Las acciones asiáticas han tenido un comportamiento mixto al inicio de esta semana el lunes, luego de una semana pasada complicada en donde se produjeron fuertes oscilaciones en los mercados de valores globales y en las monedas de los mercados emergentes. Las noticias de que los funcionarios de Beijing se dirigirán a Estados Unidos el miércoles para reiniciar las negociaciones comerciales es probable que proporcionen cierta estabilidad, sin embargo, no se espera demasiado ya que estas conversaciones se consideran de bajo nivel y probablemente no se traducirán en decisiones inmediatas. Si estas conversaciones fueran fructíferas, al menos deberían retrasar la implementación de los aranceles de los Estados Unidos sobre 16,000 millones de dólares adicionales en importaciones de China.

El dólar se debilitó frente al yuan chino, alcanzando un mínimo de 10 días, luego de una mayor intervención por parte del Banco Público de China y nuevas medidas tomadas para limitar las ventas en corto de la divisa de China. Parece que las autoridades chinas quieren defender el nivel siete para evitar salidas de capital y hasta el momento no han utilizado sus reservas de divisas, que subieron un 0,2% hasta $3.1179 a fines de julio, lo que sugiere que hay suficientes herramientas para controlar el ritmo de depreciación.Contra las principales monedas, el dólar se ha mantenido con movimientos laterales ya que los operadores esperan nuevas señales de las minutas de la Reserva Federal  que se publicarán el miércoles y de los principales bancos centrales que se reunirán en Jackson Hole el viernes. El USD perdió parte de sus ganancias el jueves y el viernes debido probablemente a que los operadores tomaron ganancias luego de alcanzar un máximo de 13.5 meses. Sin embargo, la tendencia sigue siendo al alza en el futuro cercano, y es probable que veamos nuevos máximos respaldados por la continuación del ajuste monetario y la inestabilidad financiera mundial.

En los mercados de materias primas, el petróleo se movió ligeramente a la baja, mientras que el oro permaneció sin mayores cambios alrededor de $1185 después de sufrir la mayor caída semanal desde 2017. Aunque los especuladores y los inversores siguieron vendiendo fuertemente el metal amarillo, algunos analistas creen que nos acercamos a un nivel que parece ser atractivo para los compradores de oro físico a largo plazo. La estabilidad en las monedas de los mercados emergentes, especialmente el CNY y el INR, también proporcionará un impulso a los precios del oro.

Las acciones europeas también están listas para un comportamiento mixto este lunes y, dado que no hay datos económicos de primer nivel programados para su publicación, los inversores seguirán el ejemplo de los movimientos en las monedas de los mercados emergentes.

La lira turca se estabiliza… ¿pero por cuánto tiempo?

La lira turca ha protagonizado un rebote alcista increíble contra el dólar esta semana después de  caer con mucha fuerza y alcanzar un mínimo histórico por debajo de 7.23.

Sin embargo, la moneda de Turquía recibió una ayuda muy necesaria que consistió en informes de que Qatar había prometido realizar $15 mil millones en inversiones directas en Turquía. Los precios se recuperaron aún más luego de que el ministro de Finanzas de la nación, Berat Albayrak, intentara calmar a los inversores durante una conferencia telefónica. Sin embargo, el sentimiento de compra hacia la lira recibió un golpe después de que Estados Unidos advirtió que Turquía enfrentará más sanciones si el pastor estadounidense Andrew Brunson no es liberado.

En cuanto al panorama que nos brinda el análisis técnico, a pesar de que la lira tiene el potencial para recuperar más pérdidas, las ganancias pueden estar limitadas por la incertidumbre que impera en estos días. El USD/TRY tiene la posibilidad de alcanzar el nivel 5.71 si los vendedores pueden mantener el control por debajo del nivel de 5.80.

Oro sigue estando fuertemente bajista

Los precios del oro subieron un poco más el viernes por la mañana gracias a un dólar estadounidense un poco más débil. Sin embargo, el metal amarillo sigue en camino de registrar su declive semanal más grande desde mediados de 2017.

Cada vez está más claro que el metal amarillo ha estado perdiendo su atractivo de refugio seguro, dado que ahora los inversores están recurriendo al dólar como protección en estos tiempos de incertidumbre. Con el dólar fuertemente apoyado por las expectativas de alza de tasas de interés de los Estados Unidos y la demanda por activos considerados como refugio seguro, es probable que el oro experimente más pérdidas en el futuro.

En cuanto al panorama que nos brida el análisis técnico, el metal amarillo se encuentra muy bajista en los gráficos diarios. Una caída por debajo de $1171 podría provocar un movimiento bajista que se extienda hasta $1160. Sin embargo, un rebote técnico alcista hacia la zona psicológica de $1200, sigue siendo una posibilidad si los alcistas pueden empujar los precios arriba de $1180.

 Fuente de información:

-Broker FXTM