Una vez que hemos trazado un tridente en el gráfico, ya sea un tridente de Andrews o un tridente de Schiff, podemos dibujar líneas adicionales que sean paralelas al tridente. Tim Morge se refiere a estas líneas como «paralelas deslizantes» debido a que podemos hacerlas  deslizar alrededor en un gráfico. Estas líneas paralelas nos pueden ayudar a confirmar la validez de un tridente y también pueden servir para predecir áreas de soporte/resistencia.

Para confirmar la validez de un tridente podemos utilizar líneas paralelas para extender las líneas medianas superior e inferior hacia atras. Estas extensiones hacia atrás en ocasiones forman un canal con el precio fluyendo a través de él. En la imagen 1 vemos un gráfico con un tridente de Schiff estándar. Podemos observar como el precio está interactuando con las extensiones inversas, pero algo de la acción del precio se está desarollando fuera de la parte superior e inferior del canal con la misma inclinación que presentan estas líneas. Aquí podemos proyectar líneas paralelas hacia adelante a partir de estos máximos y mínimos destacados para predecir donde podrían encontrarse zonas de soporte/resistencia en el futuro.

La línea paralela inferior en la imagen 1 se dibuja debajo del primer punto bajo marcado con un círculo. El precio se encuentra en ese momento asentado en esta línea paralela en el segundo punto bajo marcado con un círculo. Si en ese punto tuvieramos una posición de venta en ese mercado podríamos usar la línea paralela como un objetivo de toma de beneficios, de tal forma que la posición sería cerrada en el punto marcado por el segundo círculo. En este ejemplo, supongamos que abrimos una posición short en la línea inferior del tridente, alrededor de $35.00, de tal forma que la operación se habria cerrado en la línea paralela, alrededor de $29.00, lo que habría producido una ganancia rápida de $6.00 usando un stop loss muy ajustado.

Imagen 1: Líneas paralelas trazadas en un Tridente de Schiff

 

En la imagen 2 tenemos otro ejemplo  de líneas paralelas que están siendo usadas en conjunto con tridentes, en este caso un tridente de Schiff modificado, para mejorar el análisis del mercado. En la parte alta del gráfico tenemos una línea paralela que está colocada arriba de la línea mediana superior. Podemos ver claramente que la acción del precio se está desarrollando a lo largo de esta línea paralela (los puntos donde el precio encontró soporte y resistencia en esa línea se destacan con exactitud para facilitar la visualización). La calidad de esta línea paralela de desplazamiento nos da la confianza de que estamos operando con un tridente válido cuando comenzamos a realizar predicciones del comportamiento del precio con base en esta herramienta.

También podemos observar que el precio acaba de caer fuera de la parte inferior del tridente, lo que resulta importante debido a que sabemos que estamos trabajando con un tridente válido, gracias al comportamiento mostrado por el precio a lo largo de la línea paralela superior. Con estas dos piezas de información en este punto podríamos tomar la decisión de abrir una posición de venta con confianza.

Imagen 2: Líneas paralelas trazadas en un Tridente de Schiff modificado

Con la idea de abrir una posición en corto en el mercado, notamos una secuencia de puntos Máximo-Mínimo-Máximo en el gráfico y trazamos un tridente de Andrews tal como se muestra en la imagen 3.  Se puede observar que el precio alcanzó la línea mediana de este tridente rojo tal como predice Andrews. También se puede notar que el precio encontró soporte a lo largo de la línea mediana de este tridente antes de atravesarla con fuerza a la baja por medio de una brecha (gap) bajista en el precio. Ambas interacciones entre el precio y el tridente rojo nos dan la confianza de que estamos trabajando con otro tridente válido.

En este ejemplo gráfico no tenemos una estructura de precios cercana en la cual podamos colocar un stop de pérdidas ajustado, por lo tanto lo recomendable sería colocar la orden stop arriba del punto de entrada con base en nuestras reglas de gestión monetaria. Una operación más conservadora podría ser esperar a que el precio caiga un poco más como confirmación de la tendencia bajista y después abrir una posición de venta cuando el precio realice un corrección alcista y vuelva a probar la línea mediana roja.

Imagen 3: Operación de venta después del rompimiento del tridente principal y manejada con el tridente de Andrews secundario