Los informes de que Pekín ha cancelado las conversaciones planeadas con Washington para solucionar las disputas comerciales en respuesta a la narrativa en curso de la administración Trump, que amenaza con imponer aranceles adicionales sobre los productos chinos han ocasionado que muchos inversores muestren una mayor aversión al riesgo al inicio de esta semana. El sentimiento de los inversores hacia los mercados de valores globales volvió a adoptar una postura cautelosa y con un número de monedas de mercados emergentes en Asia tendiendo a la baja frente al dólar, parece que los inversores se están preparando para otra escalada potencial en las tensiones comerciales globales.

Si bien la mayoría de los ojos se han centrado en cómo el Yuan chino (ha tenido una caída del 0.13%) ha respondido a los últimos acontecimientos, es interesante notar que son las mismas monedas que estuvieron expuestas a la debilidad repetida durante la volatilidad de los mercados emergentes hace unas semanas las que se han visto más fuertemente afectadas. La rupia indonesia, el peso filipino y la rupia india se están negociando más de un 0.30% a la baja frente al dólar al momento de escribir este artículo.

Los funcionarios tanto de India como de Indonesia siguen bajo una gran presión para introducir nuevas medidas para estabilizar sus monedas. El Banco de Indonesia está en el punto de mira para elevar potencialmente las tasas de interés a fines de esta semana por quinta vez desde mayo, mientras se espera que las autoridades de India endurezcan las medidas que evitarían la importación de artículos no esenciales a la India.

Los inversionistas siguen preocupados ya que consideran que, a menos que haya un avance clave en las tensiones comerciales, el sentimiento general hacia los mercados emergentes seguirá siendo vacilante, lo que significa que todavía existe el riesgo de que las medidas para apuntalar las monedas en los mercados emergentes no tengan el impacto deseado.

Libra esterlina en riesgo de caer por debajo de 1.30

Aunque la libra esterlina ha intentado subir después de sufrir su mayor caída en más de un año tras los asertivos comentarios de la primera ministra británica Theresa May sobre el prolongado enfrentamiento en las negociaciones del Brexit, algunos analistas creen que este rebote podría ser otro movimiento alcista del GBP riesgo de terminar cayéndose como un castillo de naipes.

La declaración de Theresa May a fines de la semana pasada representó una advertencia clara para los inversores que deberían estar más preparados para la potencial eventualidad de un posible Brexit duro, contrario a lo que ha ocurrido hasta ahora en donde el mercado ha considerado que el desenlace más probable será un Brexit suave.

A menos que haya un progreso material pronto en estas largas discusiones entre el Reino Unido y la Unión Europea, no se descarta la posibilidad de nuevas ventas agresivas en la libra esterlina. Un Brexit duro probablemente llevaría a la libra esterlina nuevamente a los niveles mínimos de 1.20, al menos, lo cual es una distancia significativa del valor actual de alrededor de 1.3100 para el GBP/USD.

En general, el riesgo a la baja en la libra es mucho más dramático que cualquier potencial alcista ocasionado por un avance en las negociaciones que pudiera aumentar el optimismo de que el resultado será un Brexit suave.

Hoy lunes, el GBP se mantuvo estable luego de perder todas las ganancias que había acumulado durante la semana previa al viernes. Los mercados pensaron que finalmente podríamos ver un gran avance en el Brexit en la Cumbre de Salzburgo el viernes. En cambio, la cumbre aumentó las posibilidades de un Brexit sin acuerdos, ya que los líderes de la UE criticaron la propuesta de  Theresa May, mientras que la frontera irlandesa continúa siendo una barrera clave para un acuerdo. Se espera que el GBP/USD se debilite aún más esta semana con una posible caída por debajo de 1.3.

Petróleo Brent cerca del nivel máximo del 2018

El petróleo crudo Brent volvió a superar los 80 dólares la madrugada del lunes en otro intento por volver a probar los máximos de mayo de 80.50 dólares después de que la OPEP no llegara a  prometer una producción extra adicional en una reunión en Argel el domingo. El jueves, el presidente Trump tuiteó: «Protegemos a los países de Medio Oriente, no estarían seguros por mucho tiempo sin nosotros, ¡y sin embargo siguen presionando para que aumenten los precios del petróleo! Nos acordaremos. ¡El monopolio de la OPEP debe bajar los precios ahora! «. Sin embargo, la OPEP y sus amigos no ven la necesidad de impulsar la producción ya que los mercados siguen estando bien abastecidos. La decisión de la OPEP podría llevar a un mayor a una mayor alza en los precios del crudo Brent, ya que una ruptura por encima de $80.50 estimularía la compra técnica, siendo $85 un nivel clave que será observado.