido va a prevalecer. Ya lo hizo en el 2014, pero la votación estuvo mucho más cerrada con respecto a lo que sondeos de opinión o el público en general había anticipado. Esta vez los dos lados opuestos están mucho más cerca y el impulso, con tres meses por delante, recae en la campaña por la salida del Reino Unido. El supuesto es que muchos votantes se van a decantar con el status quo como la opción más segura. Sin embargo, con el partido Conservador gobernante y el gobierno profundamente divididos sobre el tema (6 miembros del gabinete, junto con el influyente Boris Johnson están haciendo campaña a favor de la salida) y un miembro del gabinete que ha renunciado (aunque no directamente debido al debate sobre el Brexit), nada puede darse por sentado.

Los trágicos sucesos de ayer en Bruselas también se suman a los problemas del GBP. Por lo tanto, vemos la depreciación continua para el GBP en los próximos tres meses. La noticia de hoy reafirma esta opinión, los inversores extranjeros continuarán reduciendo sus posiciones de activos del Reino Unido, o continuarán cubriendo dichas inversiones, debido a la volatilidad y la incertidumbre que rodea a la votación. El coste de la cobertura del GBP/USD aumentó en un 14,50 por ciento este día conforme la opción a 3 meses del GBP/USD incrementó drásticamente su valor. Esta es la opción que cubre el voto del 23 de junio.

El gráfico mensual muestra la tendencia bajista intacta y clara, con 1.3500 como objetivo realista dentro de los próximos tres meses.

Gráfico mensual del par GBP/USD