El jueves, el tweet del presidente Trump de que tuvo una «larga y muy buena conversación con el presidente Jinping de China» no sirvió a los mercados por mucho tiempo. Las acciones en Hong Kong, Shanghai, Tokio, Corea del Sur y Australia tuvieron una caída, e incluso los futuros de Estados Unidos se movieron a la baja luego de que el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, dijera el viernes que el presidente Trump no había pedido a su gabinete que establezca un acuerdo comercial con China, lo que ha eliminado el aire de positividad y el sentimiento alcista que se produjo en los mercados o tras la inesperada noticia. Estos informes contradictorios ponen más nerviosos a los inversores, especialmente al ver que las fuerzas de venta parecen haber tomado el control en las últimas semanas.
Los datos económicos sólidos de los Estados Unidos tampoco ayudan. Las nóminas no agrícolas crecieron en 250,000 puestos de trabajo en octubre, un resultado mucho mejor que los 190,000 puestos anticipados. Más importante aún, los salarios aumentaron un 3,1% a nivel anual, el incremento más alto en casi una década. Para aquellos inversionistas que esperan que la Reserva Federal tome la decisión de moderar su política monetaria, sobre todo en relación a las tasas de interés, el informe de nóminas no agrícolas simplemente no ayuda.

La Fed se reunirá el miércoles y probablemente confirmará que un alza en las tasas de interés en diciembre es prácticamente un hecho, ignorando la venta masiva de octubre en los mercados financieros. Por lo tanto, si el aumento de las tasas de interés es la principal preocupación de los inversores, nada cambiará esta semana.

Elecciones de medio término en Estados Unidos en la mira de los mercados

La próxima reunión de la Reserva Federal y las elecciones de medio término en los Estados Unidos son dos de los eventos que los inversores seguirán más de cerca. Si bien las elecciones de medio término generalmente no se consideran significativamente importantes para los mercados financieros, la especulación incierta que rodea a la Administración de Trump implica que se corre el riesgo de que los inversores reaccionen con mucha más fuerza a este evento.

Los resultados de las elecciones de medio término del martes en Estados Unidos decidirán qué partido controla la Cámara de Representantes y el Senado. De acuerdo con la mayoría de los datos de las encuestas, es probable que los demócratas tomen el control de la Cámara de Representantes y que los republicanos retengan la mayoría en el Senado. Tal resultado limitaría el poder de Trump para aprobar políticas, ya sea de carácter fiscal o comercial, pero parece que ya los mercados tan analizado y tomado en cuenta este resultado. El peor escenario para el mercado sería que los demócratas lleguen a controlar ambas cámaras a medida que la futura trayectoria de la política fiscal se vuelve incierta, y la probabilidad de impugnación de Trump se intensifica.

Este ambiente puede intensificar la volatilidad en los mercados, sobre todo en los mercados emergentes, ya que los inversores podrían modificar sus posiciones de manera masiva. Esto se debe a que en caso de que los Republicanos pierdan el control de la Cámara de Representantes, el presidente Trump ya no podrá impulsar sus políticas proteccionistas pro-americanas sin una fuerte resistencia legislativa.

Sanciones de Estados Unidos a Irán han sido menos severas de lo que se pensaba

En los mercados de materias primas, el petróleo cayó debido a que las sanciones de Estados Unidos a Irán demostraron ser menos severas de lo que se había anticipado. Eximir a ocho países de las sanciones de Estados Unidos significa que el petróleo iraní continuará fluyendo y ya no habrá riesgo de una escasez de suministro. Sin embargo, la caída del 16% de Brent desde el máximo de octubre tiene más que ver con el lado de la demanda, que parece estar disminuyendo a medida que el crecimiento económico mundial continúa enviando señales negativas. La ruptura por debajo de las medias móviles de 100 y 200 días sugiere que los precios del Brent pueden continuar cayendo y podrían incluso llegar hasta los $70.

Esperanzas de un Brexit suave y la tasa de crecimiento del PIB podrían seguir apoyando a la libra esterlina

La semana pasada, la libra se recuperó el jueves, en un movimiento alcista que significó una de sus mayores ganancias en un día durante el 2018. Las razones detrás del movimiento alcista se basaron en el Brexit ya que aumentaron las esperanzas de que ambas partes lleguen a un acuerdo y se produzca un Brexit ordenado. The Sunday Times informó que un acuerdo de aduanas para todo el Reino Unido está en proceso entre el Reino Unido y la UE.

El informe señala que la Primer Ministro del Reino Unido, Theresa May, obtuvo concesiones de la UE para mantener a todos los territorios del Reino Unido en una unión aduanera, evitando así una frontera problemática en Irlanda del Norte.

También los medios informaron que el Reino Unido pudo asegurar el acceso (¿privilegiado?) al mercado europeo, aumentando aún más el valor de la libra. Pero no son solo los fundamentos los que están apoyando a la libra.

También se pronostica que la tasa de crecimiento del PIB, que se publicará a finales de la semana, se ha acelerado (pronóstico: + 0,6% intertrimestral frente al 0,4% intertrimestral) para el tercer trimestre. En caso de que la tasa de crecimiento del PIB del Reino Unido también se acelera a nivel anual, según lo previsto (pronóstico: + 1,5% interanual frente a + 1,3% interanual), significaría un alivio para una de las mayores preocupaciones con respecto a la economía del Reino Unido en este momento.

-Fuente de información: Broker ForexTime